Skip links

DIY: ANTES Y DESPUÉS DE UN RELOJ PUBLICITARIO

Los relojes son una parte importante de nuestra vida, o al menos en la mía.  Conocer la hora en todo momento se ha convertido en un acto casi imprescindible en la rutina del día a día.

Vivir en una sociedad donde todo se mueve a velocidad de vértigo, nos ha llevado a un estado de máximo control horario. Este hecho ha  convertido al reloj, en una pieza clave, tanto en avance tecnológico, como en estilo o diseño. 

El reloj también ha pasado a ser un elemento muy útil en nuestros hogares, especialmente el reloj de pared.  Este tipo de reloj ha creado una tendencia por su gran potencial decorativo. Es ideal para decorar cualquier tipo de estancia y se ajusta perfectamente a diferentes estilos decorativos. 

Una de las estancias donde se ha impuesto el reloj de pared es en la cocina. La cocina además de ser un lugar donde cocinar, en ocasiones es un lugar de reunión familiar. Controlar el tiempo del desayuno para no llegar tarde al colegio, el tiempo de deberes o la cocción de un bizcocho son acciones por las que tener un reloj en la cocina es importante. 

Al elegir un reloj para la cocina es importante tener en cuenta varias consideraciones: 

    • Nuestro reloj no debe romper con el estilo decorativo de la estancia. Es importante que combine con el diseño o estilo de muebles y color del resto de elementos.

    • Colocarlo en una zona donde no sea un obstáculo para cocinar. Lo ideal sería en una   pared vacía a modo de cuadro o zona de office junto con otros elementos decorativos. 

    • Lo materiales deben ser duraderos y de fácil limpieza. 


Desde siempre me han fascinado los relojes, bien de pulsera, de arena, de pared, antiguos o modernos.  De hecho, hace tiempo que restauré uno de pared de madera que decora mi salón (Puedes verlo aquí). 

Tengo pendiente de fabricar un gran reloj de madera para una zona de mi cocina, pero la falta de tiempo me obliga a postponerlo. Ante este retraso he decidido realizar un diy muy sencillo para decorar un reloj hasta que tenga el definitivo.  

Hoy quiero mostraros el antes y después de un reloj publicitario que he renovado para colocarlo en la zona de office. 

MATERIALES 

  • Reloj 
  • Imprimación en spray 
  • Pintura  
  • Cola blanca 
  • Barniz acrílico incoloro mate 
  • Servilletas
  • Pinturas acrílicas 
  • Pinceles 

Paso a Paso 

Comenzamos desmontando todas las piezas del reloj: aros metálicos, plato central, cristal y el mecanismo de agujas. 

El aro central y los laterales metálicos, los pintaremos con pintura de color azul. Al ser metálicos, aplicamos una primera mano de imprimación para asegurarnos una mayor adherencia cuando apliquemos la pintura. 

Una vez que la imprimación está completamente seca, podemos comenzar a pintar los laterales y el aro central con el color elegido. En este caso un azul que combina perfectamente con los tonos de la servilleta elegida y con el resto de la decoración de la estancia. 

El plato central se ha pintado con imprimación blanca para cubrir toda la publicidad.  Una vez seca hemos elegido una servilleta con unos motivos en azul que combina a la perfección con el  color y resto de elementos decorativos de la cocina. 

Recortamos el motivo que vamos utilizar y pegamos con la técnica del decoupage usando cola blanca y agua.

Con pinturas acrílicas integramos todo el contorno del dibujo en con el fondo del plato para que no se aprecie el borde de la servilleta. 

Y también pintaremos los números del reloj con el mismo color azul que hemos pintado las zonas metálicas. Aplicaremos varias manos de barniz con su lijado correspondiente para proteger la pintura y la servilleta. 

Una vez terminada la decoración del reloj, el siguiente paso es volver a montarlo. Un paso importante es comprobar que funciona correctamente. Ahora ya podemos colocarlo en su lugar definitivo. 

Este reloj lo he colocado en la zona del office de mi cocina, encima de mi chimenea.  Como podéis observar he tenido en cuenta algunas de las recomendaciones que citaba anteriormente. 

El reloj encaja perfectamente con el resto de la decoración. Los motivos elegidos forman parte de la temática con los cuadros bordados. El color azul y la madera son otros dos elementos que predominan tanto en mobiliario como en textiles y vajilla. 

A veces nos esforzamos en encontrar un elemento decorativo con unas características muy determinadas y es complicado de encontrar. Por este motivo, os animo a crear vuestros propios objetos personalizados. 

Como has podido comprobar con este antes y después de un reloj publicitario, hemos conseguido varias cosas.  Por un lado, la alegría de tener exactamente lo que buscaba, y por otro, la gran satisfacción de reciclar y ser capaz de crearlo uno mismo. 




Muchas gracias por tu visita 

  Sígueme en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram  YouTube

Lee el post original

Join the Discussion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba