Entradas

DIY… carvado de sellos para Hanbox ( pineapple carving tutorial)

La visita de mi hermana a Tarragona para estar unos días conmigo fue movidita. Me pilló en un momento de éstos en los que de repente los astros se alinean y parece que salen proyectos e historias por todos lados, y yo, que todavía tengo que aprender a decir que no a algunas cosas/personas, las tomé todas. Los exámenes de catalán de mi super profesora para entrenarnos para el examen oficial que tengo el próximo 6 de Junio, preparar la colección de comunión del año que viene para dos clientes importantes, un pedido de 20 collares para uno de ellos, me contratan para trabajar dos meses en la estación de tarragona, preparar el festival Al dedillo y bueno, además, Diana de Handbox me propone crear un tutorial de carvado de sellos para su cajita kit del mes de mayo. Esto último fue unos 10 días antes de que terminara Abril, pero claro, cómo decir que no a algo tan chulo? No podía decir que no a Handbox, la idea me hacía mucha ilusión.

Vamos, que en medio de esta vorágine en la que no queda espacio en la agenda para apuntar las tareas, me apunté otra más. Y yo encantada, que conste. Con mi hermana de modelo de manos y aprendiza de carvado de sellos, cogí la cámara, y tras pensar un dibujito simpático que hacer, nos pusimos manos a la obra. Éste es el tutorial resultante, también puedes verlo completo aquí, y si te apetece comprar la cajita para aprender en casa, tienes el enlace aquí 🙂

1. Necesitaremos: lápiz para dibujar, una plancha de goma para carvado de sellos, un trozo de papel vegetal, cúter y un set de gubias clásico.

2. Hacemos sobre el trozo de papel vegetal el dibujo del que haremos el sello ( también puedes poner el trozo de papel vegetal sobre una imagen que te gusta y calcarlo ^_^)


3. Damos la vuelta al papel vegetal y lo enfrentamos a la goma sobre la que haremos el sello. Repasamos de nuevo el dibujo ( al repasar estaremos dejando el trazo del lápiz sobre la goma).


4. Quitamos el papel vegetal y comprobamos que el dibujo se ha quedado grabado sobre la goma. Repasamos bien.

5. Cogemos la gubia con punta en forma de V, que es la específica para el contorno. Introducimos la gubia sin miedo y vamos siguiendo el perfil de nuestro dibujo. Se desliza genial, no vayáis con miedo. También usaremos esta gubia para los detalles de las hojas y las V de la piña.

6. Cambiamos la punta de gubia a una de las que tiene forma de U. Hay dos: una con U más cerrada, para los espacios más cercanos al contorno del dibujo, y otra con la U más abierta para los espacios más alejados. Vamos quitando el sobrante y dejando con relieve tan sólo nuestro dibujo.


7. Con un cutter cortamos alrededor de nuestro dibujo dejando margen suficiente para maniobrar con el sello después. Es el momento de rematar los detalles con la gubia con forma de V. Entintamos el sello ( la tinta sobre el sello siempre, no cojas el sello y lo estampes sobre la tinta).


8. Probamos a estampar para comprobar que todos los detalles están pulidos.


Como las piñas son tendencia esta primavera verano, he aprovechado este tutorial para hacer con el sello una tarjetita veraniega para usar en un regalito, o como punto de libro, por ejemplo. Hay miles de posibilidades: hacer tu propio papel de regalo estampando el sello, hacer postales, o simplemente para decorar cualquier libreta bonita, ¡ dad rienda suelta a vuestra imaginación!

Lee el post original

Cómo hacer baker’s twine casero y bien chuli

packaging con baker's twine casero

Cómo hacer baker’s twine casero es algo que quería contaros hace tiempo, pues desde que ví que estaba de moda, y sobre todo su precio, me planteé dos cosas:

  1. “Eso te lo hago yo” (jaja, no es que peque de poco modesta, es una frase familiar ;)
  2. Si no eres exigente con los colores…, es el hilo de atar longanizas de toda la vida, y lo venden en las cordelerías muy barato

Pero bueno, para ser humilde, algunas cosas que no tiene mi baker’s twine casero frente al “original”:

  • El original tiene ambos colores del mismo tipo de hilo, lo hace más rústico y natural, ya sabes, de esas cosas que están super curradas, pero parecen como cogidas de cualquier sitio, improvisaciones con cualquier cosita y que quedan estupendas (mentiiiiiiira, está todo preparadísimo). Pero lo de los dos hilos iguales tendría arreglo.
  • El original va en una bobina, con lo cual tienes metros y metros, con mi método, lo lamento, pero no.
Y hechas todas la apreciaciones, vamos al tutorial:

materiales para baker's twine casero

Necesitamos:

  • unas tijeritas
  • hilo de algodón grueso blanco, lo venden en la cordelería para las carnicerías
  • hilo grueso del colorín que te guste
  • cinta métrica
  • algo de peso, yo usé una pesa de plomo de modista, pero también puede ser un pinza gigante para fijarla al borde de una mesa, de una silla, o incluso atarlo a un clavo saliente …

Los pasos:

1. Cortamos la misma medida de ambos hilos. Yo corté 3 metros de cada, ten en cuenta que el hilo mientras haces tu fake baker’s twine ha de estar tenso, así que medidas descomunales… si vives en un loft, vale

2. Los anudamos en un extremo, hasta aquí… vamos bien, después iremos mejor :)

los dos primeros pasos

3. Ponemos encima del nudo un peso, o lo fijamos con una pinza a algún sitio: el canto de una mesa, de un taburete, de la tabla de planchar….

tercer paso

4. Y ahora lo tensamos, y desde donde hayamos ido a parar al tensar los tres metros, empezamos a retorcer y retorcer el extremo opuesto, siempre en el mismo sentido.

la 4ª fase, casi terminado

5. Lo del mismo sentido es hablar por hablar, porque no vas a hacer y deshacer, a retorcer y desretorcer, y desde luego no se nos va a cortar como el ajoaceite jajaja.

Fíjate en las dos fotos de aquí arriba, y en las dos de abajo: primero se ve que el verde y el blanco están muy separados, y en la 4ª foto, que ya está super retorcido, se ven ambos colores muy juntitos, así es como debe quedarnos para lanzarnos a la fase 6, o lo que es lo mismo, a…. ¡¡terminarlo!!, sí, así de sencillo, ¡ya está casi!

estamos terminando el baker's twine

6. Ahora estiramos los brazos cual pulpo, pues hemos de intentar conseguir doblar los tres metros (que de tanto retorcimiento se han quedado en menos), y doblar el cordoncillo este que tenemos por el centro. Asi se retorcerá una mitad sobre la otra, es decir, si eran 3 metros, 1,5 m se retorcerá sobre los otros 1,5 m.

7. Pero claro, no queda perfecto, así que haremos lo siguiente. Como se ve en la imagen de abajo anudamos los dos extremos, y luego vamos pasando los dedos por el cordón que nos quedó tratando de eliminar las arruguillas, y terminado está.

¡¡ya está!!

Pero insisto en varias cosas:

  • Si aparentemente nos iba a quedar una tira de 150 cms, con el liar y liar se va reduciendo, y a mi finalmente me salieron 126 cms de fake baker twine.
  • Se puede hacer de mayor longitud,claro, pero teniendo en cuenta que no entraña ninguna dificultad ni inversión de tiempo ni dinero, yo personalmente calcularía aproximadamente cuánto merma la medida inicial, y crearía los cordones de la medida necesaria en cada ocasión.
  • En todo caso, seamos realistas, la bobina del que venden en las tiendas con este método no la vamos a conseguir, si lo que necesitas son metros y metros y más metros contínuos, la tendrás que comprar (en esas tiendas tienen otras cosas también chulísimas y así aprovechas los gastos de envío para cogerte algún caprichito, siguiendo el 3º de los 10 tatuajes que haría a mis hijos, los tienes aquí (click))

packaging personalizado

¿Te gustó este sistema?, ¿lo conocías?, seguramente sí porque hace muuuuucho tiempo estuvo de moda. Al menos en mi cole las niñas (vaya puntualización más tonta, no había niños) llevábamos unos cordones así pero más cortos y gruesos a modo de lazos en la coleta, ¿te acuerdas ahora?

Y…, otra cosa, dime:Image1

La entrada Cómo hacer baker’s twine casero y bien chuli aparece primero en .

Visita la entrada original AQUÍ

Piedras Monstruosas

El DIY (do it yourself), paso a paso, o hazlo tú mismo de hoy va a ser repetido.
Os explico, hace unos días me ofrecí a los monitores del “Casal” de niños del pueblo para impartir algún taller de reciclaje y manualidades y a la hora de elegir una actividad optamos por unas piedras “monstruosas”.Como no lo había practicado todavía hice estas en casa:

Así que con estas cuatro piedras como muestra, una caja llena de ojos y una mochila cargada de piedras que cogí ayer de la playa me he presentado esta mañana al “Casal”.
Tras las presentaciones los pequeños artistas estaban impacientes por empezar a pintar, por un momento me he sentido uno de ellos y me he puesto manos a la obra con mi piedra yo también.
Unos querían hacer vampiros, otros dragones…
Así que para empezar he vaciado la mochila de las piedras sobre la mesa y mientras los monitores (Pili, David y Rachel) iban preparando las pinturas y calmando “las fieras” los niños empezaban a escoger su piedra favorita.
Es divertido ven pintar a los niños, su máxima preocupación es escoger el color y se diferente al resto, y vaya si lo consiguen!
No era yo el único zurdo!
Algunos más creativos se han arriesgado y han pintado piedras así de molonas:
Una vez pintadas las hemos dejado al sol un rato. Con el calor que hace estos días en menos de 15 minutos ya estaban secas.
Qué les falta a estas piedras para ser monstruos?
-La boooooooooocaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
Pues venga chicos, manos a la obra!
Con típex y rotulador hemos pintado unos dientes y dibujado la boca. Esto ya va cogiendo forma!
Antes de pegar los ojos hemos dado una capita de barniz en esprai para que la pintura sea más resistente y deje de manchar las manos.
Había algo que realmente inquietaba y es que a estos monstruos les faltaba algo muy importante. Tan importante que uno a uno me venían a preguntar:
-Cuándo pondremos los ojos???
Así que haciendo fila como buenos chicos cada uno ha recogido los ojos y el imán. No lo había dicho todavía, estos monstruos llevan un imán para poder adherirlos a la nevera (o lavaplatos como me ha dicho uno de los peques).
Una vez con la piedra en la mano, los ojos y el imán acudían a Rachel, que pacientemente los pegaba con cola termoadhesiva (gentileza de mi vecina Diana).
Ya empezabamos a tener los primeros monstruos!!!!!
En general han quedado todos geniales, pero me han llamado la atención 2.
Este segundo me ha llamado la atención por el susto que me ha dado la niña mientras me lo enseñaba. Pensaba que había aprovechado las témperas para pintarse las uñas!!! Pero tras preguntarle me ha confesado que ya las traía así de casa, buff, menos mal he pensado. 😉
Sin duda un taller en el que he salido con la sensación de habérmelo pasado mejor que ellos y muy agradecido con los monitores que me han servido de gran ayuda, ya que sin ellos aún andaría por ahí medio loco.

 

Piedras Monstruosas