Entradas

Unos Reyes de crochet para el #2RetoCrochetero

Esta semana te traigo la entrada en Domingo pero es que hoy como participante oficial del #2RetoCrochetero es el día de enseñar nuestros trabajos y como los amigurumis de esta semana formaban parte de este reto he tenido que reservarlos.

Pero ya los tengo aquí! ¿Te quieres venir a ver con qué personajes participo en este reto Navideño?

Hace unos meses participé en el primer #RetoCrochetero con un bolso que puedes ver en esta entrada. Y desde hace unas semanas comenzamos con la segunda edición, que hoy ya termina.
Así que ya puedo enseñarte la foto que envié al Club y con la que participo en este #2RetoCrochetero
En el blog del Club de las Crocheteras podías encontrar las bases y la más importante referente a la labor era la utilización de los colores…

Cito:
Los colores que hemos elegido -en vísperas de Navidad- son Rojo, Verde y Blanco. Podrás elegir al menos dos(2) de estos colores y combinarlos en tu labor con otros colores de tu preferencia.

Estos colores me venían genial para participar con el trabajo que ya tenía en mente y que fue un regalo muy bonito.
Están hechos con el patrón de los Reyes de Ana del blog Mis Pequicosas.
Pero cuando ya los tenía acabados quería añadirles algún detalle y pensé en el pesebre de casa, allí nuestros Reyes llevan su corona y en el de mi madre también.
Ya sé que los trajes que llevan no son para ponerle corona, pero pensé que a la persona a la que se los regalaba, que en este caso era mi madre, le gustaría mucho, así que me puse a hacer unas coronas con un hilo de punto de cruz metalizado y la verdad es que no les quedan mal, ¿no?

Y ahora ya los puedo tachar de mi lista de amigurumis por hacer!
Tengo que decirte que me da mucha pena cuando los tengo que empaquetar pero por otro lado me encanta el momento de ver la cara de la persona que los recibe. Y sobretodo el poder tachar de la lista los trabajos hechos, ya que para mí son pequeños retos cumplidos.
Pues como te contaba al principio del post los tengo acabados desde principios de mes y estaba deseando poder enseñarlos porque me encanta ver como han quedado.
También quiero dar las gracias a Ana por su patrón, es fácil de seguir y como ves el resultado es muy bonito.
Esta semana que viene ya es Navidad y no habrá post, y para la siguiente coincide con el fin de Año, pero seguramente habré acabado el regalo de mi pequeña Alicia. Sea como sea si estás suscrita a la Newsletter podrás ver antes que nadie qué será!!

Y ahora ya para acabar sólo me queda desearte unas Felices Fiestas y una Feliz Navidad!!

Suscribete

Lee el post original

DIY: Dino-Sudadera

¿Tus peques también están locos por los dinosaurios? En cuanto vi este Dino-Jersey en Pinterest supe que tenía que incluirlo en mi carta a los Reyes.
DIY sudadera Dinosaurio

Toma nota, vas a necesitar:
DIY Sudadera Dinosaurio: Materiales
  1. Cartulina
  2. Hilo, aguja, tijeras y máquina de coser.
  3. Guata
  4. Sudadera básica con capucha: Yo compré las mías aquí.
  5. Tela de peluche


Paso a paso:

1. Dobla un trozo de tela de peluche y corta 4 triángulos. Calcula que la longitud de total de los triángulos (una vez hecho el dobladillo) sea igual a la de la capucha del jersey.

DIY Sudadera Dinosaurio

2. Al desdoblar la tela, deberás tener 4 rombos. Cose a máquina un dobladillo en todo el perímetro de cada uno de ellos para evitar que la tela de deshilache.

DIY Sudadera Dinosaurio

3. Cose a mano cada uno de los rombos -por su eje de simetría- a la capucha. Si está forrada, coge solo la tela superior y así no se verá ningún pespunte.

DIY Sudadera Dinosaurio

4. Forma la cresta:
  • Dobla el primer rombo por la mitad formando un triángulo y cose a máquina uno de los lados.
  • Rellena con guata
  • Acaba de coser el resto del triángulo
Puedes hacer toda la operación sin necesidad de sacar el jersey de la máquina de coser 😉
DIY Sudadera Dinosaurio
Haz lo mismo con el resto de los triángulos… y ¡Listo!

Si te apetece, puedes continuar la cresta por la espalda del jersey…aunque para usarlo a diario me pareció suficiente con la capucha 😉
DIY Sudadera Dinosaurio

¡Estarán encantados de poder ir al cole con su dino-disfraz!

Lee el post original

Exfoliantes naturales

Los días que hay entre Navidad y fin de año siempre me parecen eternos. Los pasamos normalmente en casa, intentando recuperarnos de las comilonas, haciendo maratones de pelis, alguna actividad con amigos y… durmiendo, para qué nos vamos a engañar.

Ya os veo a todos haciendo balance del año que cerramos, listas de propósitos para el año que viene, resúmenes de vuestro año en cifras o en fotos o en titulares o en tuits o en lo que sea. Son esos días en los que no podemos evitar reflexionar sobre lo que dejamos atrás ni pensar en estrenar nuestra nueva agenda, un año enterito de días sin usar que nos prometen que todo es posible, que podemos conseguir cualquier cosa.
Son días raros, en los que todo parece suspendido en el aire tras la resaca navideña, justo antes de las campanadas y de que empiece la locura de SSMM. Una especie de calma antes de la tormenta que seguro va a llegar, y con fuerza, alrededor del 2 de enero, cuando a todos nos entre el pánico porque solo quedan tres días para que lleguen los Reyes.
Y son esos días en los que matarías a los graciosillos que te dicen “Hasta el año que viene” cuando se despiden. Al menos yo los mataría. A todos. Lentamente.
Pero también son los días en los que nos relajamos, nos damos permiso para comer de más, dormir poco y cometer excesos que pensamos arreglar en cuanto llegue el uno de enero. Para qué empezar ahora si en realidad estamos a punto de cerrar el año y ya lo hemos fastidiado de mil maneras durante los meses anteriores, ¿verdad? Pues no.
Ningún año está fastidiado del todo y el mejor día para empezar a cuidarnos es hoy, no mañana ni pasado, ni el lunes, ni el uno de enero, ni después de las vacaciones de verano. Hoy es el día perfecto para meterte en la bañera, exfoliarte a consciencia, ponerte cremita hidratante, beber tus dos litros de agua, comer ligerito y dormir ocho horitas.
Y nada mejor para cuidarse que hacerse uno mismo sus productos de belleza (seguido de cerca por comprar productos naturales y artesanales) con cosas que tenemos por casa y que no tienen largos nombres impronunciables.
Justo antes de Navidad, Mian nos propuso a Ari y a mí ir a su casa junto con Roser y Pilar a preparar exfoliantes naturales. Roser es una caña, tiene cantidad de aceites esenciales y además sabe mucho de ellos, así que nos enseñó un montón de recetas y de combinaciones aprovechando las características de cada uno.
Nos lo pasamos genial, huelga decirlo, y nos tomamos unos cuantos margaritas y algún vermut, además de comer toda clase de delicias caseras, porque ninguna reunión está completa sin comida y bebida en cantidades industriales. Y salimos con un montón de exfoliantes para mimarnos a nosotras mismas y a todos nuestros allegados. Y parte del extranjero.
Porque hacer exfoliantes es muy, muy fácil, ahora lo vais a ver. Necesitáis:
– Sal gruesa
– Aceite base (oliva, almendras, coco, jojoba,…)
– Aceites esenciales (lavanda, romero, limón, árbol del té, menta, eucalipto…)
– Flores y frutas (caléndula, ralladura de cítricos, flores secas…)
– Vitamina E (opcional)
– Botes para guardar vuestros exfoliantes
Poned la cantidad de sal que queráis en un bol de plástico o cristal. Nosotras usamos un kilo de sal para cada mezcla, más o menos.
Añadid vuestro aceite base muy lentamente. Necesitaréis poca cantidad, entre 6 y 10 cucharadas aproximadamente, para un kilo de sal. Queremos que la sal quede empapada, pero que no haya ni rastro de líquido en el bol. Mezclad con una cuchara de madera con paciencia y sin parar.
Cuando ya lo tengáis, añadid la mezcla de aceites esenciales que queráis, según el olor y las propiedades (luego os cuento qué mezclas hicimos nosotras). Ojo con los aceites esenciales, unas pocas gotas nos valen, porque son muy, muy concentrados. No uséis más de 4 o 5.
Mezclad bien y ya solo os quedará añadir algún otro elemento, si queréis, para acabar vuestra mezcla. Se suelen usar flores secas y ralladuras de cítrico, aunque también podéis usar flores frescas o algún fruto, aunque todo lo fresco que le pongáis complicará su conservación.
Finalmente, si queréis evitar que los aceites se enrancien, podéis añadirle un poco de vitamina E a la mezcla. Igual que con los aceites esenciales, con muy poquito es suficiente.
¿Qué aceites podéis usar de base? Además de los que os he propuesto, podéis hacer “oleomacerados” o lo que es lo mismo, una infusión de hierbas en aceite. Ponéis las hierbas en un bote de cristal, las cubrís con el aceite, tapáis el bote y lo dejáis en la encimera cuatro o cinco semanas. Luego coláis el aceite con una gasa y ya tenéis vuestro oleomacerado listo. Yo lo he hecho muchas veces con aceite de oliva y flores de caléndula (tanto secas como frescas) y el resultado es genial.
¿Qué mezclas hicimos nosotras?
– Sal, aceite de almendras, AE de menta, AE de eucalipto y AE de árbol del té (vigorizante y antiséptico)
– Sal, aceite de coco y AE de menta (vigorizante e hidratante)
– Sal, aceite de almendras, AE de lavanda y flores de caléndula secas (antiinflamatorio y regenerativo)
– Sal, aceite de almendras, AE de mandarina y ralladura de mandarina (relajante)
Si queréis una lista completa de las propiedades de los diferentes aceites esenciales, podéis visitar esta página.
No os quedéis toda vuestra producción, ¡compartidla! Aunque ya se ha acabado la época de regalos navideños y de detallitos para el amigo invisible, podéis echarles una mano a los Reyes, o simplemente regalarle un botecito a algún amigo porque hoy es hoy y es un buen día para empezar a cuidarse, ¿no?

Lee el post original

Tutorial: Como hacer una Flor de papel para decorar.

¡Hola [email protected]! todos pensando ya en la Nochebuena ¿verdad?. A mi se me ha complicado un poquito aunque intentaremos pasarla lo mejor que se pueda. Y vosotros…¿Que tal? ¿Ya lo tenéis todo listo?, los preparativos para la cena, los regalos.… ¿Pero, como? ¿Todavía los tenéis sin envolver? ¡Pues yo tengo una idea muy chula y muy rapidita para convertir nuestros regalos en algo irrepetible!.
Se trata de hacer una bonita flor de papel para empaquetarlos. A esta flor se la conoce como Dalia, y se usa mucho en Scrapbooking para embellecer portadas de álbums, tarjetas, layouts…Pero queda super bien como adorno para nuestro packaging navideño e incluso yo creo que quedaría estupenda si le ponemos un cordón detrás y la colgamos del árbol, ¿No os parece?.
Veamos pues como se hace este adorno navideño y los materiales que vais a necesitar para llevarlo a cabo:

El procedimiento es lo mas simple del mundo. Os podéis poner la mañana de Nochebuena porque no tardaréis mas de 20 minutillos. Si sois más de los Reyes que del gordinflon de rojo, pues aún tenéis mucho mas tiempo, jeje.


1. En primer lugar abrimos el compás a 2 centímetros. 2. Con la medida de esta abertura trazamos 8 círculos y los recortamos con las tijeras. 3. Volvemos a coger el compás y lo abrimos esta vez a 3 centímetros, y trazamos otro circulo que será la base de nuestra flor, e igualmente lo recortamos.

4. Cogemos uno de los círculos y lo doblamos a la mitad. 5. Luego lo doblamos a la otra mitad, de tal forma que obtenemos una doblez en forma de cruz. 6. Guiándonos por esta cruz que se ha creado doblamos los bordes inferiores hacia dentro. 7. Cuando lo tengamos hasta aquí le damos la vuelta.

8. Una vez que le hemos dado la vuelta, doblamos hacia el centro una mitad, formando un triangulo. 9. Hacemos lo mismo del otro lado y tendremos nuestro primer pétalo, luego debemos repetir todo el procedimiento con los 7 círculos restantes. 10. Sobre el circulo de 3 cm que habíamos recortado pegamos nuestros pétalos. Primero pegamos 4 formando una cruz. 11. Por último adherimos los 4 pétalos restantes, justo debajo de los que ya están pegados.

Podemos ponerles en el centro lo que queramos desde botones, brillantes, estrellitas….¡ Lo que alcance a vuestra imaginación!. Estas flores quedan genial si envolvemos nuestros regalos con papel craft como el que habéis visto en la foto del principio, que además esta muy de moda últimamente y os diré que es mucho mas barato que el papel de regalo.

Y ASÍ DE BONITAS OS PUEDEN QUEDAR!!

¡Disfrutad de las vacas de Navidad! quién las tenga jaja. Gracias por leerme, ¡¡no me canso de decirlo!! porque es de agradecer que haya gente maravillosa que invierta su tiempo en ver las cositas que hago. ¡Recordad que seguirán los tutos de navidad hasta el día 5 de enero!. ¡Un besazo!.

Lee el post original

POLABOX EL REGALO PERFECTO! Y CON 5€ DE DESCUENTO!!!

Cómo me gustan estos descubrimientos… y es que cuando estamos pillados de pasta nos cuesta bastante dar con un regalo bonito y original. Por eso soy fan total de Polabox. Y te preguntarás tú, ¿y Polabox qué es? Polabox es una nueva manera fácil de imprimir fotos directamente desde las redes sociales: Instagram, Facebook, Google + e incluso desde el propio ordenador, en formato Polaroid con un toque muy vintage. Pero además hay que añadirle que el packaging es precioso con un diseño súper retro. Además ahora hay un formato especial de Navidad!

La Polabox es una caja que incluye 30 impresiones, pero también existe Polabox ID con tiras de fotomatón o la Boite a Photo, ¡una caja de scrapbooking! ¡Verlo es quererlo!

A mí lo que más me gusta es que tiene infinitas posibilidades DIY y de decoración! Ahora que la tengo en casa me pondré manos a la obra porque la pondré en la habitación del peque… como eran 30 fotos lo que hice fue imprimir los 30 primeros días de mi bebé. Y solo cuesta 16,95€ más 5 euritos del transporte que te quitas con el código de descuento. Me parece un regalazo para Reyes!

Me enviaron además una propuesta para poder colocar las fotos en forma de corazón…. Y lo mejorrrrr!!!!!!! Me dieron un código para que a mis lectoras les descuenten 5 €!!! Escribe LAUROV9 y ya está! (si tenéis problemas con ello escribirme 😉

Lee el post original

DIY: Árbol de crochet

¡Qué me gustan los árboles de Navidad! Pero no los típicos repletos de espumillón como si no hubiera un mañana, esos no me molan nada, me gustan los originales, esos de los que siempre dices “me gustaría hacerme uno así para el año que viene” pero que nunca haces y acabas sacando el de siempre.
Hoy te propongo un árbol diferente como remedio anti-espumillón, te recordará mucho al árbol del año pasado con chinchetas y lana, efectivamente es el mismo corcho, tan sólo he tenido que retirar la goma espuma y ahí lo tengo, por si el año que viene me animo a sacarlo.
Aquel árbol de lana me encantaba, porque también era muy sencillo, pero este te maravillará porque es la mayor tontería del siglo, a excepción de las estrellas y flores de crochet, pero si no eres mañosa para el crochet ¿quién no tiene una abuela o madre que te las haga? 🙂

¿CÓMO SE HACE?

No te voy a mentir, hacer las flores y estrellas de crochet te llevará un ratito grande, días diría yo. En mi caso, tenía miles porque Mummy se dedicó hace años a hacer estrellas de ganchillo para nuestro árbol de navidad, y la verdad es que le quedó bien bonito.
Así que si tu madre, abuela, tía o vecina mañosa te pasa las estrellas hechas lo único que tienes que hacer es comprar un corcho y alfileres, e ir pinchando cada estrella de tal forma que vaya formando la forma de un árbol.
Me da verguencita el tutorial que os acabo de hacer, pero no os puedo poner el patrón de las estrellas y flores porque están sacada de una revista de ganchillo de hace mil ochocientos años, pero te dejo el patrón copo de nieve de Lanukas que es una monería y te puede venir bien 😉

Y ya está, puedes decorarle el marco con washi tape como hice yo, me hubiera gustado ponerle uno plateado pero sólo tenía dorado (Reyes magos apuntad :D)
También puedes ponerle una base de color si te parece que el corcho queda muy basto, a mi me gustaba así, y temiendo que quedara peor que el espumillón mejor no experimentar jaja.

Si te has quedado con ganas de ver más árboles originales aquí tienes uno de bolas enmarcado y el de chinchetas y lana que te hablé más arriba 😉

Cuéntame ¿qué te parece?

Lee el post original

Organizando mis acuarelas Peerless

Una de estas tardes sin pensarlo demasiado, me puede a organizar mis acuarelas Peerless. ¿Sabes qué son? Son unas acuarelas en formato papel, si, si, para usarlas humedeces el pincel y lo pasas por el papel, suficiente para pintar porque las Peerles son muy pigmentadas y tienen unos colores muy vibrantes, sino ya lo verás en las fotos de la paleta que he hecho.
Me las regalaron para Reyes y aún estaban dando vueltas dentro de una caja, eso sí!!! no quiere decir que no les haya dado buen uso, las he usado porque me encantan pero la verdad es que has de darles mil vueltas como una baraja para ir buscando los tonos que necesitas.
Marcy Penner y Happie Scrappie, inciso súper fan de estas dos 😉 en sus blogs nos enseñan como las organizaron, también Felicitas hizo el suyo y el de Jara le quedó monísimo.
Yo empecé a lo banzai, nada planificado, si hubiera vuelto a echar un ojo hubiera hecho lo que Marcy calcular y tal…o no jejejjee, yo me decanté por el estilo Maria, no medí, corté sin pensar y luego tuve que hacer alguna adaptación porque tenía acuarelas para dar y tomar, jejejejee exagero un poco pero mirad qué mesa!!!
Recorté un trozo de Perlees que tomé como referencia para las demás, ordené los colores siguiendo la gama cromática y los organicé encima del papel de acuarela, necesité dos para que entraran todos, una vez más o menos colocados los enganché con cinta de doble cara e hice una muestra del color de cada una con un pincel.

Después puse entre medio de cada página un acetato cosido por el centro y pegué las dos hojas de acuarela. Como tapa quería algo mono pero resistente, y ahí es cuando buscas y encuentras esta tela adhesiva de hace tres temporadas? de Amy Tangerine, guardada con amor, forré el exterior con la tela y luego la repasé con un cosido por el borde, para decorar la portada un recorte de cameo que me dio Ana y que le iba como anillo al dedo…y voilá!!!!

Mis acuarelas listas para ser usadas y transportadas a donde haga falta 😉

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

Castillo de washitape para habitación infantil


Últimamente estoy de manitas haciendo cosillas en casa y algunos cambios, uno de ellos ha sido en la habitación de la pequeña gominolilla.

Con la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos que vinieron cargaditos de cacharros juguetes (que ni caso les hace), nos dimos cuenta de que no había sitio donde guardar el nuevo repertorio de trastos juguetes, así que trajimos de Santa Ikea un mueble de esos infantil con cajones de plástico (que por cierto, está de súper oferta ahora) para poner a los pies de la cama y aprovechar bien el poco espacio que hay.

Pero qué sosez de pared quedó después de ponerlo… ¿Cómo no me había dado cuenta antes de que esa pared era triste tristísima? Se me encendió la washi luz y me puse a washitapear un castillo de princesas que delimitara la zona para jugar de la habitación o mejor dicho, la zona de almacén, porque para jugar poco sitio queda…

Mañana lo podréis ver en la Washipedia de Mummy and Annie, la descubrí la semana pasada, pero lleva ya un montón de tiempo recopilando proyectos hechos con washitape la mar de monos! Si es que estoy en la parra y no me entero de ná… Pero más vale tarde y ahí estamos ya con el washi por bandera. Estoy completamente viciada!!! Sin ir más lejos, la semana pasada os enseñaba una cajita muy secilla decorada con un poco de washi. ¡Y lo que vendrá!

No me enrollo más que menudo rollazo os he metido… ¡Así quedó el inveto!:


¡Mi peque está encantada de la vida! No os podéis imaginar lo bien que se lo pasó viendo cómo lo hacía, incluso me dijo: “¡Mami, estás hecha una assstista!”¡Jajajaja! Cuando por fin se dió cuenta de que era un castillo de princesas hasta me hizo que le pusiera el disfraz que le regalaron por su cumple. ¡Estuvo un buen rato entretenida!

¿Qué os ha parecido? Secillísimo DIY. Y para niño, en otro color, pueder ser una chulísima fortaleza y oye, castillo de princesa que hay que dejar que los niños jueguen a todo!

Sólo me queda una cosa por decir: ¡¡¡Viva el washiiiii!!! ;P



[email protected]

Twitter, Facebook, Pinterest

Lee el post original

Lingo guirnalda de Navidad

¡Buenos días! Seguimos con las ideas de Navidad. Hoy una que no puede ser más sencilla, una guirnalda hecha con hojas de un libro antiguo, pero que podéis hacer también con papel de periódico.
Tan sólo tenéis que recortar la silueta de algo navideño. Yo hice el abeto, pero se me ocurre que podéis usar siluetas de reno, de Papa Noel, de camellos por aquello de los Reyes Magos….

Y luego decorarlas como más os guste. Los pompones son resultones y fáciles de encontrar, y si no también podéis usar estrellas de purpurina, botones de colores….¿Os animáis?

Lingo guirnalda de Navidad