Skip links

Un sello carvado con mi nombre

Como os conté en esta entrada, me he iniciado en el apasionante mundo del carvado de sellos. Acabo de de empezar y todavía me queda mucho por aprender y mejorar, pero es una actividad que me mantiene entretenida y además me permite utilizar los sellos para decorar multitud de cosas (papel de regalo, tarjetas, sobres…).
Llevaba tiempo con ganas de hacerme un sello con mi nombre y el Desafío Love Craft de este mes (como ya sabéis organizado por María y Bea) me dio la oportunidad de ponerme a ello. Tras mucho pensar como hacerlo y que tipología de letra quería, este fue el resultado:
carvado sello goma borrar

 

Si os apetece carvar vuestros propios sellos, necesitareis:
– Gubias con distintos cabezales.
– Plancha de carvado o una goma de borrar (yo usé esto último, porque aún no había comprado mis planchas).
– Lápiz de mina blanda y papel.

 

En el caso de que queráis carvar una palabra como yo, tenéis que tener en cuenta que hay que calcarla en la goma al revés, para que al estamparla con la tinta pueda leerse del derecho. Yo lo que hice fue utilizar Picmonkey para escribir mi nombre, seleccioné un tamaño que me pareció adecuado y voltee el texto, para que quedase al revés.

 

Una vez que tenéis vuestra palabra o palabras en papel, tenemos que calcarlas sobre la goma. Para ello lo que tenemos que hacer es frotar el reverso del folio con un lápiz para después utilizarlo como un papel de calco casero (frotamos el reverso, colocamos el papel sobre nuestra goma o plancha de carvado y repasamos con fuerza nuestro diseño, que quedará transferido).
Una vez que ya hemos pasado el diseño a la goma, llega el mejor momento, el de empezar a carvar ☺. Yo lo que hice fue empezar a repasar los bordes de las letras con un cabezal fino y pequeño, para luego retirar los restos de goma de alrededor con uno más grande.
Finalmente deberemos ir haciendo pruebas estampando nuestro sello sobre papel para hacer las correcciones oportunas.

 

Notas:
– Mi goma era excesivamente dura, por lo que carvar me costó un bastante. Seguramente con una plancha de carvado o con una goma más blanda me habría resultado más sencillo y el sello habría quedado mejor.
– Yo elegí un tipo de letra algo complicada, seguro que con letras mayúsculas o con bordes más rectos os resulta mucho más fácil.

 

Espero que os guste el resultado y os animéis a crear vuestros propios sellos, ya sea con vuestro nombre o con algún elemento sencillo.
Besos,

Pd: si os apetece ver más ideas de sellos (aunque no carvados), podéis echar un vistazo aquí y aquí. Y si queréis ver el resto de las propuestas del desafío, podéis hacerlo aquí.

Visita la entrada original AQUÍ

Return to top of page