Entradas

Una lupa de papel para mi pequeña detective

Lo de jugar a detectives es un clásico ¿a qué niño, y no tan niño, no le ha gustado alguna vez jugar a ser Sherlock Holmes? Pues ayer fue el turno de mi LittleAna.
A esta chica el arte dramático le corre por las venas y no hay día que su padre o yo (abuelos y tíos tampoco se libran) tengamos que hacer de malo de alguna película, porque claro… ella siempre es la buena, heroína o princesa. Menos mal que esta vez varió un poco la temática y le dio por ser detective.
Lo primero que echó en falta Ana fue la lupa y en casa no tenemos, ella sabe que en casa de sus abuelos hay una y cuando ya me estaba ofreciendo el abrigo, la bufanda y el billete de metro para que fuésemos a buscarla le dije: ¿Y si hacemos una nosotras?.
Dicho y hecho… aquí tenéis los materiales: una transparencia (por casa andaba algún retal de otra manualidad), una cartulina bonita, un palito de los que utilizan los médicos para decir: aaah (Ana siempre sale con uno del pediatra y ahí está su mamá diogenera para guardarlos), pegamento, tijeras, un compás y celo (no os creáis que es washi tape, es un celo que prometía por su color pero es una porquería).
En la foto no se apreciaba la transparencia así que os la he marcado con línea discontinua para demostrar que estaba allí cuando la hice.
Lo primero que hicimos fue doblar la cartulina por la mitad para que nos quedasen dos recortes de papel iguales. En uno de los lados, con ayuda del compás, hice dos círculos concéntricos (uno con un radio de 12,5 cms. y otro con un radio de 6,5 cm.). Estas medidas son orientativas, a gusto del consumidor.
Por supuesto el compás lo utilicé yo pero a Ana le pareció un gran invento y con mi ayuda estuvo practicando con él. Le llamó mucho la atención: ¡mamá tiene un pincho!.
El siguiente paso fue recortar las dos rosquillas de cartulina, un trocito de transparencia (que una vez más no se ve en la foto y os marco con línea de puntos) y colocar los elementos como veis en la foto, a modo de sandwich el orden es el siguiente: círculo, transparencia, palito y círculo.
Nosotras pegamos en palo con celo, y la transparecia y los roscos con pegamento ¡listo!.
Como el mango de la lupa quedaba un poco soso le añadí un “Little Detective” y el dibujo de una margarita para hacerla, si cabe, aún más femenina.
Ahí tenéis el resultado… aumentos ninguno pero ratos entretenidos muchos (fabricándola y luego jugando con ella). De todas maneras no puedo acabar el post sin advertiros: ¡qué rollo! Ana se pasó toda la tarde de ayer preguntándome: ¡Mamá ¿qué has perdido?! y buscándome cosas por la casa, no di a basto… yo ya os he avisado.
See you later alligator!

Lee el post original

El post Recicladero

¡Madre mía!

Ya ha pasado un mes y casi no nos hemos dado ni cuenta, y es que el Recicladero fue “too must”.Y nosotros sin contaros cómo fue nuestro gran arranque de año en Matadero Madrid.

…sin contaros lo agradecidos que estamos a las más de 2.000 personas que pasaron por allí….

…a los niños, a los padres, a los abuelos, a las monitoras de los centros, a los voluntarios…

…a los que vinísteis a jugar, a traer vuestros juguetes, a haceros ese DIY que teníais pendiente, o simplemente a saludar….

… a los más de 600 juguetes donados…..a la ropa por la que saltásteis y también por la que donáisteis….

taller recicladero

Pero desde Handbox queremos dar las gracias a nuestros queridos bloggers, que se volcaron para ayudarnos a conseguir que saliera todo bien, porque sin ellos no habría sido posible, no tendríais esos jerseys ochenteros que os enseñó a hacer Marta de 2ndfunniesthing, ni esos kits de escritorio de Javi de Yonolotiraria, ni las camisetas personalizadas con lentejuelas de Laura de Mi primera Máquina de coser, o las ciudades recicladas que hicieron nuestros pequeños con Mónica de MCompany, los cuellos de Peter Pan de Marta de Oh Mother Mine, las flores con hueveras de Mica o los tableros de Laura de Trasteando DIY. Y como no, los dos días intensos y llenos de sonrisas que nos dedicaron las chicas de La Pecera Eventos.

DSC_0779 (Copiar)

Por ello hemos querido que fueran algunos de ellos los que os contaran, además de en sus post, cómo lo vivieron desde dentro. Estamos seguros de que vais a sentiros como se sintieron ellos.

“Desde el primer momento quise participar en el Recicladero. Talleres, reciclaje, solidaridad, promover el consumo responsable y la oportunidad de poner cara al resto del equipo. El evento prometía, sobretodo viniendo de la mano de Lanoa, Handbox y de Humana.

Lo que no esperaba era que esos dos días acabaran convirtiéndose en experiencia tan enriquecedora. Hemos trabajado todos juntos como si fuéramos una familia, he aprendido que los niños bien guiados son capaces hasta de planchar!, se han batido récords de recogida de juguetes, hemos echado unas buenas risas juntos… Para repetir cada semana, vamos.

Ahora sólo espero que se organice uno en Barcelona para jugar en casa y que el mensaje de el Recicladero siga creciendo!!”

Marta / 2ndfunniestthing

———————————————————————————————————————————————————-

“El mismo viernes se inauguró con mi primer taller para niños, sobre la Ciudad Reciclada.

Fue una experiencia fantástica, primero por poder trabajar con niños, que absorben todo lo que explicas, ponen atención y entusiasmo a todo lo que hacen, y aprendes mucho de ellos. Y segundo por poder trabajar mano a mano con compañeros virtuales a los que pude poner cara.

El taller consistió básicamente en hacer un edificio de nuestras ciudades, desde el punto de vista de un niño, añadiendo elementos sostenibles, como la vegetación, árboles o las placas solares.

Están hechos unos verdaderos artistas y tienen una imaginación infinita!

Para mi fue un placer colaborar en esta experiencia, de la que me llevo muy buenos recuerdos y muchas ganas de seguir haciendo talleres con niños y reciclaje…y arquiectura, que hay que mostrarla.”

Mónica / Mcompany-bymrn
————————————————————————————————————————————————————–

Recicladero fue más de lo que esperaba. Además de ser un evento benéfico para recoger ropa y juguetes, pudimos meterle el gusanillo del reciclaje a mucha gente. Yo disfruté muchísimo con los niños de mi taller de customización de ropa. Se fueron muy contentos con sus proyectos y con ganas de seguir en casa. Tuvimos gente de todos los niveles, desde expertas señoras hasta peques que no habían cogido una aguja en su vida. Fue muy gratificante aportar mi pequeño granito de arena a este evento y espero que, los que se pasaron, mantengan esta filosofía y sigan reciclando en casa. ¡Con la de talleres chulos que hubo ideas no les vana faltar!

Laura / Mi primera máquina de Coser

DSC_0821 (Copiar)

“Puse un pie dentro y la buena energía se apoderó de mí, ni tuve que buscar a Diana (HandBox) ni a mis blogger compis, que se acercaron enseguida a darme la bienvenida. Y ya me sentía como en casa.

Mi taller superó las expectativas, mucha gente, más de la que esperaba, y seguían sumándose más.. y todos con ganas de aprender, crear y reciclar. Momentos de risas, inspiración y creación. La fórmula ideal para tan buenos trabajos.

Y mientras tanto, los demás talleres funcionaban a tope, veía a niños jugar, familias disfrutar, padres agradecidos, y un ambiente alegre, divertido, donde se respiraba solidaridad, y eso lo convertía aún más maravilloso. Gracias por oportunidades así. Y que se repitan, por favor.¨

Micaela / Mucho más que dos blog

——————————————————————————————————————————————————————-

“Qué fue para mi recicladero?

Bufff, demasiado!
Toda una experiencia que tuve la suerte de compartir con gente genial, donde aprendí y enseñé, pero sobretodo fui partícipe por dos días de un evento con fines solidarios y con objetivos tan marcados como recoger ropa y juguetes sin dejar de lado la diversión y el aprendizaje.

Que un niño después de coger una plancha y trabajar con alfileres te diga: “esto que haces mola” no tiene precio, como tampoco lo tienen los momentos de desmadre que sufrimos en los talleres, de los cuales ahora me río y sumo a mi lista de experiencias y batallitas.

Topé con gente que se desvive por que actos tan positivos como este tomen fuerza, como pueden ser los chicos de Humana, tan ilusionados como nosotros con todo este tinglado. También pusimos cara a compis bloggeros o la gente de Handbox, lo cual no sucede todos los días y te hace sentir un cosquilleo en el estómago y sonrisa de tontico (a las fotos me remito).

Lo mejor de todo? jugar a reciclar! me sentí como un niño más, dejando de ser el bicho raro que reinventa deshechos y por unas horas jugué al juego que más me gusta.

Me quito el sombrero por esos padrazos/madrazas que se apuntaban a los talleres formando equipo con sus cachorros, ojalá esos momentos se repitan cada día.

Sin duda decir que me fui con buen sabor de boca es poco.

Fueron 2 días “non stop” pero volvimos a nuestras casas contentos y orgullosos de poder decir que ESTUVIMOS EN RECICLADERO 2014.

Javi / Yo no lo tiraria

DSC_0897 (Copiar)

¡Gracias a todos por vuestra ilusión y vuestro granito de arena!