garrafa

DIY los múltiples usos de una garrafa de plástico

Creo que de sobras sabrás que el plástico
tarda cientos de años en descomponerse,
 o sea, es altamente contaminante.
 
Pero tranquila no es mi intención
hacerte un discurso sobre el tema,
pero sí lo es inspirarte a reutilizar envases.
 
 
La cuestión viene porque el mes pasado
como ganadora del empaquetado bonito, que organiza Patry (Patypeando)
escogí la propuesta de este mes, que es con:
 
“Envases de plástico de más de 2 litros”.
 
A mi me pareció una buena materia,
que daría mucho de sí,
pero parece ser que no ha inspirado mucho a participar.
 
Lástima, porque por la red he visto cosas, chulísimas,
y pensaba que podrían salir envoltorios muy originales.
 
Te cuento mi idea a ver qué te parece.
 
Una garrafa de agua de 5l.
 
Después de dejarla limpia de papeles,
le corté la parte de arriba, manteniendo las curvas.
 
 
Embadurné el envase con cola blanca,
y le pegué un retal de tela.
 
Le añadí un trozo de arpillera,
que enganché con cola de contacto.
Utilicé ésta cola, porque probé con la blanca y no se enganchó.
 
Y como que en estos días no hacen pocos calores,
sólo me faltó la sudada que me pegué para lograr
fijar la inspiradora y rústica tela.
 
¡No veas qué sufrimiento me dió el invento!
Dos agujeros por lado, que agrandé con tijeras,
servirán para pasar una cuerda a modo de asas.
En la tela de saco, pasé un cordón muy coqueto,
que adquirí en una de las muchas de nuestras compras compulsivas,
¿sabes de qué va, verdad? 🙂
De momento mi garrafa queda así.
 
Para acabar de dejarla bonita, hice una etiqueta
con una letra de cartón,
 
coloreada con lápiz, y encolada a un trozo de tela,
en forma de hoja.
 
 
Con las dimensiones de este empaque,
tenemos cabida para regalar objetos bastante espléndidos,
¿una cámara, quizás?, ¿libros?, o quizás algo más común, ropa.
Sea lo que sea el contenido, el continente es diferente y fino,
¿te parece?.
Hasta aquí sería el empaquetado,
pero después de ser usado como receptáculo dadivoso,
aún puede tener más vidas.
 
Metemos la parte de la arpillera dentro, 
 
 
y…podría servir para almacenar por ejemplo ovillos.
 
 
O por qué no, agujas de tender.
 
Me encantaría haber abierto tu imaginación,
y que se te ocurrieran muchas más posibilidades.
Voy a llevarlo al Finde Frugal de MarcelaCavaglieri,
a ver qué usos le darían mis compis.
 
Y si te animas a participar en el Empaquetado Bonito,
tienes tiempo de presentar tu trabajo hasta el domingo día 10.
 
¡Qué tengas un muy buen y feliz fin de semana!
 
¡Un beso!
Suscribete

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *