Skip links

Chalkpaint+papel: una alhacena para niños

Después de hacerle a Ali su tenderete con cajas recicladas y pintura pizarra, me di cuenta de que necesitaba algo donde guardar su mini-vajilla de las meriendas-de-mentira, para que al jugar (y al terminar) cada cosa estuviese en su lugar 😉

Así que con la caja de madera de una magnum de vino, un poco de chalkpaint y otro poco de un bonito papel, le he hecho esta pequeña alhacena, que además te permite recoger las cosas al acabar e incluso transportarlas de un sitio a otro…

En primer lugar apliqué a la caja un par de capas de la misma pintura que usé para el tenderete, chalk paint de Auténtico en color mint, y elegí un papel que combinase bien con ese color y con las cosas que íbamos a colocar en la pequeña alhacena:

Después, con un poco de cinta de carrocero, pinté un motivo en la tapa, para que no fuese lisa del todo y cuando la caja esté cerrada resulte más decorativa… (estas pinturas me las envió La Pajarita para hacer unas pruebas el verano pasado, ya os hablé de sus nuevas pinturas pizarra y volveré a hablar de ellas):

NOTA: Deberéis tener la precaución, si luego queréis poder cerrar la caja, de dejar un pequeño margen sin pintar en todo el perímetro de la tapa. Yo no lo hice y luego me costó muchísimo que la tapa deslizase por la ranura, porque las sucesivas capas de pintura engrosan la madera lo suficiente como para que no entre…

Después, medimos y recortamos un rectángulo del tamaño del fondo de la caja. Yo lo pegué ocn cinta de doble cara, para que retirarlo en un momento dado sea sencillo:

Y así queda la caja cerrada y abierta:

Si al colocarla apoyáis la tapa en la pared queda algo así:

Aunque donde nosotras la tenemos no puedo apoyar la tapa (tengo que pensar en algo) y la dejamos sobre la caja en posición horizontal:

Así sí da gusto jugar con ellos, verdad? =)

Image Map

Lee el post original

Return to top of page