Skip links

Cómo hacer un portavelas (o macetero) de cemento

¡Hola a todxs!

Si hay dos cosas que me gustan, son el colorido (tonos pastel o vibrantes, ¡pero alegres!) y los juegos de texturas. Así que no me he podido resistir a hacer un diy probando el contraste entre el cemento, un material para la construcción, y el pan de oro, unas láminas finas y delicadas usadas para la decoración. Si quieres ver el paso a paso de este diy para hacer un portavelas (o macetero, ¡tú eliges su uso!), ¡sigue leyendo! ?
Para este DIY, necesitas: 
  • Cemento.
  • Botella de plástico con la forma que desees (si puedes, ¡recicla!).
  • Cúter.
  • Vaso de plástico.
  • Precinto o celo.
  • Barreño o recipiente profundo donde puedas remover bien el cemento.
  • Pala para remover.


PARA LA DECORACIÓN:
  • Pan de oro (las láminas de oro de verdad son caras y, sinceramente, creo que no vale la pena. Compra las de «oro falso», con las que obtendrás un resultado igual de bonito y además resultan más fáciles de trabajar porque son más gruesas). 
  • Barniz mixtión: es un barniz de base transparente para dorados.
  • Goma laca: se usa como acabado y protector del dorado. 
  • Otras ideas: si lo prefieres, puedes también decorarlo con pintura, algún papel bonito de découpage, cuerda…

Empezaremos cortando la botella con el cúter a la altura que deseemos que tenga nuestro portavelas (o maceta). 

Una vez listo el recipiente, pasamos al cemento. Yo compré uno gris de secado rápido. En 24 h se consigue el secado completo, pero el tiempo real para poder trabajarlo es de 3-6 min, luego en seguida se espesa (al final del post tienes más consejos sobre esto). Es importante que elijas una pala y un barreño o recipiente con los que puedas remover bien, ya que la consistencia del cemento será crucial para el acabado final. Tendrás que remover con energía para deshacer los grumos y que quede una textura uniforme y suelta.


Una vez tengas una textura sin grumos, vierte el cemento en la botella y coloca en el centro el vaso de plástico. No llenes el recipiente hasta el borde, porque al introducir el vaso el nivel de cemento subirá. Para evitar que el vaso se mueva, coloca en el interior un peso (piedras, por ejemplo) o sujétalo con cinta aislante como he hecho yo.


Ahora toca esperar el tiempo recomendado en las instrucciones y, una vez seco, puedes desmoldarlo. Para sacar el vaso, aprieta los bordes del vaso hacia el interior y saldrá fácilmente. 

Luego con un cúter ve haciendo cortes verticales, tal y como te muestro en la foto, y el cemento se irá liberando sin problemas. 


Lija luego las irregularidades para darle un acabado más fino. Con un pincel plano grande puedes ir retirando el polvillo. ¡Ya lo tenemos! Ahora pasamos a la decoración. 



La lámina de pan de oro es muy fina, por lo que se dobla, rompe y arruga con facilidad, así que hay que intentar colocarla en la superficie con el máximo cuidado. Para que se adhiera hay que aplicar primero, con un pincel de cerda fina, una capa no muy gruesa de barniz mixtión


Luego hay que esperar a que el barniz esté «mordiente», es decir, que esté en el punto de sequedad justo (casi seco) como para que al pasar el dedo esté un poco pegajoso. Yo esperé unos 20 min aproximadamente. Entonces podemos aplicar la lámina. ¡Cuidado con las corrientes de aire o respirar/estornudar cerca de la lámina! Os parecerá exagerado pero os aseguro que, a poquito aire que haya, ya se arruga la lámina y se vuelve complicado aplicarla. 

Con un pincel muy suave peinaremos el pan de oro para alisarlo y evitar imperfecciones.  El trozo de lámina que no esté sobre una superficie con mixtión se desprenderá al pasar suavemente el pincel por encima. El paso final será aplicar la goma laca, que es una sustancia orgánica que fija el dorado, lo protege y evita que se desprenda.  

Nunca había usado antes el cemento e iba un poco perdida respecto a los tiempos de secado y sobre cuál podía ser el mejor molde con el que trabajar. Así que opté por experimentar e hice tres diy usando un molde diferente para cada uno. Estos son los MOLDES que usé:
  • SILICONA: ¡una maravilla! Lo unté con vaselina antes de verter el cemento y el desmoldado fue facilísimo. No probé a hacerlo también sin vaselina, pero creo que, al ser un material tan flexible, hubiera salido igualmente bien. Puedes usar los moldes de pastelería de silicona. Hay formas muy bonitas con las que podrás hacer diy muy originales.
  • PLÁSTICO: Usé una botella de un producto para la piscina. Corté con el cúter la parte de la boca. Esta vez no le puse vaselina y, aún así, salió con mucha facilidad. Basta con hacer cortes verticales con el cúter para ir liberando el cemento. Es el diy que te he mostrado antes.
  • CARTÓN: es una opción que, si bien es más trabajosa, puedes hacer tú mismx.  Recorta la base y luego con tiras de cartón levanta un borde pegándolo con cinta de carrocero. Yo aproveché una letra de cartón que tenía por casa. Corté la parte superior con un cúter y vacié el cartón interior. Se desmolda sin problemas ya que el cartón se puede romper fácilmente. 



    En general, yo soy de seguir las instrucciones al pie de la letra, pero es cierto que hay veces que es mejor «escuchar» al material. Así que:
    • Tip 1: la textura. Es importante trabajar bien el cemento y removerlo muy bien, de lo contrario quedan grumos y el acabado es más basto. 
    • Tip 2: las proporciones. En las instrucciones del cemento que utilicé, aconsejaban mezclar 0,3l/kg. Sin embargo, con esas proporciones, la mezcla era super espesa y grumosa. Imagino que es la textura adecuada para tapar una grieta o la fuga de una cañería, pero no para un diy. Así que le añadí agua, a ojo, y mezclé bien hasta que quedó más líquido. ¡Menuda diferencia! En la foto de abajo puedes ver la diferencia. Así que no tengas miedo a equivocarte y experimenta.
    A la izquierda, el portavelas con forma de corazón, donde la mezcla no era tan líquida y había más grumos. A la derecha, el portavelas que hice con la botella, donde añadí más agua y el acabado fue perfecto. 

    • Tip 3: desmolda en el momento justo. Yo hice los diy y, como tuve mucho lío, me olvidé de ellos y pasaron días hasta que los desmoldé. El cemento se secó completamente y, en el caso de la letra, que era más fina y con una forma más delicada, al hacer tracción con el cartón para desmoldarla, se me rompió. Si la hubiera desmoldado con el cemento aún un pelín fresco, no creo que me hubiese pasado. Así que…¡no te duermas en los laureles! ?


    • Tip 4: para evitar que se formen burbujas, una vez echado el cemento, da unos golpecitos con el molde sobre la mesa, para alisar la superficie y romper las burbujas. 
    ¿Te ha gustado ese diy? Si quieres ver más diy, puedes seguirme también en Instagram, ¡me encantará verte también por ahí! ? Y si quieres más diy de decoración, te invito a que veas este colgador boho que hice para joyas. Aunque tienes muchos más diy molones en el blog, ¡navega y descúbrelos! Espero que te gusten ?


    Lee el post original

    Join the Discussion

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Ir arriba