Entradas

Receta chalk pain casera…

Llegó el contrapost, alabando a una buena receta de chalk paint casera…
Hace unas semanas, mi querida Helena, habló de sus aventuras y desventuras con la chalk paint casera en su sección Sopa de sobre, lo que me pude reír!!! si aún no lo has leído, te recomiendo que antes de liarte con este post, te leas el suyo pinchando AQUI 😉

He de decir antes de nada, que nunca he probado la AutenticaChalk Paint, por lo que no sé si la casera que yo conozco es parecida o no…eso sí, a mi me da un resultado buenísimo, y al igual que con la auténtica, no es necesario lijar ni tratar con imprimaciones la superficie a pintar. Una de las cosas más características que le veo a esta pintura son las tonalidades, que ronda toda la gama de colores pastel, porqué? pues en el caso de la casera porque va mezclada con materiales que rebajan considerablemente el color, apagando los colores vivos hasta convertirlos en pastel.

Mi receta me la enseñó mi amiga Sandra que antes de rendirse al 100% a su pasión estaba detrás del blog “La trastería de Sandra” y ahora podéis seguirla en su blog de arte Sandra Partera

En este link de x4duros podéis ver cómo Sandra tuneó esta cajonera….


De todos modos, y como bien dijo Helena, es una receta que cada uno hace a su manera y un poco a ojo…

En mi caso los materiales que utilizo son: Pintura acrílica de color, Gesso y agua templada

Y como una imagen dice más que mil palabras…


Mas o menos pongo, a partes iguales Gesso y pintura acrílica del color que elija, un poquito de agua para diluir el gesso y voy unificando ayudándome de un pincel, en este caso fui añadiendo otros colores para conseguir el color final que era el que me interesaba. La textura final debe quedarse como la de un petit suise y sin grumitos. Y aunque os parezca que no habéis hecho mucha, cuidado que engaña!!! cubre tanto que con una sola pasada, es, muchas veces, más que suficiente…
Para que os hagáis una idea de cómo queda y cuanto cunde… con esta, pinté, una caja de vino …

algunas macetas




Un frente de cajón, las patas de una mesa…en fin, que cómo podéis ver la pintura en cuestión cunde!!

Pero OJO si vais a pintar un mueble grandote del mismo color, ahí sí que vais a tener que preparar cantidad suficiente, porque cómo lo tengáis que hacer en dos veces, la tonalidad cambiará seguro!!

Bueno, entonces os animáis a probarla?

Lee el post original

p>