Skip links

diy: letras de corcho

Hoy os traigo un tutorial muy facilito y además reciclando un objeto que seguro que tenéis por casa (y si no, podéis pedir a algún conocido al que le guste el vino): corchos. Con ellos, vamos a hacer una letras, que tanto se llevan en todas sus versiones y materiales. No es una idea mía, sino que la he realizado a propuesta del portal YouJustDo.es

Mola que marcas y empresas se interesen por este mundillo del Do It Yourself porque aportan nuevas ideas para realizar con sus materiales, e incluso lanzan líneas específicas. En este caso os hablo de Henkel y el portal que acaban de lanzar, YouJustDo.es, lleno de ideas e inspiración, tanto de reparaciones como de decoración o instalaciones nuevas.
Lo que me gusta es el slogan que han elegido para el lanzamiento, el hashtag #EsaSensación, refiriéndose al placer que nos da el poder hacer algo con nuestras propias manitas, con el ahorro que eso conlleva, y que encima quede bonito y guste al personal. ¡Es una sensación fantástica!
Bueno, pues me enviaron el material necesario para hacer una letra de corcho. En mi caso, la M, por Milowcostblog ;). Para llevarlo a cabo necesitaremos:
– Corchos
– Pegamento de contacto
– Y opcional: una superficie para pegarlo y un pegamento de montaje tipo No Más Clavos para adherirlo a ella.
Digo que esto es opcional porque a mí, una vez terminado, casi que me hubiera gustado más la letra sin superficie, porque ocupa menos y ofrece más posibilidades.
Los pasos son muy sencillos. Para que nos salga mejor, nos vendrá bien imprimir la letra que vamos a realiza (o dibujarla sobre un papel). Entonces, guiándonos con ella, vamos pegando los corchos por los laterales, no por debajo (si echamos pegamento debajo se pegará al papel y eso no es lo que queremos). 
Perdonad que no tenga demasiadas fotos del proceso. Pero el pegamento de contacto y yo no nos llevamos muy bien y bastante tenía ya con concentrarme en no pegarme los dedos… Cosa que finalmente no conseguí y terminé hasta arriba. Aun así, he de reconocer que adhirió perfectamente los corchos.
De todas formas el proceso es muy facilito. Si no os queda del todo claro, podéis ver el vídeo que ellos hicieron del paso a paso, que es muy diver:

¡Y listo!
Como he dicho arriba, los corchos se quedan con la adherencia suficiente para no necesitar una superficie, y ahora me arrepiento de haberla pegado (porque ya no puedo separarlo). Pero buneo, le da un toque gracioso a cualquier rincón.
Además, como es bastante rígido, cuando nos hartemos podremos pintarlo, forrarlo de papel, de tela, de washi tape… ¡Puede ser solo la base para muchas ideas más!
¿Qué os parece?
¡Feliz semana!

Return to top of page