Entradas

Cómo hacer un robot de cartón articulado

Cómo hacer un robot de cartón articulado
¿Queréis que vuestros niños os adoren y que fabriquen un juguete chulísimo con sus propias manos mientras le enseñamos la importancia del ahorro y del reciclaje? Esta es sin duda vuestra manualidad en la que, además de todo lo que os he contado vais a tener a los peques entretenidos unos cuantos días.
Y es que eso de fabricar su propio muñeco mola, mola mucho, pero si además ese muñeco es un robot chupitrónico que puede mover los brazos, las piernas y hasta la cabeza ya es una pasada.
Pues lo vamos a hacer con materiales que tenemos por casa y que no nos cueste casi dinerito ¿chulo, eh?.


Lo primero que tenemos que hacer es diseñar nuestro robot. Vamos a recortar rectángulos de cartón para fabricar el cuerpo, las piernas, los brazos y la cabeza de nuestro nuevo amigo. Las medidas y proporciones serán como más nos guste.

Una vez tenemos una idea de como va a quedar llega el momento de “vestirlo”. Yo hubiera preferido pintarle la ropa con temperas, pero la tentación de estrenar la caja de rotuladores que les había traído Papá Noel fue más grande y lo pintamos todo con rotuladores.

Una vez pintada la ropa y dibujada la cara llega el momento de unir las piezas. Para ello, con ayuda de un punzón hacemos agujeros donde queramos que vayan los brazos e insertamos un ¿encuadernador? (lo siento, nunca me acuerdo como se llama esa pieza, que alguien me ilumine, por favor).
Haremos lo mismo con las piernas y con la cabeza.

Y…tachan!!! Ya tenemos nuestro robot listo para la batalla.
A los chicos les chiflará eso de que mueva sus extremidades y a nosotras nos chiflará la cantidad de tiempo que se pasarán jugando con él conquistando el espacio.

Y lo mejor de todo es que les hemos enseñado a ser menos consumistas, a fabricarse sus propios juguetes y a reutilizar las viejas cajas de cartón que le viene muy bien al medio ambiente.

Yo estoy segura de que no serán los últimos que haga, ya estamos planeando hacer personajes de sus cuentos preferidos. Nos van a quedar genial (ya os los enseñaré).

Espero que os haya gustado la manualidad. Nos vemos por aquí el miércoles con más cositas.
Hasta entonces que paséis un feliz lunes!!!.

Lee el post original

Manualidades para niños: Ciudades de papel.

Ciudades de papel, manualidades con niños
¿Que tal? ¿Cómo lleváis las fiestas?. Nosotros estamos en plena vorágine de turrones, jamón y poco tiempo. Y menos con cuatro niños en casa quienes, a pesar de haber tenido la visita de Papá Noel hace nada se aburren con facilidad.
A mi me gusta, no os creáis, porque me da la oportunidad de buscar alternativas, de pasar tiempo con ellos y de aprender cosas nuevas (al fin y al cabo estamos en vacaciones).
Por eso os traigo hoy una manualidad de esas facilitas pero resultonas para hacer en un momento tonto que tenemos a los niños merodeando mientras nosotras tenemos que estar pendiente del asado.
Solo necesitamos papeles diferentes, tijeras y pegamento. No puede ser más fácil.

Recortamos los papeles con formas rectangulares. Nosotros hemos cogido papeles de colores porque es lo que teníamos a mano pero se pueden hacer con papeles de periódico, de libros viejos, papel de seda,…lo que tengáis por casa.

A continuación vamos pegando los rectángulos en el skyline de nuestra ciudad como si fuesen edificios. Unos en vertical, otros en horizontal, mezclando colores,…como más nos guste.

A continuación solo tenemos que hacer las ventanitas de nuestros edificios como queramos: Más cuadradas, más rectangulares, con rayitas…No te olvides de hacer las puertas!!!.

Si estamos inspirados siempre podremos pintarle un sol, unos pájaros y hasta un avión.

Como os prometía es una manualidad sencillita para hacer en un momento.
Espero que os haya gustado.
Yo os espero aquí el miércoles con una entrada especial: La última del año!!!.

Lee el post original

Receta del fimo casero y marcacopas.

Receta de fimo casero y marcacopas
Hace unos días se me ocurrió hacer con los niños fimo casero. ya sabéis, esa pasta de modelar que endurece al hornearla a baja temperatura. Me gustan esas figuras blancas, blancas que a veces veo por internet y que normalmente no consigo con las pastas que encuentro en el supermercado, pues al secarse adquieren un color grisaceo nada atractivo.
Así que aprovechando que, casualmente tenía todos los ingredientes y que los niños tenían ganas de ayudarme nos dispusimos a hacer fimo casero para pasar un rato divertido.
Ingredientes:
– 2 tazas de bicarbonato.
– 1 taza de harina de maíz (maizena).
– 1 taza y 1/4 de agua.


Metemos el bicarbonato y la maizena en un cazo y lo ponemos a calentar a fuego lento mientras le vamos echando el agua poco a poco y vamos removiendo.
Poco a poco, la mezcla empezará a espesar. Cuando ya creamos que nos lo vamos a cargar todo y que es un desastre empezará a hacerse una pasta y a despegarse.
Cuando tenga la textura adecuada (que no se pegue a la cuchara) retiramos del fuego. Pasamos el fimo a un bol y cubrimos con un paño hasta que se enfríe.
Si cuando lo vayamos a utilizar está pegajoso se le puede añadir más maizena. si está demasiado seco y se cuartea le añadiremos más agua.

El resultado es una masa blanquita y blanda. Me ha sorprendido gratamente descubrir que es mucho más manejable y moldeable que las marcas que podamos comprar en el supermercado.
Nos lo pasamos pipa creando forma con cortadores de galletas para hacer un montón de cosas (que ya os iremos enseñando).
Me ha gustado mucho más que las marcas comerciales tanto el proceso de creación (salvo la cuestión poco práctica de que tengas que hacértelo tu mismo), como el resultado. He ha parecido mucho más fácil conseguir un resultado pasable para hacer con niños. No se cuartea tanto, ni se seca, ni quedan tantas huellas y es mucho más blanco, blando y suave. Todo son cosas positivas !!!.

Para que endurezca hay que seguir el mismo proceso que con los fimos comerciales. Meter en el horno a 70º – 80º durante una media hora. (Si queremos que queden bien planitos deberemos darle la vuelta a mitad de la cocción).

Mirad la cantidad de cosas que hicimos en una tarde productiva!!!. Ya os las iremos enseñando poco a poco porque algunas de ellas requieren de un proceso de retoque y pintura para quedar listas.
Pero para no dejaros con las ganas os enseño unas estrellitas muy monas que hicimos para marcar las copas en esta nochevieja.
¿No os pasa a vosotras que siempre acabamos perdiendo nuestra copa?. Pues con estas estrellitas podemos poner el nombre de cada invitado, hacerle a cada una un diseño diferente para diferenciarlas o simplemente poniéndole un mensaje como hemos hecho nosotros, que aprovechamos para felicitar el año Nuevo.

Que os lo paséis muy bien esta nochevieja. Que disfrutéis en compañía de todos vuestros seres queridos y que el 2015 os tenga reservadas un montón de cosas buenas.
Yo os espero aquí el año que viene con nuevas manualidades, como siempre!!!.
Nos vemos. Feliz Año.

Lee el post original

Árbol de Otoño para hacer con niños.

Árbol de otoño para niños
El año pasado ya os enseñé una manera divertida y educativa de poder hacer un árbol de otoño (podéis verlo aquí).
Me parece una manera muy interesante de explicarles a los niños los cambios que se producen en nuestro entorno, cómo cambia la naturaleza y por qué.
Es por eso que este año os traigo una nueva versión de nuestro árbol de otoño para que podáis seguir haciendo manualidades con los más peques en función de la estación que nos encontremos.

Los materiales que necesitamos son:
– Cartulina blanca.
– Pinturas de colores otoñales (amarillos, marrones, naranjas, rojos,…).
– Pinceles.
– Bastoncillos para las orejas.
– Café (sí, sí, café).
Lo primero que haremos será realizar el tronco de nuestro árbol. Para ello simplemente lo pintaremos con el café.
Le daremos tantas manos como queramos, según lo espeso que queramos que sea.

Para hacer las hojas estamparemos puntos de pintura de colores otoñales utilizando como pincel los bastoncillos de los oídos (super divertido).

Hay que acordarse de hacer algunas “hojas” caídas por el suelo en la base de nuestro tronco.

(Casi parece un árbol de Navidad, jajaja).

Espero que os guste esta manualidad tan sencillita y que la pongáis en práctica pronto.
Nos vemos el miércoles con cosas nuevas.

Lee el post original