Skip links

Tutorial básico de arcilla polimérica 3: Materiales

En los tutoriales anteriores ya te he hablado de lo que es la arcilla polimérica y de los colores básicos que te recomiendo para empezar. En el tutorial de hoy te explicaré cuáles son los materiales básicos para empezar a trabajar con la arcilla polimérica.

Arcilla polimérica

Puede parecer evidente, pero no lo es tanto. Hay quien confunde la arcilla polimérica con porcelana fría o con otros tipos de arcilla, y no es lo mismo ya que sus propiedades son totalmente diferentes. Asegúrate de que el material que tienes o que vas a comprar es arcilla polimérica.

Materiales 1

Superficie de trabajo

Evita trabajar directamente sobre superficies de madera, ya que la arcilla polimérica la estropea. Mi superficie favorita son los azulejos blancos: son muy resistentes, no se rayan al cortar la arcilla, son fáciles de limpiar y fácilmente apilables; además el color blanco no interfiere con tu percepción del resto de colores.

Si no tienes un azulejo a mano, también te podría servir un trozo de cristal o una lámina de acetato. Lo importante es que sea una superficie totalmente lisa para que la textura no se transfiera a la arcilla, y resistente para no dañarla con las cuchillas.

Cuchillas

Son muy importantes, ya que sin una cuchilla bien afilada no podrás hacer casi ningún proyecto. Yo tengo de varias marcas y varios grosores diferentes.

Si no tienes cuchillas a mano, puedes utilizar una cuchilla de afeitar pero CUIDADO: las cuchillas de afeitar están afiladas por ambos lados. Para evitar cortarte amasa algo de fimo, ponlo en uno de los extremos afilados y hornéalos juntos, así podrás manejarla de manera más segura.

Materiales 2

Rodillo

Es muy útil para amasar la arcilla, hacer láminas para usarlas en tus proyectos, alisar superficies, transferir texturas… El que tengo yo es un rodillo acrílico de la marca fimo, y lleva conmigo ya 3 años.

Si estás empezando y aún no quieres invertir en esta herramienta, puedes usar un bote de cristal alargado. De nuevo, es muy importante que no tenga ninguna textura para evitar transferirla a la arcilla.

Punzones, buriles y herramientas para dar texturas

Aquí es donde puedes volverte tan creativo como quieras. Se puede utilizar casi cualquier cosa para dar textura a la arcilla polimérica; queda a tu elección utilizar materiales más profesionales o totalmente caseros. Entre las opciones más económicas se encuentran los palillos de dientes, los imperdibles, clips, agujas, alfileres, cepillos de dientes… cualquier cosa que tengas a mano.

Materiales 6

Si no te importa gastarte algo de dinero, puedes hacerte con un punzón metálico, con buriles redondos o alargados (los utensilios que vender para la decoración de uñas son perfectos). Da rienda suelta a tu imaginación y ve probando nuevas herramientas.Materiales 7

Materiales de limpieza

La limpieza es muy importante con la arcilla polimérica, ya que se mancha con mucha facilidad (especialmente el blanco). Para empezar, la habitación en la que trabajes debe estar limpia: la arcilla blanda es un imán para las motas de polvo. Cada vez que cambies de color debes limpiar la superficie de trabajo, las herramientas y tus manos para evitar manchar el color nuevo.

Las toallitas húmedas van a ser tus mejores amigas. Tanto para limpiar la superficie de trabajo como tus manos, son lo mejor que hay. Eso, o levantarte mil veces al baño a lavarte las manos y las herramientas…

 

Horno

Es fundamental, ya que sin él no podrás endurecer la arcilla. Lo ideal sería hacerte con un horno pequeño sólo para la arcilla, pero entiendo que al principio esta opción no es viable para la mayoría. Puedes utilizar el que tienes en tu cocina, pero siempre tomando muchas precauciones para que la arcilla no entre en contacto con ninguna superficie sobre la que más tarde puede haber comida, y para que no se te queme ya que los vapores que se desprenden son tóxicos.

Materiales 3

Sería recomendable además hacerte con un termómetro para comprobar la temperatura en el interior de tu horno, ya que la ruedecita del termostato no siempre marca la temperatura correcta.

El resto de herramientas no son absolutamente necesarias, pero te pueden ser muy útiles dependiendo del proyecto que quieras hacer.

Sacabocados

Los hay de muchas formas y tamaños. Las marcas fimo y sculpey venden sets de sacabocados de tamaños reducidos y formas muy curiosas. También puedes hacerte con sets de sacabocados básicos en tiendas de pastelería creativa, ya que los usan para cortar el fondant o las galletas. Lo ideal es que sean de metal, ya que los de plástico se estropean con el paso del tiempo debido a que el fimo los corroe.

Laminadora

Muy útil para hacer láminas de un grosor uniforme o para amasar la arcilla. Las hay específicas para arcilla, pero también puedes utilizar laminadoras para pasta.

Materiales 4

Extrusora

Es una herramienta con la cual puedes hacer “churros” uniformes. Gracias a los discos intercambiables que se colocan en el extremo, puedes obtener muchas formas diferentes.

Cuando compres una extrusora, asegúrate de que el émbolo con el que ejerces presión tenga una prensa con manivela. Hay algunas con las que has de apretar directamente con la mano, y no son para nada prácticas (hasta te puedes llegar a hacer daño) Son algo más caras, pero a la larga compensa con creces.

La mía es de la marca Makin’s Clay, y estoy muy contenta con ella.

Materiales 5

Por último, como recomendación general, manten siempre tus herramientas limpias. Alargarás su vida útil y no tendrás problemas de transferencias de colores o manchas mientras trabajas.

La semana que viene hablaré más a fondo sobre el horneado de las piezas, las precauciones que puedes tomar para que no se quemen y algunos trucos. Ya sabes que si no te lo quieres perder puedes seguirme por twitter o facebook, o suscribirte a la newsletter donde a final de mes recibirás un resumen de las entradas del blog.

La entrada Tutorial básico de arcilla polimérica 3: Materiales aparece primero en Diminuto.

Lee el post original

Return to top of page