Skip links

Pulseras con tuercas

¡Hola!

Hoy os voy a enseñar cómo hacer unas pulseras muy veraniegas  con unos materiales que casi todos tenemos en casa, en la caja de herramientas. Sí, estoy hablando de tuercas. Normalmente están ahí olvidadas, esperando su turno para ser usadas, y ¡hoy es su día!
Aunque voy a darle “una vuelta de tuerca” y las voy a pintar con el maravilloso Chalk Paint en spray que me regalaron Novasol Spray, Handboxy YoDona en el II DIY Hunters Day, para darle un toque más actual y original.
Lo primero que he hecho ha sido buscar las tuercas del mismo tamaño (esto es muy importante) y desengrasarlas, para que estén bien limpias. Si compráis tuercas nuevas, en cualquier bazar o ferretería  las venden por muy poco, este paso no hace falta.
Después, he protegido una mesa con unos periódicos y he pintado las tuercas con una mano de spray. Una vez secas, las he dado la vuelta y las he pintado por el otro lado, cubriendo bien toda la tuerca. Hay que dejarlas secar bien, en una media hora están listas para dar la vuelta . Depués de hacer esto, las dejé hasta el día siguiente secando.

 

¡Ahora llega lo divertido! Una vez pintadas las tuercas, es la hora de crear las pulseras. He hecho dos diseños distintos, pero el procedimiento es el mismo.
Los  materiales que he usado son hilo de cola de ratón rosa flúor, goma de color morado, las tuercas, unas tijeras, un mechero y un cierre. Podéis combinar los colores que queráis y los cierres que más os gusten.
Hay que ir entrelazando las tuercas con el hilo o la goma, de forma que todas las tuercas queden sujetas a las que tienen en todos los laterales, como si fuéramos “cosiendo”. En el caso de la pulsera rosa he decidido hacer una forma de diamante y terminarla con nudo de macramé, y en la de goma morada es entera de tuercas (he unido el principio con el final, casando la forma).
La forma de entrelazarlas es la misma, os enseño el paso a paso de la rosa, ya que es algo más compleja. Vamos a hacer la forma de diamante, necesitaremos 16 tuercas:
Una vez pasado el hilo, la forma queda así:
Anudamos a ambos extremos un hilo doblado a la mitad, para hacer el nudo de macramé:
El primer paso del nudo es, con otro hilo de cola de ratón, doblarlo a la mitad y pasar el extremo derecho por encima de los dos centrales:
Y el segundo paso es pasar el extremo izquierdo por encima de la punta del extremo anterior, luego por debajo de los hilos centrales, y por encima del bucle del principio:
Apretamos el nudo, ajustamos, y ya tendríamos nuestro empiece.
Para hacer el siguiente nudo, tendríamos que seguir los mismos pasos pero invirtiéndo los extremos, si antes hemos empezado con el derecho, ahora habría que empezar con el izquierdo, y viceversa:
Cuando terminemos la trenza, hacemos lo mismo en el otro lado.
Una vez terminadas y medidas en nuestra muñeca las trenzas (recordad añadir el espacio para el cierre), rematamos los nudos cortando los extremos y quemándolo con un mechero para que no se deshilache ni deshaga la trenza. Hay que tener cuidado de no cortar los dos hilos centrales, pues es con los que anudaremos el cierre.
Fijamos el cierre en ambos lados y ¡voilà! Ya tenemos nuestra pulsera terminada, sólo nos queda lucirla este verano.

Lee el post original

Return to top of page