Skip links

Primavera 2021 con Ribes y Casals

 ¡Buenas!

Otra primavera más, Ribes y Casals nos han animado a hacer una prenda con telas de su tienda online Tiendatelas.com junto con las chicas de HandBox. 

El requisito imprescindible era que la tela fuera de flores y claro, ya sabemos lo poco que me gustan a mi las flores en todos sus formatos 😉

¡No podía decir que no! 😀


En el buscador de la tienda online de Ribes y Casals puedes poner «flores», como hice yo, y volverte loca a elegir.

Yo ya tenía en mente lo que quería hacer. Hace unos meses hice un vestido que se ataba en la cintura adaptado de la revista Patrones 414 de este pasado invierno. Le cambié el escote y me gustó mucho. Cuando me lo probé en casa para comprobar que todo iba bien, antes de montar la falda, me pareció que así simplemente como top podría quedar muy chulo también. Y quizás más «ponible» incluso. Así que se quedó ahí en un rincón de mi mente la idea de repetirlo pero sólo la parte de arriba en vez de vestido completo.

Cuando me uni al reto y vi la tela me pareció súper perfecta para esta idea. Aunque el vestido original y el que me hice yo son de viscosa, sabía que este algodón tan finito no iba a quedar tan diferente porque es muy ligero y tiene más caída que otras telas de algodón estampadas. Os dejo enlazados aquí el resto de algodones de la misma calidad 😉

El estampado me parece ideal, aunque yo no soy muy de negro, pero sí de flores 😉

¿Cómo saber si una tela es adecuada para tu patrón?

A la hora de elegir la tela para un proyecto es muy importante saber qué caída tiene, el ancho de la tela y la composición. A veces estas cosas es incluso más fácil saberlas cuando compras online, aunque ya sabemos que nos encanta tocar y ver 😉

La caída en este caso era muy importante porque yo había hecho este patrón con una viscosa, que tiene muuuucha caída, se estira un poco y se adapta a la forma del cuerpo. Una tela tipo batista de algodón o incluso muy fina como un voile de algodón hará muchas más arrugas, no se adapta tan bien a la forma del cuerpo en patrones sin pinzas y se queda más «tieso». 

En mi caso me lancé con éste porque, aunque no quede tan caido como la viscosa, sí que queda bastante parecido. En las tiendas online puedes saber la caída que tiene un tejido porque te suelen poner el peso en gramos por metro cuadrado o al menos te suelen indicar si el tejido es «sostenido» o «con caída», e incluso suelen dar algún ejemplo de para qué tipo de prendas sería más adecuado.

En cuanto al ancho de la tela, lo digo porque yo la lié, como siempre, y no me fijé. Calculé la cantidad de tela que necesitaba muy justa para un ancho normal de 1,5m y cuando me llegó el pedido la tela era de 1,35m de ancho. Un pequeño drama para entretenerme haciendo el puzzle con las piezas de patrón a ver si cabía todo. 

No me gusta pedir tela de más para que no sobre innecesariamente, aunque aquí en la academia luego aprovechamos todos los retalitos. Pero aunque no cabía todo, al final lo solucioné haciendo un añadido en uno de los lazos de la cintura que no se aprecia porque esta tela además de tener un estampado muy agradecido para ocultar errores, se plancha muy bien y no notas apenas las costuras.

Eso me lleva al último punto, elegir el tejido por su composición.

Es una prenda de verano, así que es importante que sea fresquita y que transpire. Por lo que lo ideal es un tejido de fibra natural, como el algodón.

En general este tipo de algodones se planchan muy bien, se marcan muy fácilmente y se cosen muy cómodamente. Yo para las personas que están empezando a coser lo recomiendo porque te ahorras estar pendiente de si la tela se estira, se resbala, se encoge, etcétera, etcétera y así, de primeras, no te vuelves loco.

Esta tela es maravillosa y al tacto con la piel es muy fresca y agradable. Y aunque comprando online sea más difícil de comprobar, siempre os tienen que indicar la composición del tejido en la página del producto.

Y ya os dejo con las fotos del top acabado. Me encanta que los lazos sean suficientemente largos como para poder atarlo por delante, que se ve un poco más la tripita, o cruzarlo y atarlo en la espalda que hace un efecto más «kimono».

Para darle ya el toque final, por supuesto le puse una de mis etiquetas favoritas de Kylie and the Machine que tenemos disponibles en la academia 😉

¿Qué os parece? ¿Habéis visto al resto de participantes del reto de Primavera de Ribes y Casals?

Podéis buscarlos en redes con el hashtag #primavera21ribesycasals y votar vuestros favoritos!

¡Que paséis muy feliz semana!

Besos 🙂

Laura

Lee el post original

Return to top of page