Skip links

imprimible: 50 cosas que hacer en verano

Ya estamos en julio, y eso, tanto para los pequeños como para los adultos, significa ¡llenar estos meses de planes molones! Así que he preparado estos imprimibles con 50 cosas que hacer este verano. ¡Así no se escapará ni una!

He creado, además, tres versiones diferentes. Una para los más pequeños, con muchos planes y gestos enfocados a divertirse, a aprender y a concienciarse. Y otra para los adultos, en la que habrá también eventos para pasarlo bien y a la vez para aprovechar el tiempo. Además, he hecho las dos versiones en blanco, por si prefieres ponerte tú los retos.

El objetivo no debe ser hacerlos absolutamente todos, pero sí dar ideas de cómo pasarlo bien, de cómo entretenerse y de cómo aprovechar el tiempo. Y si de verdad eres capaz de hacerlos… ¡Mejor que mejor!

Pienso que los «retos» no necesitan explicación, pero aun así los dejaré por escrito por si a alguien le vienen bien (a lo mejor prefieres hacer copia y pega en el blog de notas del móvil y así ahorrarte la impresión 😝).

Versión peques

  1. Hacer polos en casa: Solo hace falta un poco de fruta, agua o zumo, un molde de polos como este, ¡y al congelador! 
  2. Cultivar una planta y cuidarla todo el verano: Puede ser plantando una semilla, o comprando una pequeñita y así observar cuánto crece durante estos meses. 
  3. Aprender una canción nueva: Ya sea una canción infantil o esa que suena en la radio y tanto divierte. 
  4. Ver una peli al aire libre: Puede ser un cine de verano, pero es más divertido montar una sesión de cine en un patio o jardín. 
  5. Coleccionar piedras o conchas: ¡Seguro que la colección final es muy completa!
  6. Escribir una carta a mi mejor amigo: Puede enviarla o entregársela en mano cuando le vea. 
  7. Dibujar mis cosas favoritas del verano: ¡Con los materiales que prefiera!
  8. Patinar: Puede ser sobre hielo, sobre el asfalto… Y si no tiene los materiales, siempre se pueden alquilar o pedirlos prestados, ¡merece la pena!
  9. Hacer una pulsera de hilos: Si no sabe hacerlas, ¡es el momento de aprender! Y si es muy peque, puede hacer un collar o pulsera con macarrones o con otros materiales más sencillos. 
  10. Hacer una guerra de agua: Los globos de agua no son muy ecológicos, se puede hacer una guerra de esponjas mojadas, o dispararse con pistolas de agua. 
  11. Ponerme un tatuaje temporal: ¡Divertidos y efímeros!
  12. Ver las Perseidas: A mediados de agosto el cielo está como nunca y se podrán pedir muchos deseos con las estrellas fugaces. 
  13. Soltar un mensaje en una botella: Por favor, ¡que no sea de plástico! Y no tiene por qué dejarse a la deriva en el mar, puede dejar un mensaje sorpresa en la piscina, en el lavabo…
  14. Ir a una fiesta de la espuma: ¡En verano hay muchas en la ciudad seguro!
  15. Recoger la basura que encuentre en la playa: Un gesto que servirá para concienciarlos de la necesidad de cuidar nuestro planeta. ¡Además seguro que saben encontrar el lado divertido!
  16. Montar en bicicleta: Imprescindible en las tardes de verano. 
  17. Probar un nuevo sabor de helado: ¿Siempre pide el mismo? ¡Que se anime a probar uno diferente!
  18. Intentar pescar un pez: Con caña acompañado de un supervisor, o, como lo hacíamos mi hermano y yo de peques, usando una botella de plástico (así reutilizamos), metiendo piedras para que no flote, abriendo una compuerta y colocando pan dentro. Eso sí, los peces luego se sueltan de nuevo 🙂
  19. Tirarme de bomba a la piscina: Hay que evitar molestar a los demás, ¡pero alguna vez hay que hacerlo!
  20. Hacer limpieza de juguetes: En verano hay tiempo de sobra para aprovechar y hacer limpieza de juguetes. Los que no quieran, pueden donarlos. 
  21. Ir a un parque acuático: ¡A chapotear a tope!
  22. Disfrazarme: Cualquier excusa es buena para colocarse un disfraz, aunque con el calor no apetezca tanto. 
  23. Recoger flores del campo: Y crear un buen ramo colorido y precioso. 
  24. Bailar la canción del verano: ¡O la que más le guste!
  25. Ver mi película favorita: Tantas veces como se quiera 🙂
  26. Caminar descalzo por la hierba: Un gustazo que no puede faltar. 
  27. Bucear y observar el fondo: ¡Seguro que es capaz de ver algún pez!
  28. Escribir algo usando objetos de la naturaleza: Por ejemplo, juntando hojas y ramas y creando con ellas distintas letras. ¡Seguro que queda de foto! 
  29. Pintar con las manos: Todo un placer que los peques disfrutan. 
  30. Escribir un diario de todo el verano: Un verano divertido merece ser recordado. 
  31. Hacer un concurso de bailes o talentos: Un plan divertidísimo en el que pueden participar pequeños y adultos. ¡A ver quién gana!
  32. Colgar algo nuevo en mi habitación: Un dibujo, una foto, un recorte de revista, la entrada de algún evento del verano… ¡Hora de decorar!
  33. Hacer una manualidad: Un plan perfecto para cualquier tarde en casa. 
  34. Montarme en colchoneta: El unicornio, la piña, la sandía… Hoy en día hay muchas colchonetas divertidas, seguro que tiene oportunidad de montar en una a lo largo del verano. 
  35. Hacer un collage con recortes de revistas: Puede ser de aquellas cosas que le gustan, ¡pegamento, tijeras, y a crear!
  36. Pintar piedras: Las piedras que recojan en la playa pueden decorarlas y crear bonitos pisapapeles. 
  37. Jugar a la rayuela: Un clásico que no puede faltar. Tizas, un suelo, y a saltar. 
  38. Hacerme una foto debajo del agua: Si en casa no hay ninguna cámara que haga eso, seguro que a lo largo del verano os cruzáis con alguien que sí. 
  39. Coger una fruta de un árbol y comérmela: Toda una maravilla que hará que los peques tomen conciencia de la naturaleza de las cosas ¡y es muy de pueblo!
  40. Buscar diferentes formas en las nubes: Tumbarse en la arena o el césped y a buscar. 
  41. Leer un libro: ¡O muchos!
  42. Usar prismáticos: Y así explorar el horizonte. 
  43. Ir a un parque de atracciones: También vale montar en alguna atracción de feria, si no es posible ir a un parque. 
  44. Hacer pombas de jabón: Barato, divertidísimo y bonito. 
  45. Buscar un tesoro: Los padres pueden organizar una gymkana con un tesoro real, o también se puede crear la fantasía de que en X sitio existe un tesoro. 
  46. Hacer un castillo de arena: No necesita explicación, ¡es imprescindible!
  47. Dar de comer a los patos: Un poco de pan, un río con patos, ¡y a disfrutar!
  48. Hacer un puzzle: Divertido y les ayuda a aprender. 
  49. Saltar en una cama elástica: Otro clásico del verano. 
  50. Enterrarme en la arena: Siempre con supervisión, por supuesto. 

Si lo quieres descargar, haz click aquí


Versión adultos

  1. Hacer un picnic: En el campo, el parque, la playa, el río… ¡Cualquier lugar es bueno! Coge tu comida, un mantel, ¡y a desconectar!
  2. Ir a un festival o a un concierto: Para mí, no hay verano sin festival y sin conciertos. ¡Todo un chute de energía!
  3. Organizar una barbacoa: Ya sea en tu casa, la de un amigo, o en algún sitio habilitado (en verano hay pocos, pero los hay), comida rica, bebida fresquita, ¡y buena compañía!
  4. Dormir bajo las estrellas: La relajación absoluta. En tienda de campaña o, si tienes jardín, directamente al fresco. 
  5. Ponerme una camisa hawaiana: No hay nada más moderno y veraniego que una camisa con estampado. 
  6. Ir a una fiesta de pueblo o una verbena: Otro básico del verano que seguro que ya entra en tus planes. 
  7. Tomar un helado digno de foto de Instagram: Con forma de pez, lleno de toppings, negro, con algodón de azúcar… Ya no vale solo con un helado, tiene que ser fotografiable 😛
  8. Ir al cine de verano: ¡No olvides el cojín!
  9. Pasear por la ciudad: Nada como disfrutar de tu ciudad cuando se vacía en verano. 
  10. Hacer un road trip: Aunque sea a un pueblo cercano… Súbete al coche y disfruta de la carretera, parando todas las veces que quieras. 
  11. Tomarme un buen mojito: Fresquito, agradable, y puede ser sin alcohol.
  12. Aprender algo nuevo: Aprovecha el tiempo para hacer un curso
  13. Hacer un maratón de pelis o de series: Aunque apetezca estar en la calle y disfrutar al aire libre, ese rato de sofá que no te lo quite nadie.
  14. Ir a un museo o a una exposición: Se está fresquito, aprendes, te alegras la vista, y luego puedes ir a tomarte algo. 
  15. Dejar un libro en la calle para que lo coja otro: Yo tengo una buena pila de libros para «liberar». 
  16. Encender una bengala: ¡Y no olvides hacerle una foto!
  17. Hacer limpieza de lo que no quiero: Aprovecha el tiempo libre del verano para tirar o regalar aquello que no necesitas.
  18. Ir a un mercadillo: Medieval, artesanal, ecológico… En verano hay muchas opciones. 
  19. Comprar plantas en un vivero: En verano las plantas crecen como locas, hazte con una y disfruta de ella. 
  20. Enviar una postal: ¡Retoma este hábito que tan bien hace sentir!
  21. Hacer una pizza-sandía: Otra cosa muy instagramera y molona que te conté aquí
  22. Apagar el móvil: Ya no te digo una semana… ¿Qué tal unas horas?
  23. Ir a un brunch: Levantarte tarde, desayunar bien… ¡Es un planazo!
  24. Pintarme las uñas de forma diferente: Cada una de un color, con algún dibujo, usando pegatinas… El verano está para arriesgar.
  25. Trasnochar: Si eres de las que a las 12 ya estás durmiendo, ¡sal un día de tu zona de confort y disfruta de la noche veraniega!
  26. Echar una siesta de varias horas: De esas en las que te levantas llena de babas y con marcas en la cara. ¡Pero qué bien sienta!
  27. Practicar un deporte: Todo un reto para las que no practicamos habitualmente, pero el verano siempre invita a moverse más. 
  28. Hacer limpieza de las fotos del móvil: Siéntate tranquilamente, con una bebida fresquita en la mano, y ponte a ello. 
  29. Ir a una pool party: Seguro que te surge oportunidad de ir a alguna fiesta en la que haya una piscina. ¡No la dejes escapar! Que no se repiten a menudo 😛
  30. Ver el atardecer en un sitio especial: Los atardeceres son uno de esos regalos que nos hace la naturaleza. Son gratis, a esa hora ya no hace tanto calor, y desde muchos sitios tendrás unas vistas impresionantes. 
  31. Restaurar o pintar algún mueble: Si no eres muy manitas, basta con una capa de pintura. Y si te atreves a algo más elaborado, ¡pues mejor!
  32. Hacer una playlist de canciones veraniegas: Esas canciones perfectas para oír de barbacoa, y las que quieres que te acompañen como banda sonora todo el verano. 
  33. Tomar un gintonic en una azotea: Seguro que en tu ciudad hay muchos edificios y hoteles con bares en la azotea. Un plan genial para una tarde de verano. 
  34. Hacer fotos analógicas: ¿Te atreves a rescatar la cámara analógica y disparar un carrete entero? ¡Acuérdate de revelarlas luego!
  35. Teñir o decolorar una prenda de ropa: Este año, además, están de moda, así que no hay excusas.
  36. Montar en piragua: Un plan divertidísimo para hacer en pantanos o embalses. 
  37. Bañarme desnud@: No es fácil encontrar una ocasión para ello, pero es divertido, liberador y sienta de maravilla. 
  38. Quedar con un amigo al que hace tiempo que no veo: Otro clásico cuando tenemos más tiempo libre. 
  39. Seguir un challenge de fotos temático: Ya sea solo para ti o para publicarlo, busca algún reto de fotos y síguelo. En Pinterest hay muchos. También puedes hacerte tú un listado de fotos que quieras hacer a lo largo del verano e ir cumpliendo. ¡O haz fotos de todos los momentos de esta lista de cosas que hacer!
  40. Hacer una escapada improvisada en el último momento: Un día de «¿qué hacemos hoy?», no lo dudes, propón alguna escapada rápida: a un pueblo, una ciudad cercana, un lugar para bañarse del que te han hablado… Y sin pensarlo mucho, ¡al lío!
  41. Montar un buen desayuno: Un día que tengas tiempo por la mañana, prepárate un buen desayuno, y hazlo sin prisas: monta una mesa bonita, llénala de cosas ricas, ¡y a disfrutar!
  42. Pasear por la orilla: Estar vuelta y vuelta en la toalla está muy bien, pero lo mejor es pasear y disfrutar de la arena y el agua en tus pies. 
  43. Imprimir fotos: Seguro que tienes un montón de fotos acumuladas que querías imprimir. Aprovecha el verano para sacar algunas de ellas. 
  44. Aprender un nuevo peinado: ¿Siempre te haces lo mismo en el pelo? Sumérgete en Youtube, busca un tutorial y aprende una nueva forma de peinarte.
  45. Ir a una piscina natural: Seguro que en tu ciudad, o cerca, hay alguna. Es un gustazo bañarse en ellas. 
  46. Plan de juegos de mesa: Ya sea por la tarde o por la noche, es un plan que nunca falla en verano. 
  47. Tomar un vermout de terraceo: Aunque en algunas ciudades lo de ir de terrazas a mediodía es como bajar al infierno, busca una con «micro-clima», pide un vermout, ¡y sé así de moderna! 😛
  48. Jugar a las palas en la playa: Otro clásico de la playa que no puede faltar. Jugar a las palas en la orilla es divertido, y además estás haciendo deporte.
  49. Un día solo para mí: Esto es muy difícil de hacer, pero inténtalo. Un día en el que la protagonista seas tú. Date un buen baño, ve de compras, ve a comer algo rico, pasea tú sola… Y desconecta del mundo.
  50. No hacer nada de nada: Y si en el anterior haremos muchas cosas pero solas, en este, ¡no haremos nada! Disfruta sin planes, sin preocupaciones, sin ocupaciones, túmbate y deja pasar el tiempo. ¡Te lo mereces!

Si lo quieres descargar, haz click aquí


Versión en blanco

Y si prefieres ponerte tus propios objetivos, aquí tienes las plantillas en blanco:

En mi caso, este verano voy a tener bastante trabajo, por lo que no voy a tener un viajazo de esos de 15 días de desconexión. Pero sí que aprovecharé el tiempo libre para hacer los planes de esta lista y así disfrutar lo máximo posible. ¡Quedarse en la ciudad no está reñido con pasarlo mal!

¿Cuáles son tus planes de este verano?

¿TE HA GUSTADO ESTE IMPRIMIBLE?

En MLCblog planeo, creo y diseño yo todos los imprimibles, y los ofrezco de forma totalmente gratuita. Están hechos con mucho amor y cariño y lo único que buscan es que os sean útiles. Pero requieren mucho tiempo y esfuerzo, así que si quieres «agradecer» de alguna manera esta labor y contribuir a que el blog siga funcionando, he habilitado un botón de donaciones voluntarias a través de Paypal. ¡Sin ti el blog no sería nada!

Lee el post original

Return to top of page