Skip links

«Rejuvenecer» un cuadro antiguo

Hola:

Tras unos días de vacaciones, en los que no se si os habeis dado cuenta de que el blog ha estado mas parado y no hemos respondido vuestros comentarios; volvemos con energías renovadas para enseñaros como le hemos dado un toque mas moderno e informal a un cuadro que aunque carezca de valor económico, tiene para mi un gran valor sentimental pues procede de la casa de mi abuela. Recuerdo cuando iba de niña y veía ese cuadro en una de las alcobas de la casa. Y cuando se vendió su casa, aunque yo era aún pequeña me traje ese cuadro conmigo………………..y ha estado muchísimos años guardado en un trastero…………….y por fin le ha llegado el momento.
Siento no tener fotos de como era antes. Os lo describo para ayudaros a imaginaros el antes y el después: Tiene una lámina religiosa (obvio en aquellos tiempos) del nacimiento de Jesús rodeado de ángelitos con quirnaldas de flores, con un borde dorado en forma de puntilla y un paspartú negro (que es lo que menos me gustaba). El marco era de color dorado, pero en varias partes había perdido la pintura y una especie de masilla como de yeso que supongo que les ponían para con unos simples listones de madera hacer unos marcos mas elegantes, como con una especie de volutas y bordes ondulados. Como colgador tenía una cinta de seda de color dorado que le da un toque de distinción, por lo menos a mi eso me parecía de niña.


Materiales que necesité:

  • Cuadro que queramos rejuvenecer.
  • Planchas de metacrilato de la medida de nuestro marco.
  • Pintura, rodillos de espuma pequeños, cinta de carrocero.
  • Silicona transparente.
  • Producto anticarcoma, en caso de que sea necesario.
  • Malla de gallinero plástica. Esto fue uno de los puntos que complico el DIY por que en principio utilice malla de gallinero metálica, pero no había manera de pegar las dos láminas de metacrilato por que la lámina de malla de gallinero hacia como fuerza hacia a fuera; así que al final opte por la malla de gallinero plástica.
  • Cinta de seda de color dorado.

Comencemos pues; lo primero que hice fue desmontar el cuadro, tratando el marco con mucho cuidado por que como os digo la madera no es de buena calidad, para retirar la madera trasera, la lámina y el cristal. Tanto el cristal como la madera trasera los desechamos por que queríamos un cuadro con la parte trasera transparente. Para ello fue necesario adquirir dos láminas de metacrilato de las medidas de nuestro cuadro,  que harían una especie de sándwich para proteger nuestra lámina.

El siguiente paso fue limpiar bien el marco con un paño humedecido en alcohol para sacar toda la suciedad. Nuestro marco no presentaba síntomas de carcoma, pero aún así realizamos un tratamiento con anticarcoma, siguiendo las especificaciones del fabricante.
Una vez bien limpio procedí a rellenar con masilla de madera aquellas zonas en las que el marco había perdido el revoco de yeso, intentándole dar la misma forma que el marco. Una vez que haya endurecido se pasa una lija fina para igualar y listo para pintar.

Yo después de darle muchas vueltas me decidí por el color rosa fucsia, porque el dormitorio tiene tonos rosados y berenjenas………………pero dándole un poco de modernidad con la técnica del degradé, que tanto nos gusta últimamente por que también hemos pintado el mueble de TV en degradé en tonos azules o nuestra agenda en tonos verdes

El marco es muy fino, unos 4 cm, así que decidí utilizar solo tres tonos de rosa. Para conseguir los tonos del degradé yo sigo una fórmula matemática que encontré en internet y me da muy buenos resultados. Consiste en utilizar tantas unidades de medidas de pintura como tonos de degradé queramos conseguir, esto se hace muy bien con una jeringa de esas que no tienen punta metálica.

Para la primera franja cojo tres medidas de pintura rosa, para la segunda franja también he de coger tres medidas de pintura, pero en este caso cogeré dos medidas de rosa y una medida de blanco para aclarar el tono de la anterior franja y para la tercera franja utilizo también tres medidas pero ahora será una de rosa y dos de blanco para aclarar aún mas el tono rosa. Siguiendo esta fórmula si se os acaba la pintura de uno de los tonos no hay problema para preparar mas.

Antes de empezar a pintar decidí dejar uno de los ángulos del marco sin pintar, como para recordar aquel cuadro que tanto me fascinaba de niña, para lo que coloque cinta de carrocero delimitando la zona. Es aconsejable también delimitar cada una de las franjas haciendo unas marcas con un lápiz, para delimitar cada una de las franjas y tener una orientación durante el proceso de pintado. Nosotros dispusimos todos los tonos en una paleta de pintor y un rodillo en cada una, para evitar ponernos nerviosos durante el proceso, como nosotros la primera vez que nos azoramos un poco.

Ahora ya sin mas llega el momento de pintar nuestro marco; yo empecé por la parte de fuera y con la pintura de color más oscuro por la zona delimitada. A continuación y sin dejar secar la anterior franja pintamos la franja del siguiente color de degrado haciendo la unión con la franja mas oscura mas o menos marcada, presionando mas o menos el rodillo. Para hacer el resto de las franjas el proceso continua de la misma manera. Una vez pintadas todas las franjas, podemos pasar los rodillos de los diferentes colores para rematar el trabajo y hacer menos lineal el degradé, para que quede mas natural.

A continuación llega el momento de pegar cada uno de los marcos. Primero pegue el metacrilato exterior, como os dije con silicona transparente.
Mientras dejamos secar unos días la silicona, vamos preparando la lámina de plástico de gallinero, cortando un trozo de las mismas dimensiones que nuestro marco; bueno en un primer momento cortarla un poco mas grande, no sea que os pase como a mi que tuve que cortar dos trozos porque mi marco no esta perfectamente escuadrado. ;-P. Sin problema por que ya le daré una utilidad a ese trozo de malla.

Después fui cortando el paspartú negro y el dorado de puntillas de mi lámina, para que se pueda ver la malla de gallinero entre los dos metacrilatos. Veís la idea?

 

Posteriormente fije la lámina a la malla de gallinero por la parte trasera con unos puntos de silicona, asegurándome de centrarla y dejando secar la silicona hasta colocar la trasera de metacrilato.

A continuación yo decidí pintarlo con pintura color plata, para que se pareciera al color de la malla de gallinero metálica. yo utilice pintura anticalórica color plata en spray, por que a mi me va estupendamente para un montón de DIY y pinta casi sobre cualquier superficie (yo he pintado, macetas de plástico, botes de cristal, algún rallon del coche, casquillos, etc)…………………vamos para nosotros es el Mac-Giver de las pinturas. ;-D
Decidí pintar sólo la parte de la malla que quedaría a la vista (no la que quedaría tapada por la lámina) por lo que fue necesario fijar en primer lugar la lámina a la malla y después colocar cinta de carrocero para marcar la zona del marco por la que debía volver a colocarla después de pintarla. Os muestro una foto para que lo veáis más claro.

Ahora si llega el momento de pintar a nuestro gusto. Es conveniente dejar secar la malla unos días por que hay veces que la pintura tarda un poco mas en secar si se trata de superficies plásticas. Aprovechando, que de casualidad, al pintar la malla me había pasado un poco y había pintado el enmarcado dorado de la lámina, y viendo que no quedaba mal del todo…………………decidí pintarlo, para dar a la lámina un toque menos de abuela. ;-P

 

Una vez seca la pintura presentamos la lámina de malla encima de la lámina de metacrilato y cortamos los bordes de la malla por la cinta de carrocero, para que la malla ajuste en el marco y no sobresalga. A continuación ponemos la otra lámina de metacrilato con silicona para finalizar nuestro cuadro.

Tras aplicar la silicona, y para que se extendiera bien y quedara aplastada, usando unos guantes de látex, le fui pasando un dedo impregnado en agua con una gota de lavavajillas, para que no se me pegara la silicona al guante.

Para colgarlo decidí dejarlo como su estado original y simplemente sustituí la cinta de seda de color dorado por otra igual. Y listo!!!!.
Aunque os pueda parecer sencillo, lo cierto es que me ha dado mas quebraderos de cabeza de los que me imaginaba al principio…………….pero el resultado me encanta, no solo por el acabado, sino también por que tiene mucho significado para mi.

 

Siento que estas fotos no le hagan honor al acabado, pero fue imposible sacar un mejor por que el metacrilato reflejaba………..pero os aseguro que al natural gana mucho.

Que os parece el resultado?. Diríais que este cuadro puede tener tantos años?. Este post forma parte de una serie de diy que estoy haciendo para darle un cambio a nuestro dormitorio…………..poco a poco os los ire enseñando para que podais ver el cuadro en su contexto ;-))

Aprovecho para llevar este post al Flaunt it friday 309 de Kate.

Hasta la próxima. Sed felices y disfrutar.

Lee el post original

Join the Discussion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba