Skip links

DIY Mueble minicamper

 Buenos díiiiias!

La de tiempo que llevaba queriendo publicar, y esto más en concreto!!

Tras la pandemia, mucha gente ha optado por hacer turismo de manera diferente, mucho más alejado de la muchedumbre y más natural. Yo me meto en el saco, y en pleno junio me compré algo que llevaba años queriendo, una furgoneta!

Hoy os enseño el mueble con el que he pasado, y pasaré de aquí en adelante, muchas escapadas estupendas.

Hay empresas que los fabrican, pero me parecía un precio abusivo pudiendo construirlo yo solita, que era mi ilusión!

Os pongo el plano rápido que he hecho por si a alguien que entre por aquí le sirve de ayuda. Suelen ser medidas bastante estándar para este tipo de mini campers, ya que todas miden más o menos lo mismo, al menos de ancho. Pero igualmente es totalmente adaptable!

Usé contrachapado fenólico de 1,5cm de grosor, ya que es el más resistente a humedades y el más ligero. Eso hay que tenerlo en cuenta ya que le vamos a meter un buen muerto en el maletero…

Me hicieron falta dos planchas de 250x120cm para tener todas las piezas. 

En el mismo Leroy me las cortaron a medida, salvo algunas piezas más estrechas que las corté yo con la caladora.

 
Si necesitáis en detalle todas las maderas con las medidas para hacer un mueble igual, escribidme sin problema 🙂
Quise hacer un lado del módulo a modo de cajón extraible hacia afuera para poner la cocina de gas, y el otro lado a modo de baúl, para guardar todo lo posible.
Así que me puse manos a la obra…Menos mal que me compré un destornillador eléctrico justo para este trabajo!
 

Todo va montado sobre la madera que hace de base, para dejarlo todo en un bloque y no tener que atornillar nada a la furgoneta, por lo que «fácilmente» se puede quitar y poner cuando nos convenga.

 
Al cajón le puse unas guías telescópicas de Leroy Merlín, de 50cm.
El hueco mide 70cm de profundo y el cajón mide unos 60cm.

En el otro lado puse dos bisagras en la madera superior, y otras en la parte frontal, a modo de puerta, por lo que se puede abrir por arriba o por el frente, según nos sea más cómodo.

¡Mi ayudante vigilando que todo esté bien sujeto!

Cuando ya tenía los dos módulos hechos, uno con su cajón y el otro con el baúl, pensé en unas baldosas vinílicas adhesivas que había comprado por comprar hace años y años y nunca llegué a utilizar…cosa que me suele pasar mucho!

Iba a quedar mucho más bonito y curioso a la hora de meter los pies ahí, sobretodo porque se utilizará en mayor parte para ir a playa/montaña…y a ver quién limpia luego el barro de la madera.

Una vez pegado, cortándolo a la medida, coloqué la base de la pata de la mesa (modelo Fiamma, comprada por Amazon).

 

 

Las puertas del mueble las forré con papel pintado, del que me sobró en este confinamiento tras forrar unas puertas. Me pareció mucho mejor que pintarlas, y así le daba un toque diferente a los muebles que se suelen ver por ahí, y de paso darle color. Era la hora de rescatar cosas!

 

En la parte superior del hueco central, atornillé dos listones (uno a cada lado) que hacen de soporte a la madera de la mesa cuando haya que montar la cama.
A las puertas les hice un hueco con la caladora para que fuera más fácil su apertura.

 
Una vez hecho ya el bloque principal del mueble, las otras dos maderas que aparecen en el plano, serían las que se despliegan a la hora de montar la cama. Mi manera de ponerlas ha sido la siguiente:
Uní las dos con una bisagra de piano. La pegada al mueble va apoyada sobre otros listones que puse en la parte trasera de éste y en el otro borde con tres patas de somier que tenía por casa, ya que si no, se quedaría flotando.
La siguiente madera, al desplegarla, apoya sobre los asientos delanteros, que hay que echarlos hacia delante. Y ya con ese sistema queda una cama de 1,10 x1,90cm bien rígida!
 
Para dejar estas maderas semi montadas siempre, yo he decidido prescindir de los asientos traseros, que los tengo abatidos. 
En el caso de tener que usarlos, simplemente quito las patas de somier y pongo estas dos maderas encima del mueble para poder dejar los asientos libres de nuevo.

Detalles del cajón extraible.
Con la leja superior para el camping gaz y cartucho de repuesto, y en la parte de abajo donde guardo los vasos, platos, algo de comida…

 
Detalle del mueble con la mesa y sofá.
 
 

Detalle del mueble con el colchón montado.
Lo encargué a medida, con una capa de viscoelástica y el tapizado. De 6 piezas (las dos grandes del fondo, las 2 de los sofás laterales, y las 2 de los respaldos, que son las que se colocan en medio, en la zona de la mesa, para formar la cama).
 

Y aquí os enseño uno de los mejores placeres que me proporciona tener mi pequefurgo (hecha para mi pequemedida 🙂 )
 

 
Ha sido uno de los DIY que más satisfacción me ha dado en mucho tiempo.
 Más adelante la iré mejorando, pero lo importante y principal para disfrutar, ya lo tengo, y no puedo estar más contenta con el trabajo conseguido y el resultado!!
Espero que os haya gustado.
A vivir todo lo que nos dejen, y a disfrutar, que la vida pasa rápido 🙂

Lee el post original

Join the Discussion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Return to top of page