Entradas

SAL falda: Bajo y cremallera

Esto ya va cogiendo forma! Aunque a muchas de las que os apuntásteis no os sigo la pista ¡estoy super contenta con los avances de las que me preguntáis por aquí o por facebook!

Si habéis llegado hasta este punto…esto ya lo tenéis! Así que ¡vamos a lo que vamos!

Hoy vamos a hacer dos partes de la falda: el bajo y la cremallera, ¡esto ya es suuuper fácil!

EL BAJO DE LA FALDA:

Hacer el bajo es tan sencillo como esconder la parte deshilachada hacia el interior. Hay dos maneras, yo he usado la más sencilla, no solo por eso, sino porque es la que queda mejor con una tela con un poco de grosor, como es la mia. Aún y así os explico las dos maneras.

Bajo sencillo:

El martes pasado, al pasar el patrón a la tela, marcamos el largo total de la falda. esta sera la parte que quede más abajo de la falda.

El trozo de tela que esté de esta línea para abajo debemos doblarlo hacia dentro. Lo podéis sujetar con alfileres o hacer un hilván.

Al llegar a la zona de las costuras las abrimos.

Y cuando ya lo tenemos todo hilvanado (o sujetado con alfileres) ya podemos hacer un pespunte, en mi caso decidí hacerlo a 1,5 cm, pero eso va a gustos.

Bajo doble:

Si partimos de la linea de puntos flojos (o marcada con jaboncillo) tenemos que hacer coincidir el extremo de la tela, donde se deshilacha, con esta linea, y lo sujetamos con alfileres. Todavía sigue siendo un poco más larga de lo que habíamos marcado así que tenemos que volver a doblar, sobre sí (si habíamos dejado 4 centímetros de margen doblaríamos 2 centímetros y después dos centímetros más). Para que os hagáis una idea, serian estos dos pasos:

Este tipo de dobladillo queda más bien acabado que no el sencillo, pero si es una tela con mucho cuerpo puede quedar demasiado rígida. Si no estáis seguras, probad de hilvanarla y mirad como queda antes de la costura definitiva.

CREMALLERA:

Coser la cremallera es más sencillo de lo que puede parecer.
Si abrimos las costuras del lateral, hasta arriba del todo, se nos doblará la tela justo por los puntos flojos de la cremallera.

Le colocamos unos alfileres para que no se nos mueva.

Vamos a colocar la cremallera, en conreto la zona de los dientes, centrada en el borde de los puntos flojos.

Así como en el dobladillo os daba la opción de sujetar con alfileres, aquí os recomiendo que lo hilvanéis, os será más fácil de manejar a la hora de coser.

Repetimos exactamente lo mismo con el otro lado de la cremallera. Si nos queda bien colocada debe quedar prácicamente escondida.

Y ya podemos pasar a coserla a máquina. Os aconsejo que, si la coséis a máquina, pongáis la pata para cremalleras y, una vez lleguéis a la altura del carro de la cremallera paréis, lo subáis, y entonces continuéis. Al llegar al final, de uno de los lados, con la aguja bajada, subid la pata, girad la tela, y cosed el trocito de abajo. Volvéis a girar la tela hasta llegar, de nuevo, a la parte de la cinturilla.

Algo así es como os tiene que quedar.

Si no queréis que se vea la costura de la cremallera por la parte exterior os aconsejo que la cosáis a mano (¡no da mucho trabajo!) cosiendo la cremallera al trozo de tela que hay doblado, sin tocar el trozo de tela que queda en el exterior.

Hasta ahora no he mencionado el forro en ninguno de los pasos. Algunas habéis preguntado, tanto por aquí como en el grupo de facebook. Mi idea no incluia forro, por eso no lo he mencionado, pero no hay problema en tenerlo en cuenta: os aconsejo que repitáis el paso de “del patrón a la tela” con el patrón una vez ya tengáis las medidas aseguradas.
La semana que viene, con el montaje de la cinturilla, lo uniremos todo.

¡Y ya acabamos!

SAL falda: Bajo y cremallera

Bolso de cuerda calado

Hace un par de cumpleaños, entre otras cosas, me regalaron una bobina de cuerda (naranja, ¡como no!) con la que tenia en mente hacerme un bolso. Pero no había manera de que me decidiera y me pusiera a ello.
Recién llegado el verano me dije que tenia que empezar a liquidar proyectos pendientes, que se me acumulan, y este ha sido uno de ellos: ¡Por fin he acabado el bolso de cuerda!

¿Queréis ver como me ha quedado?



Y, para no perder la costumbre, os voy a explicar como lo he hecho, ¡paso a paso!

Lo primero de todo, el material que he utilizado:



Básicamente la bobina de cuerda, de 3mm de ancho en este caso (es bastante finita, por lo que se trabaja bastante bien)
Además un trozo de tela, para forrar el bolso.
También necesitaremos el ganchillo, yo usé el de 5mm, pero eso segun teja cada un@!
Aguja, tijeras e hilo. Además del hilo convencional, de poliester, para coser los laterales y el borde del forro he usado un hilo invisible para coser el forro al bolso, pero se puede hacer igual con el convencional.

