Skip links

Diy: monedero

¡Buenos días!

¡Feliz día del Padre! ¡Felicidades Pepes, Pepas y Pepitos!
¡Feliz puente!

A mi me tocaba ya descansar un poco, así que me he cogido el puente sin que se note mucho para desconectar y renovar energías tanto como pueda.

Pero os dejo por aquí un diy muy sencillo (y muy adictivo) para que no me echéis de menos en el fin de semana. Yo, que soy muy de recaditos y llevar mil cosas sueltas en el bolso, me veo muchas veces en la necesidad de coger un neceser pequeño para clasificar todos los cachivaches que acumulo al salir de casa. Por eso creo que este monedero/estuche/minibolso, me va a resultar muy útil cuando quiera salir un momento en coche sin llevar bolso, para llevar mis esenciales recogiditos en el bolso, o para guardar cosas importantes cuando viajo. (Sí, me habéis pillado, lo he hecho un poco pensando en el puente;))


Como es pequeño, es perfecto para darle uso a retales que tengáis por casa. Así sólo necesitaréis una cremallera del largo que queráis el monedero y entretela termoadhesiva si queréis que quede un poco más armado. Podéis comprar estos materiales en la mercería online de Cobián.
Yo he usado dos telas distintas. Con la verde he recortado dos rectángulos del largo de la cremallera por 10 cm de ancho, y con la otra tela he recortado dos rectángulos más estrechos.


Primero he entretelado las cuatro piezas cortando trozos de entretela del mismo tamaño y pegándolos con la plancha por el revés de la tela.

A continuación he unido las piezas a la cremallera y las dos piezas restantes entre sí. Para unir las piezas a la cremallera colocaremos el prensatelas de cremalleras y coseremos la cremallera como a medio centímetro de los dientes colocándola boca abajo sobre la tela, como en la foto. Primero la tela estampada y luego la verde, o al revés.

Cuando tengamos las dos piezas, la de la cremallera y la de la parte de atrás del monedero sin cremallera, hay que planchar bien las costura abiertas para que nos quede lo más plano posible.


Después se encaran las dos partes del monedero y con la cremallera abierta se cose todo el contorno y se cortan las esquinas. Una vez cosido, como hemos dejado abierta la cremallera, podemos darle la vuelta y poner el monedero del derecho sacando bien las esquinas.


Listo. ¿Qué os parece?
Digo que es adictivo porque se hace en muy poco tiempo y se pueden hacer combinaciones de telas muy variadas.
¡Que paséis un feliz puente!
¡Besos! 🙂
Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

Return to top of page