Entradas

DIY Disfraz Flamenco

¡Buenos días!

Se acerca Carnaval y creo que no hay mejor fiesta que ésta para dejar volar nuestra imaginación y crear un disfraz de lo más creativo que se nos ocurra.

En esta ocasión gracias a Handbox he podido participar en el nuevo desafío que propusieron, utilizando telas de la tienda online de Ribes & Casals. La elección del disfraz era totalmente libre a nuestra elección, así que echando un vistazo a las telas decidí hacerme el mío de flamenco.

Me decanté por el flamenco porque me tienen enamorada perdida, y como disfraz me resulta súper gracioso, tanto para niños como para adultos.
No resulta incómodo ya que se usa con un jersey y un vaquero debajo, y la parte de la cabeza y el cuello no es nada molesta. No llega a ser un disfraz muy aparatoso, pero queda vistoso!
 Yo elegí como telas para mi disfraz foam de dos colores, fucsia y rosa, a parte de fieltro negro, que iba a utilizar para el pico.
Lo primero que empecé a hacer fue la parte de la cabeza. 
Esta parte la hice usando una capucha de una chaqueta a mi medida como patrón. 
Normalmente se dividen en dos partes pero esta capucha estaba dividida en tres, así que así lo hice.
Dibujé una mitad con la capucha encima, y después la contraria. Como último dibujé y corté la central que une la dos mitades, de unos 10cm.
Esta capucha la elegí para hacerme de guía porque la parte del cuello iba cerrada con velcro, como quería hacer yo para unirla y cerrarla con un botón.
Con las partes dibujadas y cortadas toca coser.

El siguiente paso para la cabeza es hacer el pico.
Para ello utilicé el foam rosa claro. Corté una especie de rectángulo con el ancho de la parte frontal fucsia y un largo de unos 12cm.

Y tras coser esa parte, mi intención era usar el fieltro negro para hacer todo el final del pico, pero al ser mucho más blandito que el foam, que tiene bastante rigidez, no quedaba bien, y me decanté por terminarlo con el foam fucsia de nuevo.
Para ello hice esta forma, que son los dos perfiles enfrentados.
Esta parte iría cosida a continuación del foam rosa.

Para casi terminar con la cabeza se cose todo el dobladillo de nuestra capucha para dejar un resultado más limpio sin el corte al ras.

Para acabarla, le hice los ojos utilizando fieltro blanco, y dos ojos que tenía para amigurumis.
Se hacen dos círculos en el fieltro, se colocan los ojos encima, se cortan por la parte trasera al ras, y con pegamento textil lo unimos a la cabeza.
¡Ya tenemos nuestra capucha terminada!
Menos mal que pese al imprevisto del fieltro negro, usando el foam fucsia quedó bien.
Ahora toca hacer el cuello.
Para eso hice la forma con una ligera curvatura, y más ancha (de unos 14cm ) en la parte baja, que se fueron estrechando hasta los 8cm de la parte del cuello.
Se hacen dos mitades enfrentadas y se cosen.
Después se va dando la vuelta con cuidado y yo lo rellené con un poco de guata para darle más forma, aunque tengo que decir que este foam es una maravilla, ya que tiene bastante cuerpo, y lo podría haber dejado incluso sin relleno.
Al acabar de rellenarlo se cose la parte de arriba a nuestra capucha por la parte interior para que no se vea la costura, aunque son dos puntadas simplemente para sujertarlo.
Una vez acabado el cuello, que la parte más sencilla, se hacen las alas, para lo que dibujé esta forma a ojo en el foam fucsía de nuevo y luego hice la utilicé como modelo para dibujar el otro ala enfrentada.
Se cose todo un dobladillo y ya tenemos nuestras alas, que yo las uní al cuerpo con trocitos de velcro.

Quise hacer la falda también con foam fucsia, pero no me llegó a convencer el resultado, así que opté por usar un tutú del mismo tono que tenía guardado del Carnaval pasado.
Como no me doy por vencida y tenía que publicar este reto ya,(que ya han habido otros inconvenientes a parte también…) volveré a intentarlo hasta conseguirlo y actualizaré el post!
El utilizar un tutú es una buena opción, pero como me apetece que sea todo con la misma tela y le quiero incluir una cola a la falda, no lo veo del todo terminado.
De momento, ¡os presento mi disfraz de flamenco!

¡No puedo remediar hacer la payaseta!

El usar ropa negra es mucho mejor para que así se aprecie más a primera vista toda la forma del disfraz y destaque más rápido.
Pronto os enseñaré la falda hecha con foam!
Espero que os guste la idea y este carnaval vuele vuestra imaginación. Tenéis más ideas de este desafío en las redes, buscando #carnavalRibesycasals.

¡Besos!


Lee el post original

DIY Bastidor con Flamenco en Aguja mágica

Hola!
Ya he cogido de nuevo el ritmo a publicar como hacía hace meses y qué satisfacción me da!!
Hoy os enseño uno de mis últimos proyectos DIY que he hecho y en el que estrené por fin la aguja mágica que me compré… hace cerca de un año!
Me apetecía mucho probar el bordado ruso, así que me empeñé y a eso fui.


Pensaba que sería muy complicado el bordar con esta aguja, pero para nada, me enganchó desde el primer momento, y es súper fácil.
Para empezar hice un flamenco que tanto adoro con dos tonos y un bucle intermedio.
Primero se dibuja la silueta por el derecho y el revés de la tela, y desde la parte de atrás vamos rellenando con el bordado. Cuando se lleva un trozo ya se nota mullidito y queda genial.

Para las patas hice un bucle más pequeño al igual que en el centro del cuerpo,para que hubiera algo de diferencia, y en el pico hice un bordado normal, sin aguja mágica.
(Perdonad la mala calidad de estas dos fotos!)
Cuando lo acabé, al no tener bastidor, pensé en simular yo uno “handmade” para colgarlo en la pared.
Y aquí va realmente el DIY que os quería enseñar.
Cogí un trozo de cartón, en realidad cuanto más grueso mejor, pero yo no tenía y cogí de una caja de galletas. 
Se corta con el tamaño y la forma que queramos, en este caso redondo, pero podría ser ovalado por ejemplo. 
Y se va pegando, o grapando si fuera un cartón más grueso, la tela por la parte trasera del cartón, dejándola bien tirante mientras lo hacemos.
Otra de las cosas que aproveché de casa fue una tira de chapa de madera, con el que me sobró de la Z1 Lamp, y con la que hice el borde.
Fui pegándolo igualmente con pistola termo-adhesiva y listo!
(No quedó nada curioso, pero como no se ve…jajaja)
Y listo mi flamenco en bordado ruso con su “bastidor” hecho a mano y reciclado.
¿Qué os parece? ¿Habéis probado alguna vez el bordado ruso? 
Yo ya tengo unos cuantos proyectos en mente para darle más uso a esta magnífica aguja!

Lee el post original

DIY colaborador: Pon un flamingo en tu vida


Los caminos del DIY son inescrutables. Un día conoces a una compañera con ideas diferentes, la sigues, comentas en su blog, te responde y así con el tiempo acabáis sintiéndoos tan cercanas que os convertís en coleguis con “ciberpiques”. Bonito, ¿Verdad?

Pues para bonito este DIY colaborador de Veva de My white idea que apareció un buen día en mi correo por sorpresa. Hace unos meses publicó un tutorial sobre cómo hacer una cabeza de elefante en fieltro y después del tute que se dio, todavía encontró tiempo para diseñar esta cabeza de flamingo!!!

Me encantan los tutoriales, cuantos más mejor, y si encima explican el paso a paso con tanto detalle me convierto en fan de su autor/a. Veva es una de esas, ahora te dejo con ella pero antes, aquí van unos cuantos ejemplos de lo que encontrás en su blog


Y ahora sí, empezamos con la cabeza de flamingo de fieltro. Son fotos tiradas con el móvil porque el DIY es así, cuando te entra la perra te lanzas con lo que tengas!

Materiales: Fieltro de colores (Rosa, naranja, blanco y negro), plantilla 1 y plantilla 2, tijeras, relleno de cojín, máquina de coser o hilo y aguja y dos abalorios negros grandes.


Calcar las plantillas en el fieltro y recortar el fieltro.


Coser las partes del pico por la parte trasera.

Coser los dos laterales del revés, cosemos el pecho, el pico y 3 cm de la zona de la cabeza, dejando la parte donde está la mano sin coser.


Dar la vuelta con la ayuda de una aguja de calceta.


Dar la vuelta (excepto el pico) y coser desde la cabeza la tira, comenzamos a coser la parte que tiene el pico desde la cabeza del flamingo.


Volvemos a dar la vuelta, y rellenamos de relleno con la ayuda de la aguja de calceta. Para que tenga rigidez tiene que estar muy relleno.

Coser la tapa dejando un trozo sin coser.

Terminar de coser a mano y coser un trozo de cordel para poder colgarlo.

Coser un abalorio negro como ojo.

Y directo a la pared 🙂



Mola eh??? Si es que Vevinha es una DIYer como la copa de un pino!!
Marta

SUSCRÍBETE

Lee el post original