Skip links

Cómo hacer un candelabro colgante para decorar tu habitación

En el post 10 cosas que hacer este verano, una de ellas era redecorar la habitación. No se porqué me entra la fiebre de la decoración siempre a finales de agosto y principios de septiembre, como si quisiera dar un aire nuevo a mi espacio antes de empezar el nuevo curso escolar. Aunque este año no estudio, me ha entrado la misma fiebre igualmente y me ha dado por hacer de mi habitación un lugar más acogedor de cara al otoño con velitas, candelabros, lámparas…
Así, se me ocurrió hacer esta manualidad, ya que las velas colgantes siempre me dan sensación de un espacio muy acogedor. Es muy fácil de hacer y totalmente modificable a tu gusto!
Sólo vas a necesitar:

  • Un portavelas o un vasito que tengas por casa siempre que su apertura sea más ancha que su base.
  • Cadena de bisutería, depende de tu recipiente y de cómo lo quieras necesitarás más o menos cadena. Lo normal es que con un metro tengas más que de sobra.
  • Cuatro anillas resistentes y una de bisutería. Depende también del peso que tenga tu vaso.

Para cada vasito vas a necesitar cuatro segmentos de cadena: Tres de la misma longitud que determinarán la altura de la lámpara y uno que mida lo mismo que el diámetro del vasito más o menos a la mitad.


Yo he utilizado arandelas de joyería pero he notado que el vasito tira bastante de ellas y tiende a abrirlas, por eso te recomiendo usar unas más resistentes que las mías. Colócalas en la cadena que mide lo mismo que el diámetro del portavelas como se muestra en la foto: Una arandela (esta puede ser de joyería) en uno de los extremos. Las otras tres van enganchadas a la propia cadena, dividiéndola en tres partes más o menos iguales. Estas tres arandelas tienen que ser resistentes porque van a soportar todo el peso del vaso.


Ahora vamos a unir una cadena en cada una de las tres arandelas fuertes, como se muestra en la imagen (a pesar de estar un poco borrosa, se me acababa la luz!)


Ahora vamos a cerrar la cadena que medía el diámetro del vaso uniendo la arandela que tenía en un lado con el otro extremo. Nos quedará algo así, ya lo podemos colocar en nuestro vasito boca abajo.

Ahora sólo tenemos que unir los tres extremos de la misma longitud en una misma argolla muy fuerte, esta es la que más peso va a soportar. De aquí colgaremos el vasito en un clavo o chincheta o donde más nos guste.


Y después de colgarlo, así es como queda! Perdonad que la foto sea malilla y el gotelé de mi pared, que lo odio pero es muy caro quitarlo.

¿Qué te ha parecido esta manualidad? ¿Te gusta este tipo de decoración con velas colgantes?

Image Hosted by ImageShack.us

Cómo hacer un candelabro colgante para decorar tu habitación

Ir arriba