Entradas

Diy: almacenaje para mantas

Esta semana se ha retrasado el post, además solo tendremos uno (el de hoy). Se me están complicando los días, esto de estar en casa, en Valencia, hace que mis días estén mas llenos de cosas que hacer y dejan menos tiempo al blog. Intentaré ir recuperándome y cogiendo fuerzas para centrarme un poco mas en el blog.

En el post de hoy veremos lo que he hecho con una de las cajitas de madera que me tocó en el sorteo que hizo María del blog DrLivinghome. El premio eran tres cajas de madera de tres tamaños distintos de la casa Astigarraga Kit.


Materiales: 
– Caja de madera. Esta es la que he utilizado yo.
– Pintura en Spray. Chalk paint blanco roto de Novasol.
– Lija.
Barniz Satinado en Spray.
– 4 Ruedas pequeñas.
– Cinta para decorar.

Lo primero que hacemos después de desempaquetar la caja es colocar las piezas para pintarlas sobre una superficie protegida para no manchar mas de la cuenta. Pintamos con el spray, dejamos secar, pasamos una lija suave para que la superficie quede mas lisa, y repetimos una vez mas.

Una vez pintadas todas las piezas de la caja pasamos a barnizar la madera. Damos un par de capas de barniz en Spray en este caso pero sirve cualquier barniz.

Una vez seco el barniz lo siguiente es montar la caja. Como puedes ver en las fotos he dejado la parte de la base de color madera para gastar menos pintura ya que el fondo no va a verse.

En este momento la di por finalizada, pero me la traje a Valencia a ver si hacía algo mas con ella antes de colocarla en su sitio. Quité las cuatro ruedecitas de un mueble que hice con cajas de vino y se las coloqué.

Para terminar con una cinta rodeé la tabla central de la caja tapando los agujeros que tiene para unirla con otras cajas. De esta forma queda integrada en color blanco y negro como el resto de mi salón.

Aquí está colocada ya en su sitio al lado del sofá, tiene el tamaño perfecto para el hueco que quedaba entre la mesilla y una de las sillas auxiliares que tengo cerquita del sofá. Viene super cómoda para dejar las mantas ahora en invierno y tenerlas recogidas y también para dejar los cojines del sofá cuando molestan. 

Te ha gustado este DIY? Qué habrías hecho tu con una caja de éstas? Todavía tengo dos más, son un poco mas pequeñas, me das ideas?

*Irene*

Lee el post original

DIY: CAJON DECORATIVO PARA ALMACENAJE

Ideas para decorar cada una de las estancias de tu casa reciclando un cajón de madera.

 
¿ STORAGE ?  Sí,  storage.  ¿ Por qué has puesto esa palabra ?  Pues como dice su significado  para almacenar   ¿Y  qué  vas  a  almacenar ?   No  lo  sé.  ¿ Entonces,  para qué quieres un cajón de almacenaje si no sabes lo que vas a guardar en él ? La verdad es que tenía una  idea muy clara de lo que quería hacer con ese cajón  pero aún no había decido el uso al que estaría destinado.
Tengo algunas cajas y cajones de madera  de diferentes  formas y tamaños  guardados a la espera de hacer algo con ellos, pues me gustan bastante, de hecho,  ya he reciclado algunos anteriormente (Puedes verlos aquí  y aquí). Elegí uno cuadrado y con un tamaño perfecto para soportar peso, perfecto para mi idea. 

Vamos a ver el proceso de transformación y los materiales necesarios  

Comencé aplicando un tinte para madera color nogal pues lo quería más oscuro y después aplique barniz incoloro para protegerlo.  Pinté con pintura textil la palabra elegida en la tela de arpillera  y fijé la pintura con calor.

Suelo guardar los tiradores que retiro de otros trabajos de restauración para poder reutilizarlos, y resultó que  tenía uno tipo concha que me sobró de una cómoda que me pareció perfecto para el cajón. 
Para sujetar la tela decidí utilizar unas chinchetas que pinté de negro a juego con el tirador, y como tenía varios agujeros en el frente en lugar de taparlos con masilla opté por disimularlos con más chinchetas para darle un aire más industrial.

Y una vez terminado, surge la pregunta ¿ Y qué vas a almacenar ?  Veamos algunas de mis propuestas. 

Propuestas para decorar varias estancias de tu vivienda con un cajón reciclado.
En el salón:   Si sois de los que os gusta  sentaros en el sofá a  hojear revistas, leer libros, coser o tejer. ¿Por qué no tenerlo a mano ?


Y si os gusta decorar con plantas, hace la función perfecta de un macetero. 

En el despacho: Al lado de vuestra mesa de trabajo, para tener organizados los papeles, cartulinas, planos, etc.

 

En el baño:  Que no falte nunca  el papel higiénico y las toallas limpias. 

En el dormitorio: En el dormitorio infantil quedará perfecto para recoger los cuentos y juguetes de los pequeños, y  para los no tan peques, balones, raquetas, mochilas,  etc. 

En la cocina: en esta estancia de la casa tenemos muchas opciones para almacenar, botellas, utensilios, verduras, hortalizas, frutas,  conservas, e incluso como en mi caso leña para el fuego. 

Y con esta propuesta me sumo al reto decorar cajas o cajones en cualquier técnica del blog  “Aprendiendo De todo un poco” que este mes  está de celebración,  pues hace ya un año que comenzó con su primer reto.   Desde aquí,  muchísimas felicidades y que cumplas muchos más….. 

Muchas gracias por tu visita
  Sígueme también en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram

Lee el post original

Cesto de almacenaje low cost

Cesto de almacenaje low cost
¿Qué tal han ido vuestras navidades? Seguro que entre Papa Noel y Reyes tenéis un motón de trastos nuevos en casa. 

Almacenar bonito y práctico suele ser una tarea difícil. Realmente, el mejor consejo que os puedo dar es, “revisa bien todo lo que tienes por casa y haz limpieza para dejar paso a las cosas nuevas”. Juguetes, libros, y un etc de cosas recién estrenadas que, además, querrás tener de forma accesible sin que tu casa se convierta en un trastero ¿Quién quiere guardar un libro nuevo en el fondo del armario?

Hoy vamos con un cesto low cost para almacenar pequeñas cosas. Hace ya tiempo, en uno de mis habituales paseos por Ikea me encontré con los resto de una de las colecciones limitadas que suele sacar esta marca, y allí estaban un motón de capazos a ¡1€! y como oís, la pena, ahora me arrepiento, es que no cogiese más.
Cesto de almacenaje low cost
Como era literalmente un capazo de esos, tipo playero, lo primero que hice fue quitarle el asa para eliminar la idea del bolso.
Cesto de almacenaje low cost
Es importante ponerle una base que puedes hacer con un trozo de cartón y para que quede más mono y no se vea lo forras, yo he aprovechado una tela que tenía por casa, de las que uso para hacer pruebas de texto y esas cosas. Ya veis reciclaje 100%

Cesto de almacenaje low cost
Creo que en un cesto de estas características no puede faltar la técnica del dip die, que consiste en pintar la parte inferior en color, como no puede ser de otra forma, con chalk paint casera en color blanco.

Cesto de almacenaje low cost

Luego con el asa que quedaba he cerrado el cesto y ya que estamos en invierno he añadido unos detalles en lana para darle más calidez al conjunto.
Después de esto, ¿estás segura que vas a ir a la tienda a comprarte el típico cesto revistero? seguro que no.

FOTOGRAFÍA TCV

Cesto de almacenaje low cost
Cesto de almacenaje low cost
Cesto de almacenaje low cost Cesto de almacenaje low cost


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Lee el post original

Tutorial básico de arcilla polimérica 6: Conservación y almacenaje

Esta es la sexta y última entrega de la serie de tutoriales básicos donde puedes consultar todo lo que un principiante debe saber para trabajar con la arcilla polimérica.

Si la arcilla polimérica está bien almacenada puede durar meses e incluso años. Todos los que trabajamos con arcilla polimérica la almacenamos de maneras diferentes; no hay una sola manera correcta de guardarla, por lo que no deberías tener problemas siempre y cuando tengas en cuenta una serie de requisitos básicos.

El más importante de todos es saber que la arcilla polimérica no se estropea por el contacto con el aire, aunque aún así es buena idea mantenerla envuelta para protegerla del polvo. En cambio, el calor y la exposición directa al sol pueden estropearla debido a que la temperatura necesaria para endurecer este tipo de arcillas es muy baja.

Por lo tanto, el único requisito para almacenar los paquetes de arcilla polimérica sin abrir es guardarlos en un sitio fresco y oscuro, lejos de cualquier fuente de calor. No es necesario sacarlos de su embalaje original y meterlos en bolsas herméticas o al vacío, aunque hay quien lo hace. Yo guardo los míos en su embalaje original en una caja de cartón en la parte baja de una estantería donde sé que nunca da el sol directamente y lejos de cualquier estufa o radiador.

Almacenaje 8

Una vez abiertos los paquetes es buena idea envolverlos de nuevo para evitar que la arcilla blanda acumule restos de suciedad o la mezcla de distintos colores. Puedes  envolverla en su embalaje original o usar materiales alternativos como film de plástico o bolsas con cierre (las típicas para bocadillos). Esa última opción es mi favorita, y es la que uso desde hace varios meses.

Almacenaje 4

Jamás pongas la arcilla polimércia en contacto directo con cartón o papel, ya que éstos absorben los agentes plastificantes que la hacen maleable.

Almacenaje 7

Lo ideal es almacenar la arcilla en contenedores o tarros hechos de cristal, un material que no reacciona con la arcilla. Pero siendo realistas, casi nadie tiene contenedores de cristal de un tamaño adecuado y en cantidad suficiente para guardar la arcilla. Yo sólo utilizo este material para almacenar las mezclas con fimo líquido, que es mucho más difícil de almacenar en plástico: reciclo tarros de mermelada o cremas y los etiqueto por colores.

Almacenaje 5

La mejor alternativa al cristal es el plástico, pero has de tener cuidado porque los agentes plastificantes de la arcilla reaccionan con ciertos tipos de plástico duro. Es difícil saber si la caja de plástico que vas a comprar será compatible con la arcilla polimérica o no. Hay quien dice haber comprobado que los plásticos marcados con el logo de reciclado y un número 2, 4 o 5 son seguras (el logo es el triángulo hecho con tres flechas, y el número debería estar en su interior). No sé si será del todo cierto, pero la verdad es que la cajonera que uso tiene un 5 y nunca he tenido problemas con ella.

Almacenaje 1

También es cierto que he usado otras muchas cajas que sólo tenían el logo sin número, y otras que directamente no tenían logo, y no han tenido ningún tipo de reacción. Lo mejor sería hacer una prueba poniendo un trozo de arcilla polimérica sin envolver dentro de la caja durante varios días, para asegurarte de que no hay reacción. Entonces podrás guardar toda tu arcilla sin miedo a que se estropee.

A mi me gusta guardar mi arcilla en bolsas de plástico con cierre o en su embalaje original, y en una cajonera organizada por colores.

Almacenaje 2

También tengo una caja en la que guardo restos de arcilla demasiado dura, de proyectos que no han salido bien o que no he llegado a terminar, de mezclas de colores…

Almacenaje 6

El método que elijas para el almacenaje de tu arcilla queda totalmente a tu elección. Seguramente pruebes varias formas de guardar la arcilla hasta que acabes encontrando el que mejor te funciona o el que te resulta más cómodo.

CONSEJOS FINALES

  • El más importante de todos: protege tu arcilla del calor y de la luz del sol.
  • Envuelve la arcilla para protegerla de restos de polvo.
  • Nunca almacenes la arcilla ya horneada con la arcilla sin hornear, puedes provocar que los agentes plastificantes se mezclen en la arcilla horneada y terminen por ablandarla o romperla.
  • No pongas la arcilla polimérica sin hornear sobre superficies de cartón, papel o madera, porque las pueden estropear. Una vez horneada, puedes ponerla sobre cualquier superficie.
  • Antes de almacenar arcilla polimérica en algún contenedor o bolsa de plástico haz una prueba para asegurarte de que el plástico que vas a usar es compatible con la arcilla.

¡Y esto es todo! Después de esta entrada y de todas las anteriores no deberías tener ningún problema para empezar a trabajar con la arcilla polimérica. Te dejo un resumen de las entradas anteriores, por si quieres consultarlas:

Seguiré publicando trucos y consejos sobre la arcilla polimérica, así que suscríbete a la newsletter o sígueme por las redes sociales para no perderte nada de nada.

La entrada Tutorial básico de arcilla polimérica 6: Conservación y almacenaje aparece primero en Diminuto.

Lee el post original

Tutorial básico de arcilla polimérica 6: Conservación y almacenaje

Esta es la sexta y última entrega de la serie de tutoriales básicos donde puedes consultar todo lo que un principiante debe saber para trabajar con la arcilla polimérica.

Si la arcilla polimérica está bien almacenada puede durar meses e incluso años. Todos los que trabajamos con arcilla polimérica la almacenamos de maneras diferentes; no hay una sola manera correcta de guardarla, por lo que no deberías tener problemas siempre y cuando tengas en cuenta una serie de requisitos básicos.

El más importante de todos es saber que la arcilla polimérica no se estropea por el contacto con el aire, aunque aún así es buena idea mantenerla envuelta para protegerla del polvo. En cambio, el calor y la exposición directa al sol pueden estropearla debido a que la temperatura necesaria para endurecer este tipo de arcillas es muy baja.

Por lo tanto, el único requisito para almacenar los paquetes de arcilla polimérica sin abrir es guardarlos en un sitio fresco y oscuro, lejos de cualquier fuente de calor. No es necesario sacarlos de su embalaje original y meterlos en bolsas herméticas o al vacío, aunque hay quien lo hace. Yo guardo los míos en su embalaje original en una caja de cartón en la parte baja de una estantería donde sé que nunca da el sol directamente y lejos de cualquier estufa o radiador.

Almacenaje 8

Una vez abiertos los paquetes es buena idea envolverlos de nuevo para evitar que la arcilla blanda acumule restos de suciedad o la mezcla de distintos colores. Puedes  envolverla en su embalaje original o usar materiales alternativos como film de plástico o bolsas con cierre (las típicas para bocadillos). Esa última opción es mi favorita, y es la que uso desde hace varios meses.

Almacenaje 4

Jamás pongas la arcilla polimércia en contacto directo con cartón o papel, ya que éstos absorben los agentes plastificantes que la hacen maleable.

Almacenaje 7

Lo ideal es almacenar la arcilla en contenedores o tarros hechos de cristal, un material que no reacciona con la arcilla. Pero siendo realistas, casi nadie tiene contenedores de cristal de un tamaño adecuado y en cantidad suficiente para guardar la arcilla. Yo sólo utilizo este material para almacenar las mezclas con fimo líquido, que es mucho más difícil de almacenar en plástico: reciclo tarros de mermelada o cremas y los etiqueto por colores.

Almacenaje 5

La mejor alternativa al cristal es el plástico, pero has de tener cuidado porque los agentes plastificantes de la arcilla reaccionan con ciertos tipos de plástico duro. Es difícil saber si la caja de plástico que vas a comprar será compatible con la arcilla polimérica o no. Hay quien dice haber comprobado que los plásticos marcados con el logo de reciclado y un número 2, 4 o 5 son seguras (el logo es el triángulo hecho con tres flechas, y el número debería estar en su interior). No sé si será del todo cierto, pero la verdad es que la cajonera que uso tiene un 5 y nunca he tenido problemas con ella.

Almacenaje 1

También es cierto que he usado otras muchas cajas que sólo tenían el logo sin número, y otras que directamente no tenían logo, y no han tenido ningún tipo de reacción. Lo mejor sería hacer una prueba poniendo un trozo de arcilla polimérica sin envolver dentro de la caja durante varios días, para asegurarte de que no hay reacción. Entonces podrás guardar toda tu arcilla sin miedo a que se estropee.

A mi me gusta guardar mi arcilla en bolsas de plástico con cierre o en su embalaje original, y en una cajonera organizada por colores.

Almacenaje 2

También tengo una caja en la que guardo restos de arcilla demasiado dura, de proyectos que no han salido bien o que no he llegado a terminar, de mezclas de colores…

Almacenaje 6

El método que elijas para el almacenaje de tu arcilla queda totalmente a tu elección. Seguramente pruebes varias formas de guardar la arcilla hasta que acabes encontrando el que mejor te funciona o el que te resulta más cómodo.

CONSEJOS FINALES

  • El más importante de todos: protege tu arcilla del calor y de la luz del sol.
  • Envuelve la arcilla para protegerla de restos de polvo.
  • Nunca almacenes la arcilla ya horneada con la arcilla sin hornear, puedes provocar que los agentes plastificantes se mezclen en la arcilla horneada y terminen por ablandarla o romperla.
  • No pongas la arcilla polimérica sin hornear sobre superficies de cartón, papel o madera, porque las pueden estropear. Una vez horneada, puedes ponerla sobre cualquier superficie.
  • Antes de almacenar arcilla polimérica en algún contenedor o bolsa de plástico haz una prueba para asegurarte de que el plástico que vas a usar es compatible con la arcilla.

¡Y esto es todo! Después de esta entrada y de todas las anteriores no deberías tener ningún problema para empezar a trabajar con la arcilla polimérica. Te dejo un resumen de las entradas anteriores, por si quieres consultarlas:

Seguiré publicando trucos y consejos sobre la arcilla polimérica, así que suscríbete a la newsletter o sígueme por las redes sociales para no perderte nada de nada.

La entrada Tutorial básico de arcilla polimérica 6: Conservación y almacenaje aparece primero en Diminuto.

Lee el post original

DIY – Almacenaje de pared – TARROS RECICLADOS

Me encanta reciclar tarros de cristal, he de reconocer que tengo un estante lleno de ellos, nunca sabes para lo que te pueden servir. Por eso esta vez no podía dejar de participar en el reto que propone cada mes Cristina de Mi Armario Coqueto para el #diymaniacas. El reto del mes de septiembre consistía darles un uso nuevo a los tarros de cristal.

diy tarros reciclados

Con la llegada del nuevo curso y los nuevos propósitos para este año me he decidido de verdad ser un poco más ordenada y tener todo el material del taller de Sonrisas de Papel organizado, por eso se me ocurrió la idea de crear un espacio de almacenaje para la pared. Como me había gustado tanto el resultado de el jardín vertical que hice para la revista GoodMoodMag decidí utilizar el mismo sistema de baldosa de madera para colgar de la pared los tarros contenedores y así tener los lápices, bolis, pinceles, tijeras y demás herramientas perfectamente ordenadas y en su sitio. ¡Que luego me paso la vida buscando algo y no lo encuentro por lo desorganizado que tengo mi espacio de trabajo! A ti no te pasa?

El paso a paso no es para nada complicado. Aquí te dejo el TUTORIAL para que lo puedas hacer tú mismo. 😉

Materiales necesarios

– Baldosa de madera pintada de blanco
– Alcayatas para colgar los tarros
– Tarros de cristal de diferentes tamaños, según lo que quieras que contenga
– Alambre
– Alicates
– Cortador de alambre
– Cinta de carrocero
– Papel adhesivo con la plantilla del motivo impreso
– Tijeras
– Pintura es spray

Paso a paso

1.  Lo primero es hacerte con una baldosa de madera y pintarla de blanco. Yo he utilizado una igual que la que utilice para mi JARDÍN VERTICAL de un tamaño de 40 x 40 cm que puedes encontrar en Leroy Merlin.
2.  Coloca las alcayatas con ayuda del destornillador, donde quieras que se sitúen los tarros de cristal. Haz una prueba primero de cómo quedarían y piensa lo que vas a meter dentro para que haya espacio suficiente entre tarro y tarro.

3.  Rodea la parte de arriba de cada tarro con un poco de alambre y anúdalo bien con ayuda de los alicates para que aguante el peso, dejando una especie de “orejita” para introducir la alcayata. Corta el alambre con el cortador.

turorial diy tarros reciclados

4.  Sitúa el motivo en zig-zag de la plantilla una vez recortada alrededor del tarro con cuidado y haciendo presión para que no queden huecos por donde pueda penetrar la pintura después. Para realizar el stencil en ziz-zag yo he dibujado por ordenador una plantilla y la he impreso en papel adhesivo que luego he recortado. Tú puedes poner el dibujo o motivo que quieras, un corazón, un texto, un skyline… se me ocurren muchísimas posibilidades, eso ya depende de tu grado de paciencia y tiempo que quieras dedicarle.

diy tarros reciclados tutorial

5.  Coloca cinta de carrocero cubriendo toda la parte del tarro que no quieras pintar. Haz lo mismo para los demás tarros. Yo he aprovechado el resto de la plantilla que ha quedado con forma de montañitas para decorar dos de los otros tarros. A los tarros más pequeños no les he puesto ningún motivo, sólo he dejado sin cinta ni papel adhesivo la parte de abajo que quería que quedara pintada.

6.  Coloca los tarros boca abajo sobre un cartón o papel para no manchar y pinta con el spray dejando una distancia de unos 25 cm. Yo he elegido los colores turquesa y amarillo de la gama de pintura PINTY PLUS basic de NOVASOL SPRAY 

7.  Deja secar la pintura y cuando este completamente seca quita la cinta de carrocero y el papel adhesivo con cuidado. ¡Ya tienes los tarros pintados!

8.  Cuelga cada tarro de la alcayata correspondiente en la baldosa de madera y elige un lugar cómodo y accesible en la pared cerca de tu espacio de trabajo.

9.  Ahora ya puedes colocar tus lápices, pinceles, tijeras, washitapes… y tenerlo todo ordenadito y a mano. Se acabó el no encontrar las herramientas. ¡Qué viva el orden!

Ya no hay excusa para tener tu espacio de trabajo desorganizado. Si te ha gustado mi propuesta para reciclar tarros de cristal puedes pasarte por el blog de Cristina para ver el resto de propuestas para el #diymaniacas de este mes. ¡Qué por inspiración que no quede!

También puedes votar a tu favorita durante el día de mañana! Te animo a que dejes tu voto a la que más te guste y si mi propuesta pues mejor que mejor 😉 Estaré encantada!!!

Lee el post original

DIY – Almacenaje de pared – TARROS RECICLADOS

Me encanta reciclar tarros de cristal, he de reconocer que tengo un estante lleno de ellos, nunca sabes para lo que te pueden servir. Por eso esta vez no podía dejar de participar en el reto que propone cada mes Cristina de Mi Armario Coqueto para el #diymaniacas. El reto del mes de septiembre consistía darles un uso nuevo a los tarros de cristal.

diy tarros reciclados

Con la llegada del nuevo curso y los nuevos propósitos para este año me he decidido de verdad ser un poco más ordenada y tener todo el material del taller de Sonrisas de Papel organizado, por eso se me ocurrió la idea de crear un espacio de almacenaje para la pared. Como me había gustado tanto el resultado de el jardín vertical que hice para la revista GoodMoodMag decidí utilizar el mismo sistema de baldosa de madera para colgar de la pared los tarros contenedores y así tener los lápices, bolis, pinceles, tijeras y demás herramientas perfectamente ordenadas y en su sitio. ¡Que luego me paso la vida buscando algo y no lo encuentro por lo desorganizado que tengo mi espacio de trabajo! A ti no te pasa?

El paso a paso no es para nada complicado. Aquí te dejo el TUTORIAL para que lo puedas hacer tú mismo. 😉

Materiales necesarios

– Baldosa de madera pintada de blanco
– Alcayatas para colgar los tarros
– Tarros de cristal de diferentes tamaños, según lo que quieras que contenga
– Alambre
– Alicates
– Cortador de alambre
– Cinta de carrocero
– Papel adhesivo con la plantilla del motivo impreso
– Tijeras
– Pintura es spray

Paso a paso

1.  Lo primero es hacerte con una baldosa de madera y pintarla de blanco. Yo he utilizado una igual que la que utilice para mi JARDÍN VERTICAL de un tamaño de 40 x 40 cm que puedes encontrar en Leroy Merlin.
2.  Coloca las alcayatas con ayuda del destornillador, donde quieras que se sitúen los tarros de cristal. Haz una prueba primero de cómo quedarían y piensa lo que vas a meter dentro para que haya espacio suficiente entre tarro y tarro.

3.  Rodea la parte de arriba de cada tarro con un poco de alambre y anúdalo bien con ayuda de los alicates para que aguante el peso, dejando una especie de “orejita” para introducir la alcayata. Corta el alambre con el cortador.

turorial diy tarros reciclados

4.  Sitúa el motivo en zig-zag de la plantilla una vez recortada alrededor del tarro con cuidado y haciendo presión para que no queden huecos por donde pueda penetrar la pintura después. Para realizar el stencil en ziz-zag yo he dibujado por ordenador una plantilla y la he impreso en papel adhesivo que luego he recortado. Tú puedes poner el dibujo o motivo que quieras, un corazón, un texto, un skyline… se me ocurren muchísimas posibilidades, eso ya depende de tu grado de paciencia y tiempo que quieras dedicarle.

diy tarros reciclados tutorial

5.  Coloca cinta de carrocero cubriendo toda la parte del tarro que no quieras pintar. Haz lo mismo para los demás tarros. Yo he aprovechado el resto de la plantilla que ha quedado con forma de montañitas para decorar dos de los otros tarros. A los tarros más pequeños no les he puesto ningún motivo, sólo he dejado sin cinta ni papel adhesivo la parte de abajo que quería que quedara pintada.

6.  Coloca los tarros boca abajo sobre un cartón o papel para no manchar y pinta con el spray dejando una distancia de unos 25 cm. Yo he elegido los colores turquesa y amarillo de la gama de pintura PINTY PLUS basic de NOVASOL SPRAY 

7.  Deja secar la pintura y cuando este completamente seca quita la cinta de carrocero y el papel adhesivo con cuidado. ¡Ya tienes los tarros pintados!

8.  Cuelga cada tarro de la alcayata correspondiente en la baldosa de madera y elige un lugar cómodo y accesible en la pared cerca de tu espacio de trabajo.

9.  Ahora ya puedes colocar tus lápices, pinceles, tijeras, washitapes… y tenerlo todo ordenadito y a mano. Se acabó el no encontrar las herramientas. ¡Qué viva el orden!

Ya no hay excusa para tener tu espacio de trabajo desorganizado. Si te ha gustado mi propuesta para reciclar tarros de cristal puedes pasarte por el blog de Cristina para ver el resto de propuestas para el #diymaniacas de este mes. ¡Qué por inspiración que no quede!

También puedes votar a tu favorita durante el día de mañana! Te animo a que dejes tu voto a la que más te guste y si mi propuesta pues mejor que mejor 😉 Estaré encantada!!!

Lee el post original

Etiquetas alimenticias.

Bueno, pues aquí estoy de nuevo con un imprimible que venía necesitando para mi cocina, para dar uso a los miles de tarros que se van acumulando en los estantes (¿cómo puedo prescindir de comprar comida enlatada para no contribuir a generar tanto vidrio? me resulta tan difícil renunciar a algunos hábitos alimenticios… –> próximo propósito formativo, uno de nutrición ecológica) y además organizar el desconcierto de paquetes en la alacena, porque tampoco puedo evitar este TOC encubierto del orden que padezco…

Leer más

Lee el post original

porta rollos papel higiénico

Os traigo una idea para vestir el cuarto de baño, un porta rollos de papel higiénico, decorativo, y a su vez, una práctica forma de almacenaje.
También es una excusa para utilizar el papel transfer, regalo de una seguidora, al saber que quería probarlo. Aún hay gente maja.

DIY-costura-porta rollos-papel higiénico-transfer

El diseño inicial (en mi cabeza) iba a ser de leopardo por fuera, fucsia por dentro y decorado con cinta de encaje negro, pero la verdad es que no le iba a ningún cuarto de baño que conocía, así que opté por una idea más sencilla, y que mejor que unas coronas para sentarte en el trono y sentirte todo un rey, jiji.

Dentro vídeo!!!!

Podéis usar la técnica y las medidas que queráis. Recargarlo de puntillas, lazos, tablas, frunces…
También podría servirnos para guardar bufandas o zapatos en nuestro armario, o como botellero en nuestra despensa. Todo es usar la imaginación para encontrarle más usos.

Ya sabéis que también podéis seguirme por Facebook, Twitter , Pinterest, Instagram y/o Youtube.

Visita la entrada original AQUÍ

#asiorganizomiswashis


Os invitaba a compartir por Instagram (o Facebook, en su defecto), una foto de cómo organizabais vosotras los rollitos preciosos.

Algunas os animasteis, y aquí podéis ver las diferentes formas de organización de estas coleguis 2.0.




Como veis, la mayoría han optado por cajas decorativas, o de lata. También vemos dos cajas planas recicladas, un porta rollos, y cajas de galletas transparentes.

Fantásticas ideas.

Ya sabéis, si no sabéis dónde colocar vuestra familias de rollos japoneses, podéis elegir alguna de estas opciones.


¡Gracias por compartir vuestras fotos, chicas!




#asiorganizomiswashis