Para las expertas, es muy fácil:
Empezáis la base, a punto bajo. Para el punto de red del cuerpo hacéis un punto alto doble con cadeneta de espacio (cada dos puntos de la base, para que sea la misma cantidad de puntos). Al final hacéis dos puntos bajos en cada hueco. Para la asa, igual que en la market bag: váis haciendo punto bajo hasta que decidáis que empiece la asa, y ahí hacéis una cadeneta tan larga como queréis que sea la asa. Entonces la amarráis al cuerpo del bolso y seguís tejiendo (con la otra asa, igual) seguís tejiendo en punto bajo, en la asa también, hasta que tengáis el ancho que or guste.
Para las que preferís un poco de ayuda gráfica, aquí va:


BASE:


Empezamos con una cadeneta, en mi caso fueron 29 puntos.
Como siempre os digo, lo podéis adaptar a vuestro gusto. Eso sí, tened en cuenta que al tejer en circular (o en ovalado, en este caso) se va a ir ensanchando, así que siempre tenéis que contar unos cuantos puntos de menos. En este caso la base acaba teniendo 35 puntos.

Tejeremos puntos bajos a lo largo de toda la base. Una vez llegamos al extremo aumentamos un punto en cada esquina, (es decir, aumentando 4 puntnos en cada vuelta) de manera que la base quede plana.
En esta primera vuelta las esquinas de cada lado coinciden, por lo que tendremos que hacer 4 puntos en el mismo extremo.
Hacemos 3 vueltas aumentando un punto en cada esquina.Acabamos la base dando dos vueltas más de punto bajo, sin ningún aumento. Veréis que la teoria es muy parecida que la que se usa para hacer cestos: puntos de aumento para la base y cuando queremos que “suba” dejamos de aumentar.

CUERPO:


El cuerpo del bolso es todo “punto de red”. En este caso se basa en hacer punto alto doble y una cadeneta entre puntos.

El punto alto doble se realiza de la siguiente manera:




  1. Cojo hebra 2 veces
  2. Paso por el hueco del punto anterior
  3. Cojo hebra
  4. Vuelvo a pasar hacia el otro lado del punto
  5. Cojo hebra
  6. Paso la hebra por dos de los puntos que me quedan en el ganchillo
  7. Cojo hebra
  8. La paso por dos puntos del ganchillo
  9. Cojo hebra
  10. La paso por los dos últimos puntos que me quedan en el ganchillo.
Empezamos la vuelta con una cadeneta de 4 +1 puntos. Estas 4 cadenetas seran como el primer punto alto doble y el punto extra es la cadeneta de separación entre puntos.
Vamos haciendo series de 1punto doble alto + 1 cadeneta, hasta el final de la vuelta, que la cerramos con 1 punto raso.
Los puntos dobles altos de la segunda vuelta, y las restantes, la sujetamos en el hueco de la cadeneta, de la vuelta anterior. Haremos, en total, 8 vueltas, a punto de red.


PARTE SUPERIOR:


En la primera vuelta hacemos 2 cadenetas en cada hueco de la vuelta anterior (Haremos la misma cantidad de puntos ya que “2 cadenetas = 1punto doble alto + 1 cadeneta”). Hacemos dos vueltas más, a punto bajo.


ASA:


Como decía al principio, la asa la he hecho igual que hice la de la market bag.
Dividimos el perímetro del bolso en 4 (yo lo he doblado dos veces) de manera que sabremos desde donde sale la asa y donde hay que volver a sujetarla. El resto del perímetro lo tejemos a punto bajo.


1ª vuelta: Tejemos 1/4 del perímetro a punto bajo. Contínuamos tejiendo una cadeneta de 50 puntos (ahí escogéis segú lo largo que queráis que sea). Dejamos 1/4 de perímetro del bolso y enganchamos la cadeneta con 1 punto bajo. Seguimos tejiendo a punto bajo durante 1/4 de perímetro y repetimos las cadenetas de la segunda asa. Cerramos la vuelta con punto raso.

2ª-4ª vuelta: Tejemos toda la vuelta a punto bajo.

Podéis hacer solamente 3 vueltas o 5 o más, segun lo ancha que queráis que sea.
Acabamos de tejer con un punto raso y una cadeneta para asegurar que quede bien cerrado.

Cortamos la cuerda y escondemos el sobrante.


FORRO:


En este caso se trata de una tela que, por el revés se ve el estampado bastante claro, por lo que me he ahorrado hacer el forro soble (para que se viera el estampado, por dentro y por fuera). También tenéis la opción que el estampado solamente se vea por fuera, por el calado, pero a mi me gusta más que se vea por los dos lados.


Cortamos dos trozo de tela, de las medidas del bolso, en este caso de 45cm x 55cm (más un margen de 1,5cm para la costura en laterales y parte inferior y 4cm en parte superior).
Cosemos los laterales y la parte inferior con un pespunte (o punto atrás) y además con un sobrehilado en el extremo, para que no se deshilache la tela (si coséis a máquina, punto zig-zag).

Pespunte:
Sobrehilado:


En la parte superior, hacemos el sobrehilado igual, y después un dobladillo doble para esconder el sobrehilado. El dobladillo doble consiste en doblar la tela: la primera vez de manera que el sobrehilado quede en la cara de atrás de la tela. El segundo doblez se hace de manera que el sobrehilado quede en el interior.


Una vez ya tenemos el forro listo, solo tenemos que montarlo dentro del bolso y coser la parte superior. Yo he usado un hilo invisible, de manera que no se ven las puntadas, ni en la tela, ni en la cuerda. Se puede coser de igual manera con hilo normal, vigilando, que no se vea en el lado exterior del bolso.

Y lo mejor aún no os lo he contado, y es que se hace en un momentín! Así que ya podéis coger una bobina de cuerda y un trozo de tela, y a por vuestro bolso, ¡que aún queda mucho verano para lucirlo!

Bolso de cuerda calado