Skip links

Qué hacer con una horma de zapato

Dice una frase popular que….«ha encontrado la horma de su zapato».
Y sí la encontré.
No era como yo la deseaba, me gustan las de madera,
las que incluso están carcomidas, la mía es más moderna, de plástico.


Aunque no resulte muy estética,
por años la he tenido así, tal cual, en una estantería.

Llevo toda la semana desconectada casi del todo virtualmente.
El motivo ha sido poner orden en mi habitación, «De todo un poco».
Pero ayer paré, tenía mono, necesitaba crear algo.


Todo fue muy rápido.

La coyuntura de las estrellas, quiso que al mudarnos de casa, 
tuviera a mis proveedores bien cerca.


Solo salir por la puerta principal a 10 metros a la derecha,
hay una tienda enorme de material para manualidades.
 Y tan solo a 5 metros a la izquierda, un gran bazar, 
aparte de la tienda de scrap que te comentada hace poco.

Con esta facilidad para adquirir material,
y de repente observar a mi anti-éstica horma,
como si fuera la primera vez que la viera,

me surgió la inspiración, un poco de decoupage le sentaría fenómeno.


Con lo que me gusta como ha quedado,
todavía no me explico cómo he sido capaz 
de no haber visto antes todas sus posibilidades.

Será que todo tiene su momento.
Como el viajar.
Qué placer conocer otros mundos, otras gentes.
Aunque en esto no me puedo quejar, porque pese a que 
me queden muchos países por visitar, 
he estado en cuatro de los cinco continentes.
Me gusta viajar, y patearme todos los rincones.
Eso sí, es imprescindible llevar un buen calzado.
Y aunque hay una enorme variedad de ellos,
me resulta bastante difícil encontrar unos que me gusten.
Tengo pocos pares,  al contrario que Jan,
¡no veas!, creo que supera a la gran mayoría de mujeres 🙂
Y tú, ¿eres de las que te vuelven loca los zapatos?.
A mi me vuelve más loca viajar,
y ya que este fin de semana no me muevo de casa,
me voy volando a atravesar el charco virtualmente.
Con destino al Finde Frugal de MarcelaCavaglieri,
¿te vienes?.

Hoy como colofón final de este post,
te dejo una frase que viene muy a cuento:

«Quien juzgue mi camino, le presto mis zapatos» 😉

¡Qué tengas un feliz finde!

¡Un beso!

Suscribete

Lee el post original

Return to top of page