Entradas

Haz el bolso del verano DIY con dos manteles individuales reciclados de Ikea

¿Quieres conseguir el “it” del verano, ese complemento imprescindible que hará que todo el mundo se vuelva a tu paso? ¿Quieres ir a la moda sin perder tu personalidad? ¿Te mueres por un capazo redondo de palma, pero no lo encuentras en las tiendas y/o su precio te parece prohibitivo?

Eso mismo me pasaba a mí hasta la semana pasada, en que decidí hacer mi propio capazo DIY reciclando dos manteles individuales de Ikea:

Hasta el momento lo que había hecho con los bolsos era personalizarlos (aquí), pero este modelo me pareció tan copiable y tan tuneable que no pude resistirme a intentar fabricarlo desde cero.

Mi idea inicial era hacerlo enrollando una cuerda, pero después de pasar por la sección de cocinas del gigante sueco se me ocurrió que podía ahorrar tiempo (y peso) utilizando dos manteles hechos con jacintos de agua trenzados. Viendo el original (aquí) yo diría que se parecen mucho, ¿No crees?.

Cuando empecé con él no estaba segura del resultado y me temía que tanto esfuerzo (y dolor de dedos) cosiendo la cuerda, al final no sirviese de nada. Pero seguí adelante por curiosidad, porque quería probar si la idea funcionaba. Y la verdad es que el resultado no ha podido ser mejor, me gusta tanto cómo ha quedado que ya lo he estrenado. 

Así que lo que comenzó como una broma entre los manteles de Ikea se ha convertido en un bolso muy coqueto, a la moda y encima funcional porque tiene mucha capacidad y lo mismo te sirve para la calle, que para la playa o la piscina.

Si tú también quieres hacer tu propio capazo redondo de palma, DIY, barato y personalizado, aquí tienes el tutorial para conseguirlo:

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

Dos manteles individuales redondos: Tienen que estar hechos con materiales naturales, como tallos, palmas o jacintos de agua. Los míos los compré en Ikea.

Cuerda: Para hacer el fondo del capazo y el asa. La del fondo es de grosor medio (más fácil de doblar que la gruesa y más rápida de coser que la fina) y utilicé unos 3 metros aproximadamente. Para el asa utilicé unos 50 cm. de otra más fina.

Hilo bramante: Para coser las cuerdas. Yo lo escogí porque es muy resistente y combina bien con la cuerda y los tallos, pero puedes utilizar cualquier otro tipo, a condición de que sea fuerte porque pasarlo por la cuerda lo destroza.

Aguja de coser lana.

Dedal.

Adornos (opcional): Pompones, borlas, cuentas e hilos de colores, etc.

HACER EL CAPAZO (5 PASOS):

# Paso 1: Mide y corta la cuerda según lo ancho que quieras el bolso. Para que no se deshilache por los extremos, basta con anudarle un trozo de hilo bramante.

# Paso 2: Haz el fondo del bolso doblando y cosiendo la cuerda con el bramante. Este es el paso más costoso a nivel físico, porque los dedos te quedan literalmente machacados de mantener la cuerda doblada y empujar la aguja a través de ella.

A mí se me ocurrió tarde, pero si utilizas unas alicates para tirar de la aguja te será más fácil sacarla:

# Paso 3: Cose el fondo hecho con la cuerda a los dos manteles, como se ve en las fotos. Comparado con la cuerda, coser los tallos es fácil porque son muy blandos:

# Paso 4: Cose la cuerda que hará de asa. Por comodidad (para que no pinche) y para adornar, le enrollé un hilo de color rosa.

# Paso 5 (opcional y último): Cose o pega los adornos. Yo utilicé unos pompones y borlas que tenía de otra bolsa, y les añadí varios que compré para este:

Este es el resultado: un capazo redondo de tallos trenzados y cuerda. Práctico y funcional, y según los adornos y colores que pongas, informal o para ocasiones más serias:

¿Te gusta cómo ha quedado? ¿Si se lo vieses a alguien en la calle dirías que es DIY y además con dos manteles reciclados de Ikea? ¿Tú para qué lo utilizarías?

Mi madre tenía uno igual en color blanco cuando era joven. Tengo que buscar para ver si hay fotos, pero recuerdo verlo colgado detrás de la puerta de su habitación. Esta tarde subo al desván y si se produce el milagro (muy improbable, pero la manía de guardar cosas de Pica Pecosa viene en los genes, advierto) te lo enseño.

¡Pasa un feliz día!

Lee el post original

Manteles individuales de trapillo

Tengo unos manteles individuales nuevos, y han sido muy sencillos de hacer 🙂

Llevaba un tiempo con este diy en mente.. y cómo me pasa con algunas cosas, lo iba dejando. Hasta que el viernes pasado, aprovechando el finde, me cogí el ovillo de trapillo, la aguja del 10, y me monté en el coche rumbo a Denia.

Desde Valencia es un viaje corto, así que al llegar ya tenía el primer mantelito.

El segundo lo hice en la playa 🙂

Te pongo el patrón, pero son muy sencillos de hacer.
  1. Primera vuelta. Anillo mágico de 6 puntos, y cerramos el último con un punto raso.
  2. Segunda vuelta. Dos cadenetas en el primer punto , un punto medio alto en el mismo punto, dos puntos medio altos en cada punto siguiente (tendremos 12, siendo el primero las dos cadenetas). Cerramos con un punto raso.
  3. Tercera vuelta. Dos cadenetas en el primer punto, dos puntos medio altos en el punto siguiente, un punto medio alto en la siguiente, dos puntos medio altos en el siguiente, así continuamos hasta  dos puntos medio altos en el último punto y cerramos con un punto raso.
  4. Cuarta vuelta. Igual que la anterior.
  5. Quinta vuelta. Igual que la anterior.
  6. Sexta vuelta. En esta vuelta añadimos un punto entre los dobles, quedando dos cadenetas en el primer punto, un punto medio alto en la siguiente, dos puntos medio altos en el punto siguiente, un punto medio alto en los dos siguientes, dos puntos medio altos en el siguiente, así continuamos hasta  dos puntos medio altos en el último punto y cerramos con un punto raso.
  7. Séptima vuelta. En esta última vuelta añadimos un punto más entre los dobles, quedando dos cadenetas en el primer punto, un punto medio alto en las dos siguiente, dos puntos medio altos en el punto siguiente, un punto medio alto en los tres siguientes, dos puntos medio altos en el siguiente, así continuamos hasta  dos puntos medio altos en el último punto y cerramos con un punto raso. Escondemos el hilo por detrás.
No te asustes si al principio queda como muy abombado y parece más una cesta que un mantel. A medida que añadimos puntos se va aplanando.
Pero, si por el contrario, queda demasiado rizado, es porque con el trapillo que estamos usando no hace falta añadir tantos puntos, y podemos en la tercera vuelta añadir más puntos entre los dobles.
Estoy deseando hacer más en otros colores. Puede quedar una mesa preciosa y distinta cada vez!
Y tú, si te animas, ¿me lo enseñarás?
Paula

Lee el post original

Reto Pinterest: DIY Manteles decorados con frutas

Hola amigos,
Supongo que hoy estaréis esperando una receta de cocina, siento defraudaros, hoy toca DIY. ¿Por qué el cambio de planes? La culpa la tienen Scarlata y el señor don gato II.

Scarlata y su señor nos retan cada mes en el Reto Pinterest a realizar un DIY guiándonos sólo por una foto sacada de esa red social. Como últimamente me he vuelto valiente, este mes he decidido participar, así que hoy, último día del mes, os enseño mi respuesta al reto.

El reto de este mes consistía en emular este trabajo:

Para realizarlo tan solo necesitamos algo de fruta (yo cogí la que tenía más pocha), tela donde estampar y pintura para telas.

La técnica es simple, coges una fruta, la partes por donde creas que te quedará mejor el dibujo, le aplicas la pintura y ¡a estampar!

Al principio, quise hacer el mismo trapito de la foto, estampado con limón, pero no sé si por el tipo de tela (muy porosa) o por la pera que cogí (Estaba tan pocha que se me deshacía) no que gustó mucho como quedó.

Después de un comienzo un poco desalentador, se me ocurrió algo. Mi hija, la costurera de la casa, tenía unos restos de tela negra un poco acolchada y mi padre, el artista de casa, tenía pintura dorada. ¡Ya tenía mantelitos nuevos para comer en la cocina!

Bueno mantelitos nuevos y un par de trapitos nuevos, que no hay que desmerecer el primer intento 😉

¿Qué os ha parecido? Es muy muy fácil de hacer y podéis conseguir unos complementos de cocina personalizados. Complementos de cocina, ropa o lo que se os ocurra que este técnica se puede aplicar a cualquier cosa.

Pues nada hasta aquí mi lucha en el Reto Pinterest, se ha hecho lo que se ha podido, ya veremos las “notas”. Os dejo la receta de cocina pendiente para el viernes, aunque antes habrá Martes Parlanchín, Miércoles Mudo y la entrada de los miércoles. No me aburro, ¿verdad?

Un beso y hasta el próximo día.

Lee el post original