Entradas

Cómo hacer letras 3D con una caja de cereales reciclada

Ya tardaba en tener una letra 3D. Esas de cartón o de madera que se mantienen en pie y las puedes adornar con flores, luces y lo que se te ocurra y quedan maravillosas. Las veía en las tiendas y pensaba lo que seguramente pensamos todos con cosas como estas, que podría hacerlas yo misma en casa. 
Me picó la curiosidad y probé. ¿Y sabes qué? Que son muy fáciles de hacer y además puedes adaptarlas al tamaño que necesites o incluso a la tipografía que te guste. 
Si tú también eres fan suyo, voy a enseñarte una forma muy fácil de hacer tus propias letras 3D con el cartón de una caja de cereales reciclada y cinta de carrocero/pintor:
cartel-como-hacer-letras-3D-carton-reciclado-caja-cereales
Vamos con el tutorial, que más fácil no puede ser:

MATERIALES QUE NECESITARÁS:
– Cartón. Utilicé el de una caja de cereales porque es finito pero resistente y no se deforma cuando lo curvas.
– Cinta de carrocero o de pintor. Para pegar los laterales a la base.
– Papel de periódico. Para forrar la letra y que no se vea la cinta de carrocero. 
– Papel reciclado, de estraza, de colores, etc. Para darle el acabado final.
– Cola blanca o de carpintero. Para pegar los papeles.
– Tijeras y brocha o pincel. 
HACER LA LETRA EN 3D (6 PASOS):
# Paso 1.: Imprime o dibuja a mano alzada la letra y recórtala:
# Paso 2.: Utilízala como plantilla para dibujarla en el cartón de la caja de cereales. Recorta también tiras del ancho que quieras que tengan los bordes de tu letra:
# Paso 3.: Pega las tiras de cartón a los bordes de la letra con la cinta de carrocero. En las partes curvas te recomiendo que le hagas pequeños cortes, para que se adapte a la forma y no salgan arrugas.

En el caso de que quieras que la letra se mantenga en pie, es ahora cuando tienes que comprobar que se sujeta.
Si quieres hacer una letra maciza, debes recortar otra silueta en el cartón y pegarla sobre los bordes, cerrándola para que no se vea el hueco del interior:
Así quedará tu letra después de pegarle las tiras por todo el borde:
¿Ves lo que te decía de hacer los cortes en la cinta? Pegas cada trozo uno a uno y hace la forma curva perfectamente, sin arrugas:
 

# Paso 4.: Corta tiras con el papel de periódico más anchas que el borde de tu letra, y pégalas a él con la cola. Te digo lo mismo que con la cinta de carrocero, haz pequeños cortes para que se adapte bien a las curvas. 
Este paso sirve tanto para tapar la cinta como para darle consistencia al cartón:

Este es el aspecto que tendrá tu letra una vez hayas pegado las tiras de periódico por todo el borde:

# Paso 5.: Repite la operación que hiciste con el periódico, pero esta vez usando papel reciclado (con la parte utilizada hacia adentro), papel de estraza, de colores, etc. 
Yo utilicé el reciclado porque quería pintarla con spray, para que el color quedase más natural:

Esta es la vista de la trasera. No quedará así porque también se cubrirá:

Las letras que no tienen curvas son mucho más fáciles de hacer, porque no tienes que darle cortes al papel: 

# Paso 6 (y último): Dibuja y recorta la silueta de la letra en el papel que estés utilizando y pégala en la trasera para tapar las pestañas del borde:

Como te decía, la pinté con pintura en spray dorada:
No te puedo adelantar nada (tengo mucho peligro, soy una bocachancla) pero esta letra forma parte de otro DIY, de ahí que la haya hecho hueca y pintado con spray.
La próxima semana te enseño la segunda parte, tengo muchas ganas por ver qué te parece. Y no sigo, que acabo cascándolo todo y me cargo la sorpresa.
¡Pasa un feliz fin de semana!
P.D.: Este post no está patrocinado por Supermercados Alimerka, pero siempre lo digo, si alguien de allí me lee, que sepa que yo estoy encantada de colaborar.

Lee el post original

Cómo hacer un estante-casita con una caja de fresas reciclada

Llevaba mucho tiempo con ganas de un estante con forma de casita, pero no lo compraba porque no tenía dónde ponerlo. Ahora estoy reformando la habitación de invitados-trastero-vertedero para convertirla en un pequeño despacho, y como quizás me sobre algo de pared (quiero meter una estantería y un armario, deséame suerte), me he lanzado a hacer uno yo misma. 

Ya me conoces, me preguntaba si sería posible hacerlo con los materiales que tengo por casa y cero (0) idea de carpintería, y la respuesta es que sí se puede. Te lo demuestro con este tutorial, en el que hago un estante-casita DIY, reciclando una caja de fresas:

Una cosa te digo: que no te eche para atrás si cuando te hablan de esquinas en escuadra se te ponen los ojos bizcos. No hay nada que un poco de cola blanca y una cinta de carrocero no puedan solucionar. ¿Alguien diría que este bonito estante está hecho con una caja de fresas y un trozo de cartón?

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

– Una caja de fresas. Para la estructura. 

– Un lateral de otra caja de fresas. Para hacer el tejado.

– Papel de colores. Para forrar el interior del estante. El que yo utilicé era más grueso que un folio, casi como una cartulina (pero no tanto).

– Pintura. Para la parte exterior. Yo utilicé chalk paint.

– Cola blanca o de carpintero. Para pegar el tejado y el papel de colores.

– Cinta de carrocero o de pintor (opcional). Para ayudar a sujetar el tejado y cerrar los bordes del relleno de la base.


HACER EL ESTANTE-CASITA (7 PASOS):

# Paso 1: Sierra y lija las maderas que sobresalen de las esquinas de la caja. A mí me lo hizo mi padre, pero con un serrucho puedes arreglarte también. Lo sé, soy muy fan del serrucho. En la foto la ves con las esquinas cortadas y el lateral de otra:

# Paso 2: Quita uno de los laterales de la caja y resérvalo, porque formará parte del tejado. Según si quieres un estante alto o ancho, quita del lado ancho o corto. Yo lo quité del lado ancho:

# Paso 3: Calcula cuánto medirá cada una de las dos partes del tejado, según lo alto que lo quieras y córtalas (sí, volví a hacerlo con mi serrucho encima de la mesa de la cocina y los guantes de cocinar puestos por prevención de riesgos laborales).

Para saber cuánto tenía que cortar de cada madera (la que había quitado de mi caja y la de otra), las apoyé en las esquinas y las puse una contra otra a la altura quería que tuviese, y marqué lo que me sobraba para cortarlo:

# Paso 4: Coloca las dos tablas para el techo (cuidando que el vértice quede a la mitad de la estructura) y pégalas con la cola entre sí y también al cuadro. Yo para ayudarme a sujetarlo mientras secaba, utilicé cinta de carrocero por fuera. Y como no me fiaba de que fuese a sostenerse cuando lo quitara, lo reforcé pegando un trozo de papel por dentro, entre la estructura y el techo:

# Paso 5: Rellena el espacio que queda entre el tejado y el cuadrado. Como va a ir forrado por dentro, puedes utilizar un trozo de cartón que tenga el mismo grosor que la madera de la base, para que no se vea el salto. Si no tienes, puedes pegar dos o más cartones entre sí (que fue lo que yo hice).

Marca el patrón en un papel y recórtalo sobre el cartón. Para que los bordes quedasen cerrados y no se viese la parte hueca del interior de los cartones, puse cinta de carrocero alrededor. En la parte de dentro quedaría tapada por el papel pintado y en la de fuera, no se vería porque iba a pintar encima:

 

# Paso 6:  Pinta la parte exterior y también un poco del interior (por si te queda corto el papel) y de la trasera.

# Paso 7 (y último): Pega el papel en el interior con la cola blanca. Mide los laterales y haz un patrón del fondo con un folio, para cortarlos a la medida. Yo puse primero los laterales y luego el fondo.

Ahora que lo he estado escribiendo, me doy cuenta de que se tarda más en contarlo que en hacerlo, de verdad. No es nada complicado y en lo que más tiempo echas es en esperar a que se seque la cola y la pintura. Este es el resultado:

A mi padre, que es un abanderado de la lija y de la madera de tacto suave le horrorizaría ver esas marcas de grapas en la madera, pero a mí me dan mucha ternura:

¿Te gusta cómo ha quedado? ¿Habrías imaginado que una sencilla caja de fresas daría tanto juego? Reconozco que cuando lo pensé tenía mis dudas, pero me alegro de haberlo intentado porque me encanta el resultado. 

Ahora ya puedo navegar un poco más tranquila por Pinterest, porque cada vez que me metía y me salían esas habitaciones maravillosas decoradas con estantes-casita me entraban unas ganas locas de echar abajo la habitación de #laniña y empezar de cero. Con lo que me costó convencerla para cambiarla.

¡Pasa una  feliz semana!

Lee el post original

Rosa reciclada DIY

Tener un problema técnico con el post #weekenDIY y no solucionarlo hasta las 10 de la noche es de ser una desastrosa (como decía mi abuela) pero nada, también decía que “mas vale tarde que nunca”.

Lo que hoy te propongo ya te lo adelanté la semana pasada con la corona de eucalipto. Las rosas que puse en la corona te las explico paso a paso en mi colaboración con www.princessandowlstories.com (clic en la pagina web para ver el paso a paso)

upcycled rose rosa reciclada diy chips bag

Sabes que me gusta aprovechar cualquier cosa con tal de reciclar y recovertirla en algo bonito, así que no te pierdas este tutorial que se hace en menos de 5 minutos y te puede salvar cualquier adornito navideño aprovechando el color dorado o plateado de las bolsas de patatas o chips.

upcycled rose rosa reciclada diy

FELIZ DIA, COMO SIEMPRE, Y FELICÍSIMAS FIESTAS

Lee el post original

Corona de Navidad con tela reciclada

Aunque todavía es temprano para poner la corona de Navidad en la puerta de casa, tenemos que empezar a cotillear ideas para estas fiestas. Así que os proponemos reciclar retales de tela que tengáis por casa y adornos antiguos para montar una nueva corona de Navidad. Se trata de un proyecto sencillo, rápido de hacer y que seguro convierte la puerta de casa en la más bonita del barrio. Necesitamos muy pocos materiales (la mayoría podemos reciclarlos) y en una tarde tenemos el proyecto terminado. Además, es un DIY que podemos hacer con los peques de la casa. Os dejamos un vídeotutorial de nuestro canal de Youtube para que podáis ver todos los pasos:

Materiales para hacer tu corona de Navidad

corona-navidad-7
Detalle de nuestra corona de Navidad.

Para hacer nuestra corona de Navidad tenemos varias opciones. Podemos buscar adornos antiguos y retales que no usemos para reciclarlos o podemos emplear materiales de Artemio, como hemos hecho nosotros. Esta marca cuenta con una enorme variedad de sellos, tintas y papeles, pero también podemos encontrar cintas, telas y pequeños elementos para personalizar nuestra corona de Navidad:

corona-navidad-5
Tutorial monta tu propia corona de Navidad.
  • Tela: Hemos elegido una tela de arpillera o tela de saco de Artemio. Esta marca vende un kit en el que tenemos a mano tela de saco de diversos grosores. En nuestro caso, hemos empleado una tela que viene plastificada y por eso se quedan muy levantados los pliegues. Aunque es un poco más trabajoso doblarla, una vez que lo hemos hecho cada dobladillo tienen más empaque.
  • Alambre: Vamos a utilizar alambres de dos grosores diferentes. Uno de ellos es un poco más grueso para la estructura y el otro es más fino para unir los dos círculos que hemos creado y sobre los que colocaremos la tela.
  • Tenazas: Para cortar el alambre sin morirnos en el intento vamos a usar unas tenazas.
  • Pistola de pegamento caliente de Ceys: Es un super pistolón que nos permite pegar todo tipo de materiales en tiempo record.
  • Adornos: En nuestra corona hemos colocado pequeños trocitos de madera, letras, estrellas, piñas…. podemos combinar los elementos que más nos gusten.
corona-navidad
Decora con pequeños adornos ti corona de Navidad.

Paso 1: Cortamos el alambres

Tenemos que crear una estructura que no pese, pero que nos permita pegar la tela. Por ese motico elegimos el alambre como material para montar la base. Cortamos dos piezas de alambre redondas. Una ligeramente más corta que la otra para que quede un espacio de separación entre ambas. TRUCO: No es fundamental que nuestros círculos de alambre sean perfecto. Si no estamos acostumbrados a trabajar con este material, ni tenemos herramientas profesionales, puede que nos queden un poco deformados nuestros círculos. Pero no importa, una vez que coloquemos la tela, no se va a notar.

Paso 2: Unimos los alambres

Una vez que hemos cortado el alambre tenemos que cerrar los círculos. Vamos a pegar los extremos con pegamento caliente y aseguramos el empalme con cinta de carrocero, tal y como se ve en el vídeotutorial. Cuando terminemos este paso tenemos que tener dos círculos de alambre cerrados, pero todavía separados. Para unirlos sacamos el alambre más fino y vamos a ir uniendo las dos piezas.

Paso 3: Colocamos la tela

Sobre la estructura de alambre vamos a ir pegando la tela creando pliegues según nuestro gusto. Lo sé, he puesto mucha cantidad de pegamento, pero como estamos a principios de noviembre y queda más de un mes para Navidad tengo que asegurarme de que la corona se mantiene entera por lo menos dos meses. Y además, en la puerta de casa.

tutorial-corona-navidad
Pegamos las telas a la estructura de alambre.

Podemos hacer los fruncidos más anchos o más estrechos e incluso ir combinado diversos diseños de telas. En nuestra corona de Navidad hemos montado tiras de tela de 10 centímetros de ancho, aunque podemos hacerlas más amplias. Como las dos telas diferentes no estaban cortadas a la vez, una vez que las hemos fijado podemos repasarlas e igualarlas con las tijeras.

diy-corona-navidad
Hacemos pliegues con la tela.

Paso 4: Ponemos los adornos

Una forma de reciclar adornos de años pasados es darles un nuevo uso en algún proyecto decorativo. Nuestra corona de Navidad se quedaba sosa sin ningún detalle, por lo que sacamos de nuevo la pistola de pegamento y nos pusimos a colocarle algunos adornos.

corona-navidad-3
Personalizar nuestra corona de Navidad.

En este caso concreto el objetivo es ofreceros una idea para crear vuestra propia corona de Navidad con material reciclado y que vosotros/as mismos/as adaptéis según vuestros gustos y el material que tengáis a mano.

corona-navidad-6
Corona de Navidad con tela y adornos.

 

 

La entrada Corona de Navidad con tela reciclada aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Taburete con madera reciclada de palet

Si tienes por casa un taburete viejo, antes de tirarlos a la basura te proponemos recuclar las patas metálicas y crear un nuevo taburete usando madera reciclada de palet. Además, vamos a emplear pintura para muebles de exterior, de tal forma, que podremos utilizar nuestro taburete en la terraza o el patio. Éste es un proyecto pensado para principiantes, por lo que viene con un pequeño truco. Si no hemos usado mucho la sierra de calar, es normal que los cortes no salgan muy limpios, por eso, os proponemos colocar unas pequeñas piezas de madera alrededor del taburete. Así disimulamos las imperfecciones.

taburete-1
Taburete con madera reciclada.

Materiales para renovar nuestro taburete

Podemos emplear todo tipo de madera, pero en este caso la idea era por una parte reciclar las patas del taburete antiguo y aprovechar para dar un nuevo uso a unas maderas de palet que teníamos en el taller.

  • Patas metálicas: Las hemos reciclado de un taburete anterior que tenía el asiento de plástico y que estaba bastante dañado.
  • Madera de palet: Desmontamos hace tiempo un palet y nos quedaban por ahí casi olvidados varias listones sin usar. Así que hemos cogido uno y hemos decidido dedicarlos a la base de nuestro nuevo taburete.
  • Pintura para muebles de exterior de Syntilor: Cada vez que pintamos un mueble de madera que puede terminar en el patio utilizamos esta pintura que nos permite cambir de color mientras protegemos del sol, la lluvia o la humedad. Para nuestro taburete hemos elegido un blanco y un azul.
  • Brochas Nespoli: Para cambiar de color nuestras maderas y aplicar las pinturas para muebles de exterior hemos elegido las brochas de Nespoli que casi no dejan marca sobre la superficie pintada.
  • Maderitas pequeñas: Un truco para los que no somos especialistas en el uso de la sierra de calar. Si vemos que los cortes de las maderas de palet no salen perfectos, podemos pegar maderitas alrededor y así no sólo incluimos un elemento decorativo a nuestro taburete, además disimulamos nuestros errores de principiante. Las maderitas son de la marca Artemio.
  • Pegamento caliente: Hemos usado una pistola de Ceys para aplicar el pegamento caliente y así asegurarnos de que las piezas de madera de colores quedan bien pegadas.
pintura-exterior
Pintura para muebles de exterior.

Paso 1: Cortamos la base del taburete

En nuestro caso era muy sencillo porque teníamos de guía la base de plástico que habíamos retirado del taburete. Colocamos la pieza de plástico sobre la madera y con un lápiz trazamos el círculo que nos va a servir para cortarlo. Con la sierra de calar vamos siguiendo la línea y cortamos los listones que necesitemos. En nuestro caso han sido cuatro para poder completar la base del taburete.

taburete-madera-diy-2
Dibujamos la línea para poder cortar.

Una vez que hemos cortado la base del taburete podemos pegar los listones con cola de carpintero y usar piezas metálicas para fijarlos bien.

taburete-2
Fijamos los listones de madera.

Paso 2: Pintamos las piezas

Mientras se seca la cola de carpintero podemos ir avanzando pintando las pequeñas maderas que vamos a colocar en los extremos.

pintar-madera
Pintamos las maderas.

Paso 3: Pegamos las piezas a la base

Con ayuda de las pistola de pegamento caliente podemos ir fijando las piezas al lateral.

diy-taburete-madera
Pegamos las maderas.

Según ponemos las piezas presionamos un poco con los dedos para asegurarlas.

taburete-madera-diy
Fijamos bien las maderas a la base del taburete.

Hay dos cosas importantes: que vayamos nivelando las piezas para que no sobresalgan en exceso y limpiar el sobrante de pegamento cuando todavía está caliente.

reciclar-taburete
Retiramos el exceso de pegamento.

Dejamos que seque y ya tenemos nuestro nuevo taburete reciclado y decorado. Un proyecto muy rápido y apto para todos.

taburete-madera-diy-1
Taburete con madera reciclada.

 

La entrada Taburete con madera reciclada de palet aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Decorar con madera reciclada : detalles que enamoran

Lo que más nos apasiona de la decoración es que se puede modificar, decorar o renovar completamente un espacio con casi cualquier cosa, solo hay que tener la mente abierta y estar dispuesto a dar rienda suelta a la imaginación. Y para decorar no siempre es necesario invertir grandes cantidades dinero en elementos, mobiliario y detalles. A veces, reciclando o reutilizando podemos decorar rincones con mucha personalidad. Y de esto va nuestro post de hoy…

Hemos recorrido la red en busca de detalles decorativos, sorprendentes e inspiradores realizados con maderas recicladas.

Muchos son los DIY que hemos visto realizados con palés. Aquí tenéis una más a la que no le falta ingenio y originalidad. Con solo algunas maderas de un palé y algunos botes reciclados, podemos realizar un organizador para los productos de maquillaje.

blog-decoracion-detalles-que-enamoran-en-madera-reciclada-Decorar con madera reciclada

¿Estás pensando en renovar las ventanas de tu casa? Quizá en lugar de tirar la vieja persiana de madera puedes con tan solo colgarla en la pared del recibidor, convertirla en un práctico y original soporte para las cartas.

blog-decoracion-detalles-que-enamoran-en-madera-reciclada-02

Los más manitas pueden, incluso, convertir algunas viejas maderas y cajas en un espectacular comedor/bodega con aire rústico. Aquí, desde la gran estantería pensada para clasificar el vino hasta la mesa y bancos, están realizados con madera reciclada. blog-decoracion-detalles-que-enamoran-en-madera-reciclada-Decorar con madera reciclada

Otra alternativa a la hora de reciclar palés es utilizar la madera para colocarla justo detrás de la cama, obteniendo así un cabecero diferente.

blog-decoracion-detalles-que-enamoran-en-madera-reciclada-Decorar con madera reciclada

O puedes, con un poco de paciencia y creatividad, convertir esas maderas en soportes para jardines colgantes y macetas.

blog-decoracion-detalles-que-enamoran-en-madera-reciclada-Decorar con madera reciclada

Como ves, la imaginación no tiene límites. Esperamos que todas estas imágenes te sirven de inspiración para crear tus propios proyectos decorativos y disfrutes dando forma a cada rincón de tu casa y decorar con madera reciclada

 

La entrada Decorar con madera reciclada : detalles que enamoran aparece primero en Blog Decoración.

Lee el post original

Caja reciclada estilo vintage, con decoupage.

 A veces, nos regalan cajas con colonia, cremas y demás, que nos da pena tirar, por la forma, o el material del que esta hecha. Pues con una caja de crema de hombre, ya ves lo que hice. Puedes darle un nuevo uso y decorarla a tu gusto. Así que… a guardar cajitas.

Materiales necesarios:

  • Una caja
  • servilletas decoradas
  • Pintura chalk negra y vainilla
  • cera incolora
  • cola blanca
  • pincel y tijeras
  • pintura acrílica marrón, o tinta distress
Eso es todo. Veamos el vídeo, paso a paso, como lo hice. Es super fácil, ya lo veras. No olvides suscribirte gratis, y darme un me gusta. Nos vemos en el próximo tutorial. Que tengas un bonito día.






Lee el post original

Haz una escoba de bruja DIY para Halloween con una bolsa de papel reciclada

No queda nada para la noche del 31, así que hoy te traigo un tutorial exprés para hacer uno de los complementos estrella de Halloween: una escoba para un disfraz de bruja, DIY con una bolsa de papel reciclada y un palo:
como-hacer-escoba-diy-bolsa-papel-reciclada-cartel
Para hacerla seguí el tutorial de la bruja del vaso de cartón (aquí), y me resultó tan fácil que pueden hacerla incluso los niños porque no tiene complicación alguna y encima es muy entretenido.
 MATERIALES QUE NECESITARÁS:
Una bolsa de papel: Para hacer los pelos de la escoba. La que yo utilicé era verde por fuera y marrón por dentro. No hay una norma que diga que las escobas de las brujas tienen que ser marrones, pero #laniña para esas cosas es muy clásica, así que lo solucioné enrollando las tiras con la parte de ese color hacia afuera.   
Un palo: Para el mango. El mío lo tenía escondido guardado de cuando hice el marco con palos para la revista Good Mood (aquí).
Tijeras y cinta de carrocero o celo.

HACER LA ESCOBA (5 PASOS):
# Paso 1: Corta la bolsa en trozos (calcula que su ancho será el largo del mocho), y reserva las asas. En cada uno de ellos marca una línea imaginaria a unos tres dedos del borde, que será hasta donde podrás llegar cortando las tiras. La parte sin cortar será la que sujetará los pelos al palo:
como-hacer-escoba-diy-bolsa-papel-reciclada-paso-1
# Paso 2: Una vez tengas todos los trozos cortados, pégalos unos a otros con la cinta de carrocero o el celo para que sea más cómodo enrollarlo alrededor del palo:
como-hacer-escoba-diy-bolsa-papel-reciclada-paso-2
# Paso 3: Pega un extremo de esa tira al palo con la cinta de carrocero, y empieza a enrollarla sobre sí misma. Si tienes el mismo problema que yo con los colores, haz que quede el que quieres para afuera:
como-hacer-escoba-diy-bolsa-papel-reciclada-paso-3
# Paso 4: Asegura con la cinta de carrocero o el celo la parte enrollada sobre el palo para que no se deshaga:

como-hacer-escoba-diy-bolsa-papel-reciclada-paso-4
# Paso 5 (y último): Utiliza las dos asas para disimular la cinta, enrollándolas sobre ella:
como-hacer-escoba-diy-bolsa-papel-reciclada-paso-5
Y de esta forma tan rápida, sencilla y barata tendrás lista tu escoba y te convertirás en la bruja más guapa y más ecológica del lugar:
como-hacer-escoba-diy-bolsa-papel-reciclada-resultado-final

 

como-hacer-escoba-diy-bolsa-papel-reciclada-resultado-final
Este año #laniña está feliz porque dice que el pasado acabó harta de que todo el mundo le preguntase dónde había dejado aparcada la escoba. 
Y una idea para transformar el disfraz de bruja hecho con bolsas de basura (aquí) que ha hecho #laniña: llevar todas las tiras hacia atrás, convirtiéndola en una cola y ponerse un tutú debajo. 
¿Y tú, ya tienes preparado tu disfraz para Halloween? ¿Es de los que dan miedo o de los bonitos? ¿Te atreverás con uno DIY?
¡Sea como sea, pásalo muy bien!
 

Lee el post original

Lata reciclada para cenicero !!!!!

Esa manía mía por buscarle una utilidad a todo …..!!!!! es como una obsesión jajaja, esta vez traigo  un diy, que viene muy bien para reciclar latas.
 En casa tenía varias de estas latas, guardadas y no sabía muy bien que hacer con ellas  ya que son  muy bajitas y no le encontraba mucho uso, pero un día, se me ocurrió utilizarlas, para hacer ceniceros y encima low cost, para eso tienen el tamaño ideal. Se me ocurre también que llenándolas de arena sirven, para apagar allí los cigarrillos.
Así quedó la lata-cenicero después del reciclado, pintado y usando la técnica del decopage con blondas de papel.
Los materiales que utilicé para el DIY son los siguientes:
  • Pintura pizarra
  • Cinta de carrocero
  • Cola blanca para madera
  • Brocha
  • Blondas de papel.
  • Lata

Lo primero que tenemos que hacer, es poner cinta de carrocero en los bordes doraditos para no pintarlos ya que quedan monos así, y le dará un aire mas elegante, a nuestra lata-cenicero.
Lo siguiente será, pintar con brocha, la pintura pizarra. por la zona que hemos delimitado, con la cinta de carrocero, daremos un par de manitas, para un resultado óptimo.
Dejaremos secar la pinturas y vamos eligiendo un poco, la blonda que vamos a utilizar.
Recortaremos las blondas, con la composición que mas nos guste.
Y con la cola blanca para madera, rebajada con un poco de agua, pegaremos la blonda a la lata.
Pegaremos la blonda en la parte delantera y en la trasera támbien .
Dejaremos secar y después dar cola, encima de la blonda también, para proteger el papel. 
Y así logramos reutilizar, una lata que iría directamente, al cubo de la basura, dándole una nueva vida y un nuevo uso.
Participo en el  Finde Frugal de Marcela Cavaglieri. Con este post.
Si te gustó no te olvides dar a me gusta, en G+1  y si tienes cualquier duda, déjame un comentario, no te olvides de compartir la entrada, 
Hasta el próximo post. 

Lee el post original

Reestrena camiseta alargándole el bajo con otra reciclada

¿Tu camiseta favorita se ha quedado corta y ya no la pones porque no te ves bien con ella? ¿Te gustaría darle otra oportunidad y reestrenarla este verano?

Si ese es tu caso, no te pierdas el DIY de hoy porque en él te cuento una forma rápida, barata y sencilla, de alargarle el bajo a una camiseta reciclando otra:

Esta semana la he dedicado a hacer el cambio de armarios.La ropa de invierno ha bajado de las perchas camino de esas cajas de tela con una cremallera que venden en Ikea y que parecen no tener fondo de la cantidad de cosas que llevan, y la de verano ha hecho el recorrido inverso.

En realidad, la que más movimiento ha tenido es la del #esposo y la de #laniña. La mía como es poquita sólo ha necesitado apretujarse. Algunas veces me pilla el toro con un evento o algo así que me obliga a estrenar, pero en general suelo combinar y aprovechar al máximo lo que tengo. Ir de tiendas me mata de aburrimiento porque después de tantos años con este cuerpo ya sé cómo me sentará cualquier cosa solamente viéndola colgada de una percha. 
      
Así se entiende que prefiera tunear a comprar, arreglar a tirar y transformar a desechar.

Sólo tienes que ver la camiseta con cremalleras, este vestido de verano, la camisola sosaina y la chaqueta con coderas. Ni el calzado se libra, como las zapatillas de andar por casa, unas francesitas de Zara y estos zapatos que son lo más cómodo con tacón que he tenido en la vida.

De todas formas, incluso yo tengo prendas que no pongo pero que (cómo no) conservo porque todavía están en buen estado y me da pena desecharlas.

Una de ellas era esta camiseta gris con cuello camisero que data de los tiempos de A.C. (esto lo dice mucho mi madre, “Antes de casarme” y “Después de casarme”), que en su día puse muchísimo y luego fuí dejando atrás porque empecé a verla corta:

Probé a ponerla con una de tirantes debajo para que asomase y le añadiese unos centímetros, pero con las dos puestas me asaba de calor.

Y fue entonces cuando sin darme cuenta surgió el DIY: en lugar de llevar dos camisetas superpuestas, podía añadirle un suplemento fabricado con otra reciclada.

A continuación te cuento cómo hacerlo, aunque ya te adelanto que es muy, muy sencillo y rápido, tanto que si tienes máquina de coser no tardas ni cinco minutos.

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

– La camiseta a la que quieres alargarle el bajo.

– Otra camiseta que no te de pena meterle tijera.

– Lo básico para coser (hilo, aguja, tijeras).

ALARGAR EL BAJO A UNA CAMISETA (5 PASOS):

# Paso 1: Ponte la camiseta que te queda corta y calcula cuántos centímetros necesitaría para quedarte bien. Luego esa medida la marcas en la camiseta que vas a cortar, empezando a contar desde el borde:

El trozo que hay desde esa línea hasta abajo es lo que sobresaldrá por debajo de la camiseta. La idea es coserlo a la que quieres alargar:

# Paso 2: Corta por encima de las marcas. Deja suficiente tela para coser ese trozo a la camiseta que quieres alargar.

Yo en estos casos siempre sigo el consejo de mi madre: mejor que te sobre porque tiempo (y tela) a cortar de nuevo si hace falta ya habrá:

# Paso 3: Hilvana o sujeta con alfileres por el derecho, el trozo que has cortado a la otra camiseta.

Las marcas que habías dibujado inicialmente te servirán de guía porque hasta ellas es donde debe llegar el borde de la camiseta que vas a alargar:

# Paso 4 (opcional): Mi camiseta tiene cuello en pico, así que para potenciar el efecto de llevar otra debajo, corté un trozo de manga a la otra y la puse en el escote para que se vea asomando un poco:

# Paso 5 (y último): Cose el trozo cortado a la camiseta. Yo cosí sobre el dobladillo de la que quedaba corta para que no se notase el añadido:

El proceso completo no te llevará más de diez minutos y a cambio recuperarás tu querida camiseta, lista para ser reestrenada y lucirla este verano:

 
¿Qué te parece el resultado? ¿Dirías que es un DIY hecho con una camiseta reciclada? Yo la verdad estoy encantada no sólo porque vuelvo a ponerla, sino porque el truqui ha funcionado.

¿Tú también tienes camisetas en tu armario que pondrías su fuesen más largas? ¡Larga vida al anti-crop!

Pasa muy buen fin de semana y exprímelo a tope, y si es reestrenando camiseta, mejor. Y si es en la playita o en la piscina ya ni te cuento.

P.D.: Sí queridos y queridas, esos brazos blancuchos y paliduchos son los míos. Urge sol y vitamina D a paladas. Razón, Pica Pecosa.

Edito: Que se me olvidaba comentarte que la percha cuqui forrada con papel de seda puedes hacerla tú mism@, aquí tienes el tutorial.

Lee el post original