perchero-macrame-portada

DIY: PERCHERO DE #MACRAME

Hace ya un par de meses, publicaba para la revista El Mueble un DIY muy especial: un perchero de macramé de lo más lowcost y con un diseño sencillo, pero que queda genial en casi cualquier espacio. Chicas (y chicos! Que sé que alguno anda por ahí!) el macramé está de vuelta y a mi me encanta. Ya sabéis, de esas tendencias que son amor a primera vista y no puedes dejar de seguirlas.
Llevo ya meses con el macramé entre manos, y lo cierto es que me resultó complicado encontrar a alguien que me pudiera enseñar. De pequeña, con mi madre, recuerdo que trenzaba los nudos (allá por los 80´como muchas recordaréis era lo más, pero luego pasó a mejor vida! De hecho, recuerdo el típico macramé para colgar plantas en las terrazas como una “ranciada”…!!! Vueltas que da la vida, no??) y nos pasábamos horas con el tema. Engancha. Y mucho. Es sencillo, requiere concentración (pero la justa), te hacer desconectar de las preocupaciones y además, cuando terminas, te sientes feliz de haber sido capaz de hacer algo bonito, DIY (y baratito!) para casa.
Resumiendo! Que estoy “inlove” con esta técnica. Jajaja!
Os dejo las fotos de la versión-B del tutorial que salió en su día en El Mueble.
Si queréis echar un vistazo al original podéis hacerlo aquí!

Al final del post, los nudos (sencillos, fijaros en el GIF) que he utilizado).
Animaros, porque os encantará 🙂
Feliz lunes!
Coralia.
Psss, psssss!!! Y si no se os ocurre dónde colgar este perchero, ahí van unas cuantas ideas: en la entrada de casa, en la cocina para dejar algún utensilio, colgar alguna planta, etc, en el dormitorio para descargar ropa, en el baño para dejar las mudas… Sigo???
Seguro que ya tenéis un rincón en mente 🙂
Creo que se entiende perfectamente la dinámica de los nudos viendo los GIFs, pero si tenéis dudas, dejadme un comentario y os las resuelvo.

Son tan sólo dos nudos diferentes, muy sencillos. Y lo único que necesitamos para este DIY de perchero de macramé es cuerda de algodón (pero si queréis probar con otras también queda genial) y un palo, si es madera de deriva mucho mejor (siempre queda más bonito con una madera que sea “especial” y nos transmita un recuerdo, por ejemplo, de ese día que nos lo llevamos de la playa). 
Pero si no tenéis palo playero a mano (que sería de lo más normal!), un los bazares encontraréis palos que os pueden venir bien (los de manualidades son perfectos, aunque si queréis uno más grande, los de las escobas van genial!! Ojo, qué glamour!! jajaja!).
Lo dicho… Animaros a probar! 🙂
···
Fotografía y estilismo: PetiteCandela

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *