Skip links

Summer DIY: camiseta fluo estampada con stencil casero

El DIY de hoy me encanta.

Porque es fácil, luminoso, veraniego y una idea genial para hacer un regalo handmade a tu chico porque, no nos engañemos, regalar cosas hechas por una misma a tu novio-marido-o-lo-que-tengas, no es nada fácil…

¿qué tal una camiseta súper cool con su año de nacimiento?

Pues con esta camiseta estampada en tonos fluo con un stencil casero, vais a acertar sí o sí; a mi marido le ha encantado! =D

¿y cómo hacemos un stencil casero?

Pues la forma más casera-casera es con láminas A4 adhesivas (las hay de muchas marcas, en papelerías) y un cúter de precisión o craft; imprimes los números (o letras) en la hoja adhesiva y con el cúter craft recortas el contorno. Si el cúter es bueno no cuesta nada, un ratito corto. Cuando despegas la plantilla hay que ubicar las partes sueltas de los números en su interior de nuevo (como son adhesivas, sin problemas).

O como lo he hecho yo, que viene a ser lo mismo pero con la ayuda de la Silhouette Cameo 😉
Tal como os expliqué en el post del letrero para mis sobrinas, creas un archivo y con la herramienta borrador haces unos «puentes» que impidan que las partes sueltas del interior de las letras se desprendan. (por cierto, me gustó cómo quedaban y tras estampar las dejé tal cual, con las líneas blancas). Estoy considerando venderlas en la tienda, personalizadas con el nº que elijáis 😉

Ah! la letra es la courier, en su versión negrita 😉

Luego lo recortáis sobre las mismas láminas adhesivas graduando la cuchilla al nº4 (aunque dependerá del grosor del papel adhesivo que uséis, no todos son iguales).

Con la plantilla lista, despegáis el papel trasero y la colocáis sobre la camiseta, en el lugar elegido.
Es importante acertar a la primera con la colocación, porque aunque puede despegarse y reubicarse, cada vez que lo hagáis la plantilla se adhiere peor y eso supone que puede filtrar un poquito por los bordes (lo digo por experiencia).

Y muy importante! Por el interior de la camiseta hay que colocar otra lámina adhesiva para asegurar que la pintura que pueda traspasar no manche la tela.

En la foto es todo tan blanco que apenas se aprecia, pero bueno, ahí está la camiseta con su lámina pegada y las pinturas listas para aplicar con pinceles esponja 😉

Son pinturas textiles de La Pajarita en sus cuatro colores fluo, que acabo de incorporar a EstampoShop… (guiño-guiño)

Y ahí vamos, sin cargar demasiada pintura de vez, presionando bien todo el contorno de cada número para asegurarnos de que los bordes quedan bien definidos:

Podéis usar siempre el mismo pincel y lavar entre colores, asegurándoos de secar bien entre aplicaciones para no humedecer la plantilla más de la cuenta.

Y aunque empecé con un pincel esponja grande (nº 4) en algún momento cambié a uno mediano (nº2) porque me acercaba demasiado al número de al lado o al borde de la plantilla.

A los 5-10 minutos de acabar retiras la plantilla con cuidado, la pintura aún no estará seca del todo…

Y pasamos de cuatro manchurrones fluo a 4 números bastante bien definidos 😉
(y no lo están más porque yo cometí el error de recolocar la plantilla un par de veces, cosa que a vosotros no os va a pasar…).

Pasadas un par de horas la plancháis del revés y sin vapor… y listo!

Y así la luce Alfre 😉

¿qué os parece? Ya os digo que Alfre flipó!
Y yo ya estoy trabajando en una versión para mí 😉

Lee el post original

Return to top of page