Entradas

DIY – Belén de madera

A tan solo unas horas de empezar a celebrar la Nochebuena, te traigo un tutorial rápido -aunque no tanto como para hacerlo antes de la cena-, bonito y resultón para decorar un rincón navideño: un pequeño belén de madera formado por tres figuras claves de la Navidad. 

Para hacer este misterio, necesitarás: dos listones de madera -uno ancho y otro estrecho-, una sierra de calar, lija, pintura

Lee el post original

Juguetes Handmade: Mini Casita de Muñecas

El pasado finde participé en el DIY Hunters Day de Madrid, el primer encuentro de bloggers y craftlovers organizado por YoDona y HandBox.

Impartí un taller de casitas de muñecas en el que tuvimos la oportunidad de probar pegamentos CEYS y otros materiales de LeroyMerlin:

Casita de muñecas  diy

La casita se compone de tres módulos: sumamos juego simbólico & construcción… ¡y nuestras muñecas estrenan casa cada día!


¿Quieres una? Necesitarás:

Madera contrachapada de 5mm de grueso cortada según planos
Papel pintado/papel de scrap/papel de regalo/washi tape para decorar
Cúter y regla
Cola para papel pintado
El plano con las medidas de cada uno de los módulos de tu casita:
medidas y planos para casita de muñecas modular DIY
En la mayoría de tiendas de bricolaje te cortaran la madera a medida sin coste. Antes de empezar a montar comprueba bien las medidas: si alguna no acaba de encajar puedes ajustarla limando con papel de lija.

¿Empezamos?

casita de muñecas modular DIY: paso a paso

1. Corta el papel para forrar el interior de la caja. Al montarla debemos pegar madera con madera, sin papel de por medio… así que debes dejar libre el espacio donde fijarás las diferentes caras de la caja. En los planos tienes marcada con una linea gruesa el medio centímetro que debe quedar libre de papel.
2. Encola la parte posterior del papel con cola para papel pintado asegurándote de impregnar bien todas las esquinas.
3. Pega a la madera presionando desde el centro del papel hacia las esquinas.
4. Empieza a montar la casita pegando uno de los laterales sobre la base: Encola la parte inferior con el adhesivo Montack Xpress …

casita de muñecas modular DIY: paso a paso

5y pega presionando sobre lo que será el suelo de la casita. Sujeta firmemente hasta que la cola se seque.
6. Realiza la misma operacion con la parte posterior de la caja…
7… el otro lateral…
8. … y por último el techo. La cola no alcanzará su máxima resistencia hasta pasadas 24h, así que te aconsejo poner peso encima y no moverlo durante un día entero.
9. Haz lo mismo con el resto de las cajas…

Y ya tienes lista tu casita de muñecas ;)

casita de muñecas modular
Si prefieres una casita de muñecas XL, recuerda que en este post encontrarás los planos para hacerla y si te apetece que sea tu hijo/a quien la diseñe, aquí encontrarás una variante apta para pequeños arquitectos.
En breve te explico como puedes hacer tus propios muñecos y muebles.

Lee el post original

Let it go!… DIY Castillo Frozen

Si tienes niñas en casa seguro segurísimo que estáis inmersos en el universo FROZEN. ¿Por qué no aprovecharlo para explorar su lado más creativo?

Te propongo dos versiones DIY del Castillo de Hielo de Elsa:


Castillo Frozen DIY

Necesitarás:


Castillo Frozen DIY: los materiales
1.Cartón // 2. Pintura // 3. Purpurina // 4. Cúter// 5. Lápiz

Y una pizca de inspiración… aquí encontrarás algunas imágenes del Castillo Frozen.

Inspiración Castillo Frozen DIY



Empezamos con la Versión 3D del Castillo de Elsa:

Castillo Frozen DIY en 3D

1. Dibuja 3 siluetas del Castillo en 3 tamaños distintos sobre cartón.
2. Recorta con cúter los perfiles y dos rectángulos que servirán de soporte.
3. Pinta con colores Frozen. Azul, lila, esmeralda, blanco, plateado… y mucha, muchísima purpurina.

