Skip links

Diy: cesta de vidrio y cuero ultrafácil

Hoy te traigo un tutorial para hacer una cesta de vidrio y cuero facilón facilón. Con un cuenco tipo Pyrex y unas tiras de cuero como elementos esenciales te harás un recipiente para snacks, plantas, correo, o trastitos varios,

¿vamos a verlo?

Como te decía es vergonzoso lo sencillo que resulta, pero es molón, yo le veo estilo, y por su sobriedad se adapta a cualquier espacio. Así que vamos a cambiarle el título:

Diy: cesta de vidrio y cuero camaleónica, ¿si?

pángalaIMG_0883-037

Vale, pues muérete de la risa de lo que cuesta  hacer esto, mira:

Básicamente necesitamos:

  • Un cuenco de vidrio. El mío de 20 cms de diámetro
  • 4 tiras de cuero. Las mías de 72 cms cada una

 

pángalaIMG_0832-001

Como herramientas:

  • Cinta métrica para que todas las tiras midan lo mismo
  • Cola de contacto o cualquiera que sea muy muy fuerte
  • Cinta adhesiva
  • Cútter
  • Una pinza de la ropa

pángalaIMG_0833-002

El proceso:

Une una de las tiras de cuero por la parte de abajo con una tira de cinta de pintor, o washi tape para que quede más mono y sea más inspirador (juré que no lo compraría en la vida, mejor callar muchas veces)

pángalaIMG_0835-003

Aplica pegamento en el reverso de la tira de cuero que has unido con cinta. No pongas excesivo pegamento para que luego no rebose, y déjalo secar unos segundos antes del siguiente paso

pángalaIMG_0836-004

Haz coincidir el centro de la base del cuenco con la parte a la que le has puesto el pegamento, y junta ambas partes

pángalaIMG_0838-005

Repite el mismo proceso con otra de las tiras

pángalaIMG_0840-006

Verás que queda bien feo, se ve el pegamento, pero esto va a desaparecer, no hay que preocuparse

pángalaIMG_0841-007

¿Te preguntas qué es ese “36” que aparece ahí?, te lo cuento si no lo sabes:

La unidad de medida de las pieles es el pie, cuando compras una piel entera lleva unos numeritos que indican el número de pies que esta pieza mide. Por eso si compras retales en ocasiones te puede tocar parte que lleve el número. Suele estar marcado, no como aquí, en una tipografía que recuerda a los números digitales .

Y ahora continuamos con lo nuestro, vamos a ello.

Ya tenemos pegadas las dos tiras principales, pero no vamos a dejarlo así las asas quedas sin cuerpo, y además el pegamento visible lo afea

pángalaIMG_0842-008

Es conveniente ir fijando con cinta adhesiva, mejor washi o de pintor que celo de toda la vida, el cuero al vidrio, así quedará seguro en su sitio sin moverse, luego la quitaremos.

pángalaIMG_0843-009

Para resolver la cuestión del asa fofa y el pegamento visible, vamos a cubrir estas dos tiras con otras iguales, así ya quedarán firmes y sin rastro de adhesivo.

En esta ocasión debes empezar a pegar el cuero al cuenco por la parte de la base.

Pon un poco de pegamento, sin pasarte, y deja unos segundos secar hasta unirlo al vidrio

pángalaIMG_0844-010

Continúa con la cola, puede que te sea más fácil aplicarla sobre la tira que pegamos en primer lugar y no sobre la nueva, pues está “más en su sitio” y no se nos descontrolará tanto el pegamento.

Continua pegando ambas tiras, pero no del todo, la parte central debe quedarse sin cola

pángalaIMG_0845-011

Mira, aquí más o menos dejas de poner pegamento, y a continuación otra vez lo mismo, hasta llegar a la base del cuenco coincidiendo por donde habíamos empezado

pángalaIMG_0846-012

Cuando llegues a ese punto verás que te sobra tira de cuero, es lógico porque las otras iban por fuera del recipiente, pero esta va por dentro, así que su recorrido es menor y nos sobra un trocito. La pegaremos con washi y con un cutter cortaremos el sobrante. A continuación pegotito de cola, segundos de espera, y ya casi terminado, ¿te lo ves ya hecho?, seguro que sí, y además bien chulo 🙂

pángalaIMG_0847-013 pángalaIMG_0849-014

En uno de los primeros pasos me equivoqué, no debía haber pegado la segunda tira simple a la base del cuenco, así que toca despegarla para pasarla por el centro de las dos tiras que acabamos de unir. No pasa nada, es fácil y lo mejor es que a tí no te va a ocurrir, genial.

pángalaIMG_0853-017

Ahora ya si que podemos pegarla en la base como hicimos en un principio, y procederemos a forrarla para darle rigidez y tapar el pegamento visible como en el caso del el anterior asa

pángalaIMG_0854-018

Y repetimos: llegar al centro, pegar con cinta, cortar el sobrante, poner cola, unos segunditos de espera, cortar con cutter, y….

pángalaIMG_0857-021

… ¡tachánnnn!, ya tienes tu cesta de vidrio y cuero camaleónica, adaptable a cualquier ambiente, apta para casi todo

pángalaIMG_0860-023

El paso final y que me he saltado consistiría en unir el encuentro de ambas asas con cola fijándolas con una pinza

pángalaIMG_0864-026

Y voila, ya lo tienes, ahora sí que si.

Si vas a utilizarlo como yo en este caso para unos cacaos, espera al día siguiente, pues los vapores de la cola no deben ser muy buenos para comérselos. Pero ya sabes que tiene multitud de usos, imagina unas bonitas hojas secándose, como frutero…

pángalaIMG_0868-029

si estás tejiendo, una original forma de guardar la labor…

pángalaIMG_0869-030

… y puedes hacerte otro cesto más para simultaneamente devorar palomitas de maíz

pángalaIMG_0877-032 pángalaIMG_0879-034

¿Te animas con ello?, el resultado es un recipiente muy versátil y neutro al que le puedes ir cambiando el uso y la estancia de la casa, así que si te ha gustado ánimo, que por dificultad no va a ser, palabra de pángala

 

pángalaIMG_0885-039

La entrada Diy: cesta de vidrio y cuero ultrafácil aparece primero en Mis Soluciones Pangala.

Lee el post original

Join the Discussion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba