Entradas

DIY: Cesto de Playa con borlas

Ya se que con el frío que ha entrado esta semana no pega mucho esta entrada, pero ¡vamos a dar algo de alegría a estos días grises!
Seguro que habéis visto un montón de cestas customizadas este verano por la playa y la piscina, pompones, madroños, flecos, ha habido de todo!

En mi caso he optado por hacer unas borlas de muchos colores y coserlas en la cesta.

Material:

Hilos de ganchillo
Cartulina
Cesta de playa
Paciencia 🙂

Las borlas podéis encontrarlas ya hechas pero decidí hacerlas, así tienes más opciones de colores y puedes hacerlas del tamaño que más te guste.

Para hacer las borlas tenemos que coger una cartulina con el ancho del largo que queramos nuestra borla.

Vamos enrollando el hilo alrededor, tantas vueltas como gordos queráis las borlas, en mi caso llevan 60 vueltas.

Después ataremos un hilo en un extremo de la borla, dejad este hilo larguito pues es el que vamos a usar para coser la borla a la cesta. Meteremos un lápiz que nos servirá de guía para atar el siguiente hilo.

Tras esto solo tendremos que cortar el otro extremo de la borla.

Cuando tengáis todas las borlas necesarias solo os queda decidir el orden de colores que queréis y coserlas a la cesta. Un consejo, no cortéis el hilo por dentro de la cesta muy a ras cuando terminéis de coserlas porque corréis el riesgo de que se deshaga el nudo y se os caiga la borla. A mi se me cayeron un par de ellas a pesar de los mil nudos que hice, así que al final deje todos los hilos largos, como no se veían con el forro 🙂


Como veis he usado la típica cesta de playa de Primark y parece otra después de añadirle las borlas 🙂



Síguenos en:
Twitter: @todolist_mpu
Instagram: @todolist_mpu
Facebook: Todo-list
Bloglovin: Todo-list
Pinterest: Todo-list

Lee el post original

Diy pintar un cesto de playa

Me gusta comprarme revistas que me regalan cosas. No lo puedo evitar y en verano mucho más! Hubo una época que coleccionaba pareos y chanclas. Ahora lo que colecciono son cestos de playa jejeje.
manualidad-cesto-playa

Lo bueno además es que tienes varios modelos a elegir así que cuando fui por mi revista-regalo, busqué el que más se adaptaba a mis necesidades. y también el color que más me gustaba, claro está.
Nada más verlo, ya pensé que lo podía “tunear” de una manera muy fácil. 

manualidad-cesto-playa

Me hice una plantilla de una caja de pizza. Busqué un color a contraste y a pintar!!

manualidad-cesto-playa

manualidad-cesto-playa

manualidad-cesto-playa

Te dejo el paso a paso en vídeo por si te va mejor verlo así

Me encanta el resultado. ¿Y a ti?

manualidad-cesto-playa

Con este diy tan facilito me voy de finde frugal al blog de Marcela para compartirlo con todas mis compañeras.



^_^ Posdata: Llévate de regalo mi  Ebook con los tips para potenciar tu creatividad. 

Para no perderte nada, no dejes de seguirme por las redes sociales:  FacebookTwitterPinterestInstagramGoogle+YouTube

Lee el post original

DIY: Un cesto para Candela

Por fin parece que se asoma la primavera un poquito y con ella las chicas de Handbox me propusieron un reto para crear un proyecto DIY con la colaboración de dos marcas Ceys y Novasol . La idea era trabajar con las dos juntas y dar la Bienvenida a la primavera y yo pronto empecé a pensar en flores…, ¡qué le vamos a hacer, me pierden!

Quiero enseñaros como le di la vuelta a un cesto para la habitación de mi hija Candela y así tener recogidas las mantas que ponemos a pie de cama.

Diy-cesto_01

¿Te animas?

Materiales:

Cesto, telas, pegamentos Ceys, Chalk Paint spray y  pintura Pintyplus Basic también en spray de Novasol, tijeras, un par de flores de tela, cuerda, trapillo, aguja y un poquito de imaginación ¡Empezamos!

materiales-retoceysnovasol_02

Hacemos un circulo en el primer tercio del cesto, protegiendo el resto que no queremos que se nos pinte y protegiendo la mesa ¡Importante!

Diy-cesto_02

Diy-cesto_03

Lo pinté en 10 minutos pero lo dejé secar casi 24 horas para que quedara bien seco el color. Este tono es cobre que tan de moda está y es brillante para darle fuerza al resto del cesto.

Volvemos a marcar y a proteger todo lo que no queremos que se nos llene de color y aplicamos el siguiente spray.

Esta pintura casi no huele y esta vez la dejé secar una hora más o menos.

Diy-cesto_04

Diy-cesto_06

Decoramos las asas usando tiras de nuestra tela rosa y pegamos.

Diy-cesto_07

Diy-cesto_08

Diy- cesto_09

Vamos dando puntadas con trapillo y marcando una linea en la última zona pintada (para romper un poco el color rosa empolvado de nuestra pintura Chalk Paint Spray)

Diy-cesto_08

Diy-cesto_09

Y todo lo demás lo vamos pegando. En el momento de usar las flores lo veía un poco cargado con las dos, deshice la flor fucsia y añadí unos pétalos más a la rosa clarito. Recortamos la tela verde a modo de hojas, usamos un poco de cuerda y seguimos pegando todo con nuestro pegamento Ceys, y…

Diy-cesto_10

Un poco de musiquita mientras termino  que ya casi está… y…

¡Terminado!!! ¿Os gusta?

Diy-cesto_013

Diy-cesto_014

Diy-cesto_11

Diy-cesto_12

Animaros que es fácil y tenemos un cesto bonito y único que en nuestro caso nos va servir para guardar mantas en la habitación de mi hija pequeña pero que podemos usar para infinidad de cosas y en una habitación infantil, queda genial. Diferente ¿verdad?

Espero que os guste ¡Mil besos!

Lee el post original

Diy: cómo hacer un cesto de retales y rafia inspiración wabi sabi

Un cesto es de lo más versátil que tenemos en nuestras casas, este hecho de retales y rafia te lo presento hoy como macetero. Por su aspecto orgánico me gustó la idea, pero también te servirá como contenedor para casi cualquier tipo de objetos.

Este está inspirado, sólo inspirado, en la corriente wabi sabi, que busca la sencillez, la imperfección, la naturaleza y la aspereza, y en todo ello encuentra belleza


¿quieres ver cómo hacerte este cesto de retalitos y rafia?, pÁngala te lo cuenta, vamos
Click To Tweet


Para seguir este tutorial no es necesario saber mucho de ganchillo, pero si conveniente haberte sentado al menos media hora con tu abuela alguna vez en tu vida.

 

Los materiales:

Retales de tela: vale cualquiera, yo escogí sobrantes del taller, los que utilizo para los bolsos. Son tetas de mucha calidad, pero no es tan importante en este caso, así que lánzate con lo que tengas y sigue una única consigna:

cuanto más fina sea la tela, más ancha deberá ser la tira que cortes después, no tiene más. Mis tiras son de unos 2 cms.

Tijeras

Ganchillo: aquí ves dos, pero realmente sólo utilicé el más fino, aún así es gordito . El grueso me hubiera gustado porque es antiguo recuerdo familiar, otra vez será.

Hebras de rafia natural. Si no la consiguieras puedes utilizar cordel de cáñamo, el hilo de palomar de toda la vida, realizado con cáñamo. La ventaja del palomar frente a la rafia es que va todo seguidito, sin embargo la rafia por su propia naturaleza va siempre en hebras, así que da un poco más de trabajo

Un alfiler

pángalaIMG_0332

Para empezar debes cortar las tiras. Como te decía antes, cuando más fina sea la tela, más anchas deberán ser las tiras. En este caso como son restos del taller pÁngala slow bags, su ancho es de 2 cms aproximadamente. Son telas de algodón, y de algodón con lino, y resultan gruesas y con cuerpo.

No obstante si hubieran sido más anchas tampoco hubiera pasado nada. Al final del post te hago una serie de sugerencias a este respecto, pero tú ahora no te despistes y continúa con esto, no nos liemos todavía.

Como ves en la fotografía, para cortar las tiras no hace falta nada sofisticado ni tampoco precisión ya que luego se van a arrugar y no se apreciará.

Tan solo corta una primera tira del ancho deseado, y a continuación marca en el borde del retal todos los cortecitos usando la plantilla de la primera tira.

Una vez marcados los cortes hacemos las tiras sin miramiento, tratando de seguir una trayectoria recta en el corte pero sin necesidad de trazar líneas. Vamos a crear algo imperfecto, queremos un buen trabajo pero en el que el perfeccionismo no es el objetivo.

 

pángalaIMG_0333

Cuando ya tienes tu montañita de tiras deberás decidirte por el hilo de palomar o por la rafia. La rafia cuesta más de trabajar ya que su ancho no es constante, va variando, y además deberás ir anudándola cada vez, pero queda tan bonita para mi gusto que el esfuerzo merece la pena

 

pángalaIMG_0336

Y ya comienza el trabajo de verdad.

Antes de nada he de decirte que este no es un tutorial complicado, tan solo requiere paciencia, es lo único. Pero si te imbuyes en el espíritu wabi-sabi todo fluirá. Y no es que haya entrado en modo místico, de hecho personalmente soy bastante terrenal, pero desde que lo descubrí me ha enamorado esta forma de observar y ya la considero como la auténtica.

Vale, tenemos las tiras y tenenemos la fibra elegida. Ahora vamos a empezar de verdad. El principio es lo más engorroso, pero una vez superado va a ser tejer y cantar. Ya te digo, supera la primera fase y no querrás dejar de probar esta técnica, te lo garantizo.

Y una puntualización previa. Quienes sabeis tejer crochet teneis clarísimo que lo que se teje no es la tela, sino la fibra (rafia, cáñamo…), y esto es sólo una pequeña advertencia para tí que no sueles tejer pero te ha apetecido seguir este tutorial y sin embargo te ha entrado el miedo. No tengas miedo, sólo es necesaria paciencia, no tanto técnica. De hecho yo no tengo mucha técnica, más bien poca, y me he lanzado  ello en modo ensayo-error, con más error que ensayo y he de decirte que he quedado satisfecha. Ya te digo, wabi-sabi

Los pasos:

  1. Con una primera tira de tela, el ganchillo, y la rafia en este caso, forra con unos 8 puntos bajos el primer trozo de retal.

 

pángalaIMG_0337

2. Ayudándote con un alfiler, junta ambos extremos de lo que acabas de tejer, y cierra los ocho puntos con un punto falso.

Atención: tanto para quien sabe como para quien no sabe tejer. El nombre de los puntos no me lo sé y lo estoy consultando en mi libro de ganchillo fácil. Con esto te quiero decir que si no tienes ni idea de ganchillo te puedes lanzar a esto perfectamente, simplemente la elección de los materiales hace que el resultado no sea perfecto, así que barra libre de intentos y creatividad, puedes encontrar miles de videos de youtube explicándote estos puntos básicos, aún así al final te haré una listita para que los consultes más fácilmente. No hay excusa, así que allá que vamos

 

pángalaIMG_0338

3. Vale, ya lo has cerrado y tienes un aro. Ahora vamos a continuar tejiendo hasta formar una circunferencia del tamaño que prefieras. Algo importante: la tira de tela no se teje, sino que la vamos rodeando con el hilo de rafia o palomar. Dicho de otra manera, la tira de tela es un relleno pero lo que se teje es el hilo, ahora si, ¿si?

 

pángalaIMG_0339

4. Para formar una circunferencia y que se quede plana, debemos realizar aumentos de vez en cuando. Para esto, como para todo en esta vida, existe una técnica numérica. Yo no la seguí porque en este diy todo es amorfo: las tiras no son exactamente igual de anchas, las telas tienen distintos grosores, y la rafia va variando también su ancho y grosor, así que me iba a dar lo mismo tanta técnica, no se iba a notar.

Por eso mi consejo es que si ya sabes tejer, genial, aplica tus conocimientos, y si no sabes, sigue medio por encima cualquier tutorial de youtube de “cómo tejer un circulo en ganchillo”

 

 

pángalaIMG_0341

Como te decía al principio, yo decidí no unir las tiras de tela, así puedo ir realizando la combinación que más me apetezca. Para que el trabajo sea más cómodo, utiliza un alfiler para unirlas, y por favor recuerda retirarlo cuando ya tienes ese trozo de tira forrado con rafia o hilo de palomar

 

pángalaIMG_0343

5. Continua tejiendo hasta llegar al diámetro que te guste. Algo importante: si no eres de tejer, cuanto más grande decidas hacer esta pieza más probable es que se te formen ondulaciones por exceso o defecto de aumentos si funcionas por libre como yo. Si has seguido un tutorial, enhorabuena, yo soy incapaz.

pángalaIMG_0344

6. Vale, ya tienes tu circunferencia, ahora cierra y corta, y vamos a otra cosa. Lo más difícil ya está hecho, ¡¡bien!

 

pángalaIMG_0345

7. En este paso sólo vamos a utilizar rafia o el hilo que tú hayas elegido, y el ganchillo; aquí no usamos tira de tela.

Consiste en bordear toda la circunferencia a punto bajo, y hay una cosa muy importante, es la siguiente: como insisto en que todo es tan amorfo, no pinches en todos los puntos que tenías en la circunferencia, pues es mejor reducir algunos para que la amorfidad no sea tanta. Vamos, que como sufre cambios de grosor súbitos, vamos a empezar a controlarlo por aquí. Como ejemplo, puedes saltarte uno de cada tres

 

pángalaIMG_0346

8. Y ahora si que volvemos a utilizar la tira. Tejemos como antes, a punto bajo, y utilizando de relleno la tira de tela.

Ahora todo va a ser mucho más fácil, ya no tienes que andarte con aumentos ni reducciones ni nada de nada en las dos primeras vueltas.

 

pángalaIMG_0347

9. Cuando llevaba dos vueltas observé que se veía demasiada rafia y muy poca tela, por eso introduje un cambio: decidí pinchar en un punto sí, un punto no, y a cambio, para que no se me fuera reduciendo cada vez que tejía un punto bajo, tejía también una cadeneta.

La secuencia sería la siguiente: -1 punto bajo, me salto un punto, tejo 1 punto de cadeneta-. Esto hasta llegar a la altura que quieras darle al cesto, es un continuo en circular.

pángalaIMG_0350

10. Obtenida la altura deseada, sólo te queda cortar la rafia dejando suficiente trozo para poder esconderlo con el gachillo, cerrar con un punto falso, cortar la tira de tela dejando también un trozo, esconderlo, y…

disfrutarlo

pángalaIMG_0351

Ya tienes tu cesto, macetero, vacía bolsillos…, tiene miles de utilidades. Si por ejemplo te gusta para el pan, entonces deberás añadirle un forrito para que no se te llene de fibras y además no se enganchen las migas

Como ves es fácil de realizar si tienes unas nociones muy básicas de ganchillo. Yo he hecho mis propias modificaciones y tú puedes seguir mi propuesta o probar tus propios experimentos

pángalaIMG_0358

En cualquier cosa yo estoy muy satisfecha: estéticamente me encanta, además es un gesto de reciclaje, y me causa un modesto orgullo el observar que de restos de mi amado proyecto, pÁngala slow bags, surgen pequeños polluelos.

Además es mi aportación para apoyar la propuesta medioambiental de El Hervidero de Ideas. Te recomiendo que lo visites, pues sus iniciativas, ideas, y convocatorias en pro de la sostenibilidad son siempre atractivas e innovadoras; no te lo pierdas, pÁngala te lo recomienda 😉

Y ya para terminar y motivarte un poquito si es que te da miedo, o para concretar, si te vas a lanzar en plancha, unos detalles concisos para seguir este tutorial:

Resumiendo:

  1. No es necesario saber mucho crochet para seguir el tutorial, pero alguna vez si que has de haber cogido la aguja
  2. Cuanto más cuerpo tengan tus tiras, más estrechas te podrás permitir que sean las tiras
  3. Las tiras no es necesario unirlas una vez cortadas, hacerlo tiene una ventaja y un inconveniente: la ventaja es que te ahorra trabajo, no tienes que andar uniendo trocitos cada vez. El inconveniente consiste en que no podrás decidir la combinación de colores a medida que vas tejiendo, sino que será la resultante de lo que hayas unido previamente.
  4. Puedes sustituir la rafia natural por hilo de palomar. Te hará el trabajo más sencillo y además es de grosor homogéneo, cosa que no sucede con el otro material.
  5. Menos de 2 cms de ancho en las tiras no te recomiendo a no ser que optes por el hilo de palomar
  6. A mi el tejido me quedó sólo semi rígido. Una buena opción que no descarto para otra prueba sería utilizar el hilo de palomar con un ganchillo más fino y crear un tejido más tupido
  7. Y la lista de puntos utilizados que vas a encontrar en youtube:
    1. cadeneta
    2. punto bajo
    3. punto falso

 

pángalaIMG_0356

pángalaIMG_0358

La entrada Diy: cómo hacer un cesto de retales y rafia inspiración wabi sabi aparece primero en Mis Soluciones Pangala.

Lee el post original

Cesto de almacenaje low cost

Cesto de almacenaje low cost
¿Qué tal han ido vuestras navidades? Seguro que entre Papa Noel y Reyes tenéis un motón de trastos nuevos en casa. 

Almacenar bonito y práctico suele ser una tarea difícil. Realmente, el mejor consejo que os puedo dar es, “revisa bien todo lo que tienes por casa y haz limpieza para dejar paso a las cosas nuevas”. Juguetes, libros, y un etc de cosas recién estrenadas que, además, querrás tener de forma accesible sin que tu casa se convierta en un trastero ¿Quién quiere guardar un libro nuevo en el fondo del armario?

Hoy vamos con un cesto low cost para almacenar pequeñas cosas. Hace ya tiempo, en uno de mis habituales paseos por Ikea me encontré con los resto de una de las colecciones limitadas que suele sacar esta marca, y allí estaban un motón de capazos a ¡1€! y como oís, la pena, ahora me arrepiento, es que no cogiese más.
Cesto de almacenaje low cost
Como era literalmente un capazo de esos, tipo playero, lo primero que hice fue quitarle el asa para eliminar la idea del bolso.
Cesto de almacenaje low cost
Es importante ponerle una base que puedes hacer con un trozo de cartón y para que quede más mono y no se vea lo forras, yo he aprovechado una tela que tenía por casa, de las que uso para hacer pruebas de texto y esas cosas. Ya veis reciclaje 100%

Cesto de almacenaje low cost
Creo que en un cesto de estas características no puede faltar la técnica del dip die, que consiste en pintar la parte inferior en color, como no puede ser de otra forma, con chalk paint casera en color blanco.

Cesto de almacenaje low cost

Luego con el asa que quedaba he cerrado el cesto y ya que estamos en invierno he añadido unos detalles en lana para darle más calidez al conjunto.
Después de esto, ¿estás segura que vas a ir a la tienda a comprarte el típico cesto revistero? seguro que no.

FOTOGRAFÍA TCV

Cesto de almacenaje low cost
Cesto de almacenaje low cost
Cesto de almacenaje low cost Cesto de almacenaje low cost


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Lee el post original

DIY Reciclar un cesto con trapillo

Esta semana os traigo un DIY facilito y que seguro podéis aprovechar en vuestra casa.
El material principal es el trapillo y en mi caso la famosa cesta BRANÄS  de Ikea.
 En casa tenemos varias, pero después de tanto uso se van estropeando en la zona superior.

Ahora sólo tenemos que coger el trapillo y un ganchillo, yo he utilizado el 5 porque quería que quedara apretadito, y además uno mayor no me permitía tejer entre el mimbre.

Hacemos una cadeneta tan larga como el perímetro de nuestra cesta y cerramos con un punto enlazado.
Ahora sólo tenemos que tejer con punto bajo alrededor del borde.
Es sencillo aunque laborioso.

