Entradas

2 diy para hacer jarrones fáciles

jarrones para hacer en cinco minutos.


Hacía tiempo que tenía preparadas estas manualidades pero son tan sencillas y tan fáciles de hacer que pensaba que se quedarían un poco solas ocupando un post sin compañía.
Así que hoy, inspirada en la primavera, en la explosión de flores de mi jardín y en lo contenta que estoy con el ramo de lilas que me acabo de hacer os traigo no una, no, sino dos manualidades express para que podáis tener un jarrón resultón en menos de cinco minutos.



Explicaciones no creo que necesitéis muchas. Con las fotos yo creo que será suficiente, pero por si acaso os doy unas breves instrucciones:
Para hacer un florero a partir de una botella de vino solo debéis limpiar muy bien la botella antes de empezar a “decorarla”, en este caso yo he optado por pintar la parte inferior de la botella con pintura en spray dorada, por lo que el proceso solo ha sido proteger el límite de hasta donde iba a pintar con cinta de carrocero, pintar y dejar secar. Voilà!.


Necesitaba un jarrón chiquitín para ir colocando las florecillas silvestres que iban trayéndome mis nenes del jardín así que nos hemos creado uno a partir de un envase de cristal de un yogurt y un globo.
La técnica es tan simple como envolver el frasco con el globo. Tendréis que cortar previamente la parte superior para que pueda ceder bien…y tened mucho cuidado con las uñas que se rompen con facilidad. Pero no me digáis que no queda mono.

Pues ya está ya tenéis unas manualidades fáciles para entreteneros este fin de semana.

Espero que las pongáis en práctica y que llenéis vuestra casa de flores en estos sencillos jarrones.
Nos vemos el miércoles con un nuevo capítulo de flores de tela. No te lo pierdas!!!.

Lee el post original

Cuadro con cartón kraft * DIY

Cuando era pequeña siempre me decía a mí misma que quería ser
la mujer de las tres S.

No superwoman, ni super rica, ni super guapa… No, yo quería ser
una mujer segura, serena y sensata.

Lo cierto es, y ahora me doy cuenta, que entonces lo era.
Pensé que la madurez me traería una mayor proporción de esas S
pero no ha sido así o, al menos, no exactamente así.

La mayor consciencia que van dando los años y las responsabilidades
que uno se va echando encima lejos de hacernos más libres, creo yo,
nos limitan y nos hacen temerosos, más inseguros y, por lo tanto,
vemos alterada nuestra serenidad.

En cuanto a la sensatez, quizás porque soy excesivamente responsable,
la he mandado al carajo en ocasiones y me he permitido transgredir,
hacer algunas locuras.

Además, como buena cáncer (no creo en los horóscopos pero me
reconozco en el carácter) soy lunera, de ánimo cambiante como la
luna y noto cómo me influyen sus ciclos.

Me he dado cuenta que cuando estoy sola, cuando nadie me ve,
cuando no tengo que interactuar con otros es cuando estoy más serena,
menos alterada (la propia etimología lo dice alter = otro), cuando soy
más yo misma.

Entonces vuelvo a ser la niña que quería ser la mujer de las tres S,
entonces soy serena, segura y sensata.

¿Tendría que haber añadido una S más, quizás?…

Sola… Me encanta estar sola… Necesito estar sola para
recuperarme (a mí misma).

Imagino, creo, ideo… y siempre me falta tiempo para imaginar más,
crear más, idear más…

No entiendo a las personas que dicen aburrirse… Hay tanto que hacer,
tanto por descubrir, por disfrutar. Y no es necesario buscarlo fuera,
al menos en mi caso.

A veces pienso que soy algo rarita pero no creo ser la única rara avis.

Y todo esto para contaros que el último fin de semana fue uno
de esos en los que pude disfrutar de ese tiempo cien por cien
para mí y creo que el resultado del DIY que comparto hoy para
los findes frugales de Colorín Colorado lo muestra.
Un sencillo cuadro creado a partir de la tapa de una caja de zapatos.

Realizada en cartón kraft, la caja no tenía nada impreso, tan solo
una pegatina de la marca que retiré con cuidado.

En papel de dibujo imprimí en blanco y negro una de mis fotografías
de un post anterior (aquí)

La recorté para que quedará a medio centímetro de los lados de
la tapa y después la pegué sobre ella con cola.

Simplemente…

El cuadro no pesa nada, apenas apoyado en una alcayata…

Leve, sencillo, evocando calma…
Etéreo… Tanto que desapareció de mi pared cuando acabé de
tomar las fotografías.

Está destinado a otro hogar, el de mi hermana, protagonista de la
fotografía y que acaba de cumplir años.

Un pequeño regalo lleno de grandes deseoS…

Lee el post original

Cose Conmigo: Short lencero

¡Buenos días!
 
Para probar la nueva máquina de coser Silvercrest me hice estos shorts lenceros de cara a las fiestas. Así que os propongo un cose conmigo para la que quiera unos iguales estas navidades 🙂
 
 
No usé remalladora para probar la opción “overlock” que trae la nueva máquina. Obviamente no es lo mismo pero me gustó más que el zig zag que hacía antes de tener overlock.
 
Materiales que vamos a necesitar (podéis encontrarlos todos en la mercería online de Cobián):
  • 1metro de tela negra de raso
  • 1,5 metros de encaje (más o menos el doble del contorno que queráis en la pierna)
  • Elástico negro (la medida de vuestra cintura o vuestra cadera, según la altura a la que queráis el pantalón)
 
Pues a ello:
  • Para empezar sacaremos el patrón ayudándonos de un pantalón que ya tengamos si no tenemos nuestro propio patrón base. Cortaremos dos piezas simétricas del delantero, dos piezas simétricas de la espalda y una tira que nos sirva de cinturilla. Tendrá que tener el doble del ancho del elástico más 2-3 cm de margen de costura y de largo nuestro contorno de cintura más márgenes de costura.
 
  • Colocamos las piezas del delantero enfrentadas por su lado visto. Los unimos por el lado curvo. Hacemos lo mismo con las dos partes traseras. Las abrimos y planchamos la costura. Colocamos ambas piezas enfrentadas por su cara vista y cosemos los laterales. Volvemos a planchar las costuras.
  • Aquí es donde utilicé la opción de overlock que trae la máquina. Tienes varias posiciones y en el libro de instrucciones te indica cuál es la más adecuada para cada cosa. Para los acabados de las costuras utilicé la más sencilla.
  • A continuación unimos la entrepierna. Planchamos la costura y remallamos. Es un buen momento para que os probéis el pantalón y estiméis el largo que uqeréis que tenga. Tened en cuenta que debajo irá el encaje, que lo hará más largo. Sobre todo el que elegí yo que es muy muy ancho 🙂
  • Vamos a planchar la cinturilla por la mitad, por su lado corto. La colocaremos ya doblada sobre el delantero del pantalón y coseremos a un centímetro dejando al menos unos 3-4 cm sin coser. Cerramos la cinturilla en su extremo.
 
  • Para pasar la goma por el agujero que hemos dejado abierto haremos lo siguiente. Al extremo que dejemos fuera le pasamos un alfiler para sujetarlo al exterior sobre la tela. El otro extremo, el que pasaremos a través de la cinturilla. le colocaremos un imperdible para ayudarnos. Cuando pasemos todo el elástico los sujetamos junto y los cosemos. Os recomiendo que los cosáis a máquina dibujando una equis o un cuadrado para que quede asegurado.
  • Cosemos el agujero que habíamos dejado abierto y remallamos la costura.
  • Para terminar nos queda rematar el bajo con un sobrehilado o un dobladillo sencillo y una vez hecho coser por delante el encaje sobre el pantalón.
 
En realidad, esto también puede ser un Closet Rehab muy sencillo si ya tenéis un pantalón lencero. Yo lo pensé en principio con un pantalón de pijama tipo lencero negro, que podía cortar y adornar con encaje. Pero prefería usar una tela mejor y más de vestir 🙂
 
También puede ser a la cadera, o en vez de con goma con un lacito. Ahí ya cada uno a su gusto 😉
 
 
¿Qué os parece?
Para la foto me lo puse con un jersey oversized clarito. A lo mejor me lo pongo también con el jersey joya negro del otro día. Además, luego en verano con camisetas y blusas finitas puede quedar muy mono 🙂
¡Feliz puente!
¡Besos! 🙂

Cose Conmigo: Short lencero