Entradas

Diadema de ganchillo

Ya el verano pasado se me ocurrió hacer unas diademas de ganchillo muy chulas, pero todavía no había encontrado el momento para el tutorial.

Si me seguís asiduamente ya las habréis vistopor aquí, pero si no, no os preocupéis, porque os las traigo de vuelta, porque si las veis seguro que queréis una!

Y sin más lios, ¿queréis saber lo fácil de hacer que es? ¡Pues coged hilo y ganchillo, y vamos al tajo!


Los MATERIALES:

Más sencillo imposible: hilo y aguja.

  • En mi caso, para el hilo he usado una mezcla de algodón y sintético de katia. Mississippi-3, del que soy una adicta, y no es la primera vez que os hablo de él.
  • El ganchillo, el que os vaya más comodo con el grosor del hilo. En mi caso he usado el de 3mm., pero un 2,5 no me hubiese ido mal… (si no lo tenéis claro mirad la información que os viene en el papelito de la lana).

Y el PASO A PASO:

Esta diadema de ganchillo se divide en 5 pasos:

  1. Cadeneta
  2. Uves
  3. Relleno / Abanico
  4. Unión
  5. Contorno

Todo el rato trabajaremos en línea recta y, en cada paso, giraremos la labor para seguir trabajando.

1. CADENETA:

No tiene ningún misterio, no es más que una cadeneta normal y corriente que usaremos de base para después dar altura con los siguientes pasos.

La cadenta tiene que ser lo suficiente larga como para que os cubra toda la cabeza y un poco más para que se pueda anudar (con el paso 5 va a quedar un pelín más larga, está bien que lo tengáis en cuenta).

Tiene que ser múltiple de 7. En mi caso he hecho 140 cadenetas.

2. UVES:

Con las uves conseguimos “un primer piso”, dando un poco de altura a la diadema de ganchillo. Será como una especie de esqueleto para poder hacer el paso 3.

Para empezar vamos a hacer 3 cadenetas, que equivalen a un punto alto, más dos cadenetas y un punto alto.

Ahora, como ya tenemos la altura deseada, seguimos trabajando en el resto de la cadeneta. Contamos 7 cadenetas de la base y, en el mismo hueco de la septima cadeneta hacemos:

3 cadenetas al aire, un punto alto, dos cadenetas al aire, un punto alto

Esto lo repetimos cada 7 puntos de la base hasta llegar al final de la cadeneta.
Si os fijáis los puntos altos, al salir del mismo punto de la base, forman una especie de “uve”.

3. RELLENO / ABANICO:

En este paso lo que haremos es rellenar los huecos (de dos cadenetas) que quedan entre los dos puntos altos que forman la “uve”.

En los dos extremos, para que no quede una “uve” tan abierta tan solo haremos 5 puntos altos.
Al principio, como siempre, necesitamos dar altura. Así pues haremos 3 cadenetas, que contarán con un punto alto (entonces, en esta primera uve, además de las cadenetas solo tendremos que hacer 4 puntos altos más).

El resto de “uves” las rellenaremos con 7 puntos altos. Los haremos todos seguidos, sin ninguna cadeneta entre medio ni nada. Así pareceran como una especie de abanicos.
Seguimos el mismo patrón hasta el final (acordáos que en la última uve tan solo haremos 5 puntos altos).

4. UNIÓN:

Para que no se nos abran los “abanicos, al estirar la diadema de ganchillo, vamos a unirlos por el centro con una cadeneta.

Des del extremo, tal cual acabamos la vuelta anterior, hacemos 7 cadenetas y la enganchamos, con un punto raso, al cuarto punto alto del abanico (el que queda en el centro, vaya). Lo repetimos hasta el final, donde haremos el punto raso en el punto que queda más al extremo (que sera una cadeneta).

5. CONTORNO:

Este paso, si queréis, os lo podéis saltar. Lo que es la estructura de la diadema ya la tenemos. Con esto le damos un poco más de consistencia, pero no es imprescindible.

Lo que haremos es cubrir las cadenetas que rodean los “abanicos” con puntos bajos.

  • Por abajo: haremos 6 puntos bajos en los huecos de las cadenetas y un punto bajo en el hueco de las uves.
  • Por los lados: haremos 2 puntos bajos en las cadenetas y dos puntos bajos en el punto alto del extremo.
  • Por arriba: hacemos 7 puntos bajos en cada hueco de cadenetas.
  • Al final: hacemos un punto raso, enlazando con el primer punto bajo que hemos hecho y una cadeneta que quede bien fuerte. Cortamos y escondemos el hilo sobrante.

Y ala, nudito al canto, y ya la podemos estrenar!!

Y a cuál color más bonito… ¡si os pica el gusanillo incluso os podéis hacer una de cada color!

Lee el post original