diy-neceser

Diy: Neceser de viaje

¡Buenos días!
Como veo que se van acercando las vacaciones de Semana Santa os he preparado un par de tutoriales para que llevéis bien equipada la maleta.
El primero es lo más indispensable (al menos para mí) que llevamos en la maleta, el neceser. Y para hacer un neceser práctico y que os sea útil de verdad, he pensado que era mejor que lo hiciéramos con forro y acolchado para que con los golpes y vaivenes llegue todo el contenido sano y salvo a buen puerto.


¿Listos para hacer las maletas?
Los materiales que he utilizado los tenéis en la mercería online de Cobián. Para el relleno he utilizado boata (25 cm), que viene en láminas y es muy práctico en estos casos. 
Además vais a necesitar una cremallera rosa de 22 cm y un blister de telas de algodón con distintos estampados. 


Para empezar vamos a planchar las telas, que vienen muy doblada y, al ser algodón, se quedan muy marcadas. Y vamos a cortar las siguientes piezas:

  • Forro (tela lunares): Dos rectángulos de 22×28 cm
  • Boata: Dos rectángulos de 22×28 cm
  • Tela flores: Dos rectángulos de 15×28  cm
  • Tela azul: Dos rectágulos de 9×28 cm y cuatro cuadrados de 6×6 cm.

Lo primero que haremos será preparar la cremallera. Doblamos un lado de cada cuadrado azul a dos centímetros y colocamos uno bajo la cremallera y otro encima, de manera que al pasar un pespunte a 0,5 cm del borde nos queden fijos y cubran los extremos de la misma.


A continuación unimos las telas del exterior, la azul y la de flores.  Para ello las colocamos enfrentadas por la cara vista y cosemos a 1cm del borde, por el lado de los 28cm. Planchamos las costuras abiertas para que quede bien liso por el lado visto.


Y ahora toca poner la cremallera. Hay que ponerla con las dos partes del interior y con las dos partes del exterior. Vamos a empezar con el interior. Así que colocamos juntos un rectángulo de tela de lunares y otro de boata y sobre ellos la cremallera hacia arriba, casando el borde de la cremallera con el de la tela de 28 cm.

Cosemos separándonos lo que podamos de los dientes de la cremallera. Esto es para que no se pille con la tela al abrirla y cerrarla con el uso. De todas formas, una vez que estén cosidas las dos piezas del forro a la cremallera, podemos pasar un pespunte por el lado visto y fijar la tela, evitando así con más seguridad que no se vaya a atascar la cremallera al abrir el neceser.


Por dentro del estuche se verá así:


Y el otro lado de la cremallera, que irá tapado con la tela exterior queda ahora así:


Ahora para la tela exterior repetimos la operación pero esta vez, colocaremos la tela sobre la cremallera, en vez de debajo. Y ahora sí que usaremos un prensatelas de cremalleras para que nos quede un poco más cerca la tela de los dientes de la cremallera.


(¿Os interesa un post dedicado a las cremalleras? ¿Cómo ponerlas, diferentes cremalleras y tal? ¡Soy toda oídos!)

Una vez tenemos las cuatro piezas unidas por la cremallera, vamos a plancharlas para abrirlas bien. 


Ya planchadas colocamos enfrentados por sus delanteros, a un lado la parte exterior y a otro el forro. Las terminaciones azules que pusimos en la cremallera las vamos a sujetar hacia el lado del forro y lo que vamos a hacer ahora es coser todo el contorno dejando únicamente sin coser un espacio de unos 10 cm en la parte de abajo del forro con la boata. Es importante que antes de realizar este paso dejéis la cremallera abierta (!!!). Si se os olvida os costará mucho abrirla desde fuera para poder dar la vuelta a la labor. Como bien imaginaréis, me ha pasado 😉


Pero antes de darle la vuelta nos queda un pequeño paso. Vamos a doblar los laterales del fondo del neceser, tanto de la parte exterior como del forro. Formando los picos como en la foto, haremos un puntada que cruce a unos 3cm del pico y recortamos lo que sobre. Esto le dará forma al neceser para que tenga una base donde apoyar.


Ahora sí que podemos darle la vuelta y cerrar el tramos de 10cm que habíamos dejado en el forro con un puntada en la máquina de coser.


¿Qué os parece? La boata, además de proteger el contenido, le da forma al estuche y “rigidez” para que aguante de pie.
El siguiente tutorial para las vacaciones lo haremos con la tela que ha sobrado de este proyecto para que llevéis todo a juego en la maleta 😉


¿Muy pronto para pensar en las vacaciones? ¡Ya no queda nada! 

Espero que tengáis planes estupendos y si no que disfrutéis descansando un poco en casa 😉


¡Que paséis un feliz finde!

¡Besos! :)


Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *