Una agenda decorada con washitape

Como sabéis soy profe y para los profes (o al menos para mí), el año comienza en septiembre (y no en diciembre, como para todo el mundo ☺). Cada curso nuevo es una aventura, toca volver a organizarse, planificar y programar las clases, papeleos, burocracias varias… En fin, que se hace necesario tener una agenda a mano, no solo para las cosas del cole, sino también para el día a día (médicos, compras, citas diversas…). Por ello este año decidí comprarme una agenda lo más sencilla posible para poder decorarla a mi antojo, y este es el resultado:

agenda washitape decorada libreta

Si os apetece decorar vuestra propia agenda necesitareis:
Washitapes variados.
– Cartulinas de colores.
– Troqueladora de círculo.
– Pegamento en barra.
– Tijeras.

Lo primero que tenemos que hacer es quitar la portada y la contraportada de nuestra agenda. Para ello abrimos ligeramente el canutillo metálico y extraemos ambas. En mi caso las utilice como plantilla para hacerlas de nuevo en cartulina, porque al ser los washitapes translucidos al pegarlos se veía el dibujo y no me gustaba como quedaba.
Para la portada utilice cartulina blanca y una vez recortada a la medida adecuada, pegue los washis e hice los agujeros con la portada original como plantilla.
Para la contraportada utilice cartulina azul (que era el color que me combinaba con los washitapes utilizados) y simplemente hice una solapa que forré con más washis, para meter en ella papeles, tarjetas y notas que siempre voy acumulando en el bolso (y que casi siempre acabo perdiendo :-( ).
Finalmente colocamos de nuevo la portada y la contraportada y cerramos el canutillo para evitar que se nos salgan las hojas con el uso.

Notas:
– Cuando saquéis la portada y la contraportada también podéis aprovechar y quitar las hojas que no os sean de utilidad. Por ejemplo mi agenda trae una lista de los verbos irregulares en inglés y un resumen de la historia del siglo XX por décadas. En un principio pensé en quitar ambas cosas, pero me di cuenta de que los primeros no me iría mal repasarlos y la historia me encanta, así que me la puedo leer en los ratos muertos en el médico o en las reuniones. ☺
– Yo he decorado una agenda, pero podéis hacer lo mismo con algún cuaderno o libreta. Si os apetece un poco de inspiración, podéis echar un vistazo aquí y aquí.
– Aunque yo no lo hice, podéis añadir separadores en cartulina, más hojas para notas o lo que se os ocurra. Simplemente habrá que recortar las hojas a la medida de la agenda y taladrar los agujeros (utilizando la portada original).

Por cierto, aprovecho y os enseño mi funda de móvil decorada a juego con la agenda. En realidad la funda la washitapee este verano y me gustó tanto la combinación de colores que decidí utilizar la misma para la agenda.

Espero que os animéis a transformar vuestra agenda, y si aún no lo vais a hacer (porque vuestra agenda empieza en enero, como el nuevo año), acordaros de este post para cuando toque cambiarla.
Besos,

Pd: la semana que viene os enseñaré como decoré la agenda por dentro y algunas otras ideas que se me ocurrieron sobre la marcha. Así que no os perdáis el post del próximo lunes si queréis ver el resultado final. Y por supuesto, nos vemos el miércoles con nuevo post. ☺

Visita la entrada original AQUÍ

HANDBOX



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *