Entradas

Armario cápsula: observaciones tras un mes

Revisión de mi armario cápsula de verano

Para saber si algo funciona y si se adapta a lo que necesitamos o si necesita modificaciones, no hay nada como ponerlo a prueba. Observar y analizar. Esto funciona para casi todo en esta vida 🙂

Llevo utilizando un armario cápsula desde hace más de un año, eso significa que hasta ahora he hecho unos seis armarios distintos. Aunque al tener un número tan limitado de prendas parece fácil, montar y preparar los diferentes armarios tiene su miga. Me imagino que a cada una le costará más hacer el armario de una temporada en concreto, para mí es el armario de primavera el que me resulta más complicado (el de otoño también me pone algo nerviosa). Pero poco a poco con un poco de observación, voy aprendiendo lo que me funciona.

Así que para ver cómo está trabajando realmente mi armario para mí, he hecho un experimento. Durante el mes de agosto he registrado todas las prendas que me he puesto cada día del mes, utilizando la app Stylebook de la que ya os hablé. He registrado cada día lo que me he puesto, incluyendo bolsos y zapatos. En esta app podemos ver estadísticas completas del uso de cada prenda y si hemos añadido el precio que nos costó la ropa al comprarla también sabremos a qué precio nos ha salido cada puesta.

Mi armario cápsula de verano 2016

Aquí están todas las prendas que escogí para esta temporada. Podéis verlas en más detalle en el propio post del armario cápsula:

Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016Armario Cápsula verano 2016

Seguro que os ha parecido raro que haya puesto algunas cosas de manga larga o las bailarinas, pero os puedo decir que el éxito de cualquier armario cápsula depende mucho de si incluimos o no prendas de la siguiente temporada. Piensa que hay unos días entre armario y armario en los el tiempo ha empezado a cambiar, y no quieres pasar ni frío (justo antes de otoño) ni calor (justo antes de verano). Tener esas prendas te puede salvar de tener que recurrir a lo que está fuera de esa temporada. Por ejemplo, ahora en septiembre seguro que me pondré mucho más el vaquero estilo boyfriend y la camisa vaquera, y las bailarinas serán lo que más use en cuanto deje atrás las sandalias.

El experimento de un mes: cuántas prendas usé, qué me puse más y qué no utilicé

Teniendo en cuenta las prendas del armario que habéis visto arriba, registré durante agosto todo lo que me puse:

Armario cápsula - análisis

Me sorprende mucho a simple vista haber utilizado más o menos las mismas prendas a lo largo de todo el mes, a pesar de que tenía bastantes más prendas en el armario. Esto me demuestra que volvemos siempre a aquellas cosas que más nos gustan, o a lo que mejor nos sienta de nuestro armario. Así que ya me quedó claro que en realidad 33 prendas da un margen muy amplio para no aburrirse con el vestuario. Iría más lejos y diría que no son necesarias tantas prendas por armario, y seguramente para otras personas esto sea totalmente cierto, pero mi prueba sólo se basa en un mes y quizá si redujera el número de prendas luego me vería comprometida más adelante.

Algunos días he repetido ropa, haciendo memoria, han sido días en los que no he hecho demasiadas cosas, o días combinados en los que a lo mejor uno de ellos sí he salido mucho pero al día siguiente sólo me he puesto la ropa para hacer algún recado, pasear a los perros…

Y ahora lo que dice Stylebook sobre lo que más me he puesto en este mes y lo que no me he puesto, ¡me encantan las estadísticas!

Estadísticas de un armario cápsula

De este apartado puedo sacar varias conclusiones útiles:

– No necesito más de dos pares de sandalias en verano. Curiosamente, siempre alterno entre dos, y mis sandalias que consideraba fieles compañeras no me las he puesto ni una sola vez (en todo el verano, ni una, no sólo este mes).

– Para mí sorpresa, veo que este año he utilizado muchísimo mis pantalones vaqueros cortos, tanto el short normal como el azul. Eso me da pistas sobre en qué prendas invertir el próximo verano.

– He aprovechado las tres prendas extra del armario cápsula, por lo que veo, he añadido más ropa de tirantes o sin mangas, así que las camisetas de manga corta no las he usado (las utilizaré ahora cuando venga más fresco).

– Veo un par de prendas que he usado sólo un día o dos y que quiero cambiar/donar/dejar de incluir. Es más, al añadir las prendas extra, he cumplido y he tirado una camiseta que ya no podía dar más de sí, creo que hacía como 8 años que la tenía.

– Me ha venido bien tener rebecas a mano, porque por las noches sí las he usado bastante aunque no lo haya reflejado en el calendario.


Lo que nunca me puse durante el mes de agosto y las prendas más rentables de mi armario. Para poder ver este apartado es necesario registrar el precio que nos costó la prenda en la app, yo no recuerdo el precio de todas porque hace tiempo que tengo mi ropa, pero puse los precios de las que sí sé:

Estadísticas de un armario cápsula

– No me he puesto muchas cosas del armario, pero era de esperar teniendo en cuenta que algunas de las prendas que no he usado las incluí para poder llegar cómodamente a la siguiente temporada. El resto, las cosas que sí podría haberme puesto en agosto y no me puse, creo que lo mejor es que vayan fuera de mi armario.

– Al utilizar solo dos pares de zapatos, obviamente han sido lo más rentable en lo que he invertido este verano 😀

Las prendas extra que compré y el gasto total de esta temporada

He utilizado las tres prendas extra del armario cápsula de esta temporada, pero lo cierto es que necesitaba renovar algunas cosas. Han sido compras meditadas y bien aprovechadas.

Estadísticas de un armario cápsula

El gasto total de las tres camisetas y por tanto, del armario cápsula de verano ha sido de 33,89€. Nada mal por esas tres prendas. La camiseta gris la conseguí en un outlet y las otras dos camisetas las compré en una tiendecita de barrio.

Y por tanto, las prendas correspondientes que salen son:

– Camiseta blanca de tirantes con decoraciones en la parte delantera(a la basura porque está vieja y deformada, no está para donar).

– Sandalias romanas (para donar).

– Camiseta transparente con cuello joya (para donar).

Seguramente cuando haga el cambio al siguiente armario descartaré alguna prenda más.


¡Eso ha sido todo! He pensado que os resultaría interesante ver cómo es el día a día con un armario cápsula y la cantidad de cosas que se pueden aprender sobre lo que nos ponemos con un poquito de observación 😀

Para el próximo armario tendré bastantes prendas dentro de la app, y he pensado en convertirlas en una lista, como si de equipaje se tratara, para poder tener más localizadas las prendas correspondientes al armario cápsula de otoño. En serio, esta aplicación merece mucho la pena, es súper útil.

Espero que os haya gustado este mini análisis (os recuerdo que solo corresponde a un mes) y que os anime a probar este sistema. Y si os gustaría que hiciera un análisis más completo del de la próxima temporada, solo tenéis que decírmelo.

Entradas relacionadas:

Lee el post original

DIY Funda para el iPad

Hola chicas!

Primero, quisiera dar la bienvenida y las gracias a todas las nuevas seguidoras, el tarjetero de la semana pasada tuvo tanto éxito que ahora somos más :). Espero de corazón que os gusten mis tutoriales y no dudéis en escribirme si tenéis alguna duda.

Llevo más de un año con un iPad y os podéis creer que aún no le había cosido nada para protegerlo? 😉 Pues hace un par de semanas saqué esta tela preciosa del armario y me puse manos a la obra! Como veréis es un proyecto sencillo, tardé más en cortar la tela que en coserla.
Ya sabéis que antes de cortar la tela hay que analizar el dibujo, y ésta en concreto tiene dibujos grandes. Os dejo el enlace a Mi checklist de costura con los pasos que sigo en cada uno de mis proyectos.

La funda tiene dos bolsillos, uno frontal y otro trasero para guardar los auriculares, la libreta, el boli, las llaves etc. Tiene un cierre con goma y botón, una técnica que uso mucho ya que me parece muy práctica y fácil de hacer.

Esta funda es para un iPad2 pero más abajo os digo cómo adaptar las medidas a vuestra tablet, smarphone, portátil etc…

Mi inspiración

Materiales

PIEZA PRINCIPAL:
Tela exterior, esta tela es Waverly Santa Maria Desert Flower, la compré en Moods Fabrics en Nueva York, también la tenéis en fabric.com y más barata.
Forro, esta tela beige es de tapicería y la compré en Marruecos pero no recuerdo el nombre, lo siento.
Guata
BOLSILOS:
Tela exterior
Forro, lo mismo que la tela beige.
Botón
Goma de pelo
Alfileres y/o pinzas
Tijeras
Hilo
Palillo chino u objeto puntiagudo (no afilado)
Tutorial
Cortamos las telas
Pieza Principal
Tela exterior (x2): 12″ x 10″ (30,5 x 25,5 cm aprox.)
Forro (x2): 11,5″ x 9,5″ (29,5 x 24,5 cm aprox.)
Guata (x2): 11,5″ x 9,5″ (29,5 x 24,5 cm aprox.)
Observaciones:
Las medidas son para un iPad2 que mide (alto x ancho) 9,5″ x 7,5″ (24 x 19 cm).
Para adaptarlas a vuestra tablet, smarphone, portatil… tenéis que buscar en google las medidas del “artilugio” y añadirles 2,5″ (6,5 cm) de alto y de ancho para la tela exterior y 2″ (5 cm) de alto y de ancho para el forro y la guata.

Para este proyecto en concreto, he cortado tanto el forro como la guata del mismo tamaño que la tela exterior. Sin embargo, sería mejor cortalos un pelín más pequeños para reducir el volumen de la funda (arriba tenéis las medidas correctas). Más abajo, veréis que para remediarlo, he tenido que cortar un poquito alrededor de casi todo el rectángulo.
Bolsillos
Tela exterior (x2): 8,5″ x 10″ (21,5 x 25,5 aprox.)
Forro (x2): 8,5″ x 10″ (21,5 x 25,5 aprox.)

Observación:
En cuanto a las medidas de los bolsillos, el ancho se mantiene igual que la tela exterior de la pieza principal. El alto depende de vosotros, en este caso, hay una diferencia de 3″ (7,6 cm) respecto a la tela exterior de la pieza principal.

Sujetamos con alfileres la guata al revés de la tela exterior principal.
Cosemos una puntada recta y un margen de costura de 1/2″ (1,3 cm) alrededor de cada rectángulo.
Observación:
Mi máquina de coser es semi-industrial y soporta varias capas, pero si la vuestra es doméstica y usáis telas gruesas como estas, os recomendaría coser la guata al forro en vez de a la tela exterior. De esta manera tendréis algo más equilibrado y os costará menos coserlo.
Enfrentamos el forro del bolsillo a su tela exterior y sujetamos con alfileres el borde superior.
Cosemos una puntada recta y un margen de costura de 1/2″ (1,3 cm).
Planchamos la costura de manera que quede abierta.
Doblamos y planchamos el bolsillo.
Repetimos estos 4 pasos con el segundo bolsillo.
Colocamos un bolsillo sobre una de las telas exteriores principales, alineando tanto los bordes inferiores como los laterales. Sujetamos con alfileres.
Cosemos una puntada recta y un margen de costura de 1/2″ (1,3 cm) desde A hasta D, pasando por B y C.
Repetimos ambos pasos con el segundo bolsillo y la segunda tela exterior.
En el centro de una de las telas exteriores (la que será la parte trasera de la funda) sujetamos con un alfiler la goma de pelo.
Colocamos el forro por encima, de manera que los derechos queden enfrentados y sujetamos con alfileres los bordes superiores.
Cosemos una puntada recta y un margen de costura de 1/2″ (1,3 cm), como lo que hicimos anteriormente con los bolsillos.
Planchamos y repetimos estos pasos con la segunda tela exterior y el segundo forro. Ésta será la parte frontal de la funda, en la que coseremos el botón más adelante.
Colocamos las dos piezas una sobre otra, enfrentando los derechos de las telas exteriores y los derechos de los forros.
Cosemos una puntada recta y un margen de costura de 1/2″ (1,3 cm) alrededor de todo el rectángulo dejando una apertura de unas 5″ (13 cm aprox.) en el borde inferior del forro.
Cortamos el exceso de la goma.
Sin llegar a las costuras, cortamos las esquinas.
Como os he explicado más arriba, para reducir el volumen de la funda, he tenido que cortar un poquito alrededor de casi todo el rectángulo (excepto la parte con la apertura, de esta manera cuando le daremos la vuelta más adelante será más fácil coserla).
Damos la vuelta a todo el proyecto y sacamos las esquinas con el palillo chino.
Planchamos bien toda la funda, en especial la parte abierta y sujetamos con alfileres o con pinzas.
Cosemos una puntada recta y un margen de costura de 1/4″ (0,6 cm).
Cosemos el botón en el centro de la tela exterior principal (sin la goma de pelo) y a 1,5″ (4 cm) del borde superior.
Voilà una funda muy bonita y super práctica!!!

Espero que os haya gustado el tutorial de hoy y que os animéis a hacerlo! Os puedo asegurar que es un regalo que no dejará indiferente a nadie, ya que todos tenemos móviles o tabletas u ordenadores que necesitan protección y si es con una funda bonita mejor. Además, a todos nos gusta recibir cosas hechas a mano y para nosotros, verdad?
Antes de despedirme quiero anunciaros que el jueves tendremos un post invitado! La verdad es que estoy muy emocionada ya que es un blog que me gusta mucho y estoy feliz de que haya aceptado compartir un tutorial con nosotras!
Si tu también quieres colaborar en el blog, no dudes en mandarme un mail a [email protected]
El próximo lunes tendremos un DIY para hacer una bolsita de tela forrada, ideal para llevar la merienda de los peques, guardar el pan, envolver un regalo…. Si quieres ver como es, sígueme en Instagram!!
Un abrazo fuerte!!!
 photo xoxosara_zpsb8452687.png
SÍGUEME EN
FacebookTwitterGoogle+PinterestRSSRSS
Blog original: www.sarascode.com

Visita la entrada original AQUÍ