Skip links

CR: Pantalón topitos

¡Buenos días!

Hoy toca un Closet Rehab de esos que con poco le das un cambio radical a cualquier prenda. Y con poco me refiero sólo a pintura acrílica y un bastoncillo de algodón 🙂


De unos pantalones azul marino sin más, que prácticamente no me pongo, porque bueno, para eso me pongo vaqueros 😉 A unos pantalones mucho más graciosos, dónde va a parar.

Así que, eso mismo, necesitamos los pantalones en cuestión, jaboncillo para dibujar sobre la tela, la pintura acrílica y el bastoncito de algodón.


Para empezar vamos a marcar sobre la tela con el jaboncillo los lugares donde pintaremos los lunares. Para que quedasen equidistantes yo me ayudé de una cruz que hice con cinta de carrocero. Podéis medir o utilizar cualquier coas que os sirva de guía.


Una vez hechas las marcas nos ponemos al lío con la pintura. Dos recomendaciones aquí, que nos conocemos (va por mí, principalmente)
1. La pintura acrílica ¡no sale de la ropa! Lo digo por experiencia propia 😉 Así que no vistais vuestras mejores galas mientras trabajéis con este tipo de pintura, aunque parezca que no os vais a manchar nada.
2. Porque aquí viene el segundo consejo: Si podeis usad guantes. Parece todo muy sencillo hasta que acabas pringada hasta las cejas.


Una vez advertido esto, a la carga. Con el bastoncillo vamos mojando un poco en la pintura, y presionando sobre los puntos que hemos marcado. No uséis pintura en exceso para que no deje pegote ni relieve. El bastoncillo os asegurará de que os quede un redondel perfecto.


Hacemos primero un lado, el delantero por ejemplo, para dejar secar y luego hacer el otro.

Cuando tenemos los dos secos planchamos para terminar de fijar la pintura y listo. Os aseguro que no se va con los lavados ni se queda en el resto de ropa que se meta en la lavadora con ellos 🙂

¡Y quedan muy monos!
¿Os gusta el resultado?


¡Me los probé con mi bufamanta!
¿Os gusta la combinación lunares y cuadros?
¡Besos! 🙂

Lee el post original

Return to top of page