Entradas

Tunear bicicleta de niño

tunear-bicicleta-nina-en-bici-sra-cricket

Cuando tu hijo te está pidiendo un cambio de bici y crees que aún no es el momento y te gustaría aguantar con la que tiene al menos un añito más… Hazle un cambio de imagen. ¿cómo? Dándole una sorpresa y cambiándola por completo. Le gustará tanto que la querrá como si fuera nueva.

Os cuento lo que yo hice paso a paso, aunque también os dejo un vídeo al final de este post.

Pintar bicicleta:

Pinté el chasis con pintura en spray color azul y los guardabarros en color verde. Primero una leve capa y a los 10 minutos la segunda.

En realidad se tarda más en cubrir todas las zonas que no queremos tocar con el spray que luego aplicar con la pintura en sí.

pintar-bicicleta-con-spray-el-chasisEl cubrecadenas de la bici lo pinté en rosa con varias capas para que desapareciera el dibujo que tenía.

Cómo quedaba un poco pobre pensé en poner ahí su nombre, pero finalmente decidí que su nombre iría detrás, en el guardabarros y en el protector de cadena usaría una plantilla stencil de EstampoShop para imprimir un dibujo.

Lo mismo hice en los laterales de la barra central. Como no tenía plantilla en adhesivo, tuve que tener cuidado a la hora de dar el spray  para que ni una gota de pintura pasáse fuera del dibujo ya que siempre queda un espacio entre la plantilla y la superficie. Rociando el spray de lejos y dando varias capas no quedó nada mal.

tunear-bicicleta-plantillas-stencil

En el guardabarros de atrás, su “matricula“:

Pintamos su nombre y el año. Este detalle a los niños les chifla, hace la bici mucho más personal.

*Mi pequeño truco: si quieres utilizar el mismo color que  pintura en spray para hacer detalles a mano o corregir algo puntual más dificultoso, pon un poco de spray en el tapón del bote y lo utilizas con un pincel.

(disculpad el multicolor color de uñas de la foto… a las niñas les gusta pintarse las uñas a sí mismas pero también pintárselas a todos los de alrededor)

tunear-bicicleta-nombre-en-guardabarros

Y ahora los accesorios:

Siempre me ha encantado ver en las pelis americanas cómo todos los niños van con sus serpentinas o flecos tipo cheerleader en el manillar.  Allí los venden hechos, incluso con el mango, para colocarlo directamente en la bici.

Yo he querido hacer una versión light para la bici de mi hija con los pocos lazos que tenía por aquí. Os puedo decir que de todo el cambio de bici, lo que más ha gustado es esto. Después de esto he tenido que hacer serpentinas para la bici de 3 niños más.

serpentinas-para-bicicleta-sra-cricket

El cestito y la bocina son dos imprescindibles. Pero además forré el asiento con una tela de colores. (A una tela con corte  triangular le hice un dobladillo metiendo una goma elástica).

cesta-para-bici-sra-cricket

Y al final quedó una bici… graciosa y diferente…

Lo que está claro es que no hay otra igual.

tunear-bicicleta-pintar-bicicleta

pintar-bicicleta-con-spray

 A lo mejor la hereda mi hijo pequeño, pero tendría que pensar en un nuevo lavado de cara.

nina-en-bicicleta-sra-cricket

nina-en-bicicleta-pintada-sra-cricket

Pintar bicicleta con algunos adornos = bicicleta nueva.

pintar-bicicleta-antes-y-despuesComo os decía al principio. Os dejo un vídeo resumen de los pasos a seguir.


pintar-bicicleta-de-nino-sra-cricket

¡Y esto es todo amigos! No es tan complicado y solo se necesitan muy pocos materiales.

pintar-bicicleta-con-spray-y-accesorios

La entrada Tunear bicicleta de niño aparece primero en Sra.Cricket.

Lee el post original

Monique, la sirena francesa

Dudo mucho que nuestros vecinos al otro lado de los Pirineos sepan que en las orillas de su adorado Sena vive alejada de las miradas curiosas una sirena erudita y ecologista, la bella Monique.
Esta criatura prodigiosa tan antigua como la propia ciudad siempre sintió que su lugar estaba bastante más lejos de donde la situaban los estereotipos. Y aun siendo mujer y medio pez nunca vio claro que su destino fuese buscar perlas y conchas que brillaban en su pelo bajo la luz del sol y gastarles bromas pesadas a los marineros y a los surfistas.
Sabe que su sitio está cerca del agua, de esa gran arteria que divide la ciudad en dos mitades pero no se conforma con ser un elemento más del paisaje (aunque no se la vea). Es una defensora de los animales y la vegetación con los que convive y lucha contra la contaminación y una urbanización absurda que les resta espacio a golpe de canalizaciones y paseos asfaltados.
Le encanta leer y siempre anda merodeando por los puestos de los mercados instalados en las orillas entre el Pont Marie y el Quai du Louvre y entre el Quai de la Tournelle y el Quai Voltaire, invisible a los ojos de los buquinistas que cada mañana abren sus cajas y de los clientes que allí acuden buscando una ganga entre los libros de segunda mano.

¡Feliz lunes a [email protected] y buen comienzo de semana!

Lee el post original