Skip links

Cómo hacer una libreta personalizada

Hola de nuevo!
   Hoy os traigo un tutorial de scrap, que hacía mucho que no jugábamos con cartones y papeles… Os he enseñado ya varios cuadernos, y os he puesto algún tutorial, pero creo que ninguno tan paso a paso y detallado así que vamos a solucionarlo. Además hoy introduzco un nuevo juguetito que me han traído los reyes y así lo personalizo…. Vamos a ello!

     El cuaderno lo voy a hacer tamaño A5 (de medio folio) así que lo primero que hago es recortar las tapas en cartón contracolado o duro. Para ello recorto dos trozos de 15x21cm (la medida del A5). 
     Luego comienza lo más difícil de todo el proceso, forrar las tapas, pero ya veréis que es muy fácil. Escogemos un papel que nos guste y tenemos que tener suficiente trozo para forrar las dos tapas por uno de los lados, es decir, al menos dos rectángulos de 19x25cm, aunque si es un poquito más mejor. Y para pegar el cartón a este papel uso cinta de pegar de doble cara. 
    Una vez pegado (y no antes) recortamos las esquinas. Lo hacemos aproximandonos a la esquina del cartón pero sin llegar a ella. Hay que dejar como 1 o 2 milímetros de margen.
    Y luego ya comenzamos a doblar y pegar los bordes. Yo primero hago un primer doblado de los 4 lados, siguiendo el cartón, para que el papel sepa por dónde tiene que ir, y luego lo pego. Me resulta más fácil pegar primero los lados largos y luego los cortos. Y para pegar también uso cinta de doble cara, pero para que quede bien pegado lo que hago es poner una cinta en el borde del papel y otra en el borde del cartón, como veis en la foto.
    Una vez pegados los lados largos iremos con los cortos, pero ¡Atención! aquí viene el truqui del almendruqui… antes de pegar este lado hay que meter un poquito hacia adentro la esquinita del papel, con la plegadera o con la misma uñita de nuestros dedos… espero que me entendáis y si no que os ayude la foto que os pongo a continuación:
    ¿Lo veis? me refiero justo a la zona de la solapa pegada al cartón… así cuándo doblamos la solapa queda la esquinita del papel hacia dentro bien metidita, porque si no queda picuda hacia afuera…
   Con esto ya estaría toda la parte exterior de la tapa, sólo tendríamos que hacer lo mismo con el otro cartón, para la contraportada. 
    Ahora nos queda poner el papel del interior. Para ello recortamos un papel de tamaño un poco menor que el cartón. Aquí ya depende un poco de cuánto margen os guste dejar. Yo suelo recortarlos de unos 12x18cm. Uno para la portada y otro para la contraportada.
    Pero antes de pegar el de la portada vamos a hacer otra cosa, y es que para hacer el cuaderno aún más útil a mi me gusta ponerle un bolsillo interior, para meter notas, tarjetas o lo que sea. Para ello recortamos, de los sobrantes del papel de la tapa, un papel un poco más ancho que este de dentro de la tapa, unos 2cm por cada lado (16cm en mi caso) y el alto el que os guste, teniendo en cuenta que le vamos a quitar unos 2cm.
    Luego lo doblamos, esos dos 2cm de los que hemos hablado por tres de sus lados (los dos cortos y uno largo), hacia el lado que no se va a ver. Recortamos las esquinas (esta vez sí que hasta el borde) y el el lado que no doblamos hacemos lo que se llama una solapa de biblioteca (un corte en semicírculo) para facilitar abrir el bolsillito.
    Ponemos cinta de doble cara en estas tres solapitas que hemos creado y las pegamos a la parte trasera de la pieza que va a ir en nuestra portada:
    Y ya sólo tenemos que pegarlo en el cartón, bien centrado. Para ello yo suelo colocar cinta de doble cara en los 4 lados y, si quiero darle seguridad extra, un poco de pegamento blanco o tacky para que quede todo bien pegado.
    La contraportada la pegamos igual pero sin bolsillo. 
    Ahora vamos a personalizar la portada de nuestro cuaderno, y para eso voy a usar el “juguetito” que os digo que me han traído los reyes este año. Se trata de una pluma de calor para foil quill, de manera que se puede poner foil térmico en cualquier sitio sin necesidad de una impresora de esas grandota (menos mal porque en casa ya no me caben más cosas). Primero fijamos el foil en la tapa, para que no se mueva, por un par de lados al menos
    Y ya podemos echar mano de creatividad o calcos para dibujar lo que queramos. La pluma de calor se conecta a la corriente por USB y se deja calentar unos minutos. Es como un pirograbador pero la punta no alcanza tanta temperatura. Las hay con diferentes grosores de punta, aunque también se pueden lograr diferentes efectos inclinando de diferente manera la pluma. Se pasa la pluma caliente sobre el foil, presionando ligeramente (no hace falta presionar mucho) y entonces el color se va adhiriendo a la superficie de debajo. 
   Aquí ya luego la creatividad y el arte de cada uno hace el resto… y la práctica supongo. Yo me compré un kit que viene con plumas de 3 grosores diferentes, aunque en esta manualidad sólo he utilizado la gruesa, pero ya podéis apreciar que he conseguido al menos dos grosores diferentes, y ha sido inclinando de diferente manera la pluma. 

   
    Luego coloqué un foil de otro color para personalizar la libreta con el nombre de la destinataria de la misma (no, en este caso no es para mi). Lo mismo, fijar el foil y luego dibujar.

    A mi me ha encantado porque se pueden hacer infinidad de cosas y además supongo que con la práctica el acabado mejorará aún más. 
   Seguimos con nuestro cuaderno… Como os he comentado va a ser A5 así que para el interior corto un buen bloque de A4 al medio. Yo tengo una guillotina y lo hago con ella pero vosotros lo podéis hacer como mejor os venga, o incluso comprar el papel ya de esta medida. 
   Luego viene la encuadernación. Como soy una friky de los cuadernos y sabía que le iba a dar uso yo me compré una encuadernadora. Si no tenéis lo podéis llevar a una tienda a encuadernar o marcar los agujeros con lápiz y hacerlos con una perforadora… pero yo la verdad es que estoy enamorada de mi encuadernadora. Yo tengo la Cinch:
    Hay varios tipos en el mercado pero cuándo yo me la compré estuve mirando y es la que más me gustó porque es muy fácil de usar, y aunque es bastante grande estoy muy contenta con ella. Como supongo que no todo el mundo la tiene, y el que la tiene ya la sabe usar no me voy a extender con estos pasos… simplemente perforamos las tapas y las hojas
    Y luego le colocamos las anillas
   Las cerramos y ya tenemos listo nuestro cuaderno!
    Ya os digo que yo soy una enamorada de los cuadernos, agendas… el material de papelería en general… pero es que estos cuadernos son súper útiles. Puedes apuntar mil cosas en ellos. Y ahora que estamos a principio de año son un regalo super socorrido porque sirven por ejemplo para organizarte o hacer tu BulletJournal o Agenda. Por eso yo con esta entrada participo en el Reto Handmade: Agendas y Calendarios de Little Kimono. No dejéis de ver y visitar el reto y a las compañeras aquí, porque seguro que hacen cosas chulísimas.
 
     Nos vemos la semana que viene con más cosas!

Lee el post original

Return to top of page