Skip links

Funda acolchada para el pasaporte

A veces me sorprendo a mí misma. Así como ayer no logré avanzar nada en un proyecto de costura supersencillo, hoy ha sido todo muy rápido, con otro curiosamente algo más complejo. De lo cual me alegro, claro, porque mañana pretendo llevar al trabajo esto para mi compañera Raquel que hizo los años hace ya unas semanas (entre pitos y flautas no hemos coincidido). Eso sí, hoy es día 1 de mayo, aunque esta entrada la verás publicada bastante más adelante.

En cualquier caso, si te acuerdas, le hice una funda portadocumentos con una preciosa loneta con motivos de Frida Kahlo. Y aproveché a participar con ella en el reto «aprendiendo de todo un poco» de  Anna Llansa en abril.

Y hoy he decidido usar de nuevo esa preciosa tela, y coser una funda para el pasaporte, ya que me parecía un regalo muy pobre hacerle solo el potadocumentos. 

Marco tipo Polaroid con la foto de la funda de pasaporte acolchada con tela de Frida Kahlo que he hecho para Raquel

Si buscas en internet, y a nada que tengas un poco de experiencia con la costura, se te ocurrirán múltiples ideas para realizar una funda para pasaporte. Yo, la verdad, es que opto siempre por la misma, con pequeñas variaciones, porque es la que más me gusta. 
Un poco más abajo te dejo el tutorial en que me fijo siempre para realizarlas, por si quieres hacer alguna también.
 
Mientras tanto te muestro la lista de materiales y herramientas.
MATERIALES Y HERRAMIENTAS:

  • Máquina de coser con hilo a tono o contrastado (según los gustos).
  • Guata, estabilizador o similar para darle cuerpo.
  • Alfileres y/o pinzas.
  • Tabla de corte y cutter rotatorio.
  • Tijeras de tela, tijeras zigzag y tijeras cortahilos.
  • Telas al gusto.
  • Bies que combine con las telas elegidas.
Imagen con línea negra discontinua gruesa. En el centro de ella hay una máquina de coser multicolor. En cada extremo de esa línea aparece una margarita
Como comprobarás no es un listado interminable. Y el proyecto, no es demasiado difícil, pero sí es verdad que, en algunos lugares se acumulan muchas capas de tela y eso dificulta la tarea. Además el acolchado lleva unos minutos extra, pero es verdad que le da un acabado mucho más bonito. Al menos para mi gusto.
👀 Recueda que si usas estabilizador o entretela siempre han de ser un centímetro más cortos que las piezas de tela a los que van unidos. Eso sí, dependiendo de cuál de ambos uses, se procede diferente para llegar a esa medida. Lo explico a continuación:
  1. El estabilizador tendrás que cortarlo de la misma medida que las telas en cuestión, y una vez unido a la tela deseada con una puntada por todo el borde, se procede a recortar el sobrante lo más pegado posible a la costura, sin llegar a cortarla.
  2. Si usas entretela, directamente la cortas un centímetro más pequeña que la pieza de tela a la que se unirá.
Imagen dónde explico qué hay que tener en cuenta a la hora de cortar el estabilizador y la entretela. A la izquierda aparece un rectángulo desde el borde inferior hasta el superior con colores degradados morados y turquesas. Sobre él unas letras blancas con el texto

Y, dicho esto, dejo el vídeo en que suelo inspirarme. Lo cierto es que en esta ocasión no tuve que volver a verlo, porque tomé como referencia mi propia funda de pasaporte (ese maravilloso documento que me caducó hace ya varios años sin haberlo usado jamás 😅). En su día cosí la funda siguiendo los pasos del tutorial de Grace de la manera más fiel posible.

Funda para pasaporte según Grace de Handy & Crafty

Y dirás: «¿y qué sucede si uso guata, en vez de estabilizador o entretela?» En tal caso, lo mejor es cortarla un poco más grande por todos los lados. La guata tiende a moverse bastante, por más que la sujetemos con alfileres, y siempre es posible cortar más tarde y rectificar para igualarla respecto a la tela que no dejarla demasiado ajustada desde el principio.
Pero, ¿qué tal si enseño ya la funda?
Conjunto de washitape en vichy lila sobre washitape blanco con efecto arrugado
Yo, en mi caso, he recurrido a una especie de espuma que me vino en un pedido (no recuerdo de qué) envolviendo algo frágil. Se parece al estabilizador, pero no llega a serlo y es poco probable que vuelva a usarla,  primero porque la pieza era muy pequeña y segundo porque no me gusta la textura que tiene, aunque se cose bastante bien. Si en esta ocasión la he utilizado ha sido por reaprovechar al máximo todos aquellos materiales que tengo por casa. Ya sabes cómo somos las amantes del diy 😉😉

Además he añadido cuatro cambios más respecto al modelo original que nos muestra Grace en su tutorial:

  1. No le he puesto solapa de cierre. Añadirla es muy engorroso, porque se acumulan demasiadas capas de tela en esa zona.
  2. Solo he superpuesto un bolsillo pequeño en el lado derecho, en lugar de dos.
  3. En el compartimento principal izquierdo, para darle más cuerpo, yo sí he incorporado una tela trasera. Y la he cortado un poco más ancha para poder usar el borde a modo de bies.
  4. El ancho de mi pasaporte es un centímetro mayor que el de referencia. Fue intencionado, porque no sabía cómo se comportaría el supuesto estabilizador.
Y ahora sí que por fin van algunas imágenes del proceso y de la funda ya acabada.
Collage con dos imágenes: a la izquierda y arriba se muestra la tela de Frida Kahlo mientras la voy cosiendo con zigzag por todo el contorno al estabilizador, y abajo a la derecha una muestra del zigzag sobre el bies fucsia.

Lo que ves en la imagen de la derecha no es bies realmente, sino el borde superior de la tela trasera que usé en el bolsillo izquierdo. Lo plegué doble sobre la tela estampada y luego lo cosí con zigzag. ¿A qué parece bies?

Sé que se recomienda usar siempre hilo lo más parecido posible al color del bies, pero no dispongo de ese color. Por otra parte, tampoco me disgusta cómo queda.
La razón de haber usado aquí puntada zigzag en lugar de recta es porque ambas son telas que se deshilachan mucho y el zigzag lo impide en gran medida. También usé zigzag en todo el contorno cuando unía la pieza principal al «estabilizador» por el mismo motivo: la loneta se deshilacha muchísimo.
Imagen con el estabilizador hacia arriba mientras lo coso a la pieza de tela principal

Lo normal es coser primero estabilizador y tela para luego realizar el acolchado. Yo, me salté esa norma e invertí el orden. Aquí ves ya el último tramo de costura de ese paso.
¿Te ha gustado el resultado? Sorprendentemente, aunque a su destinataria le gustó, le hizo más ilusión el portadocumentos. Espero, de todos modos, que en cuanto comience a usarlo, ahora que parece que volvemos un poco a la normalidad y la gente ya viaja más, le haga más ilusión.
Nos leemos. Y, por supuesto, si quieres visitarme de nuevo, el día 13 estaré por aquí otra vez.
Un abrazo.

¿Me ayudas compartiendo esto en tus redes sociales a través de los botones que aparecen al pie de este post, por favor?

Lee el post original

Return to top of page