Placemats1

Manteles individuales de trapillo

Tengo unos manteles individuales nuevos, y han sido muy sencillos de hacer 🙂

Llevaba un tiempo con este diy en mente.. y cómo me pasa con algunas cosas, lo iba dejando. Hasta que el viernes pasado, aprovechando el finde, me cogí el ovillo de trapillo, la aguja del 10, y me monté en el coche rumbo a Denia.

Desde Valencia es un viaje corto, así que al llegar ya tenía el primer mantelito.

El segundo lo hice en la playa 🙂

Te pongo el patrón, pero son muy sencillos de hacer.
  1. Primera vuelta. Anillo mágico de 6 puntos, y cerramos el último con un punto raso.
  2. Segunda vuelta. Dos cadenetas en el primer punto , un punto medio alto en el mismo punto, dos puntos medio altos en cada punto siguiente (tendremos 12, siendo el primero las dos cadenetas). Cerramos con un punto raso.
  3. Tercera vuelta. Dos cadenetas en el primer punto, dos puntos medio altos en el punto siguiente, un punto medio alto en la siguiente, dos puntos medio altos en el siguiente, así continuamos hasta  dos puntos medio altos en el último punto y cerramos con un punto raso.
  4. Cuarta vuelta. Igual que la anterior.
  5. Quinta vuelta. Igual que la anterior.
  6. Sexta vuelta. En esta vuelta añadimos un punto entre los dobles, quedando dos cadenetas en el primer punto, un punto medio alto en la siguiente, dos puntos medio altos en el punto siguiente, un punto medio alto en los dos siguientes, dos puntos medio altos en el siguiente, así continuamos hasta  dos puntos medio altos en el último punto y cerramos con un punto raso.
  7. Séptima vuelta. En esta última vuelta añadimos un punto más entre los dobles, quedando dos cadenetas en el primer punto, un punto medio alto en las dos siguiente, dos puntos medio altos en el punto siguiente, un punto medio alto en los tres siguientes, dos puntos medio altos en el siguiente, así continuamos hasta  dos puntos medio altos en el último punto y cerramos con un punto raso. Escondemos el hilo por detrás.
No te asustes si al principio queda como muy abombado y parece más una cesta que un mantel. A medida que añadimos puntos se va aplanando.
Pero, si por el contrario, queda demasiado rizado, es porque con el trapillo que estamos usando no hace falta añadir tantos puntos, y podemos en la tercera vuelta añadir más puntos entre los dobles.
Estoy deseando hacer más en otros colores. Puede quedar una mesa preciosa y distinta cada vez!
Y tú, si te animas, ¿me lo enseñarás?
Paula

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *