Entradas

¡Una semana en Croacia!: nuestra ruta y consejos útiles.

Este agosto, Mr.Guala y yo nos hemos ido de vacaciones a Croacia, un país que hacía tiempo que estaba en mi lista de destinos por visitar. Ha sido una semana increíble, así que no podía faltar un post para compartirlo con vosotr@s ;) Cuando planeamos el viaje, lo hicimos con la premisa de que queríamos hacer turismo pero al mismo tiempo descansar. Así pues, alternamos los días de “pateo” visitando ciudades, con días de relax y desconexión en playitas. Para nosotros, ¡la combinación perfecta! 

El post es larguito, pero he querido incluir toda la información que a mí me ha resultado útil en el viaje y también aquellas cosas que me hubiera gustado que alguien me advirtiera antes de ir. ¡Espero que os sea útil! Aquí va toda la información ;)


………………………… RUTA …………………………


 DÍA 1: LLEGADA A DUBROVNIK

Dubrovnik fue la ciudad que más nos gustó de todo el viaje. Es realmente preciosa y de hecho está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UnescoEstá rodeada de murallas y fortificaciones y se extiende desde las laderas de la montaña de San Sergio hasta la misma orilla del Mar Adriático. La mejor manera de apreciar la ciudad antigua es recorriendo sus murallas, que ofrecen una preciosa visión de todos los tejados naranjas, del mar y de la isla de Lokrum.  
El acceso a la muralla cuesta 120 kuna y el recorrido se puede hacer en 1 hora o quizás más, dependiendo del tiempo que perdáis haciendo fotos y contemplando las vistas. Os recomiendo evitar las horas de más sol o puede ser agónico ;p A lo largo del recorrido os encontraréis un par de bares, nosotros nos paramos a tomar un helado en el que está justo en frente de la isla de Lokrum y ¡menudas vistas! Merece la pena :)


Si entramos a la ciudad antigua por la puerta de Pile, nada más entrar nos encontramos la fuente de San Onofrio y el monasterio Franciscano, que alberga la farmacia más antigua de Europa. Nos hallamos en Stradun, la calle principal, llena de tiendas de souvenirs. Si la recorremos nos conducirá hasta la torre del Reloj, donde se concentran la mayor parte de monumentos: la iglesia de San Blas, el Palacio del Rector, el Monasterio Dominico y la Catedral de Dubrovnik. El centro es pequeño, así que os recomiendo perderos deambulando tranquilamente por las callejuelas. Es un paseo muy agradable. 

Para los forofos de “Juego de Tronos”, se ofrecen también visitas guiadas por los escenarios donde, en 2011, Dubrovnik se convirtió en Desembarco del Rey y se rodaron escenas tan famosas como el paseo de la vergüenza de Cersei Lannister desnuda.

A tan solo 5 minutos de la ciudad antigua, se encuentra la playa de Banje. Es una playa bonita y cómoda por su proximidad, pero la parte gratuita es muy pequeña y, si quieres encontrar sitio en agosto, tienes que madrugar. Por eso nosotros la evitamos y preferimos quedarnos en el Coral Beach Club. 

DUBROVNIK: Información útil
  • Transporte:
    • Avión (2h 10min)→ Vueling, Barcelona 6:55h – Dubrovnik 9:05h.
    • En el aeropuerto recogimos el coche que habíamos alquilado con FLEET. Del aeropuerto al centro de la ciudad se tarda sólo 20 min.
      • La compañía de autobuses Atlas también comunica el aeropuerto con Dubrovnik. El precio es de 40 kuna ida y 70 kuna ida y vuelta, y realiza dos paradas: en Pile Gate (junto a la muralla de la ciudad antigua) y en la estación central de autobuses de Gruz.
    • El autobús en Dubrovnik cuesta 15 Kuna, si lo compras directamente en el bus, o 12 kuna, si lo compras por adelantado en los kioskos o en las oficinas de Libertas. 
  • ¿Dónde dormir?
    • Hotel Tirena → ¡Estuvimos genial! Es cierto que no está en el centro, pero justo en frente del hotel está la parada de bus (nº 6) que te deja en la misma entrada del casco antiguo (Parada: Pile Gate) y tiene también parking gratuito (muy pequeñito, eso sí). Tanto la piscina como la habitación y el desayuno estaban muy bien. Junto a la recepción hay un punto de información muy útil donde hablan además español. Cerca del hotel hay una mini zona comercial que, aunque sea muy guiri, tienen un par de colmados pequeñitos que siempre vienen bien. Única pega: el wifi no funcionaba muy bien.
  • ¿Dónde comimos?
    • Klarisa Restaurant: Se encuentra en la entrada de la muralla. Tiene un patio interior espectacular y, aunque la comida nos pareció normal, cenar con música (cada noche hay concierto de jazz en vivo) fue mágico. 
    • Restaurant Domino: La ubicación es muy bonita, en una plaza tranquila y acogedora, más alejada del bullicio de otras calles. Los camareros fueron muy atentos. No es de los más económicos pero se come muy bien, nosotros optamos por marisco y pescado. 
    • Si queréis ajustar el presupuesto, tened en cuenta que lo que normalmente dispara más la cuenta es el vino. A todos los restaurantes que fuimos, el vino de la casa costaba siempre 140 kuna/20€ (eso sí, de 1 litro, ¡para salir bailando del restaurante! jejeje)
    • En la Old City nos sorprendió que hay un restaurante cada dos pasos y todos tienen terraza, por lo cual pasear por ciertas calles supone sortear mesas. ¡Tendréis mil restaurantes dónde elegir! 


 DÍA 2: RELAX EN LA PLAYITA


Pasamos el día en el Coral Beach Club, a 5 min de nuestro hotel. Una playa privada con hamacas de madera, sombrillas, servicio de camareros en las tumbonas, bar, música y con una zona también más exclusiva con tumbonas dobles con dosel para parejas y sofás para grupos. ¡Estuvimos genial! 

(Foto derecha,  aquí).

 DÍA 3: ¡SEGUIMOS DE RELAX! ;P

Ese día hizo mal tiempo, lo que nos limitó un poco. Piscina y paseo por Dubrovnik.

Los tres días que  estuvimos en Dubrovnik cenamos en la Old City y nos sorprendió la vida nocturna que tiene la ciudad. Cada verano (de mediados de julio a finales de agosto), tiene lugar el Dubrovnik Summer Festival, cuya variada programación incluye: conciertos, obras de teatro, exposiciones, etc. En los días que estuvimos en Dubrovnik, vimos una obra de teatro y dos conciertos, uno de jazz y otro con un dj. Así que si vais en estas fechas, ¡os espera alguna sorpresa seguro!

 DÍA 4: VISITA A STON Y LLEGADA A MAKARSKA

De camino a Makarska, a 54 km de Dubrovnik, se encuentra el pequeño pueblo de Ston, ¡una joyita! Imprescindible hacer el recorrido por su muralla medieval (40 kuna), la más larga de Europa, desde dónde se ven unas vistas preciosas (ojo, llevad calzado cómodo). Ston también es conocida por las salinas y su maricultura, especialmente de ostras


STON: información útil

  • El parking es de pago y cuesta 5 kuna/h, el ticket se paga en el kiosko de periódicos que hay justo en frente del aparcamiento. 
  • ¿Dónde comimos? Tanto la gente local a la que preguntamos, como las webs que consulté recomendaban el restaurante Stagnum. Tiene un patio interior muy acogedor y pedimos mejillones (preparados con pan rallado, ajo, vino y plantas de la zona) y ostras, que estaban muy ricas ( ¡y económicas!, 8 kuna/ud, foto arriba). La pega: son muy lentos.  

Después de visitar Ston, seguimos con la ruta. De Dubrovnik a Makarska se pasa por dos peajes, el primero a 23 min de Makarska (27 kuna) y, poco después, el segundo (20 kuna).  
Makarska nos decepcionó un poquito. Es cierto que veníamos de una ciudad como Dubrovnik, con mucho encanto y personalidad, y quizás por eso el contraste fue peor. La zona de la bahía era agobiante de gente (muy guiri) y, en general, no le vimos el encanto de las otras ciudades que visitamos.


MAKARSKA: información útil

  • ¿Qué visitar? En el casco histórico, se puede visitar el Convento Franciscano de la Santa Cruz y el pequeño museo de conchas que alberga su claustro. La Parroquia de San Marcos se halla en la plaza principal, donde hicieron un concierto de rock gratuito una de las noches que estuvimos allí (foto derecha, abajo). Como os comentaba antes, ¡atentos a la vida cultural de Croacia en verano! :) Por otro lado, para l@s más montañer@s, podéis visitar el parque natural Biokovo, donde desde la cima de la montaña se puede divisar toda Makarska y las islas circundantes. Nosotros no lo visitamos, pues optamos por la playa. 
  • ¿Dónde dormimos? Nos alojamos en el hotel Villa Riva. Su ubicación era fantástica, justo en el centro de la ciudad, y contaba además con un parking propio gratuito (¡todo un alivio!). El desayuno era en la pizzeria Centrum y estaba genial, muy completo. No obstante, para ser un 4 estrellas, esperábamos más (creo que tuvimos mala suerte con la habitación que nos tocó, pues otras que he visto en la web parecían mejores). Quien opte por alojarse ahí, que tenga en cuenta que las llaves se recogen en la agencia de viajes que hay justo en frente de la pizzeria Centrum (había una recepción en el portal de al lado de nuestra habitación, pero nunca vimos a nadie…).  
  • ¿Dónde comer? La zona del puerto está llena de restaurantes muy turísticos, nosotros no acertamos con los que fuimos. Nos quedó pendiente ir a los restaurantes que la chica de la agencia nos recomendó: el Artalarga y el Konoba Kalalarga, que decía estaban muy bien (Ya me constaréis si vais ;)
  • Webs útiles: Makarska-info (qué ver, dónde comer, un poco de historia, etc.), lacroacia.es (historia y qué visitar). 

 DÍA 5: EXCURSIÓN A LA ISLA DE BRAC

Decidimos pasar el día en la isla de Brac e ir a visitar la playa de Zlatni Rat, situada en Bol y conocida como el cuerno de oro, por su forma alargada que se adentra en el mar (foto izq.). Habíamos leído que era una de las mejores playas del país. Nos pareció bonita, pero si has estado en Menorca, Formentera, etc. no te parecerá espectacular. Había mucha gente, pero en pleno agosto, era de esperar. Para ir cogimos el ferry y embarcamos el coche (una vez en Brac, llegar a la playa sin coche puede ser complicado). 

Volvimos con el ferry de las 20h. Como había que llegar con antelación, hicimos tiempo antes de embarcar bañándonos en una mini calita de rocas y agua cristalina que había a 5 min caminando del puerto (foto derecha). ¡Todo un feliz descubrimiento! :)


FERRY: Información útil

  • Precio: 33 HRK (4,40€) por persona y trayecto y  160 HRK (21,36€) por trayecto para transportar el coche. En total, ida y vuelta con el coche, nos costó 62,78€. A parte, cuando alquilas el coche, si vas a coger algún ferry, te hacen pagar  en la agencia un seguro extra, si no recuerdo mal eran unos 15€.
  • El trayecto de Makarska a Sumartin, con la compañía Jadrolinija, dura una hora y es muy bonito subir a la cubierta para ver la bahía de Makarska mientras el ferry se aleja. 
  • Horarios: sólo hay 5 salidas al día. (Este horario es válido del 1/7/16 al 4/9/16, por lo que podría variar fuera de estas fechas, aún así os puede orientar sobre la frecuencia).  
    • De Makarska a Sumartin: a las 8h, 11h, 14:30h, 18h y 21h. 
    • De Sumartin a Makarska: a las 6h, 9:30h, 13h, 16:30 y 20h. 
  • Si tenéis pensado embarcar el coche, tened en cuenta que tenéis que estar ahí con mucha antelación ya que comprar el billete no te reserva la plaza (¡absurdo, sí!). Hay un límite de 25 plazas y una vez se llena, te puedes quedar fuera con el billete en la mano y cara de pringad@. Así que nosotros madrugamos, dejamos el coche aparcado en la fila y nos fuimos a desayunar para hacer tiempo. La chica de la compañía nos aconsejó que si embarcábamos a las 8h, estuviéramos ahí a las 7h, y si embarcábamos a las 11h, estuviéramos a las 9h. La taquilla para comprar los billetes abre a las 7h.
 DÍA 6: EL PARAÍSO ESTÁ EN OMIS Y LLEGADA A SPLIT
Dejamos Makarska y nos fuimos a Split, a sólo una horita de distancia. Hacer la ruta por la costa es muy ameno porque disfrutas todo el camino de una paisaje precioso. La costa dálmata está salpicada de islas alargadas y frondosas cuya visión te acompaña todo el camino. Yendo a Split, quisimos hacer una parada en la playa de Promajna, pero renunciamos por lo abarrotadísima que estaba. Así que cuando ya nos habíamos resignado a no disfrutar de un día de playa, vimos desde el coche una calita que nos pareció el paraíso. ¡Serendipia! ;) La playa de Omis es una maravilla, una cala enmarcada en vegetación, con aguas cristalinas y una paz mágica (ya podéis ver en la foto la poquísima gente que había). Disfrutamos una barbaridad :)



Al caer la tarde nos fuimos ya para Split, nos instalamos en el hotel y nos fuimos a pasear por la zona del paseo marítimo, donde siempre había mucha animación por la noche.

 DÍA 7: VISITA A SPLIT

Split es la principal ciudad de la región de Dalmacia y la segunda ciudad más poblada del país, después de Zagreb. Tiene un encanto propio y es muy bonita, sin duda merece la pena incluirla en vuestra ruta. 
Visita obligada es el Palacio de Diocleciano (s.III – IV d.C) en el centro antiguo de la ciudad. Fue mandado construir por el emperador romano, cuando se retiró de la vida política, para pasar sus últimos años de vida.  El palacio es una combinación de las características de una lujosa villa con las de un campamento militar, pues se encuentra amurallado, y acoge el mausoleo de Diocleciano. El monumento se encuentra muy bien conservado y es espectacular. Por la noche hay también mucha animación. Frente a la Puerta de Oro, no olvidéis tocar el pie de la escultura del obispo de Gregorio de Nin, a la que miles de turistas ya le han sacado brillo. ¡Dicen que trae buena suerte! Después de la visita podéis salir por la puerta que da a la calle Hrvojeva y os encontraréis con el mercado de frutas y verduras, donde podréis comprar fruta para picotear mientras paseáis. 

La calle Marmontova es la vía principal de la ciudad y es donde se encuentran todas las tiendas y, también, el mercado de pescado. Si queréis tener una vista panorámica de la ciudad, tenéis que visitar el parque Marjan, al que se llega tras un paseo de 10 minutos subiendo escaleras. 

SPLIT: información útil

  • ¿Dónde aparcar? En nuestro hotel nos recomendaron un parking que salía muy bien de precio (100 kuna/día). Os dejo este mapa donde están marcados todos los garajes públicos (nosotros dejamos el coche en el que se llama Drazanac).
  • ¿Dónde dormir? Nos alojamos en el hotel Riva Luxury Rooms, nos pareció fantástico: la habitación preciosa, la ubicación muy céntrica y la atención del personal del hotel de las mejores que he visto (preguntad por Petra, ¡un encanto!). 
    • Importante: el hotel tiene dos edificios diferentes, uno en la calle Bana Josipa Jelačića y el otro, donde estuvimos nosotros, en la calle Sinjska. El problema es que booking, donde reservamos, sólo les deja a los hoteles poner una dirección en la web. Así que al llegar, fuimos al edificio equivocado. No obstante Petra nos vino a buscar y nos acompañó al otro edificio. Por eso, para evitar errores, pedid la dirección antes de ir. 
  • ¿Dónde comer? Le preguntamos a Petra que nos recomendara un sitio que no fuera para guiris, sino restaurantes donde también fuera la gente local. Nos recomendó la calle Sperun, llena de restaurantes y muy cerca del paseo marítimo. Nosotros íbamos siempre a ahí. También nos recomendó el restaurante Konoba Marjan pero fue imposible ir, estaba todo reservado las dos noches que estuvimos (llamad para reservar con antelación si queréis ir). 
  • Webs útiles: lacroacia.es (historia y sitios que visitar) y visitsplit (eventos, rutas, dónde comer, etc.).


 DÍA 8: EXCURSIÓN A TROGIR Y VUELTA A BCN

El último día, como nuestro vuelo no salía hasta la tarde, aprovechamos para hacer una escapada a Trogir, una ciudad con puerto construida en una pequeña isla (a la que se llega por un puente, no hace falta ferry). El centro medieval de la ciudad, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está amurallado y es muy bonito para pasear. Entre los lugares más destacados están: la fortaleza de Camarlengo, el palacio ducal, la catedral de San Lorenzo y la plaza principal.


……………….….…………………. CONSEJOS ………………………………….….

 Hay pocas playas de arena en Croacia, casi todas son de piedra, por lo que resulta difícil caminar y muy fácil resbalar cuando entras en el agua. Así pues, imprescindible llevarse calzado para el agua (en Decathlon encontrarás estos muy baratos). 

Muchas tiendas y restaurantes sólo aceptan efectivo (1,00 EUR = 7,46 HRK).

Aparcar, misión imposible. Si os movéis por las zonas turísticas, tened en cuenta que el aparcamiento gratis es casi imposible y los parkings acostumbran a ser caros. Así pues, os recomiendo:
  • Elegid hoteles que incluyan parking gratuito o que tengan un precio por día razonable.
  • Pensad si vais a necesitar el coche todos los días que estéis allí. Nosotros, por ejemplo, recogimos el coche en el aeropuerto al llegar, lo aparcamos en Dubrovnik en el parking del hotel y ya no lo movimos de ahí en tres días. Ir hasta el centro de Dubrovnik en coche era impensable pues aparcar ahí es, como he dicho, imposible o muy caro, así que cogíamos el bus que había delante del hotel y que nos dejaba en la misma entrada del casco antiguo (¡súper cómodo! y además el bus funciona durante toda la noche). Por lo que, desde la experiencia, ahora igual hubiéramos alquilado el coche a partir del cuarto día, cuando empezamos la ruta, y no desde el primer día de llegada. 

Respecto a las playas, si vais en agosto, decidid qué valoráis más: estar tranquilos y disfrutar sin agobios del sitio (el ejemplo de Omis) o estar en los sitios que todas las guías recomiendan pero que implican madrugar para encontrar sitio y estar más apretujados (Zlatni Rat, Banje, etc.).

¡Espero que el post os haya resultado útil! Si os han quedado dudas, preguntadme sin problemas ;) 
Y vosotr@s, ¿habéis estado en Croacia? ¡Contadme!


Lee el post original

¡Una semana en Croacia!: nuestra ruta y consejos útiles.

Este agosto, Mr.Guala y yo nos hemos ido de vacaciones a Croacia, un país que hacía tiempo que estaba en mi lista de destinos por visitar. Ha sido una semana increíble, así que no podía faltar un post para compartirlo con vosotr@s ;) Cuando planeamos el viaje, lo hicimos con la premisa de que queríamos hacer turismo pero al mismo tiempo descansar. Así pues, alternamos los días de “pateo” visitando ciudades, con días de relax y desconexión en playitas. Para nosotros, ¡la combinación perfecta! 

El post es larguito, pero he querido incluir toda la información que a mí me ha resultado útil en el viaje y también aquellas cosas que me hubiera gustado que alguien me advirtiera antes de ir. ¡Espero que os sea útil! Aquí va toda la información ;)


………………………… RUTA …………………………


 DÍA 1: LLEGADA A DUBROVNIK

Dubrovnik fue la ciudad que más nos gustó de todo el viaje. Es realmente preciosa y de hecho está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UnescoEstá rodeada de murallas y fortificaciones y se extiende desde las laderas de la montaña de San Sergio hasta la misma orilla del Mar Adriático. La mejor manera de apreciar la ciudad antigua es recorriendo sus murallas, que ofrecen una preciosa visión de todos los tejados naranjas, del mar y de la isla de Lokrum.  
El acceso a la muralla cuesta 120 kuna y el recorrido se puede hacer en 1 hora o quizás más, dependiendo del tiempo que perdáis haciendo fotos y contemplando las vistas. Os recomiendo evitar las horas de más sol o puede ser agónico ;p A lo largo del recorrido os encontraréis un par de bares, nosotros nos paramos a tomar un helado en el que está justo en frente de la isla de Lokrum y ¡menudas vistas! Merece la pena :)


Si entramos a la ciudad antigua por la puerta de Pile, nada más entrar nos encontramos la fuente de San Onofrio y el monasterio Franciscano, que alberga la farmacia más antigua de Europa. Nos hallamos en Stradun, la calle principal, llena de tiendas de souvenirs. Si la recorremos nos conducirá hasta la torre del Reloj, donde se concentran la mayor parte de monumentos: la iglesia de San Blas, el Palacio del Rector, el Monasterio Dominico y la Catedral de Dubrovnik. El centro es pequeño, así que os recomiendo perderos deambulando tranquilamente por las callejuelas. Es un paseo muy agradable. 

Para los forofos de “Juego de Tronos”, se ofrecen también visitas guiadas por los escenarios donde, en 2011, Dubrovnik se convirtió en Desembarco del Rey y se rodaron escenas tan famosas como el paseo de la vergüenza de Cersei Lannister desnuda.

A tan solo 5 minutos de la ciudad antigua, se encuentra la playa de Banje. Es una playa bonita y cómoda por su proximidad, pero la parte gratuita es muy pequeña y, si quieres encontrar sitio en agosto, tienes que madrugar. Por eso nosotros la evitamos y preferimos quedarnos en el Coral Beach Club. 

DUBROVNIK: Información útil
  • Transporte:
    • Avión (2h 10min)→ Vueling, Barcelona 6:55h – Dubrovnik 9:05h.
    • En el aeropuerto recogimos el coche que habíamos alquilado con FLEET. Del aeropuerto al centro de la ciudad se tarda sólo 20 min.
      • La compañía de autobuses Atlas también comunica el aeropuerto con Dubrovnik. El precio es de 40 kuna ida y 70 kuna ida y vuelta, y realiza dos paradas: en Pile Gate (junto a la muralla de la ciudad antigua) y en la estación central de autobuses de Gruz.
    • El autobús en Dubrovnik cuesta 15 Kuna, si lo compras directamente en el bus, o 12 kuna, si lo compras por adelantado en los kioskos o en las oficinas de Libertas. 
  • ¿Dónde dormir?
    • Hotel Tirena → ¡Estuvimos genial! Es cierto que no está en el centro, pero justo en frente del hotel está la parada de bus (nº 6) que te deja en la misma entrada del casco antiguo (Parada: Pile Gate) y tiene también parking gratuito (muy pequeñito, eso sí). Tanto la piscina como la habitación y el desayuno estaban muy bien. Junto a la recepción hay un punto de información muy útil donde hablan además español. Cerca del hotel hay una mini zona comercial que, aunque sea muy guiri, tienen un par de colmados pequeñitos que siempre vienen bien. Única pega: el wifi no funcionaba muy bien.
  • ¿Dónde comimos?
    • Klarisa Restaurant: Se encuentra en la entrada de la muralla. Tiene un patio interior espectacular y, aunque la comida nos pareció normal, cenar con música (cada noche hay concierto de jazz en vivo) fue mágico. 
    • Restaurant Domino: La ubicación es muy bonita, en una plaza tranquila y acogedora, más alejada del bullicio de otras calles. Los camareros fueron muy atentos. No es de los más económicos pero se come muy bien, nosotros optamos por marisco y pescado. 
    • Si queréis ajustar el presupuesto, tened en cuenta que lo que normalmente dispara más la cuenta es el vino. A todos los restaurantes que fuimos, el vino de la casa costaba siempre 140 kuna/20€ (eso sí, de 1 litro, ¡para salir bailando del restaurante! jejeje)
    • En la Old City nos sorprendió que hay un restaurante cada dos pasos y todos tienen terraza, por lo cual pasear por ciertas calles supone sortear mesas. ¡Tendréis mil restaurantes dónde elegir! 


 DÍA 2: RELAX EN LA PLAYITA


Pasamos el día en el Coral Beach Club, a 5 min de nuestro hotel. Una playa privada con hamacas de madera, sombrillas, servicio de camareros en las tumbonas, bar, música y con una zona también más exclusiva con tumbonas dobles con dosel para parejas y sofás para grupos. ¡Estuvimos genial! 

(Foto derecha,  aquí).

 DÍA 3: ¡SEGUIMOS DE RELAX! ;P

Ese día hizo mal tiempo, lo que nos limitó un poco. Piscina y paseo por Dubrovnik.

Los tres días que  estuvimos en Dubrovnik cenamos en la Old City y nos sorprendió la vida nocturna que tiene la ciudad. Cada verano (de mediados de julio a finales de agosto), tiene lugar el Dubrovnik Summer Festival, cuya variada programación incluye: conciertos, obras de teatro, exposiciones, etc. En los días que estuvimos en Dubrovnik, vimos una obra de teatro y dos conciertos, uno de jazz y otro con un dj. Así que si vais en estas fechas, ¡os espera alguna sorpresa seguro!

 DÍA 4: VISITA A STON Y LLEGADA A MAKARSKA

De camino a Makarska, a 54 km de Dubrovnik, se encuentra el pequeño pueblo de Ston, ¡una joyita! Imprescindible hacer el recorrido por su muralla medieval (40 kuna), la más larga de Europa, desde dónde se ven unas vistas preciosas (ojo, llevad calzado cómodo). Ston también es conocida por las salinas y su maricultura, especialmente de ostras


STON: información útil

  • El parking es de pago y cuesta 5 kuna/h, el ticket se paga en el kiosko de periódicos que hay justo en frente del aparcamiento. 
  • ¿Dónde comimos? Tanto la gente local a la que preguntamos, como las webs que consulté recomendaban el restaurante Stagnum. Tiene un patio interior muy acogedor y pedimos mejillones (preparados con pan rallado, ajo, vino y plantas de la zona) y ostras, que estaban muy ricas ( ¡y económicas!, 8 kuna/ud, foto arriba). La pega: son muy lentos.  

Después de visitar Ston, seguimos con la ruta. De Dubrovnik a Makarska se pasa por dos peajes, el primero a 23 min de Makarska (27 kuna) y, poco después, el segundo (20 kuna).  
Makarska nos decepcionó un poquito. Es cierto que veníamos de una ciudad como Dubrovnik, con mucho encanto y personalidad, y quizás por eso el contraste fue peor. La zona de la bahía era agobiante de gente (muy guiri) y, en general, no le vimos el encanto de las otras ciudades que visitamos.


MAKARSKA: información útil

  • ¿Qué visitar? En el casco histórico, se puede visitar el Convento Franciscano de la Santa Cruz y el pequeño museo de conchas que alberga su claustro. La Parroquia de San Marcos se halla en la plaza principal, donde hicieron un concierto de rock gratuito una de las noches que estuvimos allí (foto derecha, abajo). Como os comentaba antes, ¡atentos a la vida cultural de Croacia en verano! :) Por otro lado, para l@s más montañer@s, podéis visitar el parque natural Biokovo, donde desde la cima de la montaña se puede divisar toda Makarska y las islas circundantes. Nosotros no lo visitamos, pues optamos por la playa. 
  • ¿Dónde dormimos? Nos alojamos en el hotel Villa Riva. Su ubicación era fantástica, justo en el centro de la ciudad, y contaba además con un parking propio gratuito (¡todo un alivio!). El desayuno era en la pizzeria Centrum y estaba genial, muy completo. No obstante, para ser un 4 estrellas, esperábamos más (creo que tuvimos mala suerte con la habitación que nos tocó, pues otras que he visto en la web parecían mejores). Quien opte por alojarse ahí, que tenga en cuenta que las llaves se recogen en la agencia de viajes que hay justo en frente de la pizzeria Centrum (había una recepción en el portal de al lado de nuestra habitación, pero nunca vimos a nadie…).  
  • ¿Dónde comer? La zona del puerto está llena de restaurantes muy turísticos, nosotros no acertamos con los que fuimos. Nos quedó pendiente ir a los restaurantes que la chica de la agencia nos recomendó: el Artalarga y el Konoba Kalalarga, que decía estaban muy bien (Ya me constaréis si vais ;)
  • Webs útiles: Makarska-info (qué ver, dónde comer, un poco de historia, etc.), lacroacia.es (historia y qué visitar). 

 DÍA 5: EXCURSIÓN A LA ISLA DE BRAC

Decidimos pasar el día en la isla de Brac e ir a visitar la playa de Zlatni Rat, situada en Bol y conocida como el cuerno de oro, por su forma alargada que se adentra en el mar (foto izq.). Habíamos leído que era una de las mejores playas del país. Nos pareció bonita, pero si has estado en Menorca, Formentera, etc. no te parecerá espectacular. Había mucha gente, pero en pleno agosto, era de esperar. Para ir cogimos el ferry y embarcamos el coche (una vez en Brac, llegar a la playa sin coche puede ser complicado). 

Volvimos con el ferry de las 20h. Como había que llegar con antelación, hicimos tiempo antes de embarcar bañándonos en una mini calita de rocas y agua cristalina que había a 5 min caminando del puerto (foto derecha). ¡Todo un feliz descubrimiento! :)


FERRY: Información útil

  • Precio: 33 HRK (4,40€) por persona y trayecto y  160 HRK (21,36€) por trayecto para transportar el coche. En total, ida y vuelta con el coche, nos costó 62,78€. A parte, cuando alquilas el coche, si vas a coger algún ferry, te hacen pagar  en la agencia un seguro extra, si no recuerdo mal eran unos 15€.
  • El trayecto de Makarska a Sumartin, con la compañía Jadrolinija, dura una hora y es muy bonito subir a la cubierta para ver la bahía de Makarska mientras el ferry se aleja. 
  • Horarios: sólo hay 5 salidas al día. (Este horario es válido del 1/7/16 al 4/9/16, por lo que podría variar fuera de estas fechas, aún así os puede orientar sobre la frecuencia).  
    • De Makarska a Sumartin: a las 8h, 11h, 14:30h, 18h y 21h. 
    • De Sumartin a Makarska: a las 6h, 9:30h, 13h, 16:30 y 20h. 
  • Si tenéis pensado embarcar el coche, tened en cuenta que tenéis que estar ahí con mucha antelación ya que comprar el billete no te reserva la plaza (¡absurdo, sí!). Hay un límite de 25 plazas y una vez se llena, te puedes quedar fuera con el billete en la mano y cara de pringad@. Así que nosotros madrugamos, dejamos el coche aparcado en la fila y nos fuimos a desayunar para hacer tiempo. La chica de la compañía nos aconsejó que si embarcábamos a las 8h, estuviéramos ahí a las 7h, y si embarcábamos a las 11h, estuviéramos a las 9h. La taquilla para comprar los billetes abre a las 7h.
 DÍA 6: EL PARAÍSO ESTÁ EN OMIS Y LLEGADA A SPLIT
Dejamos Makarska y nos fuimos a Split, a sólo una horita de distancia. Hacer la ruta por la costa es muy ameno porque disfrutas todo el camino de una paisaje precioso. La costa dálmata está salpicada de islas alargadas y frondosas cuya visión te acompaña todo el camino. Yendo a Split, quisimos hacer una parada en la playa de Promajna, pero renunciamos por lo abarrotadísima que estaba. Así que cuando ya nos habíamos resignado a no disfrutar de un día de playa, vimos desde el coche una calita que nos pareció el paraíso. ¡Serendipia! ;) La playa de Omis es una maravilla, una cala enmarcada en vegetación, con aguas cristalinas y una paz mágica (ya podéis ver en la foto la poquísima gente que había). Disfrutamos una barbaridad :)



Al caer la tarde nos fuimos ya para Split, nos instalamos en el hotel y nos fuimos a pasear por la zona del paseo marítimo, donde siempre había mucha animación por la noche.

 DÍA 7: VISITA A SPLIT

Split es la principal ciudad de la región de Dalmacia y la segunda ciudad más poblada del país, después de Zagreb. Tiene un encanto propio y es muy bonita, sin duda merece la pena incluirla en vuestra ruta. 
Visita obligada es el Palacio de Diocleciano (s.III – IV d.C) en el centro antiguo de la ciudad. Fue mandado construir por el emperador romano, cuando se retiró de la vida política, para pasar sus últimos años de vida.  El palacio es una combinación de las características de una lujosa villa con las de un campamento militar, pues se encuentra amurallado, y acoge el mausoleo de Diocleciano. El monumento se encuentra muy bien conservado y es espectacular. Por la noche hay también mucha animación. Frente a la Puerta de Oro, no olvidéis tocar el pie de la escultura del obispo de Gregorio de Nin, a la que miles de turistas ya le han sacado brillo. ¡Dicen que trae buena suerte! Después de la visita podéis salir por la puerta que da a la calle Hrvojeva y os encontraréis con el mercado de frutas y verduras, donde podréis comprar fruta para picotear mientras paseáis. 

La calle Marmontova es la vía principal de la ciudad y es donde se encuentran todas las tiendas y, también, el mercado de pescado. Si queréis tener una vista panorámica de la ciudad, tenéis que visitar el parque Marjan, al que se llega tras un paseo de 10 minutos subiendo escaleras. 

SPLIT: información útil

  • ¿Dónde aparcar? En nuestro hotel nos recomendaron un parking que salía muy bien de precio (100 kuna/día). Os dejo este mapa donde están marcados todos los garajes públicos (nosotros dejamos el coche en el que se llama Drazanac).
  • ¿Dónde dormir? Nos alojamos en el hotel Riva Luxury Rooms, nos pareció fantástico: la habitación preciosa, la ubicación muy céntrica y la atención del personal del hotel de las mejores que he visto (preguntad por Petra, ¡un encanto!). 
    • Importante: el hotel tiene dos edificios diferentes, uno en la calle Bana Josipa Jelačića y el otro, donde estuvimos nosotros, en la calle Sinjska. El problema es que booking, donde reservamos, sólo les deja a los hoteles poner una dirección en la web. Así que al llegar, fuimos al edificio equivocado. No obstante Petra nos vino a buscar y nos acompañó al otro edificio. Por eso, para evitar errores, pedid la dirección antes de ir. 
  • ¿Dónde comer? Le preguntamos a Petra que nos recomendara un sitio que no fuera para guiris, sino restaurantes donde también fuera la gente local. Nos recomendó la calle Sperun, llena de restaurantes y muy cerca del paseo marítimo. Nosotros íbamos siempre a ahí. También nos recomendó el restaurante Konoba Marjan pero fue imposible ir, estaba todo reservado las dos noches que estuvimos (llamad para reservar con antelación si queréis ir). 
  • Webs útiles: lacroacia.es (historia y sitios que visitar) y visitsplit (eventos, rutas, dónde comer, etc.).


 DÍA 8: EXCURSIÓN A TROGIR Y VUELTA A BCN

El último día, como nuestro vuelo no salía hasta la tarde, aprovechamos para hacer una escapada a Trogir, una ciudad con puerto construida en una pequeña isla (a la que se llega por un puente, no hace falta ferry). El centro medieval de la ciudad, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está amurallado y es muy bonito para pasear. Entre los lugares más destacados están: la fortaleza de Camarlengo, el palacio ducal, la catedral de San Lorenzo y la plaza principal.


……………….….…………………. CONSEJOS ………………………………….….

 Hay pocas playas de arena en Croacia, casi todas son de piedra, por lo que resulta difícil caminar y muy fácil resbalar cuando entras en el agua. Así pues, imprescindible llevarse calzado para el agua (en Decathlon encontrarás estos muy baratos). 

Muchas tiendas y restaurantes sólo aceptan efectivo (1,00 EUR = 7,46 HRK).

Aparcar, misión imposible. Si os movéis por las zonas turísticas, tened en cuenta que el aparcamiento gratis es casi imposible y los parkings acostumbran a ser caros. Así pues, os recomiendo:
  • Elegid hoteles que incluyan parking gratuito o que tengan un precio por día razonable.
  • Pensad si vais a necesitar el coche todos los días que estéis allí. Nosotros, por ejemplo, recogimos el coche en el aeropuerto al llegar, lo aparcamos en Dubrovnik en el parking del hotel y ya no lo movimos de ahí en tres días. Ir hasta el centro de Dubrovnik en coche era impensable pues aparcar ahí es, como he dicho, imposible o muy caro, así que cogíamos el bus que había delante del hotel y que nos dejaba en la misma entrada del casco antiguo (¡súper cómodo! y además el bus funciona durante toda la noche). Por lo que, desde la experiencia, ahora igual hubiéramos alquilado el coche a partir del cuarto día, cuando empezamos la ruta, y no desde el primer día de llegada. 

Respecto a las playas, si vais en agosto, decidid qué valoráis más: estar tranquilos y disfrutar sin agobios del sitio (el ejemplo de Omis) o estar en los sitios que todas las guías recomiendan pero que implican madrugar para encontrar sitio y estar más apretujados (Zlatni Rat, Banje, etc.).

¡Espero que el post os haya resultado útil! Si os han quedado dudas, preguntadme sin problemas ;) 
Y vosotr@s, ¿habéis estado en Croacia? ¡Contadme!


Lee el post original

HAZ TU LLAVERO CON FORMA DE BUHO (Owls keyrings)

Hola a tod@s

Hace unos meses, cuando estaba de vaciones, paseando por la ciudad de Dubrovnik (Croacia), me encontré en un escaparate con unos pequeños buhos muy simpáticos. Nada más que llegué a España me propuse hacer unos iguales o muy parecidos y de esta manera nacieron estos llaveros. Si quieres hacerte uno, no tienes más que hacer click en la foto y ésta te llevará directamente al tutorial que hace unos meses puse en mi blog “Las cositas de Lucilú”

Hello everyone

A few months ago, when I was on holidays in Croatia, while I was walking about in Dubrovnik, I found myself in front of a shopwindow amazed with very cute little owls.

When I arrived back to Spain, I thought I could do the same or very similar owls and thats how these keyrings were born.

If you want to create one, all you have to do is click on top of the photo, and this will take you directly to the tutorial, that I put in my blog “Las cositas de Lucilú”, a few months ago.


Que paseis un gran día
Have a great day

Lee el post original