Skip links

Cúrcuma para combatir las manchas de la piel. DIY

Por piel pigmentada entendemos aquella que presenta manchas de color oscuro debidas, por ejemplo, al envejecimiento de la piel. La responsable del color de esas manchas es la misma sustancia que hace que en verano nos pongamos morenos, es decir, la melanina, un pigmento cuya principal función es protegernos del efecto dañino de los rayos ultravioleta. Obviamente, lo deseable es protegerse del sol (podéis ver algunos consejos aqui), pero si ya es demasiado tarde y esas dichosas manchas ya han aparecido en vuestra piel, la cúrcuma puede ser una gran aliada para combatirlas. Y no sólo para las manchas solares, sino también aquellas debidas a cicatrices o acné, porque se ha observado que este condimento es capaz de impedir la producción de la melanina al inhibir una enzima conocida como tirosinasa, clave en la síntesis del pigmento.
Actualmente, hay muchos estudios en marcha investigando el potencial de la cúrcuma en el campo de la cosmética, especialmente en el área de fotoprotección. Mientras tanto, y como ya os anunciaba en la entrada anterior (ver aquí), os dejo una receta muy fácil de preparar para blanquear estas manchas.

Ingredientes

Imagen: Organicus
La cúrcuma es insoluble en agua a pH neutro o ácido, por lo que es mejor utilizar un aceite como base para preparar la receta. Veréis que tampoco es demasiado soluble en aceite a temperatura ambiente, pero al menos la podemos consevar más tiempo. He elegido el aceite de sésamo porque se absorbe rápido.
Instrucciones

*Mezclad una cucharada de cúrcuma con una cucharada de aceite de sésamo, para formar una pasta.

Imagen: Organicus


*Con la ayuda de un algodón o bastoncillo aplicar la mezcla en las zonas con manchas. Al cabo de unos segundos, cuando esté más reseco, retirad el exceso de producto (pero sin limpiar a fondo, dejando la zona con el color amarillo). Os recomiendo no hacerlo con los dedos para no dejarlos teñidos. Otro consejo: aplicarlo por la noche, porque el mejunje mancha, así al día siguiente ya limpiáis bien todo.

Imagen: Organicus


*El preparado puede conservarse durante un año, pero la cúrcuma tiende a perder actividad una vez expuesta a la luz y durante largos periodos de almacenamiento, así es que os recomiendo preparar poca cantidad y prepararla fresca al menos una vez al mes (pero sobre esto último no tengo datos científicos).

¡Ya me contáis los resultados! Yo estoy experimentando, ya informaré…
Referencias
Saraf S. (2010) Phytoconstituents as photoprotective novel cosmetic formulations. Pharmacogn Rev.; 4(7): 1–11.

Tu CX (2012) Curcumin inhibits melanogenesis in human melanocytes; 26(2):174-9.

Lee el post original

Return to top of page