El resultado final es una nueva cesta.
¿Qué os parece? Aquí no tiramos nada, así que manos a la obra y dar una oportunidad a vuestros muebles.
Y si queréis más ideas de trapillo, aquí podéis encontrarlas.
Baúl Desastre

Lee el post original

Cesto redondo de trapillo

     Ya os he contado que para mí el verano es época de trapillo. Me suelo llevar la labor a la playa o a la piscina y la verdad es que me cunde bastante (es lo bueno del trapillo ☺). Es por ello que tengo algunos proyectos terminados que poco a poco verán la luz en el blog, como este cesto de trapillo redondo:

cesto de trapillo redondo

     Para haceros un cesto similar necesitareis:
– Trapillo del color elegido.- Una aguja de trapillo.- Hilo y aguja (para rematar la labor).
     No os puedo poner paso a paso de esta labor, pero es un cesto muy sencillo de hacer. Simplemente tenemos que hacer un círculo o anillo mágico y tejer dentro 6 puntos. Y a partir de ahí, vamos aumentando 6 puntos en cada vuelta (en la primera vamos haciendo un punto y un aumento hasta tener 12, en la segunda dos puntos simples y un aumento para tener 18 y así sucesivamente).

     Una vez que tengamos la base del tamaño que buscamos, giramos la labor y tejemos una vuelta sin aumentos, cogiendo solamente el hilo interior del punto, para darle más consistencia a la base.     Y finalmente solo nos queda seguir tejiendo vueltas hasta alcanzar el alto que queramos que tenga nuestro cesto y rematarlo.

Notas:- A mi me costo mucho aprender a hacer el anillo mágico, pero aprendí gracias a este vídeo.- El hilo y la aguja nos sirven para rematar la labor una vez terminada y así evitar que con el uso de deteriore o se suelten los puntos del principio o el final.- Este tipo de cestos son muy versátiles, los puedes poner en cualquier rincón y además sirven para guardar un montón de cosas. – Si os apetece más hacer un cesto de trapillo ovalado, tenéis uno muy sencillo en esta entrada. Y si lo que queréis es ver bolsos de mano elaborados con este material, podéis echar un vistazo a éste en tono liso o a éste en dos colores.

     Espero que os haya gustado el post y os animéis a iniciaros en esto del trapillo, porque la verdad es que es bastante fácil una vez le vas cogiendo el truco y engancha. 🙂

Besos,

Lee el post original

Haz una jardinera con un cesto de Ikea para la ducha

Que el gigante sueco va a convertirme en embajadora de buena voluntad de su sección de oportunidades es algo que en casa ya dan por hecho. 
Yo no lo tengo tan claro, así que para darle otro empujoncito a mi candidatura, hoy te traigo un tutorial con el que puedes transformar el cesto para meter las cosas de la ducha Stugvik, en una jardinera:

Bromas aparte, la verdad es que llegué a este reciclaje por casualidad, aunque esta no es la primera vez que un cacharro de la sección de oportunidades acaba convertido en tiesto (¿Recuerdas este tarro de cocina?), y al revés, un tiesto que acaba convertido en otra cosa, como un cubertero (aquí).

Te cuento cómo sucedió: necesitaba una jardinera para trasplantar los tomates que nos regaló Isa en el Taller de Huerto Urbano (aquí), porque en cuanto los puse a la ventana se echaron a crecer y a los pocos días estaban matándose por llevarse un trozo de tierra a las raíces. 

En la sección de oportunidades de Ikea a la niña le hizo gracia el cesto porque con tantos agujeros parecía más un tiesto que otra cosa. Y tenía toda la razón. Era justo lo que estaba buscando: un recipiente grande, con agujeros y de plástico duro.
El único inconveniente es que uno de los lados era más bajo que el otro, pero llenándolo de tierra solamente hasta su nivel mis tomates podían vivir igual de felices.

Demasiado sencillo para Pica Pecosa, ¿Verdad? Qué bien me conoces. De vuelta en el coche me puse a pensar cómo tapar ese agujero. Un trozo de plástico o de madera no, porque no tenía nada en casa. Podía servirme un trozo de cartón pero en ese caso tenía que forrarlo con un plástico para que no se rompiese con la humedad. Un cartón plastificado que no deja pasar la humedad… ¿Dónde había visto eso antes? ¡Claro, los envases de leche!
 
Eso es lo que te voy a enseñar hoy, cómo transformar el cesto de la ducha en una jardinera con un cartón de leche, por si te encuentras en la misma tesitura que yo.

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy-materiales

1. Cesto de plástico. El modelo Stugvik de Ikea es ideal por su tamaño, por el matarial con que está hecho y porque tiene la base llena de agujeros, pero igualmente puedes utilizar otro que tenga las mismas características.

2. Cartón de un envase de leche.

3. Cinta de embalar. Para sujetar el cartón al cesto. Yo utilicé esta porque al ser ancha con dos trozos tienes bastante, pero sirve igual celo, cinta de carrocero o similar.

4. Tijeras. Para recortar el cartón.

El proceso es muy sencillo y seguro que ya te has dado cuenta de cómo hacerlo. En 3 pasos lo tienes:

#Paso 1: Abre completamente el envase de leche:
cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy-paso-1
#Paso 2: Mete el cartón en el interior del cesto, mide hasta el borde que quieres igualar y dóblalo hacia afuera (o hacia abajo, según desde dónde lo mires):
cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy-paso-2
 Así es cómo se vería desde fuera:
cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy-paso-2
#Paso 3 y último: Pega el trozo que sobresale por encima con la cinta de embalar:
cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy-paso-3

cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy-paso-3 En un par de minutos tus plantas estarán estrenando casa nueva:
cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy

cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy

cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy

cesto-plastico-ikea-reciclado-en-maceta-diy
Creo que esta jardinera va a ser el lugar definitivo donde van a quedarse mis tomates porque con lo profunda que es tienen sitio suficiente para que crezcan las raíces.
¿Qué te parece cómo ha quedado? ¿Has hecho algún apaño parecido para tus plantas? 
¡Pásalo muy bien y disfruta del fin de semana!

Lee el post original

CESTO DE TRAPILLO EN PUNTO DE CRUZ. 4 Puntadas de más.RETO VEOVEO MAGAZINE.

#retoveoveo

 

El reto de octubre de la revista Veoveo Magazine, consiste en realizar un cesto de trapillo en punto de cruz. Cuando vi el cesto me enamoré así que no dude en apuntarme.

 

El tutorial lo puedes descargar AQUI y hacerlo paso a paso. Puedes hacer las variaciones que se te ocurran !!! .  ¡Disfrutad y aprended!

 

Valoraran la creatividad, que el proyecto este bien hecho y la fotografía.

 

Sin más te enseño mi proyecto no cal que te explique nada ya tienes el tutorial .

 

Empezamos!!!

PROCES

 

Vamos avanzando!!!

 

VEOVEOMAGAZINERETOOCTUBRE

 

Proyecto terminado!!!

 

TRAPILLO

 

CESTOTRAPILLOCAÑAMAZO

 

CESTOTRAPILLO

 

 

 

retoveoveomagazine

 

 

 

SAM_4689

 

 

Si el equipo de Veoveo selecciona mi proyecto (27 de octubre) y a ti te ha gustado no dudes en pìnearlo en su tablero de Pinterest del reto (del 27 al 31 de octubre hasta las 12 h). Si le das al me gusta me estarás regalando un voto y el que consiga mas votos se lleva el premio (31 de octubre):

 

Trap-art  obsequia con una  caja surtida de 6 ovillos y una aguja de ganchillo.

 

Me ha gustado esta manera de trabajar el trapillo y conocer el cañamazo, se me ocurren muchos proyectos con esta parejita…El próximo proyecto, tendré en cuenta usar un trapillo no muy grueso, ya que en mi proyecto el trapillo blanco era demasiado grueso, con ello más difícil de trabajar y queda menos finito,

 

Venga, ¿te animas ha realizar la tuya?   Para decorar un rinconcito de casa, para guardara tu material, tus proyectos en marcha…

 

Me encantará ver tus fotos. ^_^ .

 

Feliz semana!!!

Mil gracias Veoveo Magazine.

 

Sandra.

La entrada CESTO DE TRAPILLO EN PUNTO DE CRUZ. 4 Puntadas de más.RETO VEOVEO MAGAZINE. aparece primero en Scrapbooking web.

Lee el post original