Skip links

Cómo hacer huevos de dragón

Hola de nuevo!
   Para celebrar que mañana 25 de Mayo es el día del orgullo friki hoy os traigo un post muy especial, en el que os voy a enseñar cómo hacer los huevos de dragón de la serie Juego de tronos, o de los libros Canción de hielo y fuego, como prefiráis. Además este post forma parte de una colaboración que hemos llamado «DIY is Comming» con las grandes blogeras Jen de Little Kimono y Ana de El Rincón de Ana
    Aquí tenéis los huevos, con su caja contenedora, que os enseñaré a hacer a continuación:
Como_hacer_huevos_de_dragon_Ideadoamano

    Comenzamos utilizando huevos de porex o polispan. Un consejo: compradlos todos juntos, porque yo compré uno en un bazar chino que decía que era de 100, luego fui a otro bazar chino y como no tenían de 100 compré de 80 y menos mal que compré más de 2, porque resultó que los de 80 eran más grandes que los de 100. Sigo sin entenderlo… El caso, que no os fiéis mucho de las medidas de los huevos de los bazares chinos porque no sé si unas marcas miden el ancho y otras el alto o qué.

    También necesitamos chinchetas, muuuuuchas chinchetas. Comenzaremos a clavarlas en la parte de arriba del huevo y seguiremos hacia abajo solapando ligeramente una chincheta con otra, para que no queden huecos blancos o queden los mínimos posibles. 
    Así continuaremos hasta acabar todo el huevo. Clavar un palo de brocheta en la parte inferior del huevo antes de acabar de clavar las chinchetas nos facilitara el manipulado posterior para pintar y barnizar los huevos. 
    De esta forma hacemos los tres huevos. Como os comento llevan muchas chinchetas. Estos llevan aproximadamente 400 chinchetas por huevo (?) así que en el bazar que las compré no tenían bastantes chinchetas plateadas e hice un huevo con chinchetas doradas, pero como vais a ver luego da lo mismo.
    Luego hay que pintar los huevos, porque aunque la verdad es que así quedan bonitos, si queremos que sean como los de la serie hay que darles color. Para que la pintura aguante y no salte hay que darles una imprimación; en mi caso les dí una capa de gesso. 
    Una vez seco el gesso empezamos con el color. Yo los he pintado con pinturas acrílicas, con esponja para darles un poco de relieve. Primero pinto dos de ellos enteros de color crema. 

    Para el huevo crema de momento no hacemos más, el verde le vamos a hacer un degradado de abajo a arriba con el verde cada vez más oscuro, y el rojo lo pintamos entero desde arriba hasta abajo haciendo un degradado de rojo del oscuro al claro.
    Una vez secos les vamos a dar un poco de brillo. Para ello uso un pincel de cerdas duras y a pincel seco pinto dónde deseo con color cobre.
   Luego los barnizaría con barniz en spray, tantas capas como queráis, y los huevos estarían listos para ser incubados!
    Pero aunque estos huevos ya están listos creo que se merecen un buen sitio dónde lucirlos. Así que vamos a prepararles una caja acorde. Para ello partimos de una caja de madera que he comprado en el mismo bazar chino que los huevos y las chinchetas, pero que era demasiado clara para mi gusto. Así que para oscurecerla usé una cera con color, que así además de oscurecerla también la protegemos y evitamos tener que usar luego barniz. 
    Para aplicarla simplemente la vamos cogiendo y extendiendo con un paño de algodón. La madera absorbe muy bien la cera y como veis se oscurece y se queda muy bonita porque se ve mucho la veta. También vamos a hacerlo en todo el interior de la caja, aunque luego no la dejaremos así. 
    En la tapa, y antes de poner la cera (por si con la cera no agarra bien) vamos a poner el emblema de la casa Targaryen, que es lo suyo para estos huevos de dragón. Lo quiero hacer con pasta de relieve, pero para ello me hace falta una plantilla de stencil, así que me la fabrico. Cojo una hoja de acetato y la pongo sobre el ordenador con  el emblema puesto todo lo grande que puedo, y dibujo el contorno. 
   Luego me armo de un bisturí bien afilado y un montón de paciencia y a recortar se ha dicho! Una cosa importante es que los dos círculos que tienen en las colas no los puedo recortar del todo… les dejo un extremo que no llego a recortar. Como tiene tanto recoveco luego uso una cola de esas reposicionables para conseguir pegar el acetato bien a la madera de la tapa antes de poner la pasta de relieve.
    Luego ya toca el «empaste» con la pasta de relieve. He usado una de antracita que tengo que me encanta que ya me habéis visto usar en otras ocasiones.
    
    Y ya luego el momento, para mí, más difícil de todo este DIY: levantar la plantilla; con mucho cuidadito pero con firmeza. Luego se completan con cuidado los circulitos de las colas.
    Se deja secar del todo (muy importante) y ya luego se puede dar la cera (que cuesta dar en los recovecos, pero se puede).
    Y como la cera ya protege la caja con esto ya estaría la caja. Lo que hacemos ahora es una base para los huevos con cartón, elevando un poco la base y recortando tres huecos para los tres huevos. Luego lo forramos con un fieltro oscuro y forramos también el interior de la tapa con el mismo fieltro. Y listo!
   Y como os decía este post es parte de una colaboración llamada «DIY is comming» y a continuación os pongo un aperitivo de los trabajos de mis compañeras y los links a sus trabajos:
    Jen ha hecho unas zapatillas preciosas y con sorpresa que podéis ver aquí:

  
   Y Ana ha hecho una bolsa super molona que también podéis ver aquí:
    Es curioso que las dos han escogido los Stark y yo los Targaryen… ?, bueno, entre las 3 conquistaremos los 7 reinos…. 
    Espero que paséis un buen día del orgullo friki y que os hayan gustado estos DIY y estos huevos de dragón!

Lee el post original

Join the Discussion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba