Skip links

Cómo hacer empaquetados bonitos navideños con 10 cosas que tienes por casa

El post de hoy es imprescindible. En otros momentos del año también se regala, pero nunca tanto como en Navidad. Me gusta mucho hacer regalos y que me regalen. Por suerte, tengo experiencia en eso y puedo afirmar que un regalo no es sólo lo que hay debajo de un papel de colores o dentro de una caja.

Un regalo empieza con el empaquetado y es tan importante que puede elevar una chorrada de los chinos a la categoría de obra de arte y dejar por los suelos una joya con muchos quilates. La buena noticia es que para hacer empaquetados bonitos no necesitas tener una especial destreza ni gastarte una pasta en papeles y lazos. Sólo necesitas imaginación.

Echa un vistazo alrededor y sorpréndete con las cosas que tienes por casa y que te convertirán en el Rey Mago o Papá Noel favorito estas fiestas:

#1. PAPEL DIBUJADO:

Puedes fabricar tu propio papel de regalo con papel craft o de estraza, una cartulina, un folio, decorados con rotulador. Motivos geométricos, navideños, en blanco y negro o a color, no hay reglas:

En Anna han hecho estas espectaculares bolas navideñas:

Los de Little Empty Room no son paquetes, sino cuadernos decorados con figuras geométricas, pero son una buena inspiración:

En Going Home to Roost han envuelto con cartulina negra y han dibujado con un rotulador de tinta blanca:

Me encanta la combinación de craft y negro, como esta de Mamie Boude:

Si no tienes papel de estraza, puedes utilizar bolsas de papel puestas del revés, con la publicidad hacia adentro. Estas de A Creative Mint están decoradas con tinta blanca:

#2. PAPEL IMPRESO:

Pongamos que no eres mañoso con los rotuladores. Una opción para hacer tu propio papel de regalo es estampar los dibujos con sellos y tinta. Si no tienes, tampoco hace falta que los compres porque puedes fabricarlos con patatas, hojas o goma eva:

En Little Empty Room han estampado con media patata:

Igual que en The Pretty Blog:

En Tomfo han utilizado unas hojas para imprimir su propio papel:

Si no quieres ir de uno en uno o tienes prisa, puedes pegar estrellas de goma eva en un rollo de amasar. Idea de The Artful Parent:

#3. COCHES QUE LLEVAN ÁRBOLES:

Esta idea me ha encantado por bonita y por original. Se trata de dibujar un coche en el paquete y amarrarle un abeto encima con un cordón o un cordel:

Craft and Creativity incluso ha hecho sus propios árboles con pompones:

Si no tienes arbolito puedes sustituirlo por ramas de pino, como han hecho en Craftberry Bush:

Estos que veis a continuación son jabones de Anthropologie:

El de Growing Spaces es igual de rico:

#4. ANIMALES:

Siguiendo con las cuquiteces, a continuación te traigo varios ejemplos de empaquetados haciendo formas de animales:

Muy apropiados para las Navidades, los simpáticos renos de La Classe della Maestra Valentina:

Estos son de Party Delights:

En Lines Across han convertido una bolsa de papel en un reno:

Este es el de mi amiga Patry de Patypeando y no adivinarías con qué está hecho: ¡Con un tetra brick!:

No sólo de renos viven las Navidades. También los osos son adorables, como estos de Cartoncino Mio a los que no les falta detalle, incluido el lacito:

Este es de La Aventura de los Búhos y sólo puedo decir #lovelovelove:

Además de los osos, hay otros animalitos que molan. Estos los han hecho en  Hello, Wonderful:

Otros con extra de cuquitismo son los de Lia Griffith:

Y estos también de La Aventura de los Búhos:

#5. BLONDAS:

Una blonda es un mantelito de papel troquelado que se pone en las bases de las bandejas para presentar postres. Y no sólo eso, también quedan genial para adornar paquetes:

En Art is Medicine dan un toque rústico envolviendo plantas aromáticas con un cordel:

¿Y esta idea de Kupkup Land para regalar unos pastelitos? El detalle de la cucharilla es puro amor:

En A Step in the Journey la utilizan para poner el destinatario y el remitente:

Cerrando sobres quedan ideales, como estos de Lulu the Baker:

Lo bueno de la blonda es que va bien con todo: cordel, lazo… como esta de Con Botas de Agua:

#6. PAPEL COSIDO:

¿Te creerías si te digo que el papel se puede coser? Con cuidado para no desgarrarlo, pero puede hacerse a mano y a máquina (esto suena a anuncio de detergente, ¿no?):

Yo he probado a coserlo a mano con lana y el resultado fue genial por lo original y vistoso (aquí):
 

Puedes coserlo con todas las formas que se te ocurran. En A Pair and Spare lo han hecho de estrellas:

Jeanne and Moon no sólo las han cosido, sino que antes dibujaron puntos y rayas con un boli de tinta blanca:

En Little Empty Room han cosido los motivos en el papel, concretamente estrellas y corazones a punto de cruz:

Esta idea de Lines Across bordando un mensaje en el envoltorio me ha gustado cambiándolo por el nombre del destinatario:


#7. PAPELES TROQUELADOS:

¿Se le puede hacer algo más al papel, además de pintarlo y coserlo? Claro que sí, puede recortarse para que haga un efecto bonito:

Este de corazones de The House that Lars Built sirve para Navidad y para San Valentín:

Muy original este de High on DIY:

Y este de DIY Candy, de mariposas:


#8. CON EL NOMBRE DEL DESTINATARIO:

Puedes poner una tarjeta con el nombre del destinatario del paquete, o puedes hacer que el propio regalo grite su nombre:

En D. Sharp Journal han formado el nombre con letras magnéticas de colores:

En My Morning Coffee el nombre va con letras hechas en papel de periódico:

En Atia”s Room reciclaron moldes de magdalenas y papel de periódico para poner las iniciales de los destinatarios:

#9. LANA:

Un material barato y fácil de conseguir, sobre todo en esta época:

Fräulein Klein ha hecho pompones y le han quedado unos paquetes preciosos:

Cotton and Flax ha combinado papel de estraza decorado con topos negros y pompones de lana:

Otra forma original de empaquetar con lana, de Abrams the Art of Craft. Hay que tener paciencia para amarrar las hebras, pero el esfuerzo merece la pena:

#10. OTROS:
Esta idea de Splash of Something de pintar renos y hacerles la nariz (roja, por supuesto) con pompones de lana o madroños es súper original:
Café largo de ideas ha utilizado celo de doble cara para pegar bolitas de porexpan de colores y el resultado es muy alegre y original:
Esta idea de Herzwerk Herrmann para empaquetar chocolate me gusta para envolver libros, por ejemplo. Un papel dorado (o de aluminio) y una faja gris encima sujeta con un cordel de doble color:
Si no tienes ni un triste papel con el que envolver tu regalo, puedes recurrir a un bote de conservas. Yo los utilicé para presentar las uvas de Nochevieja el año pasado (aquí). Los adorné con bolas del árbol y un lazo, y quedaron muy aparentes:
Espero que estas ideas DIY te sean útiles y sobre todo, que te animen a mirar a tu alrededor con otros ojos cuando busques con qué envolver tus regalos. 
Recuerda que menos es más y que cuando das algo desde el corazón, se nota.
¡Feliz Año Nuevo!

Lee el post original

Join the Discussion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba