Skip links

Como aprovechar retales para hacer una funda de cojín – Un DIY decorativo

Hola!
Hemos tenido un pequeño percance y ahora tenemos a un papá en muletas tras su paso por quirófano! Afortunadamente todo ha salido bien y en un par de semanas todo volverá a la normalidad.

Gracias por tu paciencia, y aquí estamos con un nuevo tutorial muy facilito.

Seguro que tienes un montón de retales de todas las cosas de costura que has ido haciendo. La verdad es que siempre vamos guardando esos trozo y acabas teniendo un montón de retales que nunca sabes muy bien que hacer con ellos, así que hemos pensado darte una idea para utilizar muchos de ellos y de paso, hacer una iniciación al patchwork.

Además, aprovechando todos esos trocitos puedes dar un cambio total a la decoración de una estancia.

Esperamos que te guste!!!

En nuestro caso hemos utilizado unos trozos que nos quedaron hace tiempo para unos cojines «especiales». Son de colores muy llamativos y alegres, cargando la estancia de mucho colorido.

Hemos combinado los colores con una técnica muy básica de patchwork, consiguiendo aprovechar la mayoría de los trozos que teníamos.

Lo primero es, cómo no!, averiguar la medida del cojín para el que quieres hacer la funda. En nuestro caso es cuadrado y de 45 cm. de lado. Es importante que tomemos la medida de forma correcta, ya que la funda debe quedar ajustada al cojín, y además, en este caso tenemos que calcular el tamaño de los distintos cuadros que conformarán la totalidad del cojín.

Ejemplo de nuestro caso:
Cojín de 45 cm de lado: Necesitamos 5 cuadrados de 9 cm. de lado cada uno (más márgenes de costura) para cada lado.
Primero preparamos tiras de tela de diferentes colores, de 53 cms. de largo por 12  cms de alto y las unimos con un pespunte y sobrehilamos o cosemos con la remalladora.
Nosotras lo hemos hecho con tiras de verde pistacho y rosa fucsia.


Una vez unidas ambas tiras, primero planchamos bien las costuras para asentarlas y las seccionamos de forma que nos queden piezas formadas por dos cuadrados: uno rosa y uno verde, con sus márgenes para costura.

Ahora tendremos que combinarlos para ir haciendo el «ajedrezado» de nuestro cojín.

Ve uniendo las piezas dobles con otras combinado los colores para formar el «ajedrez», hasta que tengas la medida del cojín (45cm), teniendo especial cuidado al unir las piezas para que los cuadros queden perfectamente alineados:

Este sería el esquema resumen:

Ahora vamos con la parte trasera, que vamos a hacer de dos piezas, con unos botones como cierre, aunque prometemos traer en breve un tutorial con distintos tipos de cierres para cojines.

Cortamos dos trozos de tela: uno de 31 cm y otro de 28 cm de ancho. Ambos de 45 cm. de alto, más los márgenes de costura, como te explicamos en este esquema:

Una vez preparadas las dos partes, con sus respectivos dobladilloste quedará así:

Haz los ojales en este momento, ya que te resultará mucho más fácil que una vez montado el cojín.

Asegúrate que una vez montada la parte trasera tiene la medida exacta que necesitas. En este caso 45 cm.

Une la parte delantera con esta trasera y cose todo el contorno. Dale la vuelta y plánchalo.
Cose los botones y …. ¡Listo para cambiar la decoración!

Lee el post original

Return to top of page