Entradas

Recortables vintage

¡Buenos lunes!

Según mi planning para los lunes,
hoy tocaba mostrar cosas vintage, pero me he colado,
aunque me viene bien, porque este mes tiene cinco lunes,
con lo cual me hubiera tenido que inventar algo extra.

¿Os acordáis de mis marcadores de sitio?


Pues hoy os muestro los marcadores definitivos que hice,
y como el encuentro con los amigos ya pasó,
también os puedo contar sus reacciones.

Buceando en Pinterest dí con estos muñecos,
¡¡¡me gustaron muchísimo!!!


Y a más a más Sherry and Jerry venían acompañados,
de un surtido y variado vestuario.

Por lo que no lo dudé ni un segundo, me lo guardé,
hice mis tejes manejes con los tamaños y a imprimir.

Esta vez, tienen un tamaño real de unos 13 cm. de largo,
y unos 2 cm. y pico de ancho.

Los otros eran más chiquitos, 9 cm. de largo, y tan
solo 1 cm. de ancho.

Quería llevar a cabo la idea que me dió Paty,
de que cada uno eligiera y jugara un poquito con la
vestimenta, pero luego me dí cuenta, que los
trajes tienen que ser con la misma pose que el modelo.

Y por este handicap no pude dejarles disfraces varios.

Lo que hice distinto esta vez, es recortar las tiretas de los vestidos.

Decidí pegar con cola la vestimenta al modelo.

Volví a hacer fimo, y preparé todos
los personajes como lo hice la otra vez,
si te lo perdiste puedes verlo aquí.

Y ahora te muestro como quedaron y sus reacciones.

Los primeros en llegar.
Silvia se ha puesto en su perfil
de fabebook su muñequita, encantadísima y alucinada con su elegante porte,
y Pep, aunque ya nos habíamos dado los besos de saludo,
me dió las gracias por semejante ocurrencia y repitió besos 😉

A Se y Xevi, les pareció muy original y divertido,
no dejaban de mirarse y reírse, y la última
frase de Se fue…. “esto te lo copio fijo” 🙂


Jordi anhela conseguir el cuerpo de su modelo, jeje
y Elloami nunca se imaginó con tanto glamour y aire retro.
Y nosotros, los anfitriones, contentos y felices,
de todas las reacciones y de disfrutar de una entrañable,
divertida y muy agradable compañía y velada.
Aaaahh!!! Y aprovecho aquí para darle
las gracias a Jan (mi compi) porque esta vez
la agobiante tarea que a mí me representa recortar,
la realizó casi casi enterita toda él, bien no sólo eso,
aún colaboró ¡mucho más!
Mientras yo me dedicaba a acabar
la última idea que tuve como detalle para los invitados,
unas cajitas de las mías, pero esta vez con las fotos
de los cuatro amiguetes en su época de la mili,

Jan se dedicó a seguir mis instrucciones,
y junto con sus artes culinarias,
preparó el delicioso “Arroz Caldoso con Bogavante” especialidad de la casa.


Creo que todo junto…. ¡¡¡”mejor imposible”!!!

Y a [email protected], ¿qué os parece?

¡Feliz semana!



Lee el post original

Delantales DIY con paños de cocina

La niña me ha salido cocinitas. A día de hoy todavía no tengo claro si me ayuda porque realmente le gusta cocinar o sólo lo hace por la posibilidad de comer masa cruda, que si algun@ se quedó de niñ@ con la duda de si te dolía la tripa después le confirmo que no y si no me cree que venga a mi cocina y vea a la criatura zampar, que cuando toca echar la mezcla en el molde tengo que andar a cucharazo limpio si quiero que llegue algo al horno. Para que luego una vez cocido no se digne ni echarle una mirada y eso que incluso compré un expositor de tartas con tapa de cristal y todo en Ikea.

Cada vez que me oye armar jaleo en la cocina sacando los cacharos del horno allí se presenta ataviada con el gorro y el delantal que le hizo la #buenaabuela (aquí) y que después de tanto tiempo ya se le ha quedado pequeño. Buscando inspiración para uno nuevo encontré en el blog de Silvia Luján, Na Lua Dulce, esta fantástica idea para hacer uno a partir de un paño de cocina de Primark (aquí).

Reciclaje, baratismo y bonitismo a partes iguales porque los paños de Primark son preciosos y gigantes. Silvia hizo el suyo cortando uno por la mitad pero yo lo aproveché entero porque me daba pena cortarlo. El proceso es muy sencillo, se trata de hacer dos cortes paralelos en uno de los extremos y rematarlos y coser los lazos necesarios para anudar en la nuca y la cintura, como veis en la foto.
Este me gustó por el mensaje positivo y cómo no por el color.


El del perrito me enamoró nada más verlo y tuve que comprar dos, uno para hacer el delantal y otro para conservarlo tal cual porque me moría de pena si tenía que cortarlo, con esos ojitos tiernos que te pone.

Una vez puestos quedan preciosos, tanto que la niña no quiere estrenarlos porque dice que se pueden manchar. Yo en lugar de darme cabezazos contra la pared les he hecho para las niñas de mis amigas, ya os enseñaré qué bonitos han quedado.
¡Pasad un feliz día, cada vez más cerca del fin de semana!

Lee el post original