Castillo Frozen DIY en 3D: pintamos el hielo

4. Una vez seco, practica dos cortes en cada uno de los rectángulos y en la base de los perfiles del Castillo.

Castillo Frozen DIY en 3D: las partes


Castillo Frozen DIY en 3D: cortes para el montaje

5. Móntalo insertando cada uno de los perfiles en las ranuras de los dos rectángulos:

Castillo Frozen DIY en 3D: construcción


¡Ya tienes tu Castillo de Frozen versión 3D! Suelta tu imaginación y termina tu obra añadiendo el balcón, una puerta, más torres, la escalera…

Castillo Frozen DIY en 3D


¿Vamos con la versión 2D del Castillo?
Castillo Frozen DIY en 2D

Además de los materiales anteriores, necesitarás cola blanca o celo de dos caras.

1. Dibuja una silueta esquemática del castillo en un trozo de cartón. Puedes usar la imagen inferior como plantilla ;)

Castillo Frozen DIY en 2D: plantilla


2. Córtala con un cúter: Te quedaran 3 trozos de cartrón. Si tus hijos son muy pequeños, con estas 3 partes tendrán suficiente… si son mayores corta cada una de las piezas sobrantes en 3 tiras -como en la imagen- o incluso en rectángulos y triángulos complicando el proyecto un poco más ;)

3. Superpón las diferentes piezas experimentando con diferentes combinaciones…. y pega los trozos a la base con celo de dos caras o cola blanca.


Castillo Frozen DIY en 2D: opciones con 3 trozos

Castillo Frozen DIY en 2D: opciones con 6 trozos

4. Llegó la hora de darle color…. ¡No te olvides de la purpurina! ;)

Castillo Frozen DIY en 2D: a pintar

En las extraescolares CreaKids los niños lo pasaron en grande construyendo estos castillos:

Castillo Frozen DIY en 2D: resultado taller CreaKids

Aunque para poder jugar a Frozen… ¡Nos faltan los personajes! En otro post te cuento cómo dimos vida a Elsa y Anna ;)

Lee el post original

DIY: Braga de Punto en 3 pasos

Hoy te presento un DIY invernal apto para costureras principiantes: un par de bragas-cuello de punto que te harán olvidar el frío… ¡Y la excusa perfecta para estrenar esa máquina de coser que te han traído los Reyes!

TUTORIAL BRAGA DIY

Para que la braga sea más calentita y amorosa el tramo que toca a la cara está doblado. Yo aproveché para cambiar el estampado y así, además, la braga parece reversible ;)
Necesitarás:
  • tela de punto en dos colores o estampados (¿por qué no reciclar esa camiseta que ya no usas?)
  • máquina de coser

1. Corta un trozo de tela de 50x35cm y otro de 50×25

TUTORIAL BRAGA DIY: CORTAR LA TELA

2. Cóselos a máquina formando un único rectángulo de 50x58cm

TUTORIAL BRAGA DIY: FORMA UN RECTÁNGULO

3. Dobla por la mitad, encarando la caras vista de la tela y cose a máquina

TUTORIAL BRAGA DIY: DOBLA POR LA MITAD Y COSE

Voilà!, ya tenemos bragas-cuello:

TUTORIAL BRAGA DIY: BRAGA TERMINADA

TUTORIAL BRAGA DIY

Seguro que tienes mil retales que puedes convertir en cuellos: prueba con diferentes estampados, con tela de camisetas viejas o incluso con tela de polar… ¡Y adiós al frío!

Lee el post original

Exfoliantes naturales

Los días que hay entre Navidad y fin de año siempre me parecen eternos. Los pasamos normalmente en casa, intentando recuperarnos de las comilonas, haciendo maratones de pelis, alguna actividad con amigos y… durmiendo, para qué nos vamos a engañar.

Ya os veo a todos haciendo balance del año que cerramos, listas de propósitos para el año que viene, resúmenes de vuestro año en cifras o en fotos o en titulares o en tuits o en lo que sea. Son esos días en los que no podemos evitar reflexionar sobre lo que dejamos atrás ni pensar en estrenar nuestra nueva agenda, un año enterito de días sin usar que nos prometen que todo es posible, que podemos conseguir cualquier cosa.
Son días raros, en los que todo parece suspendido en el aire tras la resaca navideña, justo antes de las campanadas y de que empiece la locura de SSMM. Una especie de calma antes de la tormenta que seguro va a llegar, y con fuerza, alrededor del 2 de enero, cuando a todos nos entre el pánico porque solo quedan tres días para que lleguen los Reyes.
Y son esos días en los que matarías a los graciosillos que te dicen “Hasta el año que viene” cuando se despiden. Al menos yo los mataría. A todos. Lentamente.
Pero también son los días en los que nos relajamos, nos damos permiso para comer de más, dormir poco y cometer excesos que pensamos arreglar en cuanto llegue el uno de enero. Para qué empezar ahora si en realidad estamos a punto de cerrar el año y ya lo hemos fastidiado de mil maneras durante los meses anteriores, ¿verdad? Pues no.
Ningún año está fastidiado del todo y el mejor día para empezar a cuidarnos es hoy, no mañana ni pasado, ni el lunes, ni el uno de enero, ni después de las vacaciones de verano. Hoy es el día perfecto para meterte en la bañera, exfoliarte a consciencia, ponerte cremita hidratante, beber tus dos litros de agua, comer ligerito y dormir ocho horitas.
Y nada mejor para cuidarse que hacerse uno mismo sus productos de belleza (seguido de cerca por comprar productos naturales y artesanales) con cosas que tenemos por casa y que no tienen largos nombres impronunciables.
Justo antes de Navidad, Mian nos propuso a Ari y a mí ir a su casa junto con Roser y Pilar a preparar exfoliantes naturales. Roser es una caña, tiene cantidad de aceites esenciales y además sabe mucho de ellos, así que nos enseñó un montón de recetas y de combinaciones aprovechando las características de cada uno.
Nos lo pasamos genial, huelga decirlo, y nos tomamos unos cuantos margaritas y algún vermut, además de comer toda clase de delicias caseras, porque ninguna reunión está completa sin comida y bebida en cantidades industriales. Y salimos con un montón de exfoliantes para mimarnos a nosotras mismas y a todos nuestros allegados. Y parte del extranjero.
Porque hacer exfoliantes es muy, muy fácil, ahora lo vais a ver. Necesitáis:
– Sal gruesa
– Aceite base (oliva, almendras, coco, jojoba,…)
– Aceites esenciales (lavanda, romero, limón, árbol del té, menta, eucalipto…)
– Flores y frutas (caléndula, ralladura de cítricos, flores secas…)
– Vitamina E (opcional)
– Botes para guardar vuestros exfoliantes
Poned la cantidad de sal que queráis en un bol de plástico o cristal. Nosotras usamos un kilo de sal para cada mezcla, más o menos.
Añadid vuestro aceite base muy lentamente. Necesitaréis poca cantidad, entre 6 y 10 cucharadas aproximadamente, para un kilo de sal. Queremos que la sal quede empapada, pero que no haya ni rastro de líquido en el bol. Mezclad con una cuchara de madera con paciencia y sin parar.
Cuando ya lo tengáis, añadid la mezcla de aceites esenciales que queráis, según el olor y las propiedades (luego os cuento qué mezclas hicimos nosotras). Ojo con los aceites esenciales, unas pocas gotas nos valen, porque son muy, muy concentrados. No uséis más de 4 o 5.
Mezclad bien y ya solo os quedará añadir algún otro elemento, si queréis, para acabar vuestra mezcla. Se suelen usar flores secas y ralladuras de cítrico, aunque también podéis usar flores frescas o algún fruto, aunque todo lo fresco que le pongáis complicará su conservación.
Finalmente, si queréis evitar que los aceites se enrancien, podéis añadirle un poco de vitamina E a la mezcla. Igual que con los aceites esenciales, con muy poquito es suficiente.
¿Qué aceites podéis usar de base? Además de los que os he propuesto, podéis hacer “oleomacerados” o lo que es lo mismo, una infusión de hierbas en aceite. Ponéis las hierbas en un bote de cristal, las cubrís con el aceite, tapáis el bote y lo dejáis en la encimera cuatro o cinco semanas. Luego coláis el aceite con una gasa y ya tenéis vuestro oleomacerado listo. Yo lo he hecho muchas veces con aceite de oliva y flores de caléndula (tanto secas como frescas) y el resultado es genial.
¿Qué mezclas hicimos nosotras?
– Sal, aceite de almendras, AE de menta, AE de eucalipto y AE de árbol del té (vigorizante y antiséptico)
– Sal, aceite de coco y AE de menta (vigorizante e hidratante)
– Sal, aceite de almendras, AE de lavanda y flores de caléndula secas (antiinflamatorio y regenerativo)
– Sal, aceite de almendras, AE de mandarina y ralladura de mandarina (relajante)
Si queréis una lista completa de las propiedades de los diferentes aceites esenciales, podéis visitar esta página.
No os quedéis toda vuestra producción, ¡compartidla! Aunque ya se ha acabado la época de regalos navideños y de detallitos para el amigo invisible, podéis echarles una mano a los Reyes, o simplemente regalarle un botecito a algún amigo porque hoy es hoy y es un buen día para empezar a cuidarse, ¿no?

Lee el post original

Diy: La falda más fácil del verano

¡Buenos días!

Esta falda es tan fácil tan fácil que no requiere ni patrón. Sólo necesitáis dos medidas. Una es el largo y otra vuestra cintura.


Necesitaréis una tela que os guste (la mía es de punto para que tuviera caída y no transparentara) y un elástico de la medida de nuestra cintura). Y las piezas que necesitáis recortar son las siguientes:

A: Largo + 4 cm
B: Contorno cintura
C: 2x ancho elástico + 3 cm de costuras


Paso 1: Primero colocamos las dos piezas de la falda una sobre otra enfrentadas por el delantero y cosemos por un costado. Planchamos la costura abierta.

Paso 2: Colocamos la falda abierta y a lo largo de la cintura colocamos la pieza de la cinturilla anfrentados por el delantero. Cosemos a 1,5cm y planchamos la costura.

Paso 3: Subimos la cinturilla y cosemos el lateral que ha quedado abierto. Incluida cinturilla.


Paso 4: Ya sólo queda la cinturilla y el bajo. La cinturilla la doblaremos hacia adentro y la coseremos. Dejamos unos centímetros sin coser para pasar el elástico con ayuda de un imperdible.



Me parecen súper socorridas las faldas larga para el verano. Necesitaba una y mi solución más rápida fue esta.

¿Qué os aparecido?

¡Espero que os animéis a haceros la vuestra!

¡Feliz lunes!
¡Besos! :)

Lee el post original

DIY express: teñido degradado

Y para hoy, ¿Plan de Rebajas o Plan DIY?DIY, por supuesto: te propongo dar una nueva oportunidad a tus viejas camisetas con un teñido degradado superfácil.

DIY teñido degradado
Necesitarás:

Sal
Tinte + Fijador
Camiseta
Guantes
DIY teñido degradado

  1. Llena un recipiente con agua caliente suficiente para cubrir la camiseta.
  2. Mezcla el fijador, la sal y el colorante según las proporciones indicadas por fabricante (variará según el peso de la ropa a teñir).
  3. Para conseguir el efecto degradado te propongo un teñido en 3 fases: empieza sumergiendo solo una parte de la tela en el agua.
  4. Pasados unos 15 minutos, mete un trozo más de camiseta en el agua.
  5. Espera 15 minutos más y hunde la prenda entera.
  6. Con otros 15 minutos ya tendremos nuestra camiseta teñida en degradado ;)
  7. Enjuaga con agua y lava la prenda con jabón.
  8. Déjala secar en posición horizontal.
DIY teñido degradado: paso a paso

¡Y a estrenar camiseta!

DIY express: teñido degradado

Puedes probar a reducir los tiempos de espera entre las diferentes fases del teñido y así conseguir un degradado más difuminado, añadir o quitar franjas o combinar distintos colores…

¿Te imaginas cuántas posibilidades?

Lee el post original

Cómo Pintar en Tela con Rotulador – DIY: Fabric Paint

Tutorial para hacer una bolsa de tela personalizada con rotulador y plantilla.

Hace unos meses os enseñé un forma muy fácil de personalizar y decorar una bolsa de algodón con un poco de costura. Si alguien se lo perdió, puede pinchar aquí. Hoy vamos a emplear otra técnica distinta. Vamos a realizar estampación textil, pero con el mismo tipo de bolsa de algodón. El clásico “tote bag”, que cada vez usamos más, y para llevar cualquier cosa… ya sea, una compra, libros, los juguetes de los niños… o, como yo, que las utilizo para llevar conmigo las labores de costura que en ese momento tenga pendientes :)
Cómo pintar en tela con rotulador.
Y, ahora, el tutorial con el paso a paso, para que veáis lo fácil que es ;)

MATERIALES QUE NECESITAS:
Esto son los materiales que principalmente necesitamos: Bolsa de algodón 100%, rotuladores aptos para textil, lápiz blanco y lija de grano fino (que ahora os explico para qué…). Además, yo he usado una plantilla de forma de corazón y cordón natural para decorar. Pero esto ya dependerá del motivo que queráis estampar.
Este es el paso a paso:
1. HACER LA PLANTILLA

Lo primero que necesitamos es la plantilla con el texto que queramos estampar en la bolsa de tela. Yo lo hice en un documento de word y lo imprimí. Después, con la ayuda de un cúter, lo recortamos todo lo mejor que podamos. Os recomiendo paciencia, porque es muy fácil equivocarse y estropearlo. Y, entonces, no nos queda otra que volver a empezar ;) . Necesitaréis, además, proteger la superficie de la mesa con una base de corte, un cartón grueso o, como yo, una plancha de goma eva, que para este tipo de trabajos, también va muy bien.
2. COLOCAR LA LIJA

Antes de comenzar a dibujar en la bolsa, os cuento un truco que utilizo yo siempre que tengo que escribir algo sobre tela o señalar un patrón. Y es tan simple como colocar el papel de lija en el interior (mejor de grano finito). De este modo, el lápiz no resbala y se marca mucho mejor.
3. PASAR LA PLANTILLA A LA BOLSA

Colocamos la plantilla en el lugar de la bolsa que queramos. Nos ayudamos de unos celos para sujetar el papel y, con el lápiz blanco, repasamos todo el texto.
4. DIBUJAR LOS DEMÁS MOTIVOS

En mi caso, como quise poner el nombre del Blog, le añadí un corazón para que se pareciera también al logo. Con una plantilla de corazón y el lápiz blanco, sólo hay que dibujar el contorno.
5. REPASAR CON EL ROTULADOR Y PLANCHAR
Aquí, ya tenemos lista nuestra plantilla en la bolsa con el dibujo que queremos pintar. Solo hay que repasar todo con el rotulador. Para evitar que pueda manchar la parte trasera, colocar en el interior un cartón, periódico o revista. Yo he usado los rotuladores posca, que ya os conté, que tienen muchas aplicaciones. En color blanco para hacer las letras, y el rojo para el corazón.
Una vez tenemos pintada la bolsa, debemos dejar secar la pintura según nos marque el fabricante del rotulador. Y, ya sabéis, en estos casos mejor pasarse, así que yo la dejé de un día para otro. Después, se plancha para fijar bien la pintura a la tela. Yo interpuse un paño fino de algodón entre la plancha y la bolsa, y la planche a temperatura alta varios minutos.
7. COLOCAR ADORNOS
Solo queda hacer el lazo con cordón natural y coserlo a la bolsa o, también, -como hice yo- podéis sujetarlo por detrás con un imperdible. De esta forma, cuando queráis lavar la bolsa, tan sólo hay que desengancharlo. Ante la duda de cómo respondería la cuerda natural con el lavado, opté por esa solución.
Y, aquí tenéis el resultado: Una bolsa de tela de algodón 100% personalizada y única. Ésta, en concreto, fue parte del lote que preparé para la iniciativa de bloguer@s fandanguer@s, en la que participé, y que os conté un día por aquí.
Espero que os guste la propuesta de hoy y os animéis a llevarla a cabo: con vuestro nombre, el de los peques, una frase que os motive, un alias… tiene mil posibilidades!!
Antes de acabar, os recuerdo que tenemos un Sorteo de un Set de Bolso, 100% handmade, hecho con nuestras manitas y muuucho cariño. Podéis participar hasta el próximo día 13 de mayo a las 00.00 horas. Es muy fácil… ¡no os lo perdáis! ;)
Y, una última cosa, si creéis que la estampación textil que os he enseñado hoy puede gustar a otras personas, ¡¡Compartidlo!!, con cualquiera de los botoncitos sociales que hay justo debajo de esta entrada… os lo agradezco infinito!! ;)
Y, ¡Gracias por leerme!

Lee el post original

Diy: hilo mágico

¡Buenos días!

Parece mentira lo rápido que se me ha ido septiembre. Ha sido el verano más largo de mi vida, el más inesperado y espero que el más revelador, porque vengo con las ideas renovadas y con más ganas de trabajar que nunca.

Para eso están los cambios de estación, ¿no? Unos cambian de look radical, otros mandan a tomar fanta a las malas influencias de su vida… Yo he cogido el cambio de estación con ganas de trabajar y ver qué viene a continuación :)

Así que podéis coger lo que os motive, reducirlo a una palabra y lanzaros al diy que os propongo. Necesitaréis este alambre “hilo mágico” de la mercería online de Cobián, rotulador y papel en sucio.


Cuando tengáis decidida vuestra palabra dibujadla al tamaño que deseéis en el papel. Nos va a servir de guía para moldear el hilo sobre ella.

El hilo os cuento que es maravilloso. Pensé que necesitaría alicates y demás instrumental para darle forma, pero nada de nada. Se moldea bien con los dedos y se puede cortar con tijeras.


Vamos a dejar un margen de unos 8 centímetros a cada lado para que podamos luego crear un sistema en los extremos para colgarlo o engancharlo donde queramos. Yo por ejemplo he hecho un círculo en cada extremo para colgarlo.
Probé primero con “enjoy” y después con “smile”. Os garantizo que van saliendo mejor con la práctica ;)

Y si os animáis podéis personalizarlo forrándolo, pintándolo, añadiéndole algo… Lo que se os ocurra. Yo no me compliqué mucho y simplemente lo pinté con rotuladores permanentes como si fuera tornasolado.


¿Os gusta?
¿Qué mensaje pondríais vosotros?
¡Besos! :)


Diy: hilo mágico

DIY: MACETERO COCOS

¡Buenos días-tardes! La idea de hoy es 100% de Mummy, hace poco le regalaron un taladro para hacer sus peinetas y cositas con planchas de acetato como lo que os enseñamos aquí, así que ahora está en modo Bricomanía, agujereando todo lo posible, yo se lo agradezco porque, a veces, hace cosas tan chulas como estas.
Necesitaréis cocos partidos por la mitad, yo he utilizado los cocos helados del Mercadona, que son mi perdición de este verano, si los probáis me entenderéis, son todo un pecado. También necesitaréis cordón rústico, pintauñas y taladro.
Es muy fácil de hacer, sólo tienes que hacer 4 agujeritos para pasar la cuerda por ahí y un quinto agujero para que la plantita eche el agua al regar.
¿Qué os parece? ¿Alguna otra idea con cocos?
Nos vemos prontito, el martes con la WASHIPEDIA.
Besotes

Visita la entrada original AQUÍ