Skip links

Espejos Malma para colgar tus collares

Creo que si hay un objeto que ha sido alterado de mil formas posibles es el espejo Malma de Ikea. No hay más que hacer una búsqueda en Google para verlo transformado con distintos estilos y materiales (haced la búsqueda, merece la pena porque algunos son verdaderas obras de arte).Yo tengo cuatro en casa (antes los vendían de dos en dos) y todos los he transformado para adaptarlos a mi estilo de decoración (los otros dos los tengo en el comedor, ya os los mostraré otro día). Los compré en madera sin tratar (por lo que he podido ver en la web, ya no los fabrican en este acabado) y en un par de tardes con un poco de imprimación y pintura los transformé:
espejo malma ikea decorado portacollares
Ahora estos dos están en una de las paredes de mi dormitorio y en ellos cuelgo los colgantes que más uso. Si a vosotras también os apetece haceros unos parecidos necesitareis:
– Imprimación y pintura al agua.
– Brocha fina.
– Alcayatas pequeñas.
Y su elaboración es muy sencilla:
– En primer lugar lijamos suavemente toda la superficie y limpiamos con un trapo que no suelte pelusa.
– A continuación colocamos las alcayatas en los lugares elegidos (yo puse cuatro en cada espejo, pero podéis poner más o menos, dependiendo del número de colgantes que queráis colocar).
– Aplicamos una capa de imprimación y dejamos secar. Lijamos muy suavemente para eliminar posibles imperfecciones.
– Finalmente pintamos con el tono elegido (puede que necesitemos más de una capa dependiendo del tono y tipo de pintura).
Notas:
– Es importante poner las alcayatas antes de pintar, porque si lo hacéis después os podría saltar la pintura.
– Para darle un mejor acabado podéis aplicar un poco de cera para madera o de barniz transparente al final. Yo no lo hice, porque mi pintura tiene un acabado satinado y me gusta como queda así.
– Tapad el espejo con cinta de pintor, así evitareis que se manche de pintura.
– Mis alcayatas ya eran blancas, pero si las queréis en otro tono (que combine con vuestro espejo) podéis pintarlas usando pintura en spray.
Espero que os haya gustado la idea y si no sabéis que hacer con vuestros collares ni como tenerlos organizados, (que era lo que me pasaba a mí antes de hacer estos espejos) os animéis a ponerla en práctica, porque es muy fácil y ademas decora cualquier pared.

Besos,
Pd: La verdad es que ahora que los miro así tan blanquitos me dan ganas de decorarlos con un poco de washi o algo, así que no descarto hacerles un cambio de look y enseñároslos transformados en alguna próxima entrada :-). Por cierto, si estáis pensando en haceros con unos para decorarlos, echad un vistazo a este tablero en Pinterest por si encontráis algo de inspiración.
Pd2: os espero el miércoles con una nueva entrega del Desafío Love Craft!!!


Visita la entrada original AQUÍ

Return to top of page