Skip links

diy: pegatinas de washi tape

¡Hola hola! En mi intento por buscar nuevos usos a los rollos de washi tape, hoy os traigo un sencillo tutorial para crear con ellos pegatinas y vinilos para la pared. Es súper fácil y tendremos muchísimas opciones y aplicaciones. ¡Ya veréis!

Para llevarlo a cabo, solo necesitamos una portada de revista y un rollo de washi tape. Lo de la portada es porque, como tienen un acabado brillante y resbaladizo, será mucho más fácil de despegar luego que si lo hiciéramos, por ejemplo, en un folio.

Cortamos un trozo de la portada de un tamaño aproximado a la forma que queremos cortar. A continuación, lo cubrimos de washi tape, poniendo cada una de las tiras un poco superpuesta con respecto a la anterior. Esto es lo esencial para hacer las pegatinas, porque si no, no saldrá de un tirón cuando la despeguemos.

Una vez lo tenemos, podemos dibujar por detrás la forma que queremos recortar. Y claro, el siguiente paso es meterle la tijera. También podríamos usar una troqueladora para hacer una forma, digamos, más «perfecta». Acto seguido, apretamos un poco los washis con las yemas de las manos o contra una superficie plana, para asegurarnos de que están bien pegados.

Una vez lo tengamos, buscamos el lado donde pegamos el primer washi tape (el que está, digamos, más debajo de los demás) y comenzamos a despegar. Hacedlo con calma, paciencia y lentito para no despegar de más y para que no se nos desmorone.

¡Y listo! Ya tenemos nuestra estrellita (o la forma que sea) para pegarla donde queramos: en la pared a modo de vinilo, sobre una postal o carta, para envolver un regalo, para decorar una libreta… ¡Lo que queramos!

Si nuestra forma es más compleja, podemos dibujarla antes de pegar los washis, y luego cortar la portada de la revista con una forma aproximada, así no tendremos que desperdiciar demasiado celo japonés.

Queda mejor si nuestro washi tape es liso o tiene un estampado no demasiado complicado. Además, si es geométrico, podemos intentar que encaje al superponerlo, como yo hice con el conejito.

Fácil, ¿no?
¡Tiene tantas opciones como estampados de washis y formas!

Yo los he colocado para las fotografías sobre este armario de mi taller. No es definitivo, pero sí que me convence la idea de hacer alguna de estas pegatinas para darle un poco de color. ¡Ya os enseñaré cómo queda!

¿Qué os parece?
¿Os animáis a hacer pegatinas de washi tape? 🙂
¡Besitos!

Lee el post original

Return to top of page