diy-pintura-ceramica

DIY: Decorar objetos con pintura cerámica.

Desde siempre me ha encantado pintar, he probado  en muy variados soportes, desde paredes, lienzos, cristal, madera, tela, cemento e incluso en cuero y con diferentes técnicas, pero nunca había probado la pintura especial para cerámica

Había visto por la red, algunos proyectos muy fáciles y llamativos con esta técnica y la verdad es que me gustaba bastante, por lo que me decidí a probar con algunos objetos que tenía por casa.

Quería empezar con algo sencillo y para probar elegí  rotuladores  y pintura para zonas más grandes.  Todo el material es de CreaVea, una tienda de manualidades online especializada en la venta de artículos para todo lo relacionado con la creatividad. 

Materiales necesarios: 
  • Rotuladores para cerámica azul lapislázuli, azul pavo real y negro.  (Puedes conseguirlos aquí)  
  • Pintura cerámica en dos colores: azul zafiro y   azul opalino 
  • Platos, tazas o cualquier objeto cerámico.

Los rotuladores son muy fáciles de utilizar y además si no les gusta el diseño o se han equivocado, pueden borrarlo simplemente pasando un algodón, bayeta o trapo mojado en agua. 
Una vez terminado el diseño, lo dejamos secar durante 24 horas si el uso es solo decorativo y en el caso de la vajilla si queremos lavarla en lavavajillas, entonces se mete en el horno de casa durante 35 minutos a 150 grados y listo…
Los colores después de pasar por el horno quedan exactamente como recién pintados y  resisten perfectamente los lavados.

Si tenéis niños en casa esta manualidad es muy fácil y divertida para ellos, pueden personalizar sus propios platos o tazas de desayunos con unos diseños muy coloridos y sencillos como éstos.

Y para decorar nuestra mesa con un estilo totalmente diferente, puedes hacer un diseño en negro que al contrastar con el blanco del plato nos aportará elegancia a la mesa.  En este caso me he decidido por un diseño sencillo pero con un toque  romántico.

Como se aprecia en esta foto, he modificado el dibujo en la base del árbol gracias a su facilidad de borrado.

Y cambiando de registro nos vamos al baño, donde introducimos una pequeña nota de color divertida en nuestros accesorios, en este caso en el vaso  para los cepillos de dientes o nuestras brochas de maquillaje y un plato para el jabón.

 

Y por último, por qué no pintar nuestros porta macetas añadiendo ese toque de color en nuestra estancia, resaltando aún más nuestras bonitas plantas. ¿ O quizás,  utilizarlo como portalápices en  el  escritorio ?

Espero que os haya gustado tanto como a mí  y os animéis a decorar algún objeto de vuestro hogar.
Muchas gracias por tu visita

  Sígueme también en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *