Entradas

Una amiga como cronista invitada

DSC_0058

Hace mucho que tengo pendiente esta entrada, y ahora que ya hemos vuelto al cole y como no a las fiestas de cumpleaños, a los grupos de whatsup y todas esas rutinas que nos identifican como madres, era el momento.

Os pongo un poco en antecedentes. Laura y yo hemos sido “mamas del cole”, vecinas de step (una temporada)  y luego ya amigas. Con ella es prácticamente imposible aburrirse, no tiene vergüenza para nada y se lanza a lo que sea.

Tanto es así que se lanzó a emprender y junto a su familia, ahora estrenan vida en Oviedo. Saúl su marido y ella, están al frente de Kids&Us Oviedo Centro.

La cosa es que ella me solía encargar las tartas, cupcakes y cake pops para los cumples de su familia. No he visto a otro ser humano devorar cake pops como ellos. Vale que me salen muy buenos, pero sus niños son de otro planeta, lo juro.

DSC_0062

Bien pues ella me pidió consejo para preparar los pops y yo le mandé una cajita con lo básico para que pudiera prepararlos.

Ella me recompensó con esta crónica tan divertida de su “misión”. No tiene desperdicio.

Evento: cumple de mi hija Emma y reparto a los niños de la clase de un “detallito”.
Misión: como soy nueva en la ciudad quedar bien -de supermami vaya- y preparar unos súper cake pops al estilo Maite.
Con estas premisas comencé la misión y he de decir que ya venía cansada, que me puse un poco tarde (tampoco sabía que llevaba tanto tiempo) y que los 2 pares de manitas que tengo por ayudantes a veces daban más trabajo…
Pero bueno, menos mal que mi amiga Maite me había enviado desde Bcn un superkit de “merendola con estilo” que me encantó, no sólo porque era cuqui-cuqui sino porque realmente traía todo lo necesario para que mis cake pops fueran a quedar ideales de la muerte. Con el kit y sus indicaciones esto era pan comido y a mí me iban a quedar mejor que a Martha Stweart fijo.
Vale. Pues manos a la obra.
Trituro las OREO y le añado el philadelphia. Esto es fácil que te c….
Parece que ha quedado una masa muy compacta. Pregunto a mi compañero de camino (ERROR) si le echo más philadelphia y responde (ERROR) que vale. Le pongo el doble de philadelphia que lo que Maite dice. Porque yo lo valgo.
Vale. Pues ya no está compacto.
Ahora está como nadando en aceite. Ay madre.
Llamo a Maite y me dice que esto es crónica de una muerte anunciada. Le puedo meter más oreo pero resulta que es domingo, son las 20 horas y está todo cerrado.
Y si lo arreglo metiendo unas galletitas LOTUS de esas que son caramelizadas? Buena idea (Martha Stweart estaría orgullosa!). No voy a ser rácana a estas alturas de partido. Voy y le meto todo un paquete. Como tengo una mente privilegiada no saco la masa aceitosa primero y decido triturarlo con esa cosa dentro.
Resultado: no tritura. Ahora tengo masa con tropezones. Ay madre.
Maite dice: tíralo todo y vuelve a empezar. Pero no puedorrrrrr (léase a lo chiquito de la calzada)
Esto lo arreglo yo en un plis plas.
Saco las galletas lotus como buenamente puedo y las rallo con un rallador de limones que tengo por ahí.
Hay tropezones pero menos.
Hay aceite pero menos.
Maite dice: los cake pops se te van a suicidar.
A qué?
A suicidar
Y eso qué es?
Pues que cuando los pinches en el palito van a ir resbalando
A mí eso no me va a pasar.
Dejo pasar las horas de rigor en el frigo (tensa espera) – mis ayudantes ya están en el séptimo sueño. Ha llegado la hora! Pincho la primera bola y parece que aguanta. No me lo puedo creer! Decido ir a por todas y hago todas las bolitas mientras empiezo con el fondant (se llama así), lo que las recubre vamos. Como los pekes están durmiendo tengo la cocina cerrada y hace calor con los fuegos a todo meter. Cuando me quiero dar cuenta mis cake pops se están SUICIDANDO.
Me está pasando. HORROR.
Es tarde. Es super tarde. Es tarde que te c… Y no puedo llamar a Maite.
No puedo hacer bizcocho de emergencia (es domingo, vengo de pasar finde fuera y no tengo huevos!)
Vale, pienso (estoy dotada de una inteligencia fuera de lo común!), pues los dejo en el frigo toda la noche y si aguantan los llevo al cole justo antes de que se empiecen a suicidar.
He hecho 50 pero necesito solo 25. Malo ha de ser.
Duermo y sueño con los p…cake pops de los c….
Me levanto. Frigo. Hay suicidios sí (recemos una oración por su alma) pero no los suficientes. TENGO CAKE POPS!
No son tan bonitos ni tan buenos como los de Maite pero los tengo.
Decoro la tarta esta de corcho (Maite me dijo el nombre pero no me acuerdo, forexpan?) y le añado la guirnalda.
MOLA.
Los llevo al cole y rezo.
Emma dice éxito total.
Le preguntó si se alguno se suicidó pero no me entiende. Casi que mejor.
Sus amiguitas dicen que han flipado con la tarta POP y yo no puedo sentirme más orgullosa.
Llamo a Maite: han resistido! Prometo enviarle la crónica de la aventura.

Laurie se te echa de menos un montón, mas ahora que llega Halloween y no tendremos quien grite “truco o trato” con tanta pasión y estilo ;) No me mates por no usar tus fotos, estaban digamos que un pelin demasiado oscuras ;)

La receta para hacer cake pops de Oreo la encontrareis en El rincon de Bea

Disfrutar de vuestros amigos Everyday un rato.

Maite

FacebookTwitterGoogle+Pinterest

Lee